Foro Oficial De La Banda Cinema Bizarre En Venezuela
 
ÍndiceRegistrarseConectarse
Enlazanos









Comparte | 
 

 Nuevas Tentaciones

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 5, 6, 7 ... 9, 10, 11  Siguiente
AutorMensaje
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Nuevas Tentaciones   Mar Mayo 26, 2009 4:58 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Pongo este fic aquí por que aunque salen los bizarros, no son los protagonistas.
Para las que no hayais leido nada mio antes, esta es la "tercera parte" de mi fic Tentación y Tentados que estan en la sección de fan fics de cb. Pero se puede leer perfectamente sin haberse leido antes esas dos.
Es como aparte. Se entiende todo.

En fin, ya me callo. Espero que os guste.

_____________________________________________________________________________


Capítulo 1: *** LA LLUVIA***( Vivi)





Su piel empapada por la lluvia se pegaba a la mía intensamente. Su olor, el olor a humedad y a su piel...Me hacían enloquecer. No podía creer estar viviendo aquello. Notaba el peso de su cuerpo sobre mí, moviéndose rítmicamente y jadeando. Yo intentaba mantener los ojos abiertos para verle la cara, pero las sensaciones que mis sentidos estaban experimentando no me lo permitían. Notaba mi corazón palpitar desbocado, las gotas de sudor que pasaban de su cuerpo al mío, y un enorme placer, que jamás antes había sentido mezclado con algo de dolor al notar su sexo dentro del mí, rozando la parte mas sensible de él y notando como mis pechos con mis pezones erizados, se apretaban contra su cuerpo, mandando pequeñas oleadas de placer de punta a punta de todo mi ser.
Hundió su cabeza en la almohada y profirió un pequeño grito al mismo tiempo que empujaba con mas fuerza. Aferré mis manos a su espalda apretándole con todas mis fuerzas y....

Para llegar a esa parte de la historia falta mucho.
............................
................................
........................................
..................................................
........................................................
................................................................

Me desperté al sonar el timbre y notar que alguien me tocaba el brazo. Entreabrí los ojos y era mi prima. Bostecé y me froté los ojos.

-¿Otra vez durmiendo? Te van a volver a expulsar ...Y si te expulsan de nuevo de clase será durante todo un mes.-me recordó.
-Ya..ya lo se.
-Pues no lo parece.-estaba muy seria.

Miró a su alrededor y luego volvió su mirada al suelo.

-Lo siento...Prometo no liarla mas. No voy a dejarte sola.-comenté poniéndome de puntillas y dándole un beso en la mejilla.

¿Quién era ella y por que le había dicho aquello?
Primero me presentaré. Soy Yulia Vivienne, una chica modosita, normalita, y bastante inteligente.
...........
..............
Empecemos de nuevo. Soy Yulia Vivienne, en ese momento tenía diecinueve años, pelo rubio con mechas fucsias, medía 1’65 (cosa que no ha cambiado) y a pesar de mi altura, tenía un buen cuerpo y era muy guapa. De ojos azules como mi madre y la estatura de mi padre. Y en cuanto a los estudios... Repetí un curso cuando era mas pequeña y aun así seguía siendo la peor de la clase. Puede también que influyese mi comportamiento un tanto... “diferente” al del resto.
Vivía con mis padres, Kristian y Sebastian. Si, dos hombres. Son mas conocidos como Kiro y Strify, dos de los componentes de el grupo Cinema Bizarre.
No soy adoptada, si no que por lo que sabía en aquel entonces, lo que me habían contado, era que mi verdadera madre no quería saber nada de mi. Por eso me han criado mis dos padres, de los cuales los dos se acostaron con ella a pesar de ser gays y he ahí el dilema. Para mi, mi madre era es y será Strify. No le gusta que le llamé mamá, aunque ya se a acostumbrado. ¿Quién era mi padre biológico? No lo sabía. Nunca me lo habían querido decir, ni yo saberlo. Prefería pensar que era hija de ambos.

En cuanto a mi prima, Irae, tenía dos años menos que yo, pero ella por el contrario a mi, la habían adelantado un curso. Era muy lista. Incluso la habían querido avanzar otro curso pero ella se negó. Tenía el pelo largo, liso y castaño hasta la cintura y llevaba flequillo. Su cara era la de un angelito. También tenía los ojos azules y una mirada dulce como ninguna. Era blanquita y su sonrisa cautivaba a cualquiera. Era idéntica a su padre, mi “tío” Shin, otro de los componentes de Cinema Bizarre, pero en morena en vez de rubia. El que si que era idéntico a él era Iván, el hermano gilipoyas de Irae. Pero de carácter Ira era la copia de su padre. O sea, realmente no era mi prima de sangre, pero siempre había considerado a Shin como a un tío, igual que a Yu y Romeo. Los componentes del grupo.

Era una chica muy tímida, emocionalmente inútil e ingenua. Vamos, lo que en una clase se suele llamar tonta y a la que la gente margina. Siempre había tenido problemas para integrarse. No se por que pero solía ser el centro de burlas y bromas pesadas. Desde la guardería había sido así. Y por eso yo, la defendía de todo y todos. La quería mucho. Era como una hermana para mi pero con la ventaja de no serlo. Es decir, si fuese mi hermana tendría que compartir todo, desde cosas materiales hasta el afecto de mis padres, y eso era algo que yo no toleraba. Lo mío era mío, de nadie mas. No compartía.
Si hubiese sido mi hermana de sangre seguramente la hubiese odiado por ese simple echo, pero al no serlo, la quería mas que a nada. Y si me expulsaban de clase un mes significaba que tendría que aguantar un mes a los gilipoyas de clase.
Si mi amiga Eli hubiese ido a nuestra misma clase, no habría habido problema por que ella también la defendía, pero ella iba un curso por delante nuestro. Ella no había repetido.

-Vamos que llegaremos tarde a la clase de música.-me apresuró Ira.

Bufé. Odiaba la clase de música. ¿Por qué? Puede que convivir con dos músicos, y con un entorno rodeado de música sea la respuesta. Y no por que no me gustase o se me diese mal, al contrario, entendía bastante, o al menos muchísimo mas que la mayoría de mis compañeros. Bueno, la única que me superaba, pero como en todo lo relacionado con los estudios era mi prima. Así que me aburría muchísimo en esas clases.
Cuando entramos mi pesadez aumentó . Ya no quedaban sitios al final del aula. Así que nos teníamos que sentar en primera fila.

-Eso te pasa por dormirte en clase y salir la última...-murmuró mi primita.

La miré con cara de odio y ella desvió la mirada arrastrándome de la mano hasta dos asientos en primera fila.
Obviamente el profesor pidió a Irae que nos deleitase con una de sus composiciones al piano.
Si, ella tocaba el piano. Desde pequeña se apasionó por este instrumento. Por lo visto un antiguo componente del grupo de mis padres, Luminor, le regaló su primer teclado. Yo a penas me acordaba de él. O sea, si, por las fotos y por algunas cosas concretas, pero hacía muchos años que no teníamos contacto con él. No personal. Sabíamos que estaba en otro grupo que había montado él y que le iba bien junto con su novio, un tal Hackett.
Ella tocaba el piano y el violín. Yo en cambio tocaba la guitarra y no por que me entusiasmase, si no por que mi tío Yu la tocaba... Y bueno...él... Lo adoraba. Estaba enamorada..... A pesar de la gran diferencia de edad, me encantaba. Desde pequeña moría por él. Y su forma de tratarme... Yo estaba segura que él también sentía algo por mi.
La melodía del piano dio pie a mas fantasías.

-Señorita Yulia, señorita Yulia. ¡¡Yulia Vivienne!!-gritó el profesor.

Di un salto en el asiento y presté atención de golpe.

-¿En que esta pensando? Si no presta mas atención la tendré que expulsar.

Otra vez esa palabra. Refunfuñé por lo bajo.

-Perdón señor Diermissen. Ya presto atención.
-Eso espero.

Irae retomó la melodía y el profesor sonrió ampliamente. Entonces escuché varias risitas desde el fondo y algún insulto que no me gustó nada hacia mi prima.
La pobre se puso nerviosa y se equivocó. Cerré los puños con fuerza. Había reconocido la voz así que no me hizo falta girarme para saber quien había sido.
Al terminar la clase Irae recogió sus cosas con rapidez. Sabía que si le decía lo que tenía pensado acer se pondría en contra y se enfadaría, así que no le comenté nada.

-¿No vienes?-preguntó.
-No... Esto... Ve tirando tú. Tengo que preguntar unas cosillas. A tí te estan esperando el largirucho, Hayley y tú padre.
-¿No vienes con nosotros? Luego tendrás que ir en bus.-me recordó.
-Tranquila. Ve.-insistí.
-Vale. Hasta mañana.
-Hasta mañana.

Guardé entonces mis cosas y corrí tras de Michelle, una de las que se habían reido y metido con Irae. Cuando la alcancé en las taquillas la empujé y le sujeté de un gran mechón de pelo haciendo que inclinase la cabeza.

-¡¡Ahh!!-se quejó.
-La proxima vez que utilices esa boca de zorra que tienes para meterte con mi familia, piénsa en que puede que termines con una boca mucho peor. De buzón.-sonreí.
-¡Ayuda!-gritó.

No había nadie mas allí así que no me preocupó. O eso pensé yo. De pronto alguien me agarró de la cintura y tiró de mi con fuerza separándome del suelo y de Michelle.

-¿Por que no te metes con alguien de tu tamaño?-inquirió una voz arrogante.

Cuando me soltó y le miré me topé con un chico de pelo negro y algo largo, por el cuello escalado y ojos verdes, mucho mas alto que yo y bastante fuerte.

-Por si estas ciego, ella es mas alta que yo.-la señalé.
-Por eso digo. Métete con los de parbularios.-dijo con sarcasmo.

Michelle se puso a reir.

-¡Tú ríete que te parto la boca!-gruñí.
-Deja de hacer el tonto y lárgate.-me exigió el tío ese.
-¡Que te jodan!-contesté.
-¿Cómo?
-Pues eso, que te jodan, que te den por culo, que te peten, que te follen. ¿Sigo?-dije con ironía.
-Anda y vete antes de que me cabree.-sugirió.
-¡Ja! ¡¡Que miedo!!-simulé temblar.

El muy cabrón me empujó haciéndome tambalear. Eso me enfureció mas. Conté hasta tres, no para tranquilizarme si no para coger fuerza, y arremetí contra él.. Yo era bajita pero con mala leche. Como no se lo esperaba perdió el equilibrio y yo aprobeché para meterle un puñetazo.
Michelle gritó y salió corriendo. Y yo me separé al instante para esquivar algún posible golpe. Pero no, simplemente me miró sorprendido.

Me di la vuelta y comencé a caminar hacia la salida.

-¡Ah!-giré mi cabeza levemente- La proxima vez métete con alguien de tu tamaño.-me burlé.
Al llegar a la salida me di cuenta que llovía. Y de que manera. Sonreí complacida. Con mi movil marqué el número que deseaba y esperé a escuchar su voz.

-¿Sí?-respondió Romeo.
-¿Está el tío Yu?-le pregunté.
-Claro preciosa. Un momento.

Ellos dos también vivían juntos, pero no eran pareja. Eran amigos.

-Hola Yul. ¿Qué quieres?
-Es que está lloviendo... Y el tito Shin se ha ido ya... Y me tengo que volver sola a casa...
-Ahora mismo voy.

Colgué contenta y me apoyé contra la paret a esperar. Al momento apareció el mismo chico que antes y se apoyó a mi lado.

-¿Qué haces?-inquirí borde.
-¿Y tú?
-No te importa.
-Lo mismo digo.

Miré al suelo esperando que se marchase. Pero no. No tenía intencion alguna.

-¿Cómo te llamas?-preguntó.

Le ignoré.

-Con ese caracter seguro que estás mas sola que la una. Por eso te han dejado tirada hoy. ¿Verdad?

Aquello me rebentó. Pero justo apareció el coche de Yu. Comencé a bajar las escaleras hacia él pero el chico me sujetó de la mano.

-¡Eh! ¿Eres muda o que?

En un abrir y cerrar de ojos Yu había aparecido a nuestro lado y sujetó la muñeca al desconocido apretando con fuerza.
Los tres estábamos bajo la llubia pero el tiempo parecía haberse detenido.

-Deja a mi Yul en paz.

Sentí un escalofrío al escuchar aquello. El chico soltó mi mano y Yu pasó su brazo por encima de mis hombros llevándome hacia el coche.
Volver arriba Ir abajo

AutorMensaje
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Miér Jun 17, 2009 6:18 pm

Capítulo 80: ***FAVORES*** (Vivi)





Al final, hablar con mis padres no me había resultado tan difícil. Es decir, si, al principio no sabíamos como empezar, pero enseguida todo fluyó. Nos unían lazos demasiado fuertes.

-¿Vas a volver? –inquirió papá temeroso.
-No...Todavía...Tengo cosas que arreglar. Cosas importantes...
-¿Importantes?¿Cómo de importantes?
-Pues...-tragué saliva- Como un novio...-murmuré.

Ambos me miraron con la boca abierta.

-No me gustan las bromas Yulia.-me recordó papá.
-No bromeo... Quiero... Quiero que sepáis que hay cosas de este año que quiero dejar atrás, como la discográfica, como Krise...Pero Nix... Él es distinto...No es tan fácil dejarle...
-Pues yo te enseñaré Es tan sencillo como llamar y mandarlo a tomar por culo. ¿Me dejas a mi?-papá se había puesto en pié.

Mamá también se levantó y le sujetó del hombro.

-Es mayor para decidir con quien quiere estar...Mejor con uno de su edad...¿Por qué es de tu edad no?
-Si, si.-me apresuré a decir.
-Al menos no nos tenemos que preocupar de...-no terminó la frase.
-De Yu.-dijo papá apretando la mandíbula.
-¡Ei!-me quejé- No digáis eso... Aunque..Si... No tenéis que preocuparos mas por él... Es solo mi tío...

Los dos se sentaron algo mas relajados.

-Bien...Pues queremos conocerle.-insinuó mamá.
-¿Queremos?-inquirió papá.
-Si, QUEREMOS.-recalcó mirándole serio.
-Pues si tú lo dices...Queremos...-dijo a desgana mi padre.
-Si...algún día...Ya...ya veremos...-mencioné.
-¿Dónde vives? ¿Con quien? –se interesaron.
-Vivía con Kate...Mi manager... Pero justo antes de ayer me fui de su casa... Me enteré que ella fue la que cambió las cartas que os dejé..
-Esa hija de puta....-bramó papá- Se las verá conmigo... ¿De que cojones va? ¡Se estaba aprovechando de ti! ¡Te separó de nosotros!
-No...papá...La que se separó fui yo... Y ella aprovechó el momento...
-Es lo mismo. La demandaremos.
-¿Qué alegaréis? ¿Secuestro? Me fui por propia voluntad. Dejadme a mi con esto. Enserio...No os metáis...
-Pero...
-Respetadme...
-De acuerdo...-cedió mamá.
-Por mi parte no hay acuerdo.
-Papá...
-Ni papá ni nada. Mira Vivi, cuando te marchaste, cuando huiste de esa forma, me demostraste que no eres para nada madura, que no sabes nada de la vida... Que eres una niñata caprichosa... Yo..Nosotros lo hemos pasado muy mal...-comenzó.

Me callé de golpe. Escuché atentamente. Estaba diciéndome la verdad de lo que sentía, de lo que pensaba.

-Yulia.... No sabes el año de mierda que hemos pasado...
-Ya..Pero..la carta esa no era mía...
-Es igual... Aunque no hayas escrito eso, el resultado es que te marchaste sin decírnoslo a la cara... Nos abandonaste... Sabías que para nosotros eras lo mas importante del mundo... Joder Vivi... Hemos pasado por millones de cosas realmente jodidas... Pero la peor de mi vida no fue ni cuando casi me muero cuando me atropellaron...La peor de todas a sido este puto año...

Se me hizo un nudo en la garganta. Me sentía una mierda.

-Pero...Sabemos que no toda la culpa es tuya...Nosotros tenemos la mitad...Por mil razones... Así que...Esta vez...Si quieres empezar las cosas bien...Si quieres que intentemos ser una familia de nuevo....
-Si, si...-dije con un hilo de voz.
-Pues... Van a haber normas... Cosas que cambiar....

Claro, era obvio, lógico.

-Vale... Tenéis razón... Pero cuando arregle mis asuntos...
-Una semana.
-¿Qué?
-Que tienes una semana. Luego te quiero aquí. En casa, viviendo con nosotros de nuevo.
-Una semana... Bueno... Vale... Una semana. –acepté.

No quise hablarles de mi madre, de preguntarles por mi verdadera madre. No era el momento, pero era algo que no había olvidado.

Cuando me marché de casa me sentí mucho mas ligera, mas relajada. Otro asunto solucionado.
Me bajé del bus tres paradas antes para ir andando hasta el hotel. No había avisado a Nix de que me quedaba a dormir en casa de mis padres...Y no le había visto desde que se marchó enfadado...
Sentir el aire fresco me ayudó a serenarme. Tenía que pedirle perdón, y explicarle bien las cosas...Legar a un acuerdo...

Subí en el ascensor y no paré de tamborilear los dedos contra el espejo. Estaba demasiado nerviosa. ¿Qué Nix me encontraría en el cuarto?

Lo que no imaginaba es que no lo encontraría solo. Al abrir la puerta escuché gemidos...De Nix...De Nix y de alguien mas...caminé incrédula hacia dentro hasta que me paré a la punta debajo de la cama. Aquello no podía ser real. Michelle estaba montada sobre él, moviéndose rítmicamente, completamente desnuda.

Nix me miró pero no le cambió la expresión ni nada. Simplemente continuó con lo que hacía como si fuese lo mas normal del mundo. Mis pies parecían clavados en el suelo. No sabía que hacer. Quería irme pero por otro lado no era capaz de moverme. Cualquiera al ser descubierto así diría algo como “no es lo que parece” o cualquier excusa... Pero Nix...Nix no dijo nada hasta que no llegó al orgasmo. Entonces, sonrió y dijo:

-¿Ya has decidido volver?

Michelle sonrió y levantándose desnuda se metió en el baño.

-¡¡¿Qué es esto?!!-espeté.
-Pues esto es tu novio follándose a otra. ¿Alguna duda?
-Nix...¿Cómo....?
-¿Cómo he podido? ¡No me vengas con gilipoyeces! ¡No seas hipócrita! Te has marchado. ¿No volvías con tus papis? ¿Qué haces aquí?

No pude evitarlo y comencé a llorar, de rabia, impotencia, de dolor.

-Yo...
-Tú, tú, siempre tú. Date cuenta que no todo gira a tu alrededor. O estas segura de las cosas o las pierdes. ¿Creías que me quedaría tan tranquilo esperándote toda la puta noche hasta que decidieses aparecer? Vamos, ni siquiera me avisaste. Pues me traje a una amiga.

-¡¡Eres un hijo de puta!! ¡¡Como tu madre!!-grité.

Al momento me arrepentí y al verle venir corriendo hacia mi, hice lo mismo pero hacia la salida. Llegué al ascensor antes que él y las puertas se cerraron. En cuanto llegué a la calle me subí a un taxi y huí de allí.

Pero el destino me tenía un encuentro que jamás hubiese imaginado. Mientras el taxi estaba parado en un semáforo, alguien picó en el cristal de mi ventanilla. Me sequé las lágrimas con el dorso de la mano y miré a ver quien era.

La cara de Iván estaba allí. Frunció el ceño y me hizo señas para que bajase la ventana.

-¿Qué pasa Vivi?
-Nada que le interese a un mocoso.-respondí.
-Ya veo. ¿Quieres que hablemos?
-¿Por qué? Ni siquiera te caigo bien. Y me has intentado ahogar en la piscina.

Suspiró.

-Por eso mismo. Te lo debo. Va, que me siento culpable. Déjame compensarte. Que me has pillado en mi día de buen samaritano. Y además me aburro.
-Deberías estar en el colegio de curas.
-Ts.. y “estoy”. Hemos salido de “excursión” ¡Yuju!-miró hacia la acera donde había un grupo de adolescentes con un par de curas.
-Vamos, me harías un favor si nos escapamos un rato. Me aburro.
-Se supone que el que me debe un favor eres tú, no yo.-alegué.
-Bueno... Luego te deberé dos. ¿Si? Va prima.

Sin darme cuenta había dejado de llorar. Realmente no me haría mal pasar un rato con él. ¿No? Realmente había extrañado hasta a Iván.

-Señorita, el semáforo está cambiando. ¿Se baja o sigue?
-Me bajo.- saqué mi monedero y pagué.
-Buena decisión. –me tomó de la mano y nos marchamos corriendo de allí.
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Miér Jun 17, 2009 6:18 pm

Capítulo 81: ***EXTRAÑO*** (Iván)




Corrí agarrando con fuerza la mano de mi prima, esquivando a la gente. La verdad hacía tiempo que me quería hacer una escapadita, y esta era una buena oportunidad. Además, aun tenía que aclarar cosas con Vivi, y este era el momento.

De repente noté que ella tiraba hacia detrás, frenándome. La miré e iba medio asfixiada. Miré a mi alrededor y al ver que ya no habían ni curas ni compañeros, paré en seco y ella chocó contra mi espalda.

-¡Joder!...-jadeó doblándose- ...me...Casi...Casi...me....ahogo...-con la boca abierta cogía grandes bocanadas de aire.
- Jajajaja. Pensé que estarías en mejor forma. ¿No bailas?
-Si...Pe...pero...No...no entreno...para hacer...los cien metros libres. –estaba roja y se apoyaba con las manos en las rodillas.
-Jajajajajajaja. Que flojucha. Bueno...Mmmm. ¿Dónde vamos?
-No se...-se incorporó, ya no lloraba.
-¿Llevas dinero encima? ¿Tarjetas de crédito?
-Si...Tarjetas si.
-Bien, entonces la mejor opción es un hotel.

Alzó las cejas y me miró expectante.

-No es para lo que crees que es. Solo es para que hablemos. En mi casa no se puede, sabrían que me escapé, en la tuya tampoco por el mismo motivo y porque no siquiera si vives de nuevo con los tíos, y no tenemos mucho mas donde escoger.

No dijo nada, me continuó mirando raro.

-Joder Vivi, ¿por qué todos pensáis así de mi?
-¿Hace falta que te responda?
-Pues vale. Pero tu no eres mi tipo.-aclaré molesto- Mira, solo quería que hablásemos, pero visto lo visto, paso. Adiós.-di media vuelta y comencé a andar en sentido contrario sabiendo que me seguría..

Al momento la tenía a mi lado caminando con la cabeza agachada.

-Vamos... Todo en esta vida tiene solución.-pasé mi brazo sobre sus hombros y la apreté hacia mi- No te pongas triste...

La verdad que hasta aquel momento no me había fijado en lo mucho que la quería. Me dolía verla mal. Y eso que toda la vida me había “caído mal” por como trataba a mi hermana, pero por lo visto mi corazoncito también tenía un hueco para ella.

Entramos en el primer hotel por el que pasamos y ella reservó. No me pidieron el DNI ya que aparentaba los dieciocho. Era muchísimo mas alto que ella y además, era guapo. Combinación perfecta.
Al llegar a la habitación, me eché en la cama y sonreí.

-Esto si es un buen colchón y no la mierda del convento/infiero ese.
-¿Tan malo es?-se sentó a mi lado.
-Bah... No es tampoco del tercer mundo pero podría ser mejor por el dineral que pagan mis padres.
-Menuda suerte hemos tenido...-se dejó caer hacia detrás, quedando tumbada a mi lado, mirando al techo.
-Ya ves...Yo en un centro de locos...
-Y yo en hoteles...De hotel en hotel...
-No te quejes... Prefiero los hoteles.-comenté.
-Yo preferiría estar donde estas tú...Eso significa que se preocupan por ti...
-Ui si, se preocupan de que no les de mas dolores de cabeza.
-Sabes que no es solo eso...
-Ya...Pero no lo admitiré nunca.
-Lo se. Lo peor es saber que tenemos la culpa de lo que nos pasa...Que nos lo buscamos nosotros mismos...
-Eso ni lo menciones. Tú alega siempre que es culpa de los otros, principalmente de los padres. –bromeé.
-Esa táctica ya no funciona...no con esta edad.
-Ts, a mi aun si. Les hago sentir un poco mal. Y bueno. Al tema, ¿por qué llorabas?

Todo se quedó en silencio. No respondió. Giré la cabeza para observarla y una lágrima resbalaba por su mejilla.

-Esto...¿Qué pasa Vivi? Ei...

No soportaba ver llorar a las mujeres.

-Él...Él...Lo he encontrado...-comenzó- Lo he encontrado hace un rato....
-¿A quién?
-Nix...
-¿Nix?
-Mi...Mi novio...
-¿Y?
-Se...Se...Se estaba follando a otra...

Mudo me dejó. No me lo esperaba. Me incorporé para mirarla mejor y ella se tapó la cara con las manos.

-¿Estas segura? Mira que las mujeres sois... Vamos que os montáis pelis...
-Me...Me quedé plantada frente a la cama mirando.-aclaró y volvió a su llanto.
-Joder...¿Y te dijo algo? ¿Te fuiste al momento?
-Me...Me dijo que...que...que, que quería...Que... Se estaba tirando a otra por que no le llamé para...Para decirle que no dormiría en el hotel...con él...Que no pretendiese que me esperase....

Apreté la mandíbula. ¿Esos tíos existían enserio? Vale, yo no era el ideal de novio, pero no me ataba a nadie para no tener que dar explicaciones. Era libre y no hacía daño a nadie. O al menos para mi las cosas estaban claras.

-¿En que hotel está?-inquirí serio.

Se secó con las manos la cara y se sentó. Le temblaba la barbilla.

-No...No quiero que hagas nada...Además... ¿Porqué tendrías que hacerlo? –ya le costaba un poquito menos hablar- No se que hago aquí...Contándote esto...
-Pues por que somos familia. Me arrodillé frente a ella y acaricié su mejilla aun húmeda-Sabes, estás muy buena y eres guapísima. No entiendo como ese hijo de puta se ha fijado en otra.- declaré con sinceridad.
-No mientas...Antes dijiste que no era tu tipo...
-Es que.... Bueno, no volveré a decirte nunca lo buena que estas. Se supone que te odio, que nos odiamos. Mejor que siga siendo así. Hay cosas que es mejor no repetirlas. Enana.-sonreí y logré que lo hiciera ella también.
-Eres un imbécil...-me la devolvió.
-¿Perdón? ¿Qué dices? Es que desde aquí arriba no te escucho.- me metí con ella.
-¡¡Sabes hablar!! Eres un bebé superdotado.
-Eso de superdotado dalo por echo.-aproveché el doble sentido.
-¡Niñato!
-¡Malcriada!
-¡Estúpido!
-¡Payasa!

Me dio un empujón haciéndome caer hacia detrás, contra el suelo.

-¡Te has pasado!-me levanté riendo.

Vivi se arrastró por la cama intentando llegar al cabezal pero me lancé sobre ella y comencé a hacerle cosquillas. Pero todo el panorama cambió de pronto. Mejor dicho, cambió cuando me di cuenta en la postura que nos hallábamos. Ella bajo mi cuerpo y yo entre sus piernas, con nuestras caras a escasos centímetros.

Paré de golpe. Sin poder evitarlo me había excitado y ella lo notó. Miró entre nuestros cuerpos incrédula. Pensé que me metería una patada o algo y cerré los ojos para prepararme. En cambio, entrelazó sus brazos en mi cuello y unió sus labios a los míos. Cuando los noté la miré sin entender nada. Nos quedamos unos segundos mudos y luego ella deslizó una de sus manos por parte de mi espalda y luego la metió bajo mi camiseta... Me estremecí. ¿Debía pararla? Aquello era muy extraño. ¿Vivi y yo? ¿Yo y Vivi?
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Miér Jun 17, 2009 6:18 pm

Capítulo 82: ***TORBELLINO*** (Iván)



-¿Follamos o sigo sin ser tu tipo?-inquirió directamente.
-Eres mas que mi tipo.-pasé mi lengua por la comisura de su boca- ¿Estás segura de esto? Sabes que es por despecho... Y que yo lo haré por que estoy cachondo y hace un tiempo que no tengo sexo.-aclaré.
-Lo se. Lo se todo. Pero ahora solo quiero hacer esto. ¿Quieres o no?
-¿Tú que crees?- rocé mi entrepierna abultada en los pantalones entre sus piernas y ella sonrió.

Nunca hubiese imaginado tirarme a mi “prima”. Ella, que iba de diva, que siempre iba de superior, en aquel momento estaba debajo de mi cuerpo, y en breves momentos estaría acostándome con ella.
Todas las chicas con las que había estado eran o niñas de mi edad o la profe. Nunca había estado con una...Bueno, digamos que jamás me había acostado con una tía que estuviese tan buena.

Me quité la camiseta con rapidez y ella se quitó su suéter. Sonreí ante lo que se me acababa de ocurrir. Salí de la cama y me quedé en pie mirándola.

-¿Qué pasa?
-No me apetece hacerlo en la cama. Demasiado clásico. Ven.

No se quejó. Se levantó y vino hacia mi. Con sus manos desabrochó mis pantalones, bajándolos, luego las pasó sobre mis boxes, haciéndome gemir.
Al mismo tiempo desabroché su sujetador, dejando su pechos a mi vista. Tracé un círculo con mi dedo en ellos y se le puso la piel de gallina.
Luego, bajé su ropa interior hasta quitársela, pero, sin quitarle la falda. La pegué a la pared, elevé su pierna con mi mano derecha y tras sacar mi miembro de mis boxes, lentamente lo introduje en su sexo, hasta sentirme dentro por completo. Entonces, la elevé del suelo, sujetándola con fuerza por sus muslos y ella asiéndose a mis hombros y comencé a embestir con todas mis fuerzas en su interior. Los gemidos de Vivi eran realmente altos. No se cortaba un pelo. Sus ojos estaban en blanco y su boca entreabierta. Sus labios...Su lengua...Me encantaban. No lo pensé dos veces, le comí la boca. Mi lengua jugueteó con la suya. Nuestros jadeos se hicieron mas costosos. Era complicado besarnos haciendo el amor en aquella postura, y realmente cansado. Muy cansado. Paré y salí de ella, depositándola de nuevo en pie. No la solté por completo ya que sus piernas temblaban y tardó unos segundos en mantenerse en pie por si sola. Acto seguido me senté en el suelo, apoyando mi espalda contra la pared y Vivi entendió el mensaje. Se sentó sobre mi miembro y ella misma llevó el ritmo. Aquello era la gloria. El placer inundaba mi cuerpo. Casi había olvidado lo bien que se sentía uno haciéndolo. Sus perfectos pechos quedaban a la altura de mi cara. La acerqué a ellos, besándolos, lamiéndolos, para luego sujetarlos con mis manos y jugar con ellos.

Mi prima sonrió, y aquello me hizo sentir mejor aun. Ya no lloraba, ya no tenía aquella expresión de tristeza y de odio. Había conseguido que dejase de pensar en sus problemas, en el cabronazo que tenía por novio. Ahora solo pensaba en el placer que yo le estaba proporcionando. Yo también sonreí y ella comenzó a moverse mas de prisa. Con mas ganas, con mas ímpetu. Su piel ardía, los dos sudábamos, y mi cuerpo sentía oleadas indescriptibles de placer, de gozo que me hacían jadear y gemir sin control.

Entonces se levantó y caminó de gatas por el suelo, alejándose de mi, con la malicia y el deseo de mas dibujado en la cara.

-¿Quieres jugar?-inquirí divertido.
-No, la verdad jugar no quiero.-respondió.

La imité y me acerqué a ella, pero se subió a la cama y pasó hacia el otro lado entre risitas.

-Te voy a coger y luego será peor...-le advertí.
-¿Peor?
-Si... Por que me vas a suplicar que te folle...
-¿De verdad?-arqueó las cejas- ¿Crees que un crío como tú me hará suplicarle?
-Dalo por echo.

Verla así, con tan solo la mini falda puesta, con el resto de su piel al descubierto, con la sensación de estar dentro de ella aun en mi...Me encendió si es posible mas.
Corrí y cuando la conseguí atrapar por una de sus muñecas, la abracé por la espalda y una de mis manos fue directamente a su sexo, comenzando así a acariciarlo con rapidez y precisión. Sus rodillas se doblaron y soltó un gritito que me hizo reír.

-Te lo advertí.-mencioné.

Su respiración volvió a agitarse y sus gemidos volvieron.

-Pa...pa...para...Qui...quiero que..aghhh...que...ugh...lo...hagam...
-¿Quieres correrte mientras lo hacemos eh?
-S...ahh...si...

Mis dedos se movían cada vez mas rápido. Sabía que pronto ella llegaría al orgasmo.

-I...Iv...
-Shh... Vamos...Termina...-le ordené.
-N...No...No...quiero...
-Jajajajaja.

Pero cuando noté que era el momento, saqué mis dedos de allí y ella se arrodilló en el suelo. Me miró sin entender y yo puse cara de loco.

-¿A que quieres mas?-pregunté.
-Si ...esperas que te suplique...-intentaba recobrar su aliento- ...lo llevas claro...

Y así, tal como estaba de rodillas, se puso frente a mi y asiendo mi sexo entre las manos comenzó a lamerlo. Me apoyé a la pared por que fue tal la avalancha de sensaciones que me sentí mareado unos segundos. Sus ojos me miraban de vez en cuando, cosa que me turbaba mas. Pero cuando estaba todo a punto de terminar, me hizo “jaque”. Me dejó con las ganas y se sentó sobre la cómoda. con las piernas abiertas.

-No pienso suplicarte nada. –esbozó una sonrisa triunfal.

No tuve que meditarlo. A grandes zancadas me acerqué a ella y con decisión volví a penetrarla.
Ambos terminamos al momento.

Tras media hora tumbados en la cama en silencio para reponer fuerzas, me sonó el estómago. Tenía hambre, no habíamos comido y eran ya las cinco de la tarde.
Ella se rió.

-¿Qué te hace tanta gracia?-inquirí.
-Tú. Espera.-se volvió hacia el teléfono y pulsó un solo número- Hola, si, quería pedir algo de comer. Si, un segundo- tapó el auricular y se dirigió a mi- ¿Qué te apetece?
-Mmmm... No se... pollo con patatas.
-Bien.-volvió a hablar al teléfono- Si, pollo con patatas fritas. Bien. Gracias.

Colgó y me miró atenta, estudiándome. Luego se vistió con rapidez.

-¿Qué? ¿Y tu no comes?
-No. Yo me voy.
-¿Te vas?
-Si.
-¿Por?
-Por que así tiene que ser. Esto ha estado genial Iván. Enserio, gracias. No sabes hasta que punto me has ayudado. No lo olvidaré.
-Olvidarme es imposible.-respondí sensual.

Meneó la cabeza y puso los ojos en blanco.

-Hablo en serio. Ahora tengo las cosas mucho mas claras.
-¿A si? ¿En respecto a que?
-Pues a ...Nix.

Bufé.

-Lo vas a mandar a tomar por culo. ¿No?
-No y si...
-¿A que te refieres?
-Nada...Cosas mías. Tú no te preocupes. Eso si, esto no se lo cuentes a nadie. Lo que hemos hecho esta tarde no ha pasado nunca. ¿Entendido?
-¡Entendido!-bromeé poniendo mi mano en mi frente como si fuese un soldado.
-Pues nos vemos... Que te vaya bien en el “convento”.-me sacó la lengua.
-Y a ti por ahí abajo. Intenta que no te pisen.
-¡Adiós!
-Bye!

Y así pasó, como un torbellino. Como era Vivi. Como era yo. Habíamos sido como dos huracanes que chocan y luego se alejan. Había estado genial. Una experiencia inolvidable. Y allí, estirando sobre las sábanas, completamente desnudo me eché a reír. Sin duda era el puto amo. Me lo había pasado de puta madre.
Volver arriba Ir abajo
nixita
Fanatic@
Fanatic@


Cantidad de envíos : 986
Fecha de inscripción : 24/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Miér Jun 17, 2009 7:38 pm

OKEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYY


IVAN Y VIVI?? VIVI E IVAN?? NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
SIGUELO KIRINAAAAAAAAAAAAAAAAA
Volver arriba Ir abajo
strify_cute_strify
Se Esta Viciando
Se Esta Viciando


Cantidad de envíos : 99
Fecha de inscripción : 27/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Jue Jun 18, 2009 12:54 pm

kirinaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
este super geniaaaaaaaaaal
sorry por no comentarte
antes pero no he dejado de
leer ni un solo capi me encanta
siguelooooooooooooooooooooo
ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh
jajajajajaja besitos cuidate y
gracias por escribir muack
Volver arriba Ir abajo
moebizarre
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 966
Edad : 25
Localización : GDL
Fecha de inscripción : 28/03/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Jue Jun 18, 2009 2:34 pm

changoss
esa si no me la esperaba...
pero q genial estubo..
jajaja..
luka..no te habia visto bien..como has crecido..
jujujuju
esos se piden x catalogo??
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Jue Jun 18, 2009 6:50 pm

Capítulo 83: ***ALGO LLAMADO “CELOS”*** (Ira)






En cuanto se tumbó a mi lado me abracé a él. Aquello parecía un sueño. Había sido...Perfecto... A pesar de la inmensa vergüenza que había pasado... No podía creer que Luca hubiese echo todo aquello. En cuanto vi la carroza las piernas me temblaron y noté como me ponía roja. Durante el camino no logré hablar ya que no sabía que decir. Solo le demostré que estaba dispuesta a llegar hasta el final.

Cuando en el hotel, noté a Luca dentro de mi, cuando palpé su espalda, su piel, cuando sentí su aliento en mi cuello... Creí soñar. En aquel instante Luca era mío, solo mío. Sus gemidos y jadeos me turbaban y al mismo tiempo me encantaban. Estaba así por mi.
Sus manos recorrían mis zonas mas erógenas, llenándome de placer, haciéndome enloquecer, queriendo no terminar nunca aquello...

¿De verdad era real todo?

Pero todo lo bueno termina...Y aquel momento también. Algo explotó dentro de mi, un placer que me dejó temblando, y al momento llegó Luca al orgasmo. Se tumbó a mi lado y yo directamente me abracé a él. No quería que se separase ni un milímetro.
Todo estaba en silencio...Solo se escuchaban nuestras respiraciones...

-Me quiero quedar aquí para siempre... –susurré.

Se apartó y me miró.

-¿Te a...?
-A sido perfecto...
-¿Seguro...?
-Si.- besé su cuello y mientras pasé mi mano por su brazo- Ha sido mas que perfecto... La verdad no me esperaba todo esto...-mis ojos veían estrellas por todas partes.
-Je je... Me alegro...
-¿Y a ti...?¿Te ha...?
-¡Claro!-se apresuró a responder- Me ha encantado. Yo nunca había experimentado esto...Y...¡Joder el sexo mola mas de lo que esperaba!
-¡Luca!
-¿Qué? Solo soy sincero... Ahora me va a ser mas difícil estar lejos de ti... Aunque cuando te pille... Tendré ganas acumuladas... Y ...Bueno, ahora hay que practicar para pillar experiencia ¿no?
-Me recuerdas a mi hermano.-farfullé levantándome de la cama.

Sentí algo de vértigo. Parecía estar de pié en el vacío.

-¿No hay baño?
-Claro.-palpó por la cama, por el suelo y al fin apretó el botón de un mando y unas luces iluminaron una puerta.
-No mires...-le pedí poniéndome de espaldas y caminando hacia el baño.
-No me puedes pedir eso...-le miré y sonreía.

Corrí hacia el baño y una vez dentro ajusté la puerta. Me miré en el espejo y rocé con mis dedos el morado de mi costado.
La verdad había tenido que apretar la mandíbula mas de una vez estando con Luca para evitar algún quejido para que no lo descubriese. No quería tener que darle explicaciones. Pero entonces, sin previo aviso entró allí.

-Cielo, ¿qué te parece si nos vamos a cenar después de du...?-sus ojos volaron directos a la zona lilácea- ¿Qué es eso?
-Nada...Me di un golpe y...
¿Quién te ha hecho eso?-ignoró mi poco creíble explicación.
-Soy muy torpe...Me golpeé sola...con..con..con la mesa.
-No me mientas. Para hacerte eso sola te has tenido que lanzar contra la mesa y con impulso. ¿A eso te dedicas? Lo dudo.
-Bah...No tiene importancia... Y sal...No me mires que me da vergüenza...-me volví dándole la espalda.- Cuando me haya duchado te aviso...
-Ira...-me sujetó del codo y yo le miré temerosa.

Esperé que insistiese, que gritase, que se enfadase por no quererle decir la verdad, pero no, solo suspiró y luego salió del baño.

Me sentí culpable por mentirle, pero era mejor así. Cuando terminé, volví con la toalla enrollada en mi cuerpo y el pelo mojado sobre mi espalda y me senté a su lado en la cama.

-Ya puedes ir.-anuncié.

Se incorporó y acarició mi mandíbula.

-Vuelvo enseguida. Vístete que iremos a cenar.-me dio un beso rápido en los labios y corrió a ducharse.

Tras estar ambos preparados, fuimos en taxi hasta el restaurante. La cena fue extraña. Me sentía distinta, le sentía diferente. Nos mirábamos y sonreíamos como tontos. Cené poco ya que no tenía hambre.
Y luego, de vuelta al hotel. Y de nuevo hicimos el amor. De nuevo me dejé llevar por sus manos, por su piel, por su olor.. Por mi Luca. Y al terminar, nos quedamos en la cama, entre las sábanas, repasando ligeramente nuestros cuerpos con los dedos.

-¿Sabes? He estado pensando algo...-comenté notando sus manos jugueteando con mis pechos- ...Luca, para un momento que me desconcentro.. le pedí.
-No te desconcentras, si no que te concentras en otra cosa..-deslizó su mano hasta mi cintura y me atrajo hacia si.
-Ei...No te vayas de tema...-intenté apartarle pero comenzó a besarme el cuello-Luki...Quiero decirte algo...
-Pues dilo, de mientras yo no creo que te moleste haciendo esto...-sus dedos se perdieron bajo la sábana y fueron directos a buscar entre mis piernas.

Solté un gemido y tras eso quité sus dedos de allí y me senté en la cama con las piernas cerradas.

-Luca, te estoy diciendo que quiero hablar. –repuse seriamente.
-Vale...Lo siento... Es que es la edad. Las hormonas.-se justificó.
-Ya veo ya...-meneé la cabeza.
-Va, dime. ¿Qué querías decirme?
-Que voy a hacer un viaje.
-¿Un viaje? ¿Dónde?
-A España.
-¿España?
-Si. Para ver a mis abuelos. Mi madre es de allí y hace años que no voy... Y cuando iba era por pocos días. Nunca he podido conocer bien Barcelona.
-¿Y te ha dado así de pronto las ganas de ir?
-No, es que recibí un email de mi tía Cris.
-¿La actriz?
-Si. No tengo mas tías.
-Cierto.
-Pues eso, me envió un email diciéndome que va a pasar las navidades allí, que vaya con ella, que tiene ganas de verme...Hace mas de un año o puede que dos que no la veo. Entre su trabajo y que vive en Holliwood... Uf..
-¿Tu madre va a dejarte irte con tu tía la loca?
-¡¡No la llames así!!-le di un codazo.
-Aughh. Era broma.
-No lo hablé con mi madre aun. Pero... Te lo comentaba por si te querías venir.
-Yo es que las navidades tengo que ir a mi casa... Si no a mi madre le da algo. Ya la conoces. Además que les echo de menos.
-Claro...Bueno, pues entonces estaremos dos semanas separados.-musité.
-Pero cuando nos volvamos a ver nos...
-Si, si, nos cogeremos con mas ganas.-le terminé la frase poniendo caras.
-¡Ei no me imites!-tiró de mi haciéndome tumbarme de nuevo y tras ponerse sobre mi cuerpo comenzó a hacerme cosquillas.

Estar tan bien con él me hacía sentir en una nube, pero en poco tiempo esa nube se volvería mas que gris por culpa de algo llamado “celos”.
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Jue Jun 18, 2009 6:50 pm

Capítulo 84: ***SIMPÁTICO***(Vivi)



Después de salir del hotel me sentía distinta. Me acababa de acostar con mi primo cinco años menor que yo...Con un “niño” de quince años. Pero había sido realmente espectacular.

Mi experiencia con Nix a su lado no le llegaba ni a la suela de los talones. Acababa de descubrir que el sexo sin amor existía y que no estaba nada mal.
Iván había cambiado mi punto de vista sobre el sexo en apenas dos horas e iba a ser el desencadenante de mi nueva forma de vida.

Caminaba por la calle mas segura que nunca. No tan solo me había echo descubrir el SEXO en mayúscula, si no que, al hacerlo con él me di cuenta que lo mas importante en la vida es hacer siempre lo que te haga feliz. Pensar primero en ti y luego en los demás. Hacer tu vida y no dejar que nadie lo haga por ti.
Así que volví al hotel donde me hospedaba con Nix. Ni siquiera me planteé mi reacción si le volvía a pillar con otra. Pero no, estaba solo viendo la tele.

-Pensé que no volverías...-me miró relajado.
-¿Por qué no iba a volver? Por el momento vivo aquí ¿no? Y tú eres mi novio.-dejé mi bolso en la cómoda y entré al baño.

Mientras me duchaba entró él y se quedó apoyado en la puerta, mirándome.

-Vivi... Ella no es nadie...Siento lo de antes...es solo sexo... Estaba enfadado por lo que me dijiste...Y por ver que no volvías... Pensé...Que...
-No te esfuerces. Ya está. Por mi no ha pasado nada,-expresé mientras me enjabonaba el pelo.
-¿De verdad? ¿Estas bien?
-Estoy genial.-cuando pasé mi mano cerca de mi sexo para enjabonarme el cuerpo me estremecí al recordar las manos de Iván.

Solté una risita divertida pensando en mi misma.

-¿De que te ríes, de mi?
-Para nada. Digamos que he pasado una buena tarde.
-¿Dónde si se puede saber?-se denotaba una pizca de enfado en su voz.

Abrí el grifo y dejé que el agua cayese sobre mi para aclararme.

-Me encontré con mi primo Iván.
-¿Iván?
-Si, el hermano de Irae. Y bueno, me lo pasé genial con él.
-Ah...
-Pásame la toalla.-le pedí.

Me la enrollé al cuerpo y salí de la ducha.

-Por cierto, quiero hablar con tu madre.
-¿Con mi madre?
-Si, el contrato con ella termina dentro de una semana. Teníamos que renovarlo pero como comprenderás no lo haré. Voy a cambiar de manager.
-¿Qué que?
-Eso. Realmente iba a deshacerme de Krise, pero creo que si mi manager es otra persona las cosas me irán mejor. Y estaré mas a gusto. Además me he dado cuenta que tengo muchos fans, no les quiero decepcionar. Y por el contrario, continuar con mi carrera jodería tantísimo a tu madre que....-sonreí ampliamente- Creo que es el motivo que mas me atrae. Jajajajajajaja.

Se quedó mudo. Me vestí y me arreglé.

-Me voy a cenar con mis padres. Volveré a dormir. No te preocupes. Y no es necesario que llames a otra. Aunque si quieres..-me encogí de hombros- Tú mismo, pero déjame una nota en la puerta para no interrumpir.

Para nada me fue fácil mostrarme tan entera, tan despreocupada, pero lo había conseguido. Al salir por la puerta mi sonrisa desapareció.
Cuando llegué a mi casa escuché desde el jardín la canción de “Rise Up” a todo volumen. Llamé al timbre y me abrió mi madre entre saltitos mientras cantaba.

Esbozó una mayor sonrisa y me invitó a entrar tirando de mis manos. Luego continuó bailando incitándome a unirme. Tiré el bolso al suelo, me quité los zapatos y le imité. Sin dejar de bailar, subí el volumen del reproductor de CD. La siguiente canción que sonó me alegró mas. Era “nuestra canción”. La de mi padre y la mía. La que bailábamos cuando yo era pequeña. “Just dance” de Lady gaga. Grité adrede mientras me subía al sofá de un salto y al momento mamá estaba conmigo.

-Just dance, it’s gonna be okay da da doo-doom
Just dance, spin that record babe da da doo-doom.-canté.
-Just dance, it’s gonna be okay Da da da Dance, dance, dance Just, just, just, just dance...- continuó mamá.

Y entonces papá apareció con su cámara de video gravándonos. Le lancé un besó con la mano y continué a lo mío. Cuando terminó la canción nos dejamos caer sobre el sofá intentando recobrar la respiración.

-No esperábamos que vinieses.-comentó papá dejando la cámara y sentándose a mi lado.
-Ya...No he avisado...
-¡No! No tienes que avisar. Puedes venir cuando quieras. Es tu casa. Es mas, luego llévate tus llaves. Así no tendrás que llamar al timbre.
-Vale...

Ambos asintieron contentos. Luego se miraron con complicidad.

-Os veo muy...Felices...Animados...
-Claro. Gracias a ti. Nuestra niña ha vuelto.
-Ya pero... No podéis olvidar todo...Eso me dijisteis esta mañana...
-Exacto. Pero hemos decidido disfrutar de el momento. Eso no quiere decir que lo que dijimos ya no lo pensemos... Pero... No queremos pasarlo mal pensando en el pasado...Y claramente habrán normas que deberás cumplir.
-Claro...
-Pero estamos contentos. Me siento muy muy feliz.-mamá me besó la mejilla.
-Una de las normas será prohibir esas minifaldas casi inexistentes que llevas.-comentó papá.
-¡Eh! Con mi ropa no os metáis. ¿Os recuerdo como vestíais vosotros? Y como vestís... No es que seáis “normales”.
-Jajajajaja. Tiene razón. Además, ella tiene buen gusto. Está guapísima. –me defendió mamá.
-En el escenario vas casi en ropa interior.
-Eso es otro asunto...De eso me ocupo yo.
-Bueno, bueno, ¿te quedas a cenar?-intercedió mamá.
-Si.

A las once papá se empeñó en llevarme hasta el hotel en coche. Y cuando bajé, dio la casualidad de que Nix estaba en la entrada y al verme se acercó.

-Hola preciosa-me tomó de la cintura y me besó.
-Ejem...-papá estaba de pie con los brazos cruzados mirándonos muy serio.
-Hola, soy Nix, el novio de su hija.-se presentó.
-Hola.

Nix le tendió la mano pero mi padre le ignoró.

-Brit... Ve subiendo, me gustaría hablar con él.
-No me parece buena idea...
-No, sube, hazle caso. –intervino papá- Yo también quiero hablar con el chico.
-Va...Vale...

Me acerqué a mi padre y me despedí con dos besos.

-Mañana te esperamos para cenar. Recuérdalo.
-Si.

Sin mas subí a la habitación del hotel, dejando allí a mi padre y mi novio.

Novio..¿Novio? ¿Por qué después de lo que me había echo le seguía considerando mi novio? Pues por que algo dentro de mi me decía que no estaba preparada para dejarle...Que sentía algo por él.. Que estaba unida en cierto modo a él..Al Nix “bueno”.
Le quería pero al mismo tiempo le odiaba. En cierto modo quería seguir con él para algún día hacerle el mismo daño que él me hacía a mi, como venganza. Todo era muy extraño. Eso si, yo también podía jugar a dos bandas o a las que fuese necesario.

No tardó mas de veinte minutos en subir y parecía alegre.

-¿Qué ha pasado?-inquirí.
-Nada. Todo perfecto. Tu padre es muy majo. ¿Sabes? Me ha invitado a cenar con vosotros mañana.

Abrí los ojos desmesuradamente. ¡Aquello era alucinante! ¿Mi padre? ¿Kiro? ¿Simpático con Nix?
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Jue Jun 18, 2009 6:50 pm

Capítulo 85: ***VUELTA A CASA*** (Luca)



Los días siguientes pasaron de forma lenta. El no poder estar con Irae, el solo poder hablar por teléfono de lunes a viernes me ponía enfermo. Después de haber echo el amor con ella, ahora la necesitaba mas que nunca. Hasta yo me di cuenta que mi carácter demostraba mi estado de ánimo, pero no podía controlarlo, y al que le tocaba aguantarme era a Iván, que por el contrario parecía algo mas “relajado” y contento, cosa que me molestaba. Si, me daba envidia verle tan “bien”.

-Mira niñato, tu mal humor te lo comes. A mi no me toques las narices.-dijo después de que yo me quejase de su de su desorden.
-Quiero pensar que vivo en la civilización todavía. Haz el favor de quitar tu ropa sucia de ahí. Viene cualquiera y se asusta.
-¿Quién va a venir que se asuste? ¿Mi hermana para verte? Me conoce de sobra. No se asustará.-se tiró sobre la cama- O si no Sam, que te recuerdo es ciega. ¡Así que no hay problema!-sonrió satisfecho.
-¡Porco!-espeté- ¡¡Oh dio!! ¡¡Crudele vita! ¡Per l’amore di dio! ¡Sei un porco! ¡Sei insopportabile! – caminé histérico por la habitación.
-No se que cojones te pasa. Llevas unos días que dios mío.. Te molesta todo.
-¡No! ¡Solo tú!
-Pues no lo entiendo. Mira que encima que hago la vista gorda con mi hermana... Podía haberte metido una paliza solo por acercarte a ella, y encima que te acepto como cuñado...Me tratas así...-puso pucheros para burlarse de mi.

Le lancé una mirada llena de odio.

-Vale, vale.-elevó las manos en son de paz-¿Qué te pasa Luca? Enserio.- se incorporó quedando sentado en la cama.
-Nada.
-Mira, paso de que me tortures con tu humor mas rato. Cuéntame que te sucede, desahógate conmigo y todos felices.
-He dicho que no me pasa nada.
-No empecemos. Dímelo de una puñetera vez.
-¡Bien! ¡Me he acostado con tu hermana y ahora no soporto estar lejos de ella! ¡Quiero volver a hacerlo!- espeté casi sin pensar.

Casi sin darme tiempo a prever las consecuencias, su puño se estampó en mi cara, y fue tal el impacto que caí al suelo aturdido.
Luego Iván se alejó de mi lado y al momento volvió y me tiró un paquete de clinex encima.

-Límpiate, te sangra la nariz. – al mismo tiempo me tendió la mano.

Dudé si cogerla o no.

-¿Te vas a quedar ahí todo el día?- insistió.

Acepté su ayuda y me taponé la nariz con los clinex ya que me había manchado la camiseta.

-Bien, ahora estamos en paz. –suspiró y volvió a sentarse- Te entiendo... Una vez descubres el sexo, aguantarse es duro. ¿Ahora entiendes mi forma de ser?

Fruncí el ceño sin terminar de entender la situación.

-¿Ya está? ¿No me vas a pegar mas? ¿No me odias?
-Bah... Sabía que este día llegaría... Antes si te hubiese matado, pero ahora me caes bien...Y bueno... Mejor tú que otro. Si le haces daño se donde encontrarte. Te mataré.-me advirtió sin perder la sonrisa- Va, siéntate.

Me senté y cambié el clinex, ya que se había empapado.

-¿Qué has tomado? No me cuadra que seas tan... ¿Benevolente?
-He tomado lo que a ti te falta.-fanfarroneó.

Alcé las cejas.

-Sexo. Me he tirado a Vivi. –fardó.
-¡¿Qué?!-exclamé.
-Eso. A la pequeña diva. Jajajaja. Me la he follao, cardao, pasao por la piedra...
-¡Ya lo entendí! ¡¿Hablas enserio?!
-Claro. Siempre hablo en serio.

No podía ser cierto. ¿Iván y Vivi?

-... ¿Cómo te has podido tirar a eso...?
-¿Eso? ¿Tú la has visto? ¡Está tremenda!
-....
-Luca, ¿eres de piedra? ¡Vivi está para hacerle los favores que hagan falta!
-Pues yo no se que le veis...
-¿Quieres que te diga lo que le he visto?-formuló de manera obscena.
-No, déjalo.
-Jajajaja.
-¿Sabes? Yo pensé que sentías algo por Sam.

Paró de reír de pronto.

-¿Yo por Sam?
-Si.
-¿Por que piensas eso?
-Pues no se... La tratas tan bien...
-Como a mis hermanas. No insistas con el tema.Parece que te guste mas a ti que a mi. Ella es demasiado pequeña. No me la podría follar.-soltó sin cortarse.
-Y yo tampoco querría follar contigo.-su voz me dejó helado. Si, era Sam.
-¡Enana! No te habíamos visto...-balbuceó nervioso Iván.
-Ni yo a vosotros.-hizo una mueca- Pero escucharos si que os he escuchado.
-Si, eso parece. Y no digas esas palabras por que de una niña como tu quedan muy feas.-le reprendió él.
-Si, por que dichas por un niño-dijo la última palabra con énfasis- como tú parecen palabras divinas. ¿No?

No pude evitarlo y me eché a reír. Esa cría era la leche.

-Bueno...Yo me marcho... –me levanté y me acerqué a Sam- Mantenlo a raya.-susurré en su oído.

Sonrió.

-¡Ciao preciosa!-le di un beso en la mejilla.
-Menos acercamientos...-Iván me separó de ella.
-¿Celoso?-articulé moviendo la boca para que ella no escuchase.

Señaló su nariz como advertencia. Entendí enseguida el mensaje y me marché sin decir nada mas.
El fin de semana vi a Irae pero no pudimos hacer nada, no teníamos sitio ni dinero para ir a hoteles. Así que mi mal humor aumentó...Hasta que llegó el día que tomé mi avión hacia Milán, de nuevo con mis padre para pasar las navidades con ellos. Por un lado tenía ganas de verles, les echaba de menos, pero por otro... Echaría tanto de menos a mi Irae...

Cuando salí del avión, recogí mi maleta, que tardó mas o menos un cuarto de hora en salir y luego me dirigí a la salida, donde esperan los familiares, amigos, o nadie si es el caso que no tengas conocidos allí.

Y cuanto mas me acercaba, mas gritos escuchaba. Algo me olía a problemas. Me olía a mis padres. En cuanto me asomé, vi que allí, en la terminal habían reunidas unas cien fans histéricas, alrededor de lo que supuse que sería mi padre.

Pensé en irme sin acercarme y llamarles una vez fuera, para que no se liasen mas las cosas, pero... Ella tenía que montar el número...

-¡¡¡LUKITAAAAAAAAAAAA CORASSOOOOONNN!!!

Con la el volumen de voz que tenía podría haber trabajado de alarma antirrobos. Todo el mundo miró hacia mi dirección.

-¡¡SIIII CIELOOOO!!! ¡¡ANGELO MIO!! ¡¡AMOREEE!! ¡¡¡BELLO!!!-continuó- ¡¡AQUÍ!!

Tiré de mi maleta con fuerza y caminé en el sentido contrario. Aquello era bochornoso.
Pero los años de matrimonio traen como consecuencia que se les peguen las cosas, y el simpático de mi padre soltó:

-¡LE DARÉ UN BESO A TODAS AQUELLAS QUE ME TRAIGAN A ESE CHICO TAN GUAPO QUE TENGO COMO HIJO!

Solté la maleta y comencé a correr. Aquello era irreal, de serie manga de cachondeo. Una avalancha de niñatas y no tan niñas salió tras de mi.
Y obviamente, cuando quise darme cuenta me agarraron montones de manos de desconocidas y me arrastraron hasta mi familia. Papá me esperaba con los brazos abiertos para abrazarme y las chicas se arremolinaron alrededor de él, esperando su premio.
Mamá miró a papá con mala cara. Su mirada decía “ cuando lleguemos a casa te machaco”. Él le guiñó un ojo pero la expresión de ella no cambió. Y de pronto dijo mamá:

-Ts..Vamos, despejando la zona. Este es MI marido y este es MI hijo. Largo.-las echó con un movimiento de manos como si espantase moscas.
-Nos ha prometido un beso.-se quejó una.
-¿Cómo? Mira que llegáis a estar sordas. Os ha prometido un queso. Q-U-E-S-O.-deletreó.

La miré y meneé la cabeza.

-Anda cielo, llama a los de seguridad que quiero llegar a casa pa achuchar a mi niño.
-A sus órdenes mi general.-bromeó él- Chicas, lo siento pero nos tenemos que ir. Tengo una mujer muy celosa. –puso los ojos en blanco y recibió una colleja de mi madre.

Al momento cinco guardaespaldas aparecieron en el lugar y nos escoltaron hasta el coche. Los falsees de las cámaras de las chicas nos siguieron hasta el aparcamiento. Por fin, dentro del coche, tras los cristales tintados me sentí mínimamente a salvo. Y a mi lado vi a mi hermana.

-¡Chiara!-grité sorprendido- ¡Tú también has venido!
-Claro.-sonrió y se me abalanzó encima.

La abracé y le di un gran beso en la mejilla.
Pero cuando la aparté hubo algo que no me gustó.

-¿Qué ha pasado con...contigo?

Iba con una minifaldanegra y medias de regilla, una camiseta de tirantes blanca (y eso que estábamos en diciembre) y maquillada exageradamente.

-Eso llevo yo diciéndole hace días. Mira, es que es por culpa de su primita.
-¿De quien? ¿De Allegra?-inquirí.
-¿Quién si no?-intervino papá.
-Vale ya con el tema...
-No vale nada. Tienes catorce años, no dieciocho...
-Pues así la gente piensa que tengo dieciocho, y eso es guai.- repuso.
-No es “guai”.-tercié- Es de putas.
-¡¡Papá!! ¡Me ha llamado puta!
-¡Yo no dije eso!
-Si lo has dicho.
-Jajajaja. Lo echaba de menos.-manifestó mamá.
-Y yo. Esto si es mi familia.

Escuchar aquello me hizo darme cuenta que los había extrañado mas de lo que pensaba. Estaba de vuelta en casa.

¿Serían unas navidades tranquilas y normales? Algo me decía que iba a comenzar a entender el punto de vista de Iván con respecto a proteger a su hermana de todo y todos. Chiara iba a complicarme la vida.

Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Jue Jun 18, 2009 6:51 pm

Capítulo 86: ***¿ENTRAS?*** (Irae)



Una de las turbulencias del avión me despertó. Gruñí disgustada, estaba soñando con Luca...De nuevo. Desde que me había acotado con él, soñaba con ese momento cada vez que mis párpados se cerraban.

Y ahora estaba rumbo a España, y él había salido aquella mañana hacia Italia. Estaríamos dos semanas separados. ¿Lo soportaría? Me revolví en mi asiento y volví a cerrar los ojos. Pero al momento una azafata tocó mi hombro.

-¿Si?-inquirí.
-Señorita, tiene que poner su respaldo recto, estamos a punto de aterrizar.
-Claro...

Me incorporé y miré por la ventanilla. En pocos minutos aterrizaría en Barcelona. Hacía mucho que no iba allí. Me daba vergüenza. Vería a mis abuelos, a mis tíos...¡A mis primos! Si, por que mis primos de sangre estaban allí. Bueno, dos de ellos. Mi otra prima estaba en Estados Unidos.

Y no, no era hija de Cris. Mi tía seguía soltera, pero mantenía una relación desde hacía ocho años con el actor Ben Barnes. Pero no querían casarse ni tener hijos.
Mi madre a parte de Cris, tenía dos hermanos mas. Los dos hombres y mayores que ellas. Uno, vivía en Estados Unidos con su mujer y con su hija, Allison que en aquel momento tenía trece años y el otro hermano, que era el que si vivía en Barcelona, que tenía dos hijos, Nayara de siete años y Tommy de cuatro, a los cuales conocía por haberlos visto al nacer y luego ya por fotos.

El avión tomó pista y desembarqué. Esperar por la maleta se me hizo eterno. Encendí mi teléfono y me llegaron diez mensajes de llamadas perdidas y tres mensajes de texto.

Sonreí y meneé la cabeza.
Todas las llamadas eran de Vivi y también uno de los mensajes.

“¿ESTÁS BIEN? ¿HAS LLEGADO BIEN? ¡¿POR QUÉ NO ME COJES EL TELÉFONO? ¡¡ENCIÉNDELO YA!! SIGO SIN ENTENDER QUE HACES EN ESPAÑA. AHORA QUE HE VUELTO YO, TE VAS TÚ... ¡¡YA TE ECHO DE MENOS!!TKM”

Tecleé con rapidez y le contesté el sms.

“ ACAVO DE LLEGAR. ESTOY ESPERANDO POR LA MALETA. SI TENÍA EL TELÉFONO APAGADO SERÁ POR QUE ESTÁ PROHIBIDO TENERLO ENCENDIDO Y POR QUE A MILES DE KILÓMETROS DE ALTURA NO HAY COBERTURA. VIVI, NO TE PREOCUPES, SOLO SERÁN DOS SEMANAS Y VOY A ESTAR CON MI FAMILIA. YO TAMBIÉN TE ECHO DE MENOS. BESOS.”

El siguiente mensaje era de mi madre.

“HIJA, CUANDO LLEGUES LLÁMAME, Y PASAME A TU ABUELA, Y NO DEJES QUE TU TÍA TE ENRREDE. POR CIERTO, HE ENCONTRADO ALGO EN TU HABITACIÓN...¿QUÉ PINTAN DOS CONDONES EN TU CUARTO? YA PUEDES PENSAR UNA BUENA RESPUESTA. TU PADRE AUN NO LO SABE, PERO CUANDO SE LO DIGA... ¡¡LLÁMAME YA!!”

Mierda... Luca me había dado dos para tenerlos en mi cuarto por si algún día...Teníamos la suerte de poder estar solos... Los había escondido bajo mi ropa de verano, y por lo visto mi madre había estado husmeando en mis cosas.

Abrí el tercer mensaje pensando en quien mas me quería tener controlada, pero este mensaje me hizo olvidar momentáneamente el anterior.

“¿COME STAI BELLA? IO SONO TRISTE... TE ECHO DE MENOS... NO HAGO MAS QUE PENSAR EN TI...ESTOY YA EN MI CASA...TENDRÍAS QUE VER A CHIARA...YA TE CONTARÉ. TE LLAMO ESTA NOCHE. ¿VALE? PASALO BIEN. ¡TI AMO!”

“ACABO DE LLEGAR. SI, LLÁMAME ESTA NOCHE. YO TAMBIÉN TE ECHO DE MENOS... Y SOLO PIENSO EN TI... CON LOS OJOS ABIERTOS O CERRADOS. ¡TE QUIERO!”

Guardé mi teléfono en el bolso y recogí mi maleta que por fin aparecía en la cinta. Cuando salí, no tardé en divisar a dos personas que desentonaban con el resto. Eran una pareja con gafas de sol y gorra. Y pues dentro de un aeropuerto, en pleno invierno, llama la atención. Pero lo gracioso era que nadie reparaba en ello, solo yo. Quizá por que sabía quienes eran. Mi tía Cris y su novio.

Al llegar a su altura me los quedé mirando y ellos no dijeron nada. Estaban serios, inmóviles. ¿Me habría confundido?

-T...¿Tía?-musité.

Su sonrisa se ensanchó y agarrándome por los hombros me estrechó entre sus brazos fuertemente.

-Dios, que cambiada, ¡jura que eres Ira! ¡Mi enana! ¡Estás tremenda!
-Jajajaja. Tu sigues igual que siempre. No cambias.-tercié como pude casi sin respirar por su apretón.
-Cris empeora con la edad.-intervino Ben.

Mi tía me soltó y le miró con el ceño fruncido.

-Mira, este cuerpazo es to natural. Ninguna operación. To gimnasio y cuidados. Y por supuesto ningún parto. Ves tú y busca a otra como yo.-le reprendió indignada.
-Shhhh...Sabes que me encantas. –tiró de su chaqueta y sujetando su cara con sus manos la besó.

Sonreí como una boba.

-Va, dejemos esto para la noche que tengo aquí a mi sobrina favorita.-me tomó de la mano y comenzamos a caminar hacia el coche.

Ben llevó mi maleta y la cargó en el maletero.

-Tu abuela está muy nerviosa. Ha preparado el cuarto de tu madre para ti. Tiene muchas ganas de verte.
-Dios... Que vergüenza...
-Jajajaja. Va, que ya verás como es un momento. Le dije que dormirías con ellos por que le hacía ilusión. Si prefieres ir a un hotel con nosotros me avisas y hablo con ella.
-¡No! Pobre abuela. ¿Porqué no os quedáis también vosotros?
-Por que digamos que tu tío y yo somos...Bueno...
-Por que tu tía es muy escandalosa. –me sonrió por el retrovisor y ella le metió un codazo.
-Queremos intimidad.-lo arregló ella.
-Ah...
-¿Y tú? ¿Qué? ¿Tienes novio? ¿Amigo?
-....-bajé la mirada.
-Ah...Vamos que Ben, molestas.-soltó sin preocupación.
-Pues nada, me bajo y vuelvo en metro.-bromeó él.
-De acuerdo. Baja. –respondió ella.
-Jajajajaja. Cris cielo...
-¿Me ves reír?-inquirió mas que seria. Daba miedo.
-Deja de actuar. Ya no estamos en Holliwod. Estamos de vacaciones.
-Para el puto coche y bájate. Te vas en metro. ¿Tas sordo o que te pasa loco?

Me sentí mas que fuera de lugar. Aquello era una discusión de pareja, y yo sobraba.

-Cris...-la sonrisa de Ben flaqueaba.
-¡Joder nen! ¡Que te pires! ¡Que quiero hablar con mi sobrina y molestas! Para allí.-señaló un costado de la carretera y Ben paró el coche allí- Bien, ahora fuera.

Él apretó la mandíbula. Se le veía furioso.

-Se va a bajar tu padre, por que lo que es yo no.-se negó cruzándose de brazos.
-Bu....Bueno...Yo...Si eso...Cojo un taxi y...-tartamudeé.

Sus caras comenzaron a cambiar hasta que estallaron en risas ambos. Yo no encontraba la gracia en ningún lado.
Se pasaron así cinco minutos, a cual mas escandaloso. Hasta que se dieron cuenta de mi cara y pararon.

-Lo siento cielo, solemos ponernos a prueba así. Para ver quien es mejor actor. –me explicó Ben.
-Me habéis asustado...-me quejé.
-Lo siento.-se disculpó ella.

El resto del viaje fue bien, y cuando llegamos, no encontraban aparcamiento, así que me dijeron que fuese subiendo, que ellos vendrían en cuanto aparcasen.
Preferí esperarles en la puerta, así que me apoyé en la pared e intenté tranquilizarme.

-¿Entras?-una voz de chico me hizo salir del estupor y alcé la vista.
-Yo...

Esperaba sujetando la puerta. Era un chico algo mas alto que yo, de pelo castaño cortito y muy guapo.
Me quedé sin saber que decir. Parecía tonta, pero de pronto comencé a hablarle en alemán. Las palabras en español no me salían...
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Jue Jun 18, 2009 6:52 pm

Y ahora iros acostumbrando que estais apnto de llegar por donde voy escribiendo y colgaré un cap or dia o ni eso UU' ando falta de tienmpo y voy colgando unos tres o cuatro caps a la semana...XDDDDDDD ^^
Volver arriba Ir abajo
moebizarre
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 966
Edad : 25
Localización : GDL
Fecha de inscripción : 28/03/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Jue Jun 18, 2009 7:41 pm

wooow..
quien se encontro a Irae??
wiii!!!
chiara la doble de allegra..
jajaja!!
Volver arriba Ir abajo
nixita
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 986
Edad : 23
Localización : cn mi shini
Fecha de inscripción : 24/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Vie Jun 19, 2009 10:45 pm

aaaa no kirinaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
dale scribeleeeeeeeeeeeeeee
xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
chiara sera una molestia dioooooooooooos--!!!

epa irae msk ke lukita pìensa en tiii! xDDDDDDDD
Volver arriba Ir abajo
moebizarre
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 966
Edad : 25
Localización : GDL
Fecha de inscripción : 28/03/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Sáb Jun 20, 2009 7:36 pm

postea kirina!
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Sáb Jun 20, 2009 7:39 pm

apítulo 87: ***”PESADILLAS”*** (Vivi)




Al despertar sentí el calor del cuerpo de Nix en mi costado. Tenía su brazo sobre mi cintura. Me giré para verle. Dormía relajado... Su carita era dulce... No parecía ser el Nix que a veces me daba miedo...El Nix que me había “obligado” a hacer el amor, el Nix que me había puesto los cuernos... Así, dormido, era el Nix que hacía que miles de mariposas revolotearan en mi interior.

Se movió inconsciente frunciendo el ceño. Pasé mi dedo sobre las arruguitas que se le formaron entre las cejas y este volvió a moverse, quedando boca arriba.

Me tapé y me acurruqué. Me vino a la mente la cena que tuvimos con mis padres. Había sido muy extraña. Mamá intentaba quitar hierro al asunto, pero mi padre y Nix soltaban cada frase que...

-¿Me puedes pasar la SAL?-había pedido papá.
-No. No es bueno tomar mucha sal. Ni el tabaco, por que no lo DEJA.
-Es MI vida y mi salud. ¿Verdad HIJA? Yo decido. Gracias por preocuparte pero... SAL.

Miré a mamá sin entender mucho la situación. ¿Estaban hablando de sal o de otra cosa?
Y conversaciones así hubieron miles.
Pero Nix parecía seguro. No perdía la sonrisa.

Al volver al hotel habíamos echo el amor de nuevo, aunque para mi fue extraño. El saber que me había puesto los cuernos, el recordar que yo también a él...

Y allí estaba, en la cama de el hotel con él. Aun no me había ido a vivir con mis padres. Pero ya tenía una fecha decidida. En tres días era mi cumpleaños...Cumplía veintiún años... Y lo único que me importaba, que realmente quería, era volver con mi familia, que las cosas fueran como antes. O lo mas parecidas.
Mi contrato con la madre de Nix había finalizado, y ya tres compañías discográficas me habían llamado para llevar mi carrera... Pero no tenía manager. Y no quería que mi manager fuese alguien vinculado a la discográfica como había sido Kate, ya que eso suponía poder absoluto sobre mi. Y ya había salido escarmentada.

Pero el echo de que mi cumpleaños se acercase me ponía mal. Irae no se había ni acordado que iba a ser mi cumpleaños, se había marchado a España... Por otro lado pensé que quizá era un plan. Para darme una sorpresa. Tenía que ser eso. Mi Irae no se podía olvidar de mi cumpleaños.

Di media vuelta en la cama y me quedé dormida de nuevo. Cuando me desperté estaba sudando y notaba mi corazón latir con fuerza. Pero no recordaba nada. Me sentía agitada, temblaba pero no sabía por que.

Noté que la mano de Nix me asía el brazo y le miré.

-¿Estás bien cielo?

Tragué saliva y asentí.

-¿Seguro? Llevas días igual... Que te despiertas sobresaltada. Que sueñas con lo mismo...
-Si...Estoy bien...No se que me pasa. No recuerdo lo que sueño...-expliqué.
-¿No? ¿Enserio?
-No...Nada...
-Pues hablas en voz alta.

Parpadeé confusa y él meneó la cabeza.

-¿Quieres saberlo? Quizá sea mejor que no lo sepas...-mencionó.
-Si. Necesito saberlo. Por favor.-me senté sobre él y le agarré de los hombros nerviosa.
-Vale, vale Brit. Tranquila. –aflojó mis manos y me acarició la cara- Sueñas con tu madre. Cada noche la mencionas.
-¿Con mi madre? –pensé en Strify instintivamente- No entiendo por que entonces lo paso tan mal...-estaba muy confundida. Me froté la cara con las manos y soplé.
-A ver Brit... Es normal...Quizá no hayas superado que no esté... Y sea un “trauma” para ti. ¿No crees?
-¿Superar?-fue entonces cuando me di cuenta que hablaba de mi madre biológica, no de Strify.

Me froté las sienes con los dedos y me mordí el labio.

-No puedo soñar con ella... No se como es...-admití.
-Eso es una explicación al porqué no recuerdas los sueños. ¿No crees?
-..Puede...-si, aquello era un buen motivo.

Nix rodeó mi cintura con sus brazos y me apretó contra su cuerpo, tumbándonos ambos de nuevo en la cama.

-Princesa, quizá deberías buscarla... Quizá necesites conocerla. –dijo acariciando mi brazo de arriba abajo repetidamente- ¿Por qué no la buscas?
-Lo he intentado... Pero... Mis padres no me quieren decir nada de ella... No quieren que la conozca... Fue uno de los motivos por el que me marché con tu madre... Discutimos por que ellos se niegan a decirme nada...
-¿Qué dices? ¿Enserio?
-Si.
-No pueden hacer eso. Viv, eres mayor de edad. Joder, vas a cumplir veintiún años...
-Ya...Pero... Ella me abandonó...Supongo que es lógico que tengan miedo.
-¿Miedo?
-A que me haga daño...A que sufra...A que la elija a ella y la perdone. A todo eso.
-Sigue sin ser un motivo válido. –me apretó mas fuerte y besó mi pelo.
-En fin, dejemos el tema por favor... –salí de entre sus brazos y fui al baño.
-¿Qué vas a hacer para tu cumpleaños? ¿Tienes planes con tu familia?-inquirió desde el cuarto.
-No...Supongo que comeré con ellos... Y luego... Nix...-me preparé para decirle lo que tenía que decir.
-Y luego te irás a vivir con ellos. –terminó mi frase.

No quise ni asomarme por el miedo a su reacción. Pero fue él quien entró en el baño y sin signos en la cara de enfado.

-Te echaré de menos...El no despertar contigo...Va a ser una mierda... Me gusta la Vivi recién levantada, la Vivi despeinada, con ojeras... Voy a perderme muchas cosas ahora.

No supe que contestar.

-Siento...Siento mucho todo...-susurró.
-¿Qué?
-Que siento todo... Siento ser un capullo a veces...Siento haberme acostado con esa...Siento como te he tratado a veces...en serio... No se como hacer para pedirte disculpas...

Aquello fue peor que si se hubiese cabreado. Por que cuando se cabreaba sabía a lo que atenerme, pero...No esperaba aquello. No. ¿Qué le decía? ¿Le perdonaba? No podía. ¿O si?

-Ya...Bueno... Es tarde... He quedado con tu madre para recoger mi libertad...-volví al cuarto y comencé a vestirme.
-Vivi...Enserio... Perdón...
-Si...Ya...-musité mientras me ponía los pantalones- Creo que no es el momento para hablar de esto... –caminé hacia el armario y saqué un suéter- Tu madre estará enfadada, si encima la hago esperar...
-Voy contigo.-dijo.
-No. Es asunto mío.
-Vivi no empieces. Soy tu novio, y encima conozco a mi madre.
-Por eso. No quiero meterte mas en esto. Es asunto mío. Ella sigue siendo tu madre...No quiero que termines mal con ella por mi.
-No digas chorradas.
-No las digo.

Terminé de vestirme y me marché sola de allí.
La reunión con Kate fue un desastre. Al final tuvieron que acudir los de seguridad a separarnos... Si, terminamos peleándonos. Pero conseguí lo que quería. Era libre de ella. Eso si, se hartó de amenazarme. Me dijo que me arrepentiría. Que las cosas no terminarían ahí. Que me lo iba a hacer pasar muy mal. Que me preparase.

Pero nada me daba miedo de ella. No. Ahora tenía a mi familia. Antes me sentía sola. Por eso aceptaba todo cuanto decía, pero ahora...Ahora tenía a mis padres, mis tíos, mi prima... ¿Debía tenerle miedo?

Y así estaba, a tres días de mi cumpleaños, sin saber lo mucho que cambiaría mi vida a partir de aquel día... Sin saber que pronto aparecería la persona que iba a ser la mas importante para el resto de mi vida...Mas que mis padres, mas que Irae, mas que cualquiera que hubiese conocido hasta el momento.
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Sáb Jun 20, 2009 7:40 pm

Capítulo 88: ***SANGRE *** (Iván)




Estaba haciendo la maleta cuando uno de los curas entró en mi cuarto.

-Iván, tienes una llamada.
-Ok. Voy.

Al día siguiente me marchaba a casa a pasar las navidades. Por fin saldría de ese lugar y tendría un par de semanas de libertad.

-¿Si?
-Hola Iván.
-Hola.-era mi padre.
-Te llamo para decirte que al final iré a buscar yo. Tu madre no puede, tiene una entrevista mañana.
-Puedo volver solo.
-No, iré yo con Hayley.
-Prefiero volver solo.-tercié.
-Pero no te he preguntado que prefieres.
-Perfecto. Adiós.-y le colgué.

Realmente me había tocado el padre mas gilipoyas de la tierra. No tenía bastante con meterme en aquel lugar que encima tenía que llevarme de la manita hasta casa. ¿Por qué mi madre no se fijó en Marc? Con el carácter de mamá seguro que lo volvía heterosexual y yo habría tenido un padre que molase. No un freak.

Regresé a mi habitación y continué haciendo la maleta. El cuarto sin Luca se me hacía raro. No tenía con quien discutir. Él se había marchado el día anterior.
Le envidiaba. Yo quería irme ya. Lo que no sabía era que después de aquellas navidades ya no volvería a pisar aquel lugar.
A las dos de la mañana me entraron ganas de mear y tras ponerme una camiseta (ya que dormía con boxes) salí al pasillo para ir al baño. Pero por el camino, vi luz en una de las habitaciones cercanas a la mía y escuché gemidos.
Sonreí ante la idea de delatar a alguno de mis “amigos” de aquel lugar. Pero cuando me acerqué mas y miré por la rendija que quedaba al haber dejado la puerta ajustada, me quedé helado. Allí dentro estaba uno de mis “profesores”, uno de esos curas, metiéndole mano a un chaval de mi clase, uno que no solía hablar mucho, que pasaba desapercibido. Pero vamos, le estaba haciendo una paja y el chavalín gemia pero al mismo tiempo en su cara se apreciaba el asco que le daba aquello, el miedo... Me llevé la mano a la boca para no vomitar. Intenté pensar con rapidez. ¿Qué debía hacer? ¿Entraba y lo mataba a ostias? ¿Me marchaba y no decía nada? ¿Iba a por el móvil y los gravaba para tener pruebas? Pero...¿Y si a el chaval le molaba? Le jodería la “fiesta”.

Pero entonces el hijo de puta barrigón del cura cogió la cara de el chaval, la acercó a su entrepierna y dijo:

-Ahora te toca hacer lo que tu ya sabes. Venga.

Vi los ojos del chico. Estaba llorando. No lo pensé mas y entré. Y antes de que le diese tiempo a girarse, le di un puñetazo en la mandíbula, luego comencé a meterle patadas y golpes por todos lados, mientras el chico se tapaba y se ponía en pié.
El cura se puso a soltar gritos hasta que de tanto pegarle perdió el conocimiento.

Lo dejé tirado en el suelo y me aparté. Le sangraba toda la cara y me asusté. ¿Lo había matado?
Comencé a temblar. Miré al chico y estaba tan asustado como yo.

-Mierda....-murmuré.
-¿Re...Res...Respira?-tartamudeó.
-No...no se...Yo..

Me miré y tenía la camiseta salpicada de sangre, y las manos manchadas.

-Mierda...Mierda...Mierda...¡Joder! –miré al chico- Voy...Voy a por mi teléfono...Ya vuelvo...No te muevas.

Corrí entre la oscuridad hasta mi cuarto y marqué el teléfono de mi madre, eso si, por los nervios tecleé varias veces el número mal.
Un pitido, dos...tres...cuatro...cinco...

-Vamos...Por favor...

Seis...Siete...Ocho....

“Hola, soy Irene, en este momento estoy ocupada, deja tu mensaje después de la señal.”

-¡No!

Di a rellamada y esperé de nuevo. El corazón se me iba a salir del pecho.

-¿Diga?-su voz somnolienta apareció al otro lado del auricular.
-¡Mamá! ¡A pasado algo horrible! Joder...he...-comencé a llorar.
-¿Iván? Tranquilo, ¿qué pasa? No me asustes.
-Le he pegado a un cura.
-¡¡¿Qué?!!
-Pero...yo...él...estaba..estaba con un chico...Él....
-Joder Iván ¿de que hablas?
-El cura estaba...Estaba follándose a un chaval...Lo obligaba y yo.. Yo..Pues le metí una paliza al cabrón ese y...Ahora está en el suelo...No..No se..si...¡Hay sangre por todos lados...!

Solo escuché su respiración, pero no respondió.

-Mamá...Yo...Joder...Tengo miedo...
-Vale, espera, voy para allí... Iván hijo...¿Estas seguro de que estaba haciendo eso que dices...?
-Si...
-Bien..Pues...Voy a llamar a la policía.
-¡No! ¡No quiero que me detengan!
-Tranquilo...Si es como dices no pasará nada... Todo va a salir bien. ¿Vale?

Comencé a llorar histérico.

-Iván, en media hora estoy ahí. Ahora espera en el cuarto, no le digas lo que ha pasado a nadie. Ni al director. Que nadie se entere hasta que la policía no haya llegado. ¿Entendido?
-....
-¡¿Entendido?!
-Si...
-Bien. Tranquilo. Pronto estará todo aclarado.

Colgó. Volví con el chico y le vi llorando.
Me acerqué a él y me lo llevé a mi cuarto.

-¿Cómo...?-inquirí- Estaba...Digo...te estaba obligando ¿no?-pregunté esperanzado.
-....
-Por favor...Dímelo...Por que ahora estoy en un gran lío...
-Si...
-¿Por qué? ¿Por qué no dijiste nada? ¿Era la primera vez o antes...?
-La primera... Me...Me...Me ha chantajeado...
-¿Con que?
-Él...tiene...tiene videos...De... de todos...En las duchas...Hay cámaras.

Abrí los ojos exageradamente. ¿De que coño hablaba?

-Tiene cámaras y ... Yo...Yo soy...Gay...Y ...Con otro chico en las duchas un día...Lo...Lo hicimos y él nos vio en sus gravaciones..Y...Pues... Me ha chantajeado que si no hacía esto.. Lo mandaría a todos los programas de televisión...Y mi padre es una persona importante... No podía destrozar su imagen así....-sollozó.
-¡Será cerdo! ¡Nos gravaba! ¡Me gravaba!-espeté.
-Si...
-Ahora viene la policía...Tendrás que declarar...
-¡No! Por que...Mi padre se enterará...
-Si, pero no lo sabrá la prensa.
-¡No! ¡No!-gritó.
-¡No me jodas! Si no declaras me meten a la carcel por asesinato. ¿No lo ves?
-Pero...

Agachó la cabeza y se tapó la cara con las manos.
Y entonces unas sirena anunciaron la llegada de la policía. Me asomé a la ventana y sin duda allí estaban dos coches patrulla, una ambulancia y el coche de mis padres.

¿Qué iba a suceder conmigo?
Volver arriba Ir abajo
moebizarre
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 966
Edad : 25
Localización : GDL
Fecha de inscripción : 28/03/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Sáb Jun 20, 2009 7:47 pm

changos!!!

kirina q cruel eres!!
jajaja!!!
pobre ivan!!!
ojala no le pasa na'a malo! Stress Sorprendido Depresivo
Volver arriba Ir abajo
strify_cute_strify
Se Esta Viciando
Se Esta Viciando
avatar

Cantidad de envíos : 99
Fecha de inscripción : 27/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Dom Jun 21, 2009 12:50 am

sigueeeeeeeeeeeeeeeeeeeee
sigueeeeeeeeeeeeeeeeeeeee
ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Dom Jun 21, 2009 5:50 pm

Capítulo 89: ***CAMBIO DE PLANES*** (Iván)




Una hora después, me encontraba sentado en dirección, con un policía vigilándome, y con mi padre.
Mamá estaba fuera, hablando con los otros policías y siguiendo todo lo que pasaba.
Yo tenía mi mirada clavada en mis rodillas. El miedo invadía todo mi cuerpo. No era capaz de moverme o hablar.

Entonces entró mamá gritándose con el director del colegio.

-¡Su hijo no hace mas que crear problemas! ¡Tendría que ir a la cárcel!

“Cárcel”. Un escalofrío recorrió mi espalda.

Entonces, cuando mamá iba a hablar para defenderme, papá se puso en pié de golpe, tirando la silla al suelo y todos le miramos.

-Como vuelva a decir algo así le parto la cara.-le miré alucinado- Mi hijo no ha hecho nada malo. Al contrario. Si no es por él uno de sus profesores hubiese violado a un niño. Así que por favor, no vuelva a decir algo así.

Mamá sonrió.

-¿Puedo llevarle a dar un paseo? Le veo muy nervioso...-preguntó al policía.
-No. No puede salir de aquí...
-Es solo un niño.
-Lo siento. No.

Las facciones de papá se endurecieron.

-Bueno, pues déjenme hablar con él. A solas.

El policía hizo ademán de hablar pero mi padre le interrumpió.

-No me diga que no puede. ¿Dónde cree que va a ir? Si usted espera en la puerta no nos iremos.
-De acuerdo, pero solo cinco minutos.
-Gracias.

El policía le hizo una señal al director para que saliese, y luego mi padre se la hizo a mi madre.

-¿Yo también?
-Si. Quiero hablar con él yo solo.

De mala gana mi madre salió y nos quedamos a solas.

-Iván... Yo... Yo...Lo siento.-musitó.
-¿Qué?
-Eso...que siento haberte metido aquí. O sea... Yo no sabía que este sitio... Que hacían esto...Si te llega a pasar a ti... No me lo hubiese perdonado nunca...
-A mi nunca me habría pasado. Yo prefiero dejar que se joda tu carrera antes que dejar que me peten el culo.-aseguré.
-Jajajajajaja.-se rió- Ese es mi chico.- me removió el pelo- Estoy orgulloso de ti.
-¿Por preferir joderte la carrera?
-No, por ayudar a ese chico. Y si, me alegro que en ese caso pienses primero en ti.

También yo sonreí.

-Todo va a salir bien. Y volverás a casa... Todos te echamos de menos... Te echo de menos...
-Si claro... –no le dije que yo también.

Aquella noche fue muy larga, pero por suerte descubrieron las cámaras y todos los videos. El cura fue hospitalizado. No estaba muerto, pero tenía para una larga temporada allí, y luego le esperaba la cárcel.

A las nueve de la mañana llegué a casa, muerto de sueño y cansancio por los nervios pasados.

-¿Y Hayley?-inquirí- ¿Dónde está la enana?
-La llevamos a casa de Kiro y Strify. –respondió mi madre- Va, acuéstate en tu cama. Necesitas dormir.
-Claro. ¿Y Ira? ¿Se sabe algo?
-Si, llegó ayer bien a España.
-Ok. Pues si, entonces me voy a dormir.

Arrastrando los pies me dirigí a mi habitación y directamente me tiré sobre la cama y me quedé dormido. No me desperté ni para comer. Fue mi madre, la que a las cinco de la tarde entró a despertarme.

-Tendrías que comer algo. He hecho crepes. –sonrió.

Me estiré, desperezándome.

-¡Genial!-esbocé una sonrisa.
-¿Estas bien? Digo...
-Si. Ahora ya si. Ya se me ha pasado el susto.
-Eres tan bruto como yo. Casi lo matas. –suspiró.
-Ya, es que ni pensé. Solo le pegué. Sentí por dentro tanto odio que no pensé en las consecuencias.
-Lo se. Se como te sientes. A mi me pasó igual en su día. Aunque yo era mayor que tú.
-¿Tú pegaste a alguien?
-Si. A una guarra...que intentaba quitarme a tu padre.
-¡¿Qué dices?!
-Si, le rompí varias costillas y le arranqué un mechón de pelo, y mas cosas.
-Jajajajajajajajajaja.-exploté en risas- Está claro que soy hijo tuyo.
-Si. Sin duda. Has salido del todo a mi. Si no fuese por que físicamente eres un clon de tu padre, diría que me autofecundé sola. –me sacó la lengua- En fin, ve a merendar y luego llama a Sam. Ha llamado al colegio y le han dicho que ya no estabas allí, y entonces ha llamado a casa.
-¿No le habrás explicado lo que ha pasado no?
-Si. ¿Por?
-¡Joder mamá! Ahora estará histérica. La has asustado por nada.
-Bueno, es tu amiga ¿no?
-Por eso. Que se va a preocupar a lo tonto.
-Iván...¿Qué te traes con esa niña? Mira que sus padres no quieren ni que te le acerques. No quiero problemas.
-Ella quiere acercarse.-mencioné- Irae la ha estado ayudando a venir a verme.
-¿Cómo?
-Eso. Y así de paso ella veía a Luca.

Suspiró.

-Vale, entonces...Tu hermana y Luca son novios. ¿No?
-No...Quiero decir, que venía a vernos a los dos. Ellos son amigos...-intenté cubrirla.
-Pues dime entonces con quien utiliza los condones.-espetó.
-... ¿Le gusta utilizarlos como globos?-alcé las cejas.
-No cuela.
-Yo no se nada. A mi no me metas en líos con ella. Averígualo tú.
-Iván...Soy tu madre... Sabes que te adoro...-me acarició la cara haciéndome la pelota.
-Si, y yo a ti mami, pero...-le besé la mejilla- Voy a merendar. ¡Tengo hambre!
-¡Iván!
-Mmmmm ¡que bien huele! –salí corriendo de allí.

A las tres horas estaba de camino a casa de Sam. Quería dejarla tranquila. Además, verla me haría bien. Aun estaba algo nervioso por lo ocurrido. Aunque no se lo admitiese a mi madre. Pero mis planes cambiaron cuando vi de nuevo a la chica que hacía un tiempo había conocido en el mismo lugar.
Ella al verme me reconoció y sonrió.

-Hombre, si sigues vivo.¿No me ibas a llamar?-se paró frente a mi.
-Claro Cat. Pero digamos que he tenido unos inconvenientes...
-Ya...Todos sois iguales. –comentó divertida pasándose la mano por el pelo.
-Bueno, entonces, para que perder el tiempo pidiendo disculpas. ¿No?

Puso los ojos en blanco.

-Mira por donde me gusta que los hombres se disculpen.
-De acuerdo. Te invito a salir esta noche.
-¿Debería aceptar? Ni siquiera te conozco.
-Tú misma.
-Está bien. Esta noche salía con mis amigas a una discoteca. ¿Te vienes?
-Cla....-me lo pensé, era menor, ni de coña me dejaban entrar y además Cat descubriría mi edad- No, no me van las discotecas.
-Lástima. –continuó caminando, dejándome allí.
-¡Ei! ¿No quieres ir a otro lado?
-No. ¡Adiós!

¿Me había dejado con cara de gilipoyas una tía? Aquello me reventó. ¿De que iba? Aquella chica iba a ser mía tarde o temprano. Le iba a demostrar que a Iván nadie le decía que no.


Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Dom Jun 21, 2009 5:51 pm

Capítulo 90: ***¿BOBA?*** (Irae)



- Ya me decía mi madre que los idiomas son importantes... Mmmm...A ver como te lo digo...¿Entiendes inglés?¡ Joder si no me entiendes como me vas a responder a si entiendes inglés! –meneó la cabeza- me estoy haciendo un lío yo solo- ¿You speak inglish? –pronunció en un horroroso inglés.

Sin querer me reí y aquello sirvió para tranquilizarme y responderle en español.

-Disculpa...Si... Te entiendo...Hablo español.
-Pues si lo que has dicho antes era español quiere decir que los idiomas se me dan peor de lo que creía... Ya no entiendo ni el mío.-bromeó.

Sonreí.

-Soy Alemana. Era alemán.-expliqué.
-¿Quieres decir? Y yo que pensaba que era catalán.-hizo una mueca divertida- ¿Pasas?-volvió a preguntarme.
-No gracias, estoy esperando a mis tíos para subir.
-¿A que piso vas?
-Al doce quinta. Al de mis abuelos.
-¡Que dices! ¿Enserio?
-Si. ¿Por?
-Yo vivo en el Doce cuarta.-ensanchó su sonrisa- Hace seis años que nos mudamos.
-Ah...
-¿Y tú que haces aquí?-dejó cerrar la puerta y se apoyó contra la pared frente a mi- Digo, has venido a ver a tus abuelos pero, ¿desde Alemania? ¿Cuánto tiempo te quedas?
-Pues si, he venido a pasar las navidades. –miré a mi alrededor esperando ver a mi tía.
-¿Y de que ciudad eres? ¿Y como es que sabes castellano?- parecía de verdad interesado en lo que yo dijese.
-Pues soy de Berlín. Y bueno, hablo varios idiomas...Alemán por mi padre, castellano por mi madre, Inglés por el colegio, e Italiano por mi padrino y mi...-iba a decir novio cuando me interrumpió.
-¡Joder! Vamos que te mola estudiar.
-Bueno...No realmente...Pero los idiomas se me dan bien...
-Mmmmm...-me miró de arriba abajo.- Así a primera vista diría que estudias algo de...¿economía?
-Administración y Dirección de Empresa...-agaché la cabeza abochornada.
-Jajajaja. Lo sabía. Solo te falta saber tocar algún instrumento y serías la típica niña empollona.
-Pensándolo bien...Quizá deba subir ya... – me molesté, me acerqué al interfono y piqué.
-Ostia...Lo siento...¿He dicho algo que te molestase?
-No, solo que toco el piano. Y también se algo de Violín. Por no decir que también tengo nociones de batería.... –respondí secamente.
-¿Si?-respondió la voz de mi abuela.
-Soy yo yaya....
-¡Corazón! ¡Sube!

Abrió la puerta y entré con el chico pisándome los talones.

-Ei..Que yo...-murmuró.

Me metí en uno de los tres ascensores que habían y cuando él fue a entrar, le paré poniendo mi mano en su pecho. Me había dado tanta rabia que hasta cambiando de país me dijesen las mismas cosas que reaccioné de una manera “impropia” de mi.

-No, no vaya a ser que se te pegue el “síndrome del empollón”. Mejor subo sola. –y le cerré la puerta en las narices.

Inconscientemente pensé en Vivi. Si me hubiese visto en aquel momento se sentiría orgullosa de mi. Y mi madre. ¡Yo misma me sentía genial! Cuando el ascensor llegó al piso doce, volví a ponerme nerviosa. Encima mis abuelos me esperaban en la puerta, y en cuanto me vieron, mi abuela se me abrazó con fuerza.

-¡¡Cuánto tiempo!! ¡¡Cómo has crecido! ¡Dios, eres muy alta! ¡Eres ya toda una mujercita!-me dio varios besos y paró por que mi abuelo, con esa carita de bueno, la apartó.
-Deja a mi nieta que me la vas a gastar. –abrió los brazos y le abracé.
-Pasa, pasa. ¿Y tus tíos?
-Aparcando el coche.
-Bien.

Entramos y fuimos directos al salón.

-Siéntate aquí.-palmeó el sofá mi abuela.

Me senté a su lado y miré a mi alrededor. Todo seguía como “recordaba”.

-¿Qué tal todo por allí?
-Bien. –sonreí.
-Ya, pero no se, cuéntanos algo. Mira que venir tu sola. Podíais haber venido todos. No os veo nunca... Tengo cuatro nietos que apenas conozco.-se quejó- Entre tu madre que vive en Berlín y tu tío, el mayor que vive en Nueva York... Tengo a los nietos desperdigados. Y encima tu tía Cris, que vive en Holliwood... Que bueno, ella hijos no tiene, pero... De cuatro hijos tengo solo uno aquí.
-Ya... Pero mamá está liada con su grupo...Y papá también, y la tía es actriz...
-Lo se hija, lo se... Pero para una madre es duro vivir lejos de sus hijos.
-Imagino...
-¡Ah! Hablando de madres. Ha dicho que la llames.
-Ya...-bufé.

Hizo un gesto hacia el teléfono.

-La llamaré luego... Ahora prefiero seguir hablando con vosotros...-no es que mintiese, pero la verdadera razón era que me daba mucho corte tener que explicarle a mi madre lo de los condones.

Ese día pasó muy rápido, cuando me di cuenta ya estaba en la cama, en el cuarto que fue de mi madre, en el cual no quedaba nada que lo caracterizase a ella. Era un cuarto normal y corriente.

-Abuela...
-Dime cielo.-me estaba cerrando la ventana para que me fuese a dormir.
-¿No queda nada de mamá? Digo... era su cuarto y parece solo un cuarto de invitados... Pensé...

Hizo una mueca.

-¿Creías que después de veinte años estaría todo como antes? –inquirió divertida.
-No...tienes razón.
-Tu madre no viene casi nunca por aquí, y cuando viene es por conciertos y pues este ya no es “su cuarto”. O sea, si, duerme aquí cuando quiere pero para una vez al año que viene... Pues ahora es el cuarto de invitados. Pero si te interesa ver cosas suyas, guardé sus posters y sus cosas. Está en una caja guardado. Mañana lo busco. ¿Vale?
-¡Vale!
-Hay dios...Es que no te pareces en nada a tu madre... –rozó mi mejilla- Siempre pensé que cuando tuviese nietos vería a mis hijos en ellos, y con tus tíos si me pasa, pero con tu madre... La pequeña Hayley es la que mas se parece a ella, pero tú y tu hermano....
-Somos igual que mi padre. Lo se.-asentí.
-Ai... A tu padre apenas lo conozco. Lo he visto menos veces que a vosotros. Y pensar que cuando me enteré de que tu madre estaba embarazada con solo veinte años, y que no estaba con él...
-Abuela... ¿Qué pasó con papá y mamá?
-Si ellos no te han dicho nada, yo no soy quien. Ala, a dormir. Que ha sido un día largo. Hasta mañana Ira.-me besó la frente.
-Abuela...
-Buenas noches. –y salió.

De nuevo ese tema que nadie quería aclararme. Pero no me quitó el sueño. Estaba realmente cansada y echaba de menos a mi Luca. Antes de irme a dormir le envié un SMS para que no me llamase.

“ESTOY CANSADA. NO ME LLAMES. HABLAMOS MAÑANA ¿VALE? POR AQUÍ TODO BIEN. BUONA NOTTE AMORE”

Apagué El móvil para no recibir ni llamadas ni mensajes y dormí.
Por la mañana, me desperté destapada y congelada. Busqué a tientas las mantas pero no las encontré. Abrí los ojos y vi que estaban en el suelo. Me puse las zapatillas y fui al baño.
Escuché ruidos en el pasillo. Me asomé y eran mis abuelos que se marchaban.

-¿A dónde vais?
-A caminar un rato. Vuelve a dormir. –susurró mi abuela.
-Vale.-volví al cuarto y me dormí de nuevo.

Pero al rato, el timbre sonó con insistencia.

“Se habrán olvidado algo” pensé. Arrastrando los pies salí y abrí la puerta.
Pero no, no eran ellos.

-¿Tú?
-Eso parece. ¿No?–se miró a si mismo- Si. Yo.

Suspiré.

-Veo que te he despertado...-miró el reloj- Son las once. Así no aprovecharás el día.
-Creo que eso me afecta solo a mi...
-No. A mi también. Como disculpa por lo de ayer, te voy a hacer aprovechar estos días.
-Gracias, pero no...
-No acepto un no.
-Pues este vas a tener que aceptarlo. No tienes que “molestarte”. Solo fue una tontería lo de ayer, así que no te sientas en deuda. –intenté cerrar la puerta pero interpuso el pie.
-Bien, ya no me siento en deuda, pero, quiero invitar a mi vecina a una visita turística por la ciudad. ¿No quieres? Va, será divertido. Además, lo hago como deber del buen vecino.-se hizo el gracioso.
-No vas a dejarlo pasar...¿no?
-Exacto. Soy muy pesado cuando quiero algo.

Me mordí el labio.

-Bien, pues me cambio, desayuno y te pico.
-No, solo vístete. El desayuno es parte de la visita.

La verdad es que la idea me gustó. Era la primera vez que un chico se acercaba a mi sin ser parte de la familia. O sea, Luca era como mi familia, lo conocía desde siempre. Pero esta vez era distinto. Él no me conocía de nada y estaba siendo simpático conmigo. ¿O me estaba tomando el pelo? Me dio miedo pensar que era tan boba de creer que podía hacer amigos...Que solo se reiría de mi.... Pero... ¿Debía intentarlo no?
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Dom Jun 21, 2009 5:51 pm

Capítulo 91: *** “AMIGOS”*** (Luca)





Despertar en mi cama fue genial. No pensé que lo echaría tanto de menos. Me abracé a la almohada y hundí mi cara en ella.
Cuando volví a despertar fue al notar un aire cálido que llegaba a mi cara y me movía levemente el pelo. Abrí los ojos y me encontré con la cara de mi hermana soplándome.

-¿Chiara?-me froté los ojos y me incorporé.
-Buenos días hermanito. ¿Te vas a levantar ya?
-Por lo visto si. Ya me has desvelado.
-Bien, por que así podemos ir de compras.
-¿De compras?
-A por los regalos de navidad. Es dentro de cinco días. ¿O no piensas regalarnos nada?
-Si, claro. Tienes razón.
-¡Perfecto! Así le compramos entre los dos los de papá y mamá. Y.... te digo lo que quiero.

Entrecerré los ojos.

-Por eso quieres que vaya. Para que te compre lo que tú quieres.

Sonrió. Era incorregible.

-Además es que no me dejan ir sola al centro comercial. Si vamos juntos si me dejarán.
-Ok. Pues vayamos, pero a la hora de comer volvemos a casa. Nada de liarme para que te invite a comer al McDonalls.-le advertí.
-Vale...-dijo a desgana.
-Es que iré a ver a mis amigos y quiero comer rápido.
-¿A tus amigos?
-Si.
- ¿Kelso dices?
-Si, a él y los demás chicos.
-¿Has hablado con él?
-No. ¿Por?
-Pues... Digamos que... Está un poco cambiado.
-¿A que te refieres?
-Nada...Que ahora hay un chico nuevo en tu clase, y bueno, digamos que ha cambiado...A mi ya no me saluda cuando me ve por la calle.
-Bueno, con lo maquillada que vas es normal. Lo raro era que te saludase. No debe conocerte. -me burlé de ella.
-¡¡Luca!! Pues ahora no te cuento nada.-se puso en pie y se marchó indignada.

Me reí con ganas. Me encantaba provocarla. Miré mi móvil y vi un SMS de Iván. Lo abrí y lo leí.

“ TÍO, NO SABES LO QUE HA PASADO EN EL COLEGIO. CUANDO PUEDAS LLÁMAME QUE ALUCINARÁS. SOLO TE DIGO QUE VAYAS PENSANDO EN OTRO SITIO AL QUE VOLVER POR QUE ALLÍ NO CREO QUE QUIERAS.”

Me quedé extrañado. ¿Qué podía haber pasado para que me dijese eso?
Miré el reloj, eran las diez y media de la mañana. Seguro que dormía. Así que dejé la llamada para mas tarde. Me vestí y desayuné. Luego fui con Chiara al centro comercial para comprar los regalos, y sobre las dos estábamos de vuelta en casa.
Comimos y rápidamente, salí de casa y fui directo al lugar donde quedábamos siempre antes de marcharme yo. Era un parque en el que nos reuníamos lo siete del grupo, entre ellos, Kelso, mi mejor amigo.

Cuando llegué, los encontré allí, entre risitas y bromas. Y fumando. Me acerqué y cuando me vieron, todos se callaron.

Sonreí.

-Hola chicos.

Nadie respondió.

-¿Chicos?-me comencé a poner algo nervioso.
-Por el silencio que se ha creado, debes de ser Luca. ¿No?- intervino un chaval al que no conocía de nada.
-Si...Ese soy yo.-aclaré- Y tú debes de ser el chico nuevo de clase.
-Exacto. Soy Carlo.
-Hola Carlo.-le tendí la mano pero no la asió.
-No saludo a calzonazos y ñoñas.

Fruncí el ceño confuso.

-¿Esa cara de gilipoyas te la ha dejado la Alemana esa?
-¿De que hablas...?
-Hablo de la guarra esa por la que te has ido de aquí. Mira que irte hasta Berlín por una tía. Y no una tía cualquiera, no, una alemana. –hizo una mueca como si le diese asco- Vamos, que en verano en los garitos te puedes llevar a la cama a las que quieras por que son unas sueltecillas. Todo el mundo lo sabe.

Miré a Kelso alucinado. Se lo había contado. Era el único que sabía de la existencia de Ira.

-Quiero hablar contigo.-señalé a mi mejor amigo.
-Ahora estábamos ocupados...
-¿Fumando? Si quieres se lo digo a tu madre.

Apartó la mirada y echó a andar hacia mi.

-¿De que vas? ¿Encima eres chivato? Los chivatos no me molan. Ándate con cuidado.-me amenazó Carlo cogiendo la solapa de mi chaqueta.

Me deshice de su mano y caminé en dirección a un banco algo alejado de la pandilla.

-¿Qué coño pasa? ¿Por qué se lo has contado?
-No, Luca, ¿qué te pasa a ti? ¿Pretendes volver ahora como si nada?
-Kelso, ¡somos amigos!
-Te equivocas. Somos amigos cuando te conviene. ¿No?
-¿Cómo?
-Eso. Te largaste, dejándome tirado... Y encima no me has llamado ni una sola vez. ¡Ni una! ¿Eso es ser amigos? ¡No jodas! La alemanita esa te tiene el cerebro comido. ¿No lo ves? Dejaste a tus amigos tirados por una tía.
-La quiero...
-Ya, y ella te veía como su hermanito.-me atacó.
-Ya no... Ahora estamos saliendo..
-Claro, ahora que estás “mas crecido”. Si tonta no es. No te jode... Y ahora vuelves, seguramente solo a pasar las navidades y entonces te acuerdas de tus amigos. ¿Verdad? ¿Es eso? Ahora como aquí no tienes a la puta para divertirte, vienes en busca nuestra.

Tal como dijo eso, le pegué un puñetazo y lo tumbé en el suelo. Él no se quedó quieto y nos enzarzamos en una pelea.
En pocos segundos, como era de esperar, teníamos a todos los otros a nuestro alrededor separándonos. Me sujetaron entre dos y por mucho que intenté zafar no pude.

-Vamos, dale. Dale donde mas duele.-le ordenó Carlo a Kelso.

Mi “amigo” me miró con la duda en la cara. Se debatía en que hacer.

-¿A caso vas a dejarle? ¿No le vas a devolver el golpe? ¿Eres tan nenaza como él?

Aquello “ofendió” el orgullo de Kelso y sin pensarlo mas, vino hacia mi y me metió un rodillazo en la entrepierna. Solté tal quejido que sin problema podía haberme escuchado cualquiera en la otra punta del mundo.

Carlo sonrió satisfecho y los que me sujetaban me soltaron.

-Ya nos podemos ir. Ah, y no vuelvas a acercarte. Aquí no pintas nada. Maricón. –Carlo escupió al suelo.

Aovillado en el suelo, muriéndome de dolor logré sacar las fuerzas para contestarle.

-Pues este maricón se ha acostado con una tía. ¿Puedes decir lo mismo?

Por su cara supe que no. Era el típico que va de bocas y en realidad no se come una mierda.

-Claro que si... Vámonos. No hay nada que hacer aquí.-tiró de sus amiguitos y se marcharon.

Tardé diez minutos en poder ponerme en pié y otros quince poder andar. Al llegar a mi casa fui directo a la ducha y me puse agua helada. Me miré a conciencia. ¿Podría tener consecuencias? Esos golpes no eran buenos... ¿Y si no se me levantaba mas? Para comprobarlo comencé a masturbarme. Necesitaba salir de dudas. Pero aun me dolía y allí no se levantaba nada.

-Ka cariño, has visto el...-mi madre entró sin llamar a la puerta (algo “rarísimo” en ella) y se me quedó mirando- La leche... Hijo...Veo que sigues con la misma costumbre....
-¡¡Mamaá!!-grité.
-Ya salgo ya salgo... –ceró la puerta y yo apoyé mi cabeza contra las baldosas de la pared.

Sin duda, había vuelto a casa. Y mis problemas no habían echo mas que empezar.
Volver arriba Ir abajo
nixita
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 986
Edad : 23
Localización : cn mi shini
Fecha de inscripción : 24/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Dom Jun 21, 2009 6:43 pm

pobre lukitaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
diiiiiiiiiiiiiiios iraeee.. cuidaditoo con el nuevillo esteee
see you babyy..!!!


ivaaan ven a mi, estas bien dioooos xDDDDDDDDDDDDD
Volver arriba Ir abajo
moebizarre
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 966
Edad : 25
Localización : GDL
Fecha de inscripción : 28/03/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Dom Jun 21, 2009 9:10 pm

jajaja!!
luka pobresito!!!
jajaja1!!
q verguenza!!
a pa amiguitos q te cargas!!
con esos amigos pa q quieres enemigos??!!!
jajaja!!
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Mar Jun 23, 2009 7:25 pm

Capítulo 92: ***REGALOS Y SORPRESAS*** (Vivi)





Me desperté al sentir algo que acariciaba mi muslo. Que me hacía cosquillas. Me aparté sin abrir los ojos pero el cosquilleo no cesaba. Entonces intenté abrir los y me di cuenta que algo me los cubría.
Fui a intentar quitármelo pero alguien me agarró de las manos y me las ató o encadenó a la cabecera de la cama.
Mi reacción fue gritar, pero ese mismo alguien me besó y su lengua impidió que ningún sonido saliese de mi boca.

Luego un aliento cálido chocó contra mi cara y susurró:

-Shhhh...Tranquila Brit... Soy yo... Este es mi primer regalo de cumpleaños. Felicidades pequeña diva.-pasó su lengua por mi mandíbula- Tú solo relájate y disfruta.

Explicar las miles de sensaciones que Nix llegó a hacerme sentir sería imposible. Tuve mas de un orgasmo y él parecía no querer parar. Pero no me hizo el amor (técnicamente hablando) es decir, no me penetró hasta el final, hasta mi último orgasmo. Los anteriores los logró acariciando cada palmo de mi cuerpo.

Cuando dio la sesión por terminada, me destapó las ojos, me soltó y se tumbó a mi lado, abrazándome contra si, besando mi mejilla repetidamente.

-Te voy a echar de menos... Esto.. Poder tenerte así... ¿Cuándo tendremos momentos íntimos? Por que en tu casa con tus padres lo veo difícil... –se preocupó.
-Nix... Todas las parejas normales tienen solución a eso...
-Nosotros no somos normales... Tú eres Krise...
-¿Y?
-..... Nada...Es igual...-salió de la cama.
-¿Dónde vas?-inquirí.
-A por tu segundo regalo.

Rebuscó en la cómoda y volvió corriendo a la cama conmigo.

-Toma.-puso en mi mano un paquete.

Le miré intentando adivinar que podía ser.

-Ábrelo. Va.

Rompí el papel con impaciencia y dentro encontré una caja. La abrí y en el interior había una tarjeta y una hoja explicativa de algo. Fruncí el ceño confusa.

-¿Qué es esto?-pregunté cogiendo un panfleto.

“Hotel Burj Al Arab, el único hotel de 7 estrellas del mundo. Está situado en el mar, sobre una isla artificial localizada a 270 metros de la playa en el Golfo Pérsico, la cual está conectada a tierra firme mediante una carretera. En el punto más alto del hotel se encuentra un helipuerto, el cual es utilizado como cancha de tenis cuando no está recibiendo helicópteros. El hotel está catalogado como de siete estrellas, categoría que va más allá de la clasificación normal de los hoteles, de uno a cinco, debido a sus características realmente excepcionales que lo diferencian de cualquier otro tipo de hotel en el mundo. El Burj Al Arab no tienen habitaciones normales, sino que cuenta con 202 suites dobles. La más pequeña de estas suites ocupa un área de 169 m², mientras que la mayor cubre un área de 780 m². También tiene un servicio de automóviles Rolls-Royce de lujo disponible para cada huésped.
El Burj Al Arab posee nueve restaurantes, entre los que destacan el Al Mahara —ubicado bajo el mar, ofreciendo una vista subacuática a través de un vitral en forma de acuario— y el Al Muntaha, localizado a 200 metros de altura, permitiendo una vista panorámica de la ciudad de Dubái. Este último está ubicado sobre una plataforma voladiza que se extiende 27 metros de cada lado del mástil; y se tiene acceso a él a través de un elevador panorámico.....”
La explicación seguía, pero no continué leyendo.
-¿Qué...?
-¿No lo entiendes? He reservado una habitación en ese hotel. Bueno, no es la mas grande ya que está ocupada por el Rey de Dubai, pero ¿con 250 m² nos llegará no?

Volví a mirar el papel. No podía creerlo.

-Pero...está...está...
-En Dubai, en los emiratos árabes. Si. Mi tercer regalo es este.-me dio dos billetes de avión- Sale esta noche, a las doce.
-Esta noche...Yo...Yo iba a casa de mis padres...
-Lo se. Irás. Celebrarás el cumple allí...
-Pero me mudaba...
-¿Te va de un día? Solo es un día. Digamos que no hay dinero para mas. –esbozó una de sus sonrisas que tanto me gustaban.
-No...Supongo que por un día no pasará nada...
-Lo dices como si te llevase al tercer mundo a trabajar.- dijo quitándome los billetes de avión de la mano- Pues nada, ya me voy yo...
-¡¡No!! ¡¡Es mi regalo!! –me subí sobre él para quitárselos y así nos enzarzamos en “una pelea” entre risitas y bromas.

No podía creerlo. ¡Se había gastado un dineral con aquello! En una habitación tan grande te podías hasta perder.
Sobre las doce nos comenzamos a preparar. Al final mis padres habían organizado una comida con la familia. Es decir, los del grupo y familias y mis abuelos por ambas partes.
Me puse un vestido ajustado hasta las rodillas de color canela y me hice un recogido. Nix llevaba un traje que le quedaba de maravilla.

Estaba muy nerviosa. Cumplía veintiún años... Y lo celebraría con mi familia. Con la gente que quería.
Pero me molestaba que Irae no me hubiese llamado para felicitarme. Aunque estaba segura que era parte del plan, que cuando llegase a casa de mis padres estaría ella, que habría venido para darme una sorpresa.

A las dos llegamos a mi casa. Apreté con fuerza la mano de mi novio y este se quejó.

-Lo siento...
-Va, que vas a celebrar tu cumpleaños, no a la cámara de gas.
-Lo se... Es que...
-Es que nada. Solo has estado un año fuera. No es tanto. Y ya todo está arreglado. ¿No?
-Si...Supongo...Pero las cosas no son igual...
-Nunca lo son.

Llamamos al timbre y nos abrió mamá.

-¡Felicidades cieloooo!-se me echó encima y me abrazó.

No cabía mas felicidad en mi.

-¡¡¡Felicidades!!!-gritó papá uniéndose al abrazo.
-Jajajaja. Me ahogáis.-me quejé.
-Quiero mantener una novia con formas, no extraplana.-bromeó Nix.

A papá no le hizo gracia alguna, pero mamá se rió, aunque sabía distinguir su risa por compromiso, y esa lo era.

-Bueno...¿Entramos? –propuse.
-Si, claro.

Entramos los cuatro y allí estaba todo el mundo. Bueno... No todo. Enseguida vi que faltaba la persona que mas me importaba que estuviese. Ira.

-¿Dónde está mi prima?-inquirí seria.
-Lo siento Vivi, Irae está en España...Ya sabes... Fue a pasar las navidades allí...-explicó mi tía Irene.
-Es mi cumpleaños.-recordé- ¿Se lo habéis dicho?
-No...La he intentado localizar pero no hay manera. No me coge el teléfono. –bufó.
-Ella tenía que estar aquí.
-Bueno... Vamos... No se termina el mundo por esto... Estará ocupada...
-¡¡¿Qué hay mas importante que yo?!!-grité histérica sin darme cuenta de que se me estaba yendo de la mano.

Todo el mundo me miró. El ambiente estaba mas que tenso.

-Yuju....Vivi ha vuelto al cien por cien... Tan simpática como siempre.-comentó con ironía Romeo.

Le miré con odio. En aquel momento no estaba para bromitas. No era capaz de controlar lo que sentía, la rabia, la decepción.

-Hija...Va...-mamá intentó tocar mi hombro pero me aparté.

Entonces Nix me sujetó del codo y me lanzó una mirada que me dejó claro el papelón que estaba montando.

-Creo que ya es suficiente...¿No crees? Están todos aquí por ti...-me susurró al oído- Deja de hacer niñerías, cumples veintiuno, no dos.

Fijé mi mirada en mis padres, que estaban nerviosos, sin saber que hacer y me sentí mal. Mal por ellos, por mi comportamiento, por mandar a la mierda su ilusión, mal por todos los allí presentes.

-Lo...Lo siento... –me disculpé.
-¿Qué hay para comer? ¡Tengo un hambre que me comería lo que fuese o a quien fuese!-exclamó Iván cortando el hielo, al cual ni había visto hasta ese momento y me guiñó un ojo dejando claro el doble sentido.

Enrojecí de golpe. Verle me hizo acordar a nuestro “secreto”. Nix pasó su brazo sobre mis hombros y me besó la frente.

-Mejor así. Va.-caminamos hacia la mesa, pero el timbre nos detuvo.
-¡Voy yo!-avisó mamá.

Nix se sentó y cuando yo iba a hacerlo todos escuchamos a mamá gritar.

-¡¡Fuera de mi casa!! ¡¡Largo!!

Papá corrió a ver que pasaba y yo le seguí. Pero al llegar a la puerta paró en seco, y yo choqué contra su espalda.

-¿Qué haces aquí...? Vete... No pintas nada....
-¿Cómo? Creo que os equivocáis. Venimos al cumpleaños de mi hija. –alzó la vista para mirarme y sonrió.

Era una mujer rubia, joven, de ojos claros, e iba acompañada de una niña de unos seis o siente años.

-¿Yulia Viviene? Si, eres tú. Sería imposible no reconocerte. ¿Sabes quien soy yo? –hizo una pausa esperando que yo respondiese, pero el aire comenzaba a faltarme y notaba que me mareaba.

No sabía quien era y al mismo tiempo si. Claro que si. Solo con verla lo sabía, lo notaba. Pero... ¿Y si era una broma de mal gusto? ¿Y si no era quien yo creía?

-Cielo, soy yo, Leyna, tu madre.

Sin mas mi vista se clavó en la niña. Si ella era mi madre...¿La niña era...?

-Veo que entiendes. –acarició la cabeza de la pequeña que aguardaba seria y quieta-Ella es Alysson, tu hermana pequeña.

Volver arriba Ir abajo
moebizarre
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 966
Edad : 25
Localización : GDL
Fecha de inscripción : 28/03/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Mar Jun 23, 2009 7:30 pm

mendiga vieja desgraciada!! enfadado ahh!!!
q demonios anda haciendo en el cumple de vivi!! Estupefacto
p**a!! p***a!!
Sorprendido
echenla a patadas!!
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Miér Jun 24, 2009 5:33 pm

Capítulo 93: ***INFIERNO*** (Vivi)





No sabía quien era y al mismo tiempo si. Claro que si. Solo con verla lo sabía, lo notaba. Pero... ¿Y si era una broma de mal gusto? ¿Y si no era quien yo creía?

-Cielo, soy yo, Leyna, tu madre.

Sin mas mi vista se clavó en la niña. Si ella era mi madre...¿La niña era...?

-Veo que entiendes. –acarició la cabeza de la pequeña que aguardaba seria y quieta-Ella es Alysson, tu hermana pequeña.

Mi vista comenzó a nublarse. Parpadeé repetidamente intentando recobrar la visión, pero las voces de mi alrededor comenzaban a distorsionarse. Podía distinguir a mi padre diciéndole de todo, insultándola, intentando echarla, a mi madre, bueno, a Strify a su lado gritándole también que se fuera, luego la voz de Yu se unió, y la de mi tía Irene, todo era confuso. Llegó un momento que solo escuchaba una mezcla de todas aquellas voces, ensordeciéndome, mareándome.

Hasta que alguien gritó por encima de todos.

-¡¡¡¡BASTAAAAAAAAAAAA!!!!-todos miraron a Nix, incluida yo- ¿Qué coño creéis que estáis haciendo?
-¡Cierra la puta boca! ¡No te metas en lo que no te llaman!-espetó papá furioso.
-Me meto por que si es asunto mío. Por que no pensáis en Vivi. Nadie la está teniendo en cuenta.-las miradas volaron a mi- ¿Alguien ha pensado en lo que quiere ella? ¿Alguien la a escuchado? ¿Alguien le ha preguntado?

Me sentía bajo presión. No podía hablar. Quería desaparecer. Era una sensación tan extraña... Llevaba años queriendo saber de mi madre, y mis padres estaban en contra...Y ahora...Ahora aparecía...
Por querer encontrarla terminé huyendo del país... Por ella me peleé con mis padres... Por ella registré la habitación de Romeo... ¿Qué es lo que quería ahora? ¿Quería hablar con ella? ¿O quería salir corriendo?

-¿Qué quieres Brit?-Nix me cogió de la barbilla y me hizo mirarle a los ojos- Cariño, di lo que sea.

Mis ojos se clavaron en los suyos pero no respondí. No podía. Necesitaba pensar. Necesitaba tiempo. Eso, tiempo.

-Creo que te entiendo.-murmuró leyendo mi cara- Bien, nos vamos.-me tomó de la mano y tiró de mi hacia la puerta, donde se hallaba esa mujer. Intenté frenarme. No, no quería enfrentarme en aquel momento a ella.- Tranquila, no es lo que piensas.- Con su mano libre apartó a la mujer- Disculpe, nos vamos.
-¡¡¿Cómo?!!-exclamaron todos los allí presentes.
-Me la llevo de viaje.-aclaré.
-¡¿De que vas?! ¡Ni en broma! –papá le sujetó de la chaqueta- Mi hija se queda con nosotros, en su casa.
-No. Su hija se viene conmigo a Dubai.
-¡Dubai! ¡¡No te flipes chaval! –fue Yu quien le agarró esta vez y mas que serio- Viv no se mueve de aquí. Esfúmate.
-¿Y si no? ¿Quién eres tú para impedírselo? No eres ni su tío real. Y yo soy su novio. ¿Lo captas?

La mirada de Yu daba miedo. Sin mas empotró a Nix contra la pared, agarrándole por el cuello y a punto de pegarle un puñetazo,. Me puse a temblar. De un momento a otro iba a perder las fuerzas.

-¡¡¡YA ESTÁ BIEN!!!

De nuevo silencio. Esta vez el que había gritado era Iván. Pasó entre los allí presentes y tiró de mi hacia el interior de la casa, hasta llevarme a mi cuarto, y una vez dentro cerró la puerta y se sentó contra ella, para que nadie pudiese entrar.

Poco tardaron en subir y gritar desde afuera.

-¡Iros todos a la mierda! –soltó él.
-¡¡Cómo le hagas algo a tu prima te mato Iván!!-le amenazó Yu.- ¡No le toques ni un pelo!
-Si supieses los pelos que le he tocado. Jujujuju.-musitó mirándome.

Con aquella broma logró hacerme sonreír.

-Veo que no se te ha quedado la cara de muerta. Menos mal, no te favorecía.-me guiñó un ojo- Relájate, nadie va a entrar. ¿Quieres que me vaya yo también?

Me senté en la cama algo mas tranquila, si es que podía estarlo, y negué con la cabeza. Allí fuera las cosas parecieron tranquilizarse. No se escuchaba nada.

-Gracias...
-No hay de que. – flexionó sus rodillas y apoyó su cara en ellas.
-¿Por qué lo haces? ¿Por qué...?
-Pues la verdad por que me has dado pena. Realmente quería dejar que Yu zurrase al cabrón que tienes por novio. Veo que no lo has dejado...
-No... Yo...-quise explicárselo.
-No me cuentes nada. Es cosa tuya. Por eso he intervenido. Por que he visto que tú no querías que le pegase. Y por que él tenía razón. Nadie está pensando en ti.
-Yo...Todo esto...Mi...Mi madre está ahí abajo...
-Vivi...Yo solo te voy a decir una cosa... No te apresures... Que te haya parido no le da el título de “madre”. Tus padres son los tíos Kiro y Strify... Si ellos están tan histéricos al verla, quiere decir algo...
-....Pero...Pero...Esa mujer... Yo... La quería conocer... Yo... Ella...Ha venido...
-Si, veintiún años después. Que gran madre.-articuló.

Miré al suelo en silencio.

-Lo siento. No debo opinar... ¿Quieres verla? ¿Quieres hablar con ella? –inquirió.
-Creo...Creo... no... Ahora...Quiero tiempo...Quiero irme...
-¿Con Nix?
-S...Si....

Dos días fuera, lejos de todos me irían bien. Sin presiones por ninguna parte...

-No te entiendo...Pero... Como tu veas. Si es lo que quieres...-se puso en pié- Voy a buscarle.

Salió del cuarto y al quedarme sola me di cuenta que en aquel momento, mas que nunca necesitaba a Irae... Y no estaba... Estaba sola.... Sola... Y era su hermano, al que siempre desprecié, el que siempre me odió, el que ahora se preocupaba por mí, el que hacía lo que Irae no hacía. Estar. Al momento Nix entró y me abrazó.

-Tranquila Brit, ya nos vamos.

Iván se acercó a mi y me dio una beso en la cara, muy cerca de mis labios.

-Ánimo.-me susurró.
-Gracias.
-Prefiero cobrar intereses.-me sacó la lengua.
-¿De que habláis?-intervino Nix.
-De nada. Por cierto....Soy Iván, su primo pequeño. –le tendió la mano y Nix la apretó- ¿Eres torero?- abrí los ojos al máximo y me llevé una mano al pecho.
-No...¿Por?

¿Qué narices hacía? Se estaba burlando de él. En pocas palabras le estaba diciendo que le había puesto los cuernos.

-Mmmm...Nada, me lo pareció. –sonrió divertido- Tenías toda la pinta.

Cogí a Nix y salí de aquella habitación lo mas rápido posible, eso si, aun alcancé a escuchar a mi primito gritar “Cuidado con la cabeza”.
Nix pareció no haber entendido nada de nada, cosa que me aliviaba.

En el comedor estaban mis padres y mis tíos Shin e Irene. El resto se había marchado. Incluida mi...Aquella mujer.

-Papá...Mamá... Me voy dos días... Solo dos días, lo prometo...
-Pero...-intentó hablar mamá.
-Por favor... Solo eso....

Asintieron.

-Muchas gracias por la fiesta...Y siento que se haya estropeado...- mencioné.
-No. No te preocupes por eso... Ya lo celebraremos como dios manda cuando todo esté mejor. –me tranquilizó mamá.


Nix adelantó los vuelos y aquella misma tarde volábamos hacia Dubai. Pero mi “infierno” de cumpleaños todavía no había terminado... Estaba a punto de cometer otro gran error... Uno que me hundiría aun mas.
Volver arriba Ir abajo
moebizarre
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 966
Edad : 25
Localización : GDL
Fecha de inscripción : 28/03/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Miér Jun 24, 2009 11:16 pm

hay noooooooooooooooooooooooo!!!
q le pasara a vivi ahora??
no es justo kirina! enfadado
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Jue Jun 25, 2009 6:14 pm

Capítulo 94: ***COINCIDENCIAS*** (Iván)


El cumpleaños de Vivi había sido una verdadera mierda. Tuve que intervenir ya que aquello se estaba convirtiendo en una batalla campal. Después de todo le estaba cogiendo cariño.

No entendía como podía estar con el gilipoyas aquel que tenía por novio, pero no era algo en lo que me iba a meter. Finalmente se fue con él a no se donde, y mamá, papá, Hayley y yo volvimos a casa. Llamé repetidamente a mi hermana. No podía entender yo tampoco como se había olvidado del cumpleaños de su “amada” primita.

Finalmente, sobre las siete de la tarde contestó.

-¿Qué narices te pasa Ira?-inquirí.
-¿A mi? Nada.¿Por?
-Te he estado llamando. Mamá también.
-Es que me dejé el móvil en casa de la abuela...
-Eh Ira, vamos que si no llegaremos tarde.-se escucho que decía una voz masculina.
-Si, un momento.-respondió ella a ese chico- Iván, tengo prisa. ¿Es urgente?
-Tú verás. Es de Vivi.
-¿Le ha pasado algo?
-Mmmmm, si celebrar su cumpleaños y que su prima con la que está obsesionada, o sea tú, ni se acuerde de felicitarla ni de estar ahí, que aparezca su verdadera madre con otra hija y que se monte la de dios es que haya pasado algo, si.

Se quedó en completo silencio. No escuchaba ni su respiración.

-¿Sigues ahí?
-Yo...¡Mierda!-gritó- Voy para allí.
-No, no vengas. Se ha marchado.
-..¿Có...Cómo?
-No para siempre, o eso creo, por que conociéndola quien sabe, pero en teoría se ha ido por dos días con su novio. ¿Enserio te habías olvidado?
-Yo...Si... No se como me ha podido pasar...
-Pues la has liado. Por que no creo que te perdone muy fácil. Y mas siendo Vivi. Te lo hará pagar con sangre.-me jacté.
-No tiene gracia. Ahora...Me va a odiar...Yo...-la conocía lo suficiente para saber que estaba a punto de ponerse a llorar.
-Eh, ei, ¿qué sucede? ¿Estás bien?- de nuevo la voz de aquel tío.
-Quien es ese.-comencé a irritarme.
-Iván... Hablamos luego. Gracias por avisarme.
-Ira, ni se te ocurra col...-demasiado tarde, me había colgado.

Directamente pensé en Luca. ¿Debía preocuparme de aquel desconocido y avisar a Luca o no?

-Bah... No es mi problema. –me dije a mi mismo.

Entonces, pensé en quedar con alguien. Me apetecía salir un rato. Pero desde que había salido de aquel horrible sitio, después de todo lo sucedido, todo el mundo se enteró que yo había estado allí y mis “amigos” ya no eran mis amigos. Es decir, ninguna de sus madres me querían como amistad para sus “perfectos” hijos, y ellos acataban. Así que me había quedado bastante solo.

Aunque no del todo. Marqué su número y esperé a que respondiese.

-¿Si?
-Hola Sam.
-¡Hola Iván!
-Ei, ¿te apetece que pase a buscarte y vamos a algún lado?
-...Hoy no puedo.
-¿No?
-No, es que mis padres han salido y no estarán en toda la noche.
-¡Mejor! Entonces perfecto. ¿No?
-No, me han puesto una canguro.-dijo de mala gana.
-Que putada...
-Si... Bueno, es mi prima, es maja y eso, pero no tenemos mucho tema de conversación. Ahora mismo está viendo la tele.
-¿Tú prima?
-Si. Es mayor que yo. Ella tiene dieciocho años.
-Joder... Me apetecía verte. Estoy aburridísimo.
-Pues no se...
-¿Y si voy a tu casa? Tus padres no están. Así podemos echar alguna partidilla a alguno de los juegos que tienes.
-Bueno, como mucho si te pillan te capan a ti.
-Eso no ha tenido gracia.
-Pues para mi si.
-¿Podrás convencer a tu prima?
-Si, creo que si. Nos llevamos bien.
-Vale, pues en media hora estoy en tu casa.
-Ok. ¡Hasta ahora!

Me puse en pie de golpe. Me cambié de ropa ya que iba demasiado “arreglado” y salí a la calle. Fui hasta la parada de bus y en veinte minutos llegué a su casa.
Lo que no me esperaba era a quien me iba a encontrar tras la puerta.
Ambos nos quedamos mirando alucinados.

-¿Tú?-inquirí.
-Si. Y tú...¿Eres el amigo de mi prima?
-Si...
-¿No eres un poco mayorcito para ser su “amigo”?-alzó las cejas- Mi prima solo tiene trece años, es una niña...Tú dieciocho...Y del palo que vas tú...
-Solo somos amigos. Nada mas. –aclaré, claro le había mentido diciéndole que tenía dieciocho.
-Ya....
-¿Me dejas pasar?
-Claro.

Entré y en el salón apareció Sam.

-¿Iván?
-Si, ya estoy aquí.-me acerqué a ella y le di un beso en la mejilla.
-¿Os habéis presentado?
-Mas o menos...-comenté.
-Bueno, pues ella es mi prima Caitlin, aunque prefiere que la llamen Cat, y él es Iván, mi amigo.-sonrió.

Cat puso los ojos en blanco.

-Bien, todos presentados. Podéis ir a jugar a los videojuegos o a lo que queráis, yo me quedo aquí viendo la tele. –se sentó y se cruzó de brazos.

Mira que hay gente en el mundo y justo, la tía a la que me quería tirar era la prima de Sam. Cogí de la mano a mi niña y entramos en su cuarto. Tras una hora de estar charlando y jugando, dije que iba a por “algo de beber”. Pero en realidad lo que quería era ver a Cat.

Entré en la cocina y cogí una lata de Coca Cola. Luego pasé por el salón y le puse la lata en la nuca, por lo cual metió un brinco y se apartó.

-¿Qué..? Ah...Eres tú.
-Si. –esbocé una sonrisa- Mira que es coincidencia.
-¿El que? ¿Qué seas amiguito de mi prima pequeña?
-Si. Eso mismo. Está claro que estamos predestinados guapa.-le guiñé un ojo.
-Jajajaja. Que gracioso.
-Lo se.

Meneó la cabeza.

-¿Qué quieres?
-Lo mismo que tú desde el día que me conociste.

Puso cara de circunstancia. Me acerqué y me senté a su lado. Lentamente me acerqué a su cuello y lo besé levemente.

-¿Qué crees que haces listillo?
-Aquí se le llama “besar el cuello”, no se en tu casa como se le llama.-bromeé.
-Pues si sigues por ese camino te voy a meter una ostia, no se como le llamaras en tu casa.-contraatacó.
-Igual.-respondí.

Entonces la agarré de la nuca, atraje su cabeza hacia mí y sin gran esfuerzo mi lengua entró en su boca, que se abrió para dejarle paso.
Con cuidado se recostó en el sofá mientras yo jugueteaba con nuestras lenguas, y me colocaba entre sus piernas.

-Ves...No ha sido tan difícil. –murmuré entre sus labios.

Ella gimió al notar que yo rozaba mi abultado pantalón contra su entrepierna, y dejó caer la cabeza hacia detrás.

-¿Iván? ¿Estás aquí? Estabas tardando mucho y...-la vocecita de Sam llenó el salón y la erección se me bajó de golpe.
Volver arriba Ir abajo
moebizarre
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 966
Edad : 25
Localización : GDL
Fecha de inscripción : 28/03/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Vie Jun 26, 2009 6:06 pm

jajajajaja!!
malvado
los agarraron con las manos en la masa!---
Ira!! pobre de tii!! viv t eva a matar..
Volver arriba Ir abajo
strify_cute_strify
Se Esta Viciando
Se Esta Viciando
avatar

Cantidad de envíos : 99
Fecha de inscripción : 27/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Sáb Jun 27, 2009 10:53 pm

ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh
siguelooooooooooooooooo
prontooooooooooooooooo
muy rapidooooooooooooo
pliiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiis
siento q mueroooooooooo
kisses muac muack
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   

Volver arriba Ir abajo
 
Nuevas Tentaciones
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 6 de 11.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 5, 6, 7 ... 9, 10, 11  Siguiente

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Cinema Bizarre Venezuela  :: Fan Fics fuera de tematica-
Cambiar a: