Foro Oficial De La Banda Cinema Bizarre En Venezuela
 
ÍndiceRegistrarseConectarse
Enlazanos









Comparte | 
 

 Nuevas Tentaciones

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6 ... 9, 10, 11  Siguiente
AutorMensaje
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Nuevas Tentaciones   Mar Mayo 26, 2009 4:58 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Pongo este fic aquí por que aunque salen los bizarros, no son los protagonistas.
Para las que no hayais leido nada mio antes, esta es la "tercera parte" de mi fic Tentación y Tentados que estan en la sección de fan fics de cb. Pero se puede leer perfectamente sin haberse leido antes esas dos.
Es como aparte. Se entiende todo.

En fin, ya me callo. Espero que os guste.

_____________________________________________________________________________


Capítulo 1: *** LA LLUVIA***( Vivi)





Su piel empapada por la lluvia se pegaba a la mía intensamente. Su olor, el olor a humedad y a su piel...Me hacían enloquecer. No podía creer estar viviendo aquello. Notaba el peso de su cuerpo sobre mí, moviéndose rítmicamente y jadeando. Yo intentaba mantener los ojos abiertos para verle la cara, pero las sensaciones que mis sentidos estaban experimentando no me lo permitían. Notaba mi corazón palpitar desbocado, las gotas de sudor que pasaban de su cuerpo al mío, y un enorme placer, que jamás antes había sentido mezclado con algo de dolor al notar su sexo dentro del mí, rozando la parte mas sensible de él y notando como mis pechos con mis pezones erizados, se apretaban contra su cuerpo, mandando pequeñas oleadas de placer de punta a punta de todo mi ser.
Hundió su cabeza en la almohada y profirió un pequeño grito al mismo tiempo que empujaba con mas fuerza. Aferré mis manos a su espalda apretándole con todas mis fuerzas y....

Para llegar a esa parte de la historia falta mucho.
............................
................................
........................................
..................................................
........................................................
................................................................

Me desperté al sonar el timbre y notar que alguien me tocaba el brazo. Entreabrí los ojos y era mi prima. Bostecé y me froté los ojos.

-¿Otra vez durmiendo? Te van a volver a expulsar ...Y si te expulsan de nuevo de clase será durante todo un mes.-me recordó.
-Ya..ya lo se.
-Pues no lo parece.-estaba muy seria.

Miró a su alrededor y luego volvió su mirada al suelo.

-Lo siento...Prometo no liarla mas. No voy a dejarte sola.-comenté poniéndome de puntillas y dándole un beso en la mejilla.

¿Quién era ella y por que le había dicho aquello?
Primero me presentaré. Soy Yulia Vivienne, una chica modosita, normalita, y bastante inteligente.
...........
..............
Empecemos de nuevo. Soy Yulia Vivienne, en ese momento tenía diecinueve años, pelo rubio con mechas fucsias, medía 1’65 (cosa que no ha cambiado) y a pesar de mi altura, tenía un buen cuerpo y era muy guapa. De ojos azules como mi madre y la estatura de mi padre. Y en cuanto a los estudios... Repetí un curso cuando era mas pequeña y aun así seguía siendo la peor de la clase. Puede también que influyese mi comportamiento un tanto... “diferente” al del resto.
Vivía con mis padres, Kristian y Sebastian. Si, dos hombres. Son mas conocidos como Kiro y Strify, dos de los componentes de el grupo Cinema Bizarre.
No soy adoptada, si no que por lo que sabía en aquel entonces, lo que me habían contado, era que mi verdadera madre no quería saber nada de mi. Por eso me han criado mis dos padres, de los cuales los dos se acostaron con ella a pesar de ser gays y he ahí el dilema. Para mi, mi madre era es y será Strify. No le gusta que le llamé mamá, aunque ya se a acostumbrado. ¿Quién era mi padre biológico? No lo sabía. Nunca me lo habían querido decir, ni yo saberlo. Prefería pensar que era hija de ambos.

En cuanto a mi prima, Irae, tenía dos años menos que yo, pero ella por el contrario a mi, la habían adelantado un curso. Era muy lista. Incluso la habían querido avanzar otro curso pero ella se negó. Tenía el pelo largo, liso y castaño hasta la cintura y llevaba flequillo. Su cara era la de un angelito. También tenía los ojos azules y una mirada dulce como ninguna. Era blanquita y su sonrisa cautivaba a cualquiera. Era idéntica a su padre, mi “tío” Shin, otro de los componentes de Cinema Bizarre, pero en morena en vez de rubia. El que si que era idéntico a él era Iván, el hermano gilipoyas de Irae. Pero de carácter Ira era la copia de su padre. O sea, realmente no era mi prima de sangre, pero siempre había considerado a Shin como a un tío, igual que a Yu y Romeo. Los componentes del grupo.

Era una chica muy tímida, emocionalmente inútil e ingenua. Vamos, lo que en una clase se suele llamar tonta y a la que la gente margina. Siempre había tenido problemas para integrarse. No se por que pero solía ser el centro de burlas y bromas pesadas. Desde la guardería había sido así. Y por eso yo, la defendía de todo y todos. La quería mucho. Era como una hermana para mi pero con la ventaja de no serlo. Es decir, si fuese mi hermana tendría que compartir todo, desde cosas materiales hasta el afecto de mis padres, y eso era algo que yo no toleraba. Lo mío era mío, de nadie mas. No compartía.
Si hubiese sido mi hermana de sangre seguramente la hubiese odiado por ese simple echo, pero al no serlo, la quería mas que a nada. Y si me expulsaban de clase un mes significaba que tendría que aguantar un mes a los gilipoyas de clase.
Si mi amiga Eli hubiese ido a nuestra misma clase, no habría habido problema por que ella también la defendía, pero ella iba un curso por delante nuestro. Ella no había repetido.

-Vamos que llegaremos tarde a la clase de música.-me apresuró Ira.

Bufé. Odiaba la clase de música. ¿Por qué? Puede que convivir con dos músicos, y con un entorno rodeado de música sea la respuesta. Y no por que no me gustase o se me diese mal, al contrario, entendía bastante, o al menos muchísimo mas que la mayoría de mis compañeros. Bueno, la única que me superaba, pero como en todo lo relacionado con los estudios era mi prima. Así que me aburría muchísimo en esas clases.
Cuando entramos mi pesadez aumentó . Ya no quedaban sitios al final del aula. Así que nos teníamos que sentar en primera fila.

-Eso te pasa por dormirte en clase y salir la última...-murmuró mi primita.

La miré con cara de odio y ella desvió la mirada arrastrándome de la mano hasta dos asientos en primera fila.
Obviamente el profesor pidió a Irae que nos deleitase con una de sus composiciones al piano.
Si, ella tocaba el piano. Desde pequeña se apasionó por este instrumento. Por lo visto un antiguo componente del grupo de mis padres, Luminor, le regaló su primer teclado. Yo a penas me acordaba de él. O sea, si, por las fotos y por algunas cosas concretas, pero hacía muchos años que no teníamos contacto con él. No personal. Sabíamos que estaba en otro grupo que había montado él y que le iba bien junto con su novio, un tal Hackett.
Ella tocaba el piano y el violín. Yo en cambio tocaba la guitarra y no por que me entusiasmase, si no por que mi tío Yu la tocaba... Y bueno...él... Lo adoraba. Estaba enamorada..... A pesar de la gran diferencia de edad, me encantaba. Desde pequeña moría por él. Y su forma de tratarme... Yo estaba segura que él también sentía algo por mi.
La melodía del piano dio pie a mas fantasías.

-Señorita Yulia, señorita Yulia. ¡¡Yulia Vivienne!!-gritó el profesor.

Di un salto en el asiento y presté atención de golpe.

-¿En que esta pensando? Si no presta mas atención la tendré que expulsar.

Otra vez esa palabra. Refunfuñé por lo bajo.

-Perdón señor Diermissen. Ya presto atención.
-Eso espero.

Irae retomó la melodía y el profesor sonrió ampliamente. Entonces escuché varias risitas desde el fondo y algún insulto que no me gustó nada hacia mi prima.
La pobre se puso nerviosa y se equivocó. Cerré los puños con fuerza. Había reconocido la voz así que no me hizo falta girarme para saber quien había sido.
Al terminar la clase Irae recogió sus cosas con rapidez. Sabía que si le decía lo que tenía pensado acer se pondría en contra y se enfadaría, así que no le comenté nada.

-¿No vienes?-preguntó.
-No... Esto... Ve tirando tú. Tengo que preguntar unas cosillas. A tí te estan esperando el largirucho, Hayley y tú padre.
-¿No vienes con nosotros? Luego tendrás que ir en bus.-me recordó.
-Tranquila. Ve.-insistí.
-Vale. Hasta mañana.
-Hasta mañana.

Guardé entonces mis cosas y corrí tras de Michelle, una de las que se habían reido y metido con Irae. Cuando la alcancé en las taquillas la empujé y le sujeté de un gran mechón de pelo haciendo que inclinase la cabeza.

-¡¡Ahh!!-se quejó.
-La proxima vez que utilices esa boca de zorra que tienes para meterte con mi familia, piénsa en que puede que termines con una boca mucho peor. De buzón.-sonreí.
-¡Ayuda!-gritó.

No había nadie mas allí así que no me preocupó. O eso pensé yo. De pronto alguien me agarró de la cintura y tiró de mi con fuerza separándome del suelo y de Michelle.

-¿Por que no te metes con alguien de tu tamaño?-inquirió una voz arrogante.

Cuando me soltó y le miré me topé con un chico de pelo negro y algo largo, por el cuello escalado y ojos verdes, mucho mas alto que yo y bastante fuerte.

-Por si estas ciego, ella es mas alta que yo.-la señalé.
-Por eso digo. Métete con los de parbularios.-dijo con sarcasmo.

Michelle se puso a reir.

-¡Tú ríete que te parto la boca!-gruñí.
-Deja de hacer el tonto y lárgate.-me exigió el tío ese.
-¡Que te jodan!-contesté.
-¿Cómo?
-Pues eso, que te jodan, que te den por culo, que te peten, que te follen. ¿Sigo?-dije con ironía.
-Anda y vete antes de que me cabree.-sugirió.
-¡Ja! ¡¡Que miedo!!-simulé temblar.

El muy cabrón me empujó haciéndome tambalear. Eso me enfureció mas. Conté hasta tres, no para tranquilizarme si no para coger fuerza, y arremetí contra él.. Yo era bajita pero con mala leche. Como no se lo esperaba perdió el equilibrio y yo aprobeché para meterle un puñetazo.
Michelle gritó y salió corriendo. Y yo me separé al instante para esquivar algún posible golpe. Pero no, simplemente me miró sorprendido.

Me di la vuelta y comencé a caminar hacia la salida.

-¡Ah!-giré mi cabeza levemente- La proxima vez métete con alguien de tu tamaño.-me burlé.
Al llegar a la salida me di cuenta que llovía. Y de que manera. Sonreí complacida. Con mi movil marqué el número que deseaba y esperé a escuchar su voz.

-¿Sí?-respondió Romeo.
-¿Está el tío Yu?-le pregunté.
-Claro preciosa. Un momento.

Ellos dos también vivían juntos, pero no eran pareja. Eran amigos.

-Hola Yul. ¿Qué quieres?
-Es que está lloviendo... Y el tito Shin se ha ido ya... Y me tengo que volver sola a casa...
-Ahora mismo voy.

Colgué contenta y me apoyé contra la paret a esperar. Al momento apareció el mismo chico que antes y se apoyó a mi lado.

-¿Qué haces?-inquirí borde.
-¿Y tú?
-No te importa.
-Lo mismo digo.

Miré al suelo esperando que se marchase. Pero no. No tenía intencion alguna.

-¿Cómo te llamas?-preguntó.

Le ignoré.

-Con ese caracter seguro que estás mas sola que la una. Por eso te han dejado tirada hoy. ¿Verdad?

Aquello me rebentó. Pero justo apareció el coche de Yu. Comencé a bajar las escaleras hacia él pero el chico me sujetó de la mano.

-¡Eh! ¿Eres muda o que?

En un abrir y cerrar de ojos Yu había aparecido a nuestro lado y sujetó la muñeca al desconocido apretando con fuerza.
Los tres estábamos bajo la llubia pero el tiempo parecía haberse detenido.

-Deja a mi Yul en paz.

Sentí un escalofrío al escuchar aquello. El chico soltó mi mano y Yu pasó su brazo por encima de mis hombros llevándome hacia el coche.
Volver arriba Ir abajo

AutorMensaje
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Sáb Jun 13, 2009 6:48 pm

Capítulo 63: ***PHOENIX BUENO, PHOENIX MALO***(Vivi)


-¿Entonces somos novios o solo lo dijiste por que estaba Yu?-preguntó.
-Si... Si quieres...

Me abrazó con fuerza y me besó, jugando con su lengua dentro de mi boca, acariciando con ella mi paladar, haciéndome sentir leves cosquillas, luego volvió a mi lengua, para entrelazarla y hacerme estremecer, y finalmente mordisqueó mi labio inferior.

-Quiero mas...-murmuró.

Me agarró del muslo y apretando contra su cintura pude notar su erección.
Me miró fijamente y alzó las cejas.

-Vale.-acepté.
-¿Vale?
-Si.

Sería la manera de librarme de Yu para siempre. Yo había estado esperando toda mi vida hacerlo con él. Que Yu fuese el primero, pero eso era el pasado. Tenía que olvidarle.
A pesar que mi intención era hacerlo con él para olvidar a Yu, pensé que me costaría, pero pasó algo que no me esperaba. En cuanto sus manos comenzaron a acariciar mi cuerpo, a desnudarme, a tocarme con habilidad, no pude pensar en otra cosa que no fuese Nix. Me encantaba, me estaba haciendo temblar de placer. Nunca había sentido aquello. Jamás.
Ya tumbados en la gigante cama, sus dedos jugaron con mi clítoris mientras yo me retorcía de puro gozo. No podía dejar de gemir. Aquello era el cielo. Mis pensamientos se nublaban. No podía coordinar dos palabras seguidas en mi mente.

Sus manos dejaron mi sexo para desnudarme por completo y luego desnudarse él. Cuando vi su pene me di cuenta que aquello iba a doler. Abrió mis piernas lentamente y se colocó entre ellas, tumbándose sobre mí. Se colocó el preservativo y poco a poco fue introduciéndose dentro de mi.
La primera impresión fue mas que rara. Estaba tensa, muy tensa, notando como algo invadía mi intimidad, abriéndose paso a la fuerza en mis entrañas y provocando algunas molestias o sensaciones desagradables, y cuando llegó a mi himen, noté una punzada en la vejiga que me hizo soltar un grito.

-Shh... Solo es el principio... Pronto pasará...-jadeó.

Entonces comenzó a moverse sobre mi y el dolor menguó, dejando paso al placer.
Su piel empapada por la lluvia se pegaba a la mía intensamente. Su olor, el olor a humedad y a su piel...Me hacían enloquecer. No podía creer estar viviendo aquello. Notaba el peso de su cuerpo sobre mí, moviéndose rítmicamente y jadeando. Yo intentaba mantener los ojos abiertos para verle la cara, pero las sensaciones que mis sentidos estaban experimentando no me lo permitían. Notaba mi corazón palpitar desbocado, las gotas de sudor que pasaban de su cuerpo al mío, y un enorme placer, que jamás antes había sentido mezclado con algo de dolor al notar su sexo dentro del mí, rozando la parte mas sensible de él y notando como mis pechos con mis pezones erizados, se apretaban contra su cuerpo, mandando pequeñas oleadas de placer de punta a punta de todo mi ser.

Hundió su cabeza en la almohada y profirió un pequeño grito al mismo tiempo que empujaba con mas fuerza. Aferré mis manos a su espalda apretándole con todas mis fuerzas y noté una corriente abrasadora que hizo que le rodease con las piernas la cintura, apretado mas y mas, como queriendo que entrase mas dentro de mi. Había llegado al orgasmo. Habíamos llegado al orgasmo.
Durante unos minutos, el placer continuaba presente en cada milímetro de mi piel, con lo cual permanecí en aquella postura, sin soltarme, sin querer que terminase. Hasta que me comenzaron a doler los muslos por la fuerza que hacía.

Entonces, se dejó caer hacia el lado y se me quedó mirando. Yo cerré los ojos. No quería dejar escapar ninguna de aquellas sensaciones vividas. Quería recordarlas para siempre. Noté como se levantó de la cama, pero continué a ciegas, recordando...Sintiendo... Al momento regresó y volví a notar su peso sobre mi.
Parpadeé inmediatamente.

-¿Qué...?-estaba desorientada.
-Quiero aun mas.-dijo colocándose otro preservativo.
-No...Espera... Nix....
-Si...Eres mi novia ¿no? Quiero mas Brit... No te quejes que tu solo tienes que abrir las piernas.

El corazón se me paró de golpe. Ese ya no era el Nix de hacía un rato. Aquel era el Nix al que temía.

No, no, no, no. No se podían torcer así las cosas. Era mi primera vez. La que siempre recuerdas. Y había sido perfecta hasta el momento... No podía hacerme aquello...No...
Pero si, sin mas volvió a penetrarme.

Aquella vez fue totalmente distinta. Fue mucho mas bruto, y a pesar que yo me callé y me quedé inmóvil debajo de él, no pude evitar que se me escapasen varias lágrimas.
Sus fuertes embestidas me ardían dentro. Notaba un fuerte escozor y dolor en mi sexo.
Me aferré a las sábanas mientras veía su cara llena de placer, mientras le escuchaba jadear, gemir.

El tiempo pareció detenerse. Yo quería que terminase, pero aquello era eterno... Por fin terminó y se tumbó boca arriba con la boca abierta y mas que fatigado. Yo le miré de reojo y su sexo seguía duro e erguido. Mi corazón se aceleró. No...No iba a permitir que me hiciera de nuevo aquello. Me incorporé y me puse en pié. Entonces me di cuenta que el dolor no desaparecería tan rápido como el placer que había sentido. Caminé como pude hasta el baño, y antes de entrar escuché a Nix decirme:

-Brit, no hemos terminado...¿Dónde vas?
-Voy...Voy al baño...

Aceleré el paso y me encerré dentro, poniendo el pestillo. Me dejé resbalar hasta el suelo y dejé salir todo lo que sentía. Todos mis problemas volvieron y a ellos se sumó lo que me acababa de ocurrir.
Me aovillé y me quedé allí esperando a que Nix viniera a por mi y enfureciera por no querer salir. Pero no sucedió aquello. Simplemente no apareció. Tras una hora esperando me di cuenta que no vendría.

Vi que mi entrepierna estaba manchada de sangre, así que me duché.
Al terminar dudé si quedarme allí dentro toda la noche o volver con él...
Tenía que haber alguna explicación para lo que había sucedido. ¿No? Quizá era yo la exagerada... Tenía que ser así...No quería pensar que había tomado la decisión equivocada, ya que otro error me hundiría.

Volví sigilosamente y le encontré durmiendo. Torcí el gesto y me abracé a mi misma. Estaba tan mono así...Tan dulce...
Suspiré y me tumbé s a su lado, y al momento se giró, abrazándome.
Me tensé de golpe pensando que querría de nuevo...Pero no, estaba dormido, había sido todo un auto reflejo.

Poco a poco me relajé y finalmente conseguí dormirme. Por la mañana, cuando me desperté, Nix no estaba mi lado. En su lugar había una nota.

“DESAYUNA TRANQUILAMENTE, TE LO HE DEJADO EN LA MESA. VOLVERÉ EN UN RATO”.

Me levanté y había una rosa en la bandeja del desayuno. Me puse una bata y desayuné sola. Pensando y pensando en como actuar frente a él. ¿Me quejaba? ¿No le decía nada? Estaba echa un lío. Ya no estaba segura de que lo que había ocurrido aquella noche fuese tan terrible como había pensado... Quizá era algo normal... Quizá...
Otro pensamiento me invadió.
¿Con qué Nix me encontraría? ¿Con el “bueno” o con el “malo”?
Cuando terminé de desayunar me tumbé en la cama de nuevo y me quedé mirando al techo. ¿Habría ido Irae a verme? ¿Cómo amanecerían mis padres aquella mañana? ¿Kate seguiría muy enfadada? ¿Qué iba a ser de mi carrera? ¿Qué iba a ser de mi vida?

Escuché el sonido de la puerta y me senté de golpe. Era él. Se asomó y me sonrió.

-Buenos días Brit. –se acercó y me dio un pico- Veo que has desayunado- dijo mirando la mesa.

Luego se subió a la cama y se puso a mis espaldas. Pasó sus dedos por mi cuello y acercando su boca a mi oído murmuró:

-Hoy estás mas guapa...Si eso es posible... Hoy ya pareces una mujer....Ya eres una mujer...-la otra mano acarició mi estómago y bajó hasta mis ingles.

Aguanté la respiración. Enseguida volvió con ambas manos a mi cuello y desabrochó la cadena en la que llevaba el anillo de Yu. No me lo había quitado a pesar de que le odiaba, pero era algo que había llevado desde pequeña y de lo que me costaba desprenderme.

-¿Qué haces?- intenté girarme.
-Eso no lo necesitas... Esto queda mejor.- me colocó otra cadena, con un phoenix de oro- Ahora eres mía. Quiero que siempre lo tengas presente...Te quiero Vivi. Me tienes contigo...Yo cuidaré de ti...-me besó la mejilla y sin evitarlo me puse a llorar.

Estaba confundida. Muy confundida. Volvía a ser el Nix que me gustaba...El Nix que me hacía sentir segura.

Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Sáb Jun 13, 2009 6:48 pm

Capítulo 64: ***LA GALA part 3*** (Irae)





Después de ver a Luca e Iván en el colegio ese me quedé algo mas tranquila… Ver que se estaban llevando bastante bien me puso contenta. Mas que contenta. Iván, antes de salir de su cuarto para marcharnos, me sujetó y me dijo al oído “ Cuando te haga una señal agárrate a Luca y ...dale un beso.”

Le miré sin entenderle pero asentí. Que mi hermano me pidiese una cosa así me hacía sentir bien. Normalmente lo que haría sería decirme todo lo contrario. Que partiría las piernas a Luca si me besaba o algo por el estilo.

Cuando salimos, acompañé a Sam a su casa. Su madre nos esperaba.

-¿Qué tal la clase?-inquirió.
-Bien mami. Es muy buena.
-La verdad que no esperaba que una chica tan joven supiese braille. –comentó.
-Jeje. Ya le dije, tengo un hermano que es ciego y por eso se...-mentí.
-Bien, bueno, aquí tienes.-me dio quince euros- Te pagaré cada día. ¿Te va bien o prefieres que te pague a final de mes?
-Así está bien.-respondí.
-Bien. Pues hasta el próximo día. Hemos quedado que dos veces por semana. ¿No?
-Si, exacto. Gracias.
-Hasta luego Sa...-iba a decir Sam pero rectifiqué- Sarah Maisie.- le di dos besos y al mismo tiempo le di en la mano el dinero que me acababan de pagar sin que la madre se diese cuenta.

Habíamos quedado en que yo le devolvería el dinero que me pagasen a ella, ya que no quería ser una estafadora. Y ella dijo que no lo gastaría, que se lo guardaría para devolvérselo mas adelante. Ninguna de las dos queríamos aprovecharnos.

Caminé a paso ligero hacia casa y cuando llegué me puse a tocar el piano. Pero enseguida lo dejé. No me podía concentrar. Solo pensaba en Luca... Desde que habíamos echo aquello que él llamó petting no podía dejar de pensar en sus manos...en como me tocaron...en como nos rozamos...Y sin darme cuenta me excitaba tanto que comenzaba a sentirme acalorada y me encontraba en una situación mas que rara y sin saber que hacer.

Me tumbé sobre la cama e intenté pensar en otra cosa...
No podía. Era imposible. Parecía que mi mundo ahora girase solo en torno a Luca. ¿Era eso posible? ¿Era posible que una persona se convirtiese en el centro de toda tu vida?

Y al girarme divisé en mi escritorio lo que me había dado Vivi...La entrada a la gala y el pase para su camerino...
Sin darme cuenta dejé de pensar en Luca. Como no, Vivi era la única persona que lograba hacerme olvidar hasta de Luca.
Recordé sus palabras..

“Yo... No entiendo que te pasa conmigo... Te pido perdón por irme... Pero era algo que necesitaba... Yo nunca te he olvidado... Siempre serás mi niña... Mi prima... Me duele tanto ver que no quieres ni que me acerque...Notar tu odio... Odio que no termino de entender... Se que merezco que estés algo enfadada...Pero no creo merecer hasta este punto... Voy a dejarte aquí una entrada para la gala en la que saldré el sábado... Y un pase para mi camerino... Si quieres que hablemos e intentemos solucionar algo...O aunque solo sea para echarme en cara que es lo que te duele tanto, lo que te he hecho... Pues allí te esperaré.. Yo... Espero verte allí... Yo sigo siendo la misma... Soy Yulia Vivienne... tu Vivi..”

¿Quería ir? ¿Seguía siendo mi Vivi? Todo el asunto me mareaba. Cuando la escuché hablar me dio la impresión que decía la verdad...Que seguía siendo ella... Que no había cambiado...Pero... Pero...
¿Y el beso? No había sido gran cosa, pero era un tema que preocupaba. ¿Qué quería Vivi? ¿Confundirme? ¿Hacerme mas daño? Seguramente lo hacía para alejarme de Luca... Ella era así...Con tal de controlarlo todo hacía cosas sin sentido. Para ella el fin justificaba los medios...Siempre...

Cogí los papeles y me los quedé mirando.
¿Ir o no ir? Bufé confusa. No. Era mejor que no fuese.
Pero el día de la gala llegó y mi convencimiento no era tan firme.
Además papá estaba nervioso. Al no estar mamá no sabía que ponerse. Siempre le preguntaba a ella su opinión.

-Hija...¿Me queda bien esto?-inquirió asomándose a mi cuarto.
-Todo te queda bien papá.-asentí- pero el pelo así no me termina de gustar...mmm Ven, veamos que puedo hacer.-comenté.

Sonrió tímido y se acercó.

-Siéntate.-señalé mi cama.

Me hizo caso.

-Ahora vengo. Voy a por la plancha del pelo, los peines y algunas cosillas mas.
-Ok.

Me encargué de peinarle, pero en el maquillaje ya no me metí ya que él tenía mucha mas experiencia que yo.

-Así mejor.-comenté.
-Gracias hija.-me dio un beso en la frente.
-No me las des. Si te dejo salir como ibas mamá me castiga por no impedírtelo.-bromeé.

Ambos nos reímos.

-He hablado hoy con ella. Se había empeñado en volver para ir conmigo a la gala pero se lo he quitado de la cabeza.
-Pero querías que fuera.-afirmé.
-Claro, pero lo primero es lo primero. Y ella está de gira.

Me mordí el labio y le abracé.

-Eres tan bueno... Me encanta que seas así...

Me devolvió el abrazo con fuerza.

-Pues eres a la única que le gusta como soy.-suspiró- Tanto a tu madre como a tu hermano les irrita mi carácter.
-Pero te adoran... Es imposible no quererte... Iván no se da cuenta de lo mucho que te quiere, pero tarde o temprano lo hará. Y mamá por mucho que se queje se queda embobada cuando te mira. Además, te eligió a ti en vez de a Pedro.

Se envaró de golpe y me miró con la cara rígida.

-¿Qué has dicho?
-Na...nada...-había metido la pata.
-Has dicho que me eligió en vez de a Pedro...
-Yo...
-¿Quién te lo contó?
-Nadie...
-¿Tú madre?
-¡No!
-Pedro...
-...Si...Pero...
-¡Será cabrón!

Se levantó enfadado.

-¡Papá espera! No te enfades...
-¿Qué te contó? ¿Eh?
-Nada. Solo que fue novio de mamá un tiempo. Ya está. Y que luego mamá volvió contigo. Ya está.-mentí- ¿Por qué te pones así? No pasa nada...Es algo natural... La gente suele tener mas de una pareja a lo largo de la vida...

Parecía tenerle miedo a algo. Algo que yo no sabía.

-Si...tienes razón... Es solo que...que me da miedo pensar que pudo no haber terminado conmigo...Y me hubiese muerto... La quiero mucho...¿Sabes? Ella es mi vida...Bueno, tú, tus hermanos y ella. –volvió a abrazarme- Eres mi niña...Mi hija... No me odies nunca ¿me oyes? Por favor...

No le entendí.

-¿Por qué iba a odiarte?
-Por nada...Solo prométemelo.
-Claro...Tranquilo papá...-sus ojos brillaban, estaba a punto de llorar.
-Va, va. Anímate. Que tienes que ir a una gala ahora.
-¿Me acompañas? Ven conmigo.-me pidió.
-¿Yo? ¿Ir?
-Si, por favor... Cielo... Ven...esta noche te necesito a mi lado.

No le pude decir que no, así que al final metí el pase para los camerinos en mi bolso y terminé acompañando a mi padre.
A mitad e la gala me entraron ganas de ir al servicio así que me levanté de la mesa y fui. Pero cuando volvía, escuché su voz. Era ella. Ya estaba en el escenario. Automáticamente mi cuerpo comenzó a correr hacia la sala y me quedé a la entrada mirándola. No me quise acercar mas para que ella no me viera. De pronto todo fue un caos. Vivi se desabrochó la chaqueta, que por cierto me sonaba de algo y señaló su estómago, donde llevaba escrito “DIVA”. Y luego cayó al suelo, comenzando a llorar mientras la música seguía sonando. Unos de seguridad la sacaron de el escenario enseguida y la sala se convirtió en un murmullo continuo. Vi a tío Yu correr hacia la puerta que daba a los camerinos, seguido de tío Kiro y tío Strify. Me dirigí allí y cuando llegué Yu ya había entrado, pero Kiro y Strify se estaban peleando con los de seguridad.

-¡La que está ahí dentro es nuestra hija! ¡Déjenos entrar! ¡Krise es hija nuestra!-insistían.

-Sin pase no entran.
-¡Vete a la mierda gilipoyas! ¡Déjanos entrar! ¡Es mi hija! ¿No lo entiendes?
-Sin pase nada.

Tío Strify tiró de él un poco.

-Kiro...Tranquilo...
-¿Tranquilo? ¡Acabamos de encontrar a nuestra hija y encima se ha caído! ¡Se ha hecho daño! ¡Y estos imbéciles no nos dejan entrar! ¿Quieres que así esté tranquilo?

Strify se quedó pensativo un segundo y al siguiente estaba histérico gritándoles a los de seguridad de todo. Se pasaron un rato discutiendo, rogando, exigiendo etc para que les dejasen entrar, hasta que me metí en medio y atraje a mis tíos.

-Tomad. Esto es para vosotros...-les di el pase que me había dado Vivi- Ella...Ella me lo dio...
-¿La has visto?-espetaron los dos al unísono.
-Si... Vino a mi casa...Discutimos... Yo no quería saber nada de ella...No os dije nada para no poneros mal...-me excusé.

Kiro intentó asimilar la nueva información.

-Vale, no pasa nada...Gracias cielo...-me acarició la mejilla y se volvió hacia el de seguridad.
-¿Le va bien este pase?-sonrió triunfal.

Los hombres se apartaron y les dejaron pasar.
Así perdí mi oportunidad de ver a mi prima. Pero cuando me iba a marchar, una mujer me sujetó del brazo.

-¿Eres Irae?-me preguntó.
-Si...¿Quién es usted?- me extrañé.
-Soy Kate, la manager de Krise. Ella me ha mandado a que te de un recado.
-¿A si? ¿Cuál?
-Mira... Que sepas que yo no quería decir esto..que he intentado convencerla que cambie de opinión pero... Me ha dicho que la dejes en paz. Que no quiere saber nada más de ti...
-¿Cómo?....Pero...Ella me vino a ver...Me pidió que viniera....
-Lo se... Para ella es un juego esto... Me dijo que eres su muñeca...Que sabe que ella dice lo que sea y tú lo haces. Que eres como su “mascota”. Lo siento mucho... Pero mira, creo que es mejor que te alejes de ella... Así no te hará daño... Krise es una persona calculadora...Y se le ha subido la fama a la cabeza... Es insoportable, te lo digo yo. –me acarició con dulzura la cara- Lo siento...

Luego se fue dejándome totalmente bloqueada y confusa. Mas confusa.
Volver arriba Ir abajo
nixita
Fanatic@
Fanatic@


Cantidad de envíos : 986
Fecha de inscripción : 24/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Dom Jun 14, 2009 11:49 am

ooooooooo shiiiiiiiiiiiitt
maldita kateeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee
es una una una aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
SIGUELO KIRINAAAAAAAAAAAAAA
Volver arriba Ir abajo
nixita
Fanatic@
Fanatic@


Cantidad de envíos : 986
Fecha de inscripción : 24/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Dom Jun 14, 2009 11:56 am

[quote= moebizarre escribio:]nixita escribió:
noooooooooooo ira y lucaaaaaaaaa xDDDDDDDDDDD


noo!!
Vivi e Ira!
[/quote]

LUCA E IRAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Dom Jun 14, 2009 5:58 pm

Capítulo 65: ***CHANTAJE*** (Iván)




En cuanto Irae y Luca salieron del cuarto y me quedé a solas con Sam, volví a abrazarla y ella me lo devolvió. Era mucho mas bajita que yo. Apenas me llegaba por debajo de mi pecho. Aunque noté que había crecido. ¿Podía ser? Solo hacía una semana que no la veía y la notaba algo mas alta.

Me senté en la cama y ella a mi lado. Cogí su gorra y se la quité, dejando que su pelo negro y largo cayese relajado sobre sus hombros. Pasé mi mano por él lentamente.

-Tienes un pelo muy bonito. ¿Por qué siempre lo llevar recogido?-inquirí y ella se apartó de mi bruscamente- ¿Qué pasa?-me extrañé.
-Na...Nada... Solo... –apretó la mandíbula pensando en algo- Nada...-apartó el pelo de su cara y sonrió- Al final te ha salido mal la jugada eh...

Suspiré.

-Si. La hija de puta esa me ha jodido bien...
-Te lo merecías.
-No...
-Si Iván.
-Ella también tiene culpa.
-Si, la verdad, ella es una imbécil. No poder controlar a un niño como tú...
-Eh, eh. No soy un niño.- me defendí.
-Si lo eres.
-No.

Alzó las cejas.

-Si lo eres.-insistió.
-He dicho que no.
-Si.-sonrió divertida.

Yo me estaba enfadando. Me daba rabia. No, no era un niño. No lo era...

-¡No!
-Jajajajaja. Si.

La agarré por los hombros y la atraje hacia mi, dejando nuestras caras muy cerca.

-Ni se te ocurra.-murmuró.

Parpadeé repetidamente.

-¿El qué?
-Lo que estas a punto de hacer. Ves, me estas demostrando que tengo razón.- zafó de mis brazos.
-¿Cómo has...?
-Que sea ciega no quiere decir que sea tonta. Estabas a punto de darme un beso. ¡¡Buaggg!!-puso una cara de asco muy graciosa, haciéndole salir dos hoyuelos en las mejillas. .

No lo pude evitar y me eché a reír.

-¿Te das cuenta que casi me das un beso?
-Que asco...Tienes razón Buagggg. –dije divertidísimo.
-Si. Jajajajaja- ¿Te imaginas? –volvió a poner esa cara tan graciosa.

Nos quedamos en silencio y recordé que le debía una disculpa.

-Lo siento...
-¿Por?-inquirió.
-Pues... Por...Por dejarte tirada...
-Ah..¡Cierto! No me acordaba. Pero con una simple disculpa no te voy a perdonar.
-¿No? ¿Qué mas quieres?
-Mmmmmmm.... Pues... Quiero...Quiero... Tu mp4.-soltó.

Abrí la boca alucinado.

-Te pasas de listilla. No te voy a dar mi mp4. ¿Qué hago sin mi música aquí dentro?
-Entonces es que no te importa que te perdone o no. –dijo levantándose- Dile a Irae que la espero fuera.

Me puse nervioso. ¿Desde cuando Sam era así?

-¡Espera! Vale. Te lo doy.-dije sin pensar y al momento ya me había arrepentido.

Se giró hacia mi, con sus grandes ojos azules mirando en mi dirección aunque no viesen nada.

-¿Enserio?
-Supongo...-abrí el cajón de mi mesita y se lo di.

Al fin y al cabo no tenía mas amigos que me visitasen. Mis amigos no sabían que estaba allí.

Le puse en sus manos mi mp4 y ella sonrió mientras se lo metía al bolsillo. Pero con la otra mano me dio algo.
Miré y era otro mp4. Pero rosita y fucsia.

-¿Y eso?
-Ves, eres un crío. Jajajaja.Y un “calzonazos”.
-Ei, ei. Sin pasarse.
-Es que es cierto. Te he pedido que me regalases tu mp4, te he chantajeado y has aceptado. –meneó la cabeza- Que poca personalidad.

Escuchar aquello me recordó a mis padres. ¡No! ¡Mi padre! Yo no era como él. No. Me negaba.

-No me voy a quedar con tu mp4, solo te estaba poniendo a prueba. Lo que quiero es que me lo prestes. Para escuchar tu música. Para poder guardármela.
-¿Y para que me das el tuyo?
-Así tendrás algo que escuchar hasta que te lo devuelva.
-¿Qué música tienes?
-Descúbrelo tú.
-¿Entonces me perdonas?
-Que remedio... Pero la próxma vez que me vayas a dejar plantado por follarte a una tía, avísame. ¿Vale?

Me reí.

-Claro. Lo prometo.

Me explicó el plan que habían montado entre mi hermana y ella y me resultó interesante.

-Sois un par de delincuentes.-bromeé.
-Mira el que fue a hablar.
-Bah. Por cierto. ¿Cómo es que no vas vestida de pastelito?
-Ahh. Fui a tu casa.
-¿Qué?
-Eso. Encontramos tu escondite secreto para mi ropa.-sonrió ampliamente.
-Eso es allanamiento de morada...
-No puedo ver, así que no te preocupes. No vi nada que pueda espantarme.
-Si, eso es cierto. Al final va a ser bueno que estés ciega.-dije sin pensar.

La cara de Sam se tensó.

-¿De que vas? ¿Te alegras de mi problema? ¿Lo ves gracioso?-espetó furiosa.
-No...Yo...Yo quería decir que...
-¿Qué? ¿Qué? Va bien que sea una niña tonta e indefensa...Que no pueda ver... Que no me pueda valer por mi misma....Eso es gracioso...-musitó.
-No...Sam...Lo siento... No quería decir eso...-intenté tocarla pero no me atreví.
-...
-Sam...

Agachó la cabeza ocultando su cara tras el pelo y sus hombros comenzaron a temblar. ¿Estaba llorando?
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Dom Jun 14, 2009 5:58 pm

Capítulo 66: ***LAS REVISTAS*** (Iván)




Al ver a Sam de aquella manera me puse nervioso. Me arrodillé a su lado y cuando elevé su barbilla descubrí que se estaba riendo.
Me quedé boquiabierto. ¿Qué estaba pasando?

-Jajajajajajajajajajajajajaja-su risa estalló en la habitación.

Alcé las cejas.

-Ves, es tan fácil quedarse contigo jajajajajajajajajajajaja.
-No me hace gracia.
-¿A no? Jajajajaja. A mi si. Jajajajajaja.
-Sara Maisie.-pronuncié seriamente.

Entonces paró y pasó sus dedos por mi cara.

-Te pones horrible cuando te enfadas.-manifestó intentando contener la risa.
-Y tu me das miedo cuando te pones así de tonta.
-¿Tonta ? No soy yo la que está encerrada aquí.-me recordó- Así que no alardearía de inteligencia.
-¡Eres muy enana para ir de listilla por la vida!
-Soy lista.
-No voy a discutir eso contigo.-zanjé el tema.
-Así callas a la cieguita ¿no?
-No bromees con eso. No me gusta.
-Pero a mi no me importa. Y es algo mío. Si quiero bromear es mi problema. –me dejó claro.

El resto de rato lo pasamos hablando de cosas mas normales hasta que llegaron Irae y Luca de nuevo. Uno de los capullos que lo molestaban les había visto y seguramente se chivaría. Antes de irse, le dije a mi hermana que besase a Luca cuando yo le hiciese una señal. ¿Por qué? Pues por que el chico lo merecía. Merecía que los cabrones esos viesen que de maricón no tenía nada. Que tenía una novia y guapísima como era mi hermana.
Sabía que odiaría ver como se besaban pero antepuse la dignidad a mi opinión. Luca era como...Como...¿De la familia? Si, aunque no me gustase admitirlo, y yo defendía a mi familia.

Cuando se marcharon y Luca y yo volvimos al cuarto, me preguntó algo ilógico.


-¿Es novia tuya o algo por el estilo?-inquirió refiriéndose a Sam.
-¿Estás tonto? Tiene trece años solo.
-Bueno, tú tienes quince, no te alejas tanto.
-Ya, pero yo es como si tuviese mas.
-Venga va. Ni te lo crees.
-Bueno, en el sentido sexual te llevo años de delantera, y tú eres mayor.-puñalada.
-Bueno...Pero a lo que voy es que no tienes reparo en tirarte a quien sea sin reparar en la edad.
-Ya, pero Sam es distinto. Ella es un colega. Es mi mejor amiga. No pienso en ella así. Además, su cuerpo es el de una niña. No me pone.
-Mejor, si no me obligarías a matarte.
-Cuando se te caigan los dientes de leche me avisas.-me burlé.
-A veces eres insoportable...Bueno, no, siempre.
-Es parte de mi encanto. ¿Alguna novedad mas?-me lo estaba pasando genial- ¿Cómo está tu madre? ¿Sigue queriendo adoptarme?
-¡A cagare!-se enfadó.

Después se puso el mp4 y cerró los ojos. No se si se dio cuenta o no pero yo si y me hirvió la sangre. No se o no quiero saber en que pensaba, pero se empalmó.
Aquella noche yo también tuve sueños raros... O mas que raros calientes...
Los días pasaron muy lentamente a mi parecer y pasó el día que papá iba a una gala.
Irae no me contó nada de lo sucedido, si no que me enteré por mi madre. Pasada una semana vino a verme y sentí como si hiciese mucho tiempo que no la veía. Les echaba de menos a todos. Echaba de menos vivir en mi casa.
Obviamente en la entrada me hice el duro y la saludé con dos besos normales. Ella me entendía mejor que nadie y no forzó la situación. No hasta que entramos en mi cuarto. En él estaba Luca, pero en cuanto le eché una de mis miradas entendió mi “indirecta” y se marchó.
En cuanto salió por la puerta mamá me abrazó y yo la abracé a ella. Durante unos segundos nos negamos a soltarnos, pero al final nos separamos y sonreímos.

-¿Qué tal estás...?-inquirió pasando su mano por mi pelo.
-Bien. Bien...
-¿Seguro? Yo...-bufó- Todo esto es una de las geniales ideas de Shin...-murmuró para ella aunque la entendí.
-Mami... –dejó de murmurar de golpe.
-Hacía mucho que no me llamabas así...
-Lo se. Y no te hagas ilusiones por que no lo repetiré mucho mas.
-De acuerdo. Jeje.
-Mamá, no...-me costaba decir aquello- No es culpa de...de...de papá...

Frunció el ceño extrañada.

-¿Qué has dicho?
-No me lo hagas decir mas...
-Iván, quiero, necesito escuchar eso. –me cogió de la mano.
-A ver...Quiero decir que...Papá solo...Solo hace lo que cree que es mejor...Como tú... cosa que no quiere decir- me apresuré a mencionar- que esté de acuerdo. Odio este lugar, odio a papá y odio a la guarra de Dalia.

Sus facciones se tensaron.

-De eso venía a hablarte.-comenzó- He denunciado a esa puta. Pero necesito que declares. Quiero que no la dejen enseñar en ningún colegio más. No sirve. Así que mañana iremos al juzgado a que declares. ¿Vale?

Me quedé pensativo un rato.

-¿Irá ella?
-Supongo... Si...¿Es eso un problema?
-Al contrario. –sonreí- Quiero ver su cara cuando declare.
-Bien, pues a las nueve te paso a recoger.
-Ok.

Fue entonces cuando me contó lo de la gala. De nuevo Vivi molestando. ¿No podía simplemente desaparecer? Dejar a nuestras familias en paz.... Eso es lo que debía hacer, pero no.

Y entonces una idea me vino a la mente. Al día siguiente tendría que ir a los juzgados y aprovecharía para pedirle a mi madre que me dejase ese día fuera. Como conocía la discográfica donde estaba Vivi, iría y le dejaría las cosas claras. Esta vez iba a advertirla. Para mi ya no era de mi familia, no después de lo mal que se lo había echo pasar a mi hermana y a mis tíos. No.

Meticulosamente organicé mi plan. Nada me podía fallar. Y otra cosa que quería hacer era obviamente, follarme a alguien. Pero eso ya vería como.

Sam me vino a ver un rato después de que mi madre se hubiese marchado. No le conté nada de mis ideas por que se opondría, y no tenía ganas de discutirlo con nadie.

Pero una sorpresa me aguardaba aquella noche. Antes de irme a dormir recibí una llamada de Sam.


-¿A pasado algo?
-No. ¿Por?
-Has estado aquí hace un rato.-mencioné.
-Lo se. Es que tengo que decirte algo.
-Dime.
-Me parece depravado que tengas tus revistas porno encima de la cama mientras recibes visitas.

Miré en mi colchón y efectivamente, allí estaban, en la punta de la cama.

-¿Cómo...?-empalidecí.
-¿Tú que crees? –preguntó- En fin, solo era eso. La próxima vez que vaya a “verte”-pronunció esa palabra con énfasis- se un poco mas cuidadoso..-soltó entre risitas.
-¡Sam! ¡¿Cómo las has...?! ¡¿Las has visto?!
-Hasta mañana Iván.
-¡Sam!
-Adiós.

Colgó.
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Dom Jun 14, 2009 5:58 pm

Capítulo 67: ***LITTLE DIVA*** (Vivi)



Después de colocarme el colgante me abrazó y me besó la frente.

-¿Sabes que tienes mucha suerte?-inquirió.
-¿Suerte?-dudé.

Precisamente suerte últimamente no tenía.

-Si. Mira.-me dio una revista- Ya eres famosa.

Salía yo en portada. Bueno, yo en el suelo del escenario llorando. Horrible. Lancé la revista al suelo enfadada.

-No hace falta que me hundas mas... – me aparté de su lado.
-Que paciencia hay que tener contigo.-meneó la cabeza y fue a recoger la revista- Mira dentro haz el favor.-volvió a dármela.

A mala gana hice lo que me dijo y dentro me encontré un artículo de tres páginas sobre mi. Me quedé boquiabierta.

-¿Y esto?
-Y esto quiere decir que has entrado en el mundo del espectáculo por la puerta grande. Mamá estará contenta. Tu numerito de anoche te ha abierto las puertas en todos los lados. Mira-me señaló unas frases remarcadas en negrita de el artículo.

“Krise lloró anoche como si fuese una niña de cinco años. ”
“ Esta chica, cuyas raíces desconocemos por el momento, no terminó su actuación anoche debido a un accidente en el escenario. Pese a ello demostró en el tiempo que actuó, una gran garra y madera para esta profesión.
Su sensualidad y el accidente que tubo anoche en la gala, han hecho que mucha gente haya pensado en ella como “la niña mimada” ¿Cómo será ahora después de su primer tropiezo en Alemania? Todo el mundo se lo pregunta y está ansioso por conocer mas sobre esta Little Diva”

No es que me gustase lo que decía en si el artículo, pero sin duda podía haber sido peor. En ese momento me di cuenta que estaba mas que perdida. Por un lado no me gustaba que hablasen mal de mi, de ver mi fracaso, pero por otro, pensaba en mis padres y quería fracasar, para no joderles mas.

-¿Ves? Ya eres una Little Diva para el mundo. –sonrió.
-No me llames así.
-¿Por?
-Por nada...Solo no lo hagas....

Esas palabras me recordaban a mi familia. A Yu...Yu... Al recordar el encuentro me estremecí.

-Bueno, tenemos que prepararnos. –comentó poniéndose en pie.
-¿Prepararnos?
-Si.
-¿Por?
-Pues para ir a una entrevista que tienes programada
-¿Hablas enserio?
-Claro. Ya la teníamos acordada desde hace dos semanas.
-Lo se...Pero... Después de lo de anoche...
-Después de lo de anoche es lo mejor. Ha llegado la hora de utilizar lo que tan bien sabes hacer.

Alcé las cejas.

-Fingir, representar un papel, ser quien quieren que seas.

Bufé.

-Vamos Brit. Va a ser divertido. Vas a poder manipular a todo el mundo. Todos creerán conocerte, todos querrán tenerte pero no serás de nadie, -hizo una pausa para coger mis manos y ponerme de pie- bueno, solo mía.-sus manos entraron bajo mi bata y acariciaron mi cintura.
-Nix...
-¿Si..?

Sus dedos se deslizaron a mis piernas y apretó contra su cuerpo.
Jadeé levemente y entonces me soltó y señalando una bolsa que había dejado en la entrada de la habitación dijo:

-Te he comprado ropa. Vístete que si no llegaremos tarde.

Vacilé unos segundos.

-Mi madre no estará. No te preocupes. Iremos solos tú y yo. ¿De acuerdo?

Asentí mas relajada. Me puse lo que me había dicho.
Un vestido color rosa pastel cortísimo con vuelo en la parte de la falda y ceñido en la cintura y el pecho. Como calzado llevaba unos botines del mismo color y como siempre con mucho tacón.

-No tenemos tiempo de llamar a la estilista así que ponte esto como veas mejor.-me tendió una cinta para el pelo a conjunto.
-¿Voy un poco rara no crees? O sea, que ahora mismo soy una mezcla de niña pequeña y putón. – manifesté.
-Lo se. Es lo que pretendía. Quiero que des esa sensación. Y espero que sepas creerte ese papel.-me dio una palmadita en el culo y me guiñó un ojo.- Estás perfecta. Me pones....-se mordió el labio.

Al salir del hotel me encontré con algo que no esperaba. Allí habían una multitud de periodistas y ¿”Fans”? ¿Tenía fans? Los falshes me deslumbraron y todo me pareció un tanto mareante. Miré a Nix descolocada y este se limitó a sonreír. Tiró de mi metiéndome en el coche y al llegar al plató de televisión pasó exactamente lo mismo.

-¿Qué es todo esto? Si hace solo un día que “debuté”.
-Jajajajaja. Esto es la fama “Krise”. Si has conseguido esto en un día, imagínate en un año.

No podía creerlo. Todo aquello era real. ¿Lo era no? Y por fin llegó la hora de la verdad. Me subí a aquel escenario y me senté en un sofá junto al presentador.
Sabía que me iban a hacer preguntas que quizá me molestasen, preguntas vergonzosas, sobre mi “caída”. Y lo que me había pedido Nix... Que representase ese papel... El papel que todos esperaban... De una chica dulce y sensual al mismo tiempo. No. No iba a hacerlo. Me había prometido que no quería triunfar, por mis padres. Tenía que conseguir caer mal a la gente. Si. Eso era lo correcto.

-Buenos días Krise. ¿Qué tal te encuentras? Después de la caída de anoche no pensamos que vendrías. –comenzó el presentador fingiendo ser simpático.
-No iba a venir la verdad. Prefería quedarme durmiendo que venir aquí ha hacer el gilipoyas.-respondí.

Las caras de los cámaras eran un poema.

-Veo que alguien se ha levantado con el pie izquierdo.-bromeó y el público se rió.
-Al menos yo me he levantado. ¿Tú lo has hecho? Por tu aspecto no lo diría.-ataqué.
-Jajajaja.-se rió.

Yo esbocé una sonrisa irónica.

-Bien, ¿cómo piensas seguir después del incidente?
-Pues siguiendo. Una caída no es hundirse. Es aprender a levantarse.
-Si, pero sin embargo necesitaste ayuda para levantarte.- aquello era una guerra personal ya, ese tío me caía fatal.
-Por que tengo gente que pierde el culo por mi y hace lo que quiera. Es tan simple como eso. Tú no tienes, tienes que esforzarte en levantarte solo. ¿Me envidias?
-Jajajajaja. Que graciosa..-comentó para salir del paso- Bueno, hablemos de ti. Todo el mundo quiere saber de donde eres, quienes son tus padres, tus amigos, vida personal...
-¿A si?
-Si. ¿Podrías hablarnos de ti?
-Podría.-asentí.

Todo el mundo se quedó a la espera de que comenzase a hablar pero me quedé en silencio.

-¿Y bien?
-¿Y bien que?
-Pues que nos cuentes sobre ti...-comenzó a aflojarse la corbata, le estaba poniendo nervioso.
-He dicho que podría, no que vaya a hacerlo. –crucé mis piernas.

El público estalló en risas y aplaudió. ¿Qué pasaba? Yo quería ser borde, que me odiasen pero al parecer solo conseguía ese efecto en el hombre que me estaba entrevistando.

-Si no piensas hablar, ¿para que has venido?
-Pues por que estaba firmado el contrato con esta cadena. Ya te he dicho que prefería dormir. Pero esta vida es dura.-suspiré exageradamente.

El presentador miraba a todos lados como buscando ayuda.

-Veo que no sabes ni hacer tu trabajo.-me puse en pie- Para perder el tiempo me voy- Comencé a andar para marcharme pero a justo antes de salir del escenario dije:

-Pensándolo bien si que hay una cosa que quiero que se sepa. Que soy alemana. Nací en Berlín y estoy orgullosa de ello.

Luego me marché de allí sin mirar atrás.
Volver arriba Ir abajo
moebizarre
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 966
Edad : 25
Localización : GDL
Fecha de inscripción : 28/03/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Dom Jun 14, 2009 6:09 pm

changos..
ivan no le vallas a hacer nada a vivi!!!
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Dom Jun 14, 2009 6:13 pm

Capítulo 68: ***REFLEJO*** (Kiro)




Hacía unos días que sentía algo raro. Como un presentimiento. Y no encontraba mi chaqueta.... No paraba de darle vueltas pensando que es lo que había echo con ella pero no hallaba respuesta.
Desde la habitación escuché a Strify cantando en la ducha, y el alma se me cayó a los pies de nuevo... No era precisamente una canción alegre... Era “It’s over”. Me senté en la cama y metí la mano bajo la almohada para sacar una foto...

- Don't go wastin' time on somethin' else, If you lose me now, I'll lose myself. Hey it's just you and me now. Hey it's just you and me now...( No vayas a perder el tiempo sobre algo mas. Si me pierdes ahora, me perderé. Hey es solo tú y yo ahora. Hey es solo tú y yo ahora...)

Miré la foto y la garganta comenzó a dolerme. Era de el cuarto cumpleaños de Yulia... Parecía una princesita... Mi princesita...



- Still have these pictures of you here. How can all I feel turn into fear. Hey it's just you and me now. I said hey it's just you and me now .( Aun tengo tus fotos aquí. Como puedo sentir toda esta vuelta al miedo. Hey! Es solo tú y yo ahora. Yo dije hey! Es solo tú y yo ahora....)-continuó Strify.

Una lágrima comenzó a resbalar por mi cara. La sequé rápidamente y volví a meter la foto en el mismo lugar. Ambos teníamos una bajo la almohada, y ambos hacíamos como si no lo supiésemos. Habíamos quitado el resto de toda la casa por que era muy doloroso y se nos hacía insoportable estar rodeados de su cara, de ella continuamente.
Ninguno de los dos la odiábamos por la carta que nos mandó... A pesar que en ella nos decía cosas como que hubiese preferido que no fuésemos sus padres...que nos odiaba...que éramos unos maricones, que le dábamos vergüenza ajena... Y de la denuncia que nos puso cuando conseguimos su teléfono y la intentamos llamar millones de veces...A pesar de todo nosotros sentimos que ella no tenía la culpa de nada... Sabíamos que nosotros no habíamos echo bien las cosas...No supimos...Y nos culpábamos día a día por ello... Y día a día la queríamos mas. Era nuestra hija, y eso era lo único que teníamos presente.

-It’s all over, over, over...,It’s all over, over, over, It’s all over...over...over...

No lo aguanté. Me levanté y fui al baño. Al entrar, el bao me impidió verlo, pero poco a poco mi vista se acostumbró y divisé su silueta tras la mampara de la ducha. Me desnudé y entré. Me miró e intentó sonreír.
Me abracé a su espalda y apoyé mi cabeza en su hombro.

-Escape to the stars, feeling so free, just you and me. Escape to the stars, chaising a dream, all that we need is to believe...-tarareé.
-¿No te das por vencido? No se te da bien cantar...-bromeó.
-Nunca me doy por vencido... Ni tú tampoco... ¿Acaso lo has olvidado? Hemos cometido tantas locuras... Hicimos tantas cosas para estar juntos...
-Lo se...
-Strify...
-¿Si?
-Nada...-bajé mi mano hasta su miembro y comencé a acariciarlo lentamente.

Mi marido (siempre se me hará raro llamarle así) dejó caer la cabeza hacia detrás y se dejó llevar. El agua cayó sobre nuestros cuerpos mientras hicimos el amor, borrando en aquel momento nuestras preocupaciones.
Entonces llegó el día de la gala. Estábamos muy nerviosos. Parecíamos novatos en aquello y llevábamos mas de veinte años sobre escenarios.
Shin había traído a Irae, que parecía nerviosa también. A mitad e la gala se levantó para ir al baño y fue el momento en el que mi mundo y el de Strify se paró.
Presentaron a Krise, una chica nueva recién llegada de EEUU que parecía ser el boom del momento. Miré sin mucho interés al escenario y en cuanto vi aquella chaqueta supe que Krise era mi niña. No me hizo falta ni que encendiesen los focos, ni que comenzase a cantar. Era ella.
Strify me agarró de la mano y apretó. También el se había dado cuenta. No podía ni respirar. Mil emociones inundaron mi cuerpo. Mil recuerdos, mil palabras que decir y al mismo tiempo no era capaz de articular sonido alguno.
Yulia sonrió mirándonos y comenzó el espectáculo. Pero la cosa no terminaría ahí. Se abrió la chaqueta y justo cuando dijo “Little” señaló su estómago en el cual tenía escrita la palabra DIVA.
Aquella chica sin apenas ropa era mi pequeña. La sangre comenzó a hervirme. Yulia Vivienne estaba medio desnuda sobre el escenario. Miles de personas la verían. Apreté la mandíbula. No me gustaba nada. ¿Y sus ojos? ¿Negros? Viéndola recordé el día que lanzaron piedras contra nuestra casa, que corrí tras el chico y cuando vi a la chica que iba dentro del taxi mi corazón sintió algo. ¡Claro! ¡Era Vivi! ¿Qué tenía que ver ella en aquel incidente?
Todos aquellos pensamientos me colapsaron. Yu se había puesto en pie y Romeo tiraba de él. Volví a concentrarme en aquella mujer que se suponía que era mi Yulia, y de pronto se cayó y se armo un gran revuelo. La música continuó sonando y ella comenzó a llorar. Pero a llorar como hacía cuando era pequeña. Me asusté. Los cinco dimos un bote en el asiento. Ni dos segundos tardaron en llevársela. Tiempo en que Yu salió corriendo hacia los camerinos y Strify y yo le seguimos.
Yu consiguió entrar por que pilló despistado al vigilante pero a nosotros no nos dejó entrar. Me puse a gritar de todo. Estaba histérico. Quería verla. Quería abrazarla. La quería a ella.
Por suerte Irae apareció y nos dio un pase que Vivi le había dado a ella. Aquello me desmontó mas, pero preferí someterla a mis preguntas mas tarde, aquel no era el momento.
Cuando entramos a la zona de camerinos corrimos por el pasillo pero al llegar al suyo ya no estaba. Distinguimos a Yu corriendo al final de este y le seguimos. Llegamos a fuera y la vi meterse en un taxi. Nos quedamos mirando como se alejaba. Ella se asomó y gritó algo que no entendimos. Cuando desapareció de nuestras vistas me dejé caer de rodillas sobre el asfalto, derrotado.
Yu soltó un grito mientras se llevaba las manos a la cabeza y Strify se quedó de pie, quieto, sin inmutarse.
Allí había una mujer que se nos quedó mirando unos segundos, sonrió y se marchó. No le presté mucha atención. En aquel momento en lo único que pensaba era en que de nuevo había perdido a mi hija.

Al llegar a casa nos metimos en la cama y Strify rompió el silencio.

-No la voy a dejar escapar de nuevo.

Le miré atónito.

-Está aquí. En Berlín. Ella... Ha venido... Ha vuelto... Y... Tu chaqueta...Mi pañuelo... Lo que escribió en su estómago... Todo...Son señales...
-¿Cómo?
-Kiro...Nuestra niña no quiere seguir huyendo...-sonrió esperanzado- Nos está pidiendo a gritos que la encontremos... Ella estuvo en casa... La mancha en la colcha... El robo de nuestras cosas... Vivi quiere volver... Quiere volver...

No lo había pensado de aquella manera. Sus palabras me dieron la oportunidad de ver una luz el final del camino.

-No la dejaremos huir mas.-sentencié.
-¿Nos meterían en la cárcel por secuestrar a nuestra propia hija?-bromeé.
-No me importaría.

Miré al techo y suspiré.

-Te ha superado. –comenté.
-¿Qué?
-Que te ha superado. Baila mejor que tú. Verla allí....Bailando y cantando.. Lo lleva en las venas. Hoy mas que nunca he visto que es tu reflejo... Ha nacido para esto. Ha nacido para estar sobre el escenario.
-Si... Lo lleva dentro... Pero no me gusta... No me gusta como la están promocionando... La están poniendo como una cualquiera... ¿Crees que está bien? ¿Crees que es feliz?
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Dom Jun 14, 2009 6:15 pm

Capítulo 69: ***REUNIÓN FAMILIAR 1ª parte***(Vivi)



Me encontraba desayunando sola. Kate hacía una hora que se había marchado y los gemelos dormían. Habían pasado unos días ya desde la gala y desde la entrevista. Kate estaba contenta por que todo aquello había ido genial para mi promoción. Estaba claro que todo me salía al revés.

No paraba de darle vueltas a qué estarían pensando mis padres. En esos días no había querido salir de la casa de Kate. No me encontraba con fuerzas para ello, y no se por qué ella lo respetó.

Pero me sentía agobiada. Así que pensé que lo mejor sería ir a ensayar un poco o hacer algo. Me vestí, me puse una gorra de Nix para intentar pasar desapercibida y me dirigí allí sin avisar a nadie.
Nunca hubiese imaginado lo que me iba a deparar aquel día.

Al llegar al edificio fui directa a la sala de baile. Necesitaba desahogarme a mi manera. Allí dentro estaba el coreógrafo que me había presentado Kate.

-Hola.-saludé.
-Hola. –paró de bailar y se acercó a mi.
-¿Sabes si hay alguna sala mas en la que pueda ensayar yo?-inquirí.
-En esta. Yo ya he terminado. Además me encantaría verte bailar de nuevo.-me hizo una señal de que entrara.

Comencé a bailar y al momento él se unió a mi. Era divertido ir combinando mis pasos con los que a él se le ocurrían. El tiempo pasó volando, sin apenas darnos cuenta ya habían pasado dos horas y ambos sudábamos y respirábamos con dificultad.
Paré la música y me dirigí a mi bolsa.

-¿Ya te vas?
-No.-meneé la cabeza- Tengo que hacer una llamada.-aclaré.
-Ok

Marqué el número de Nix. Sabía que en cuanto se despertase se pondría echo una furia si no me veía, y prefería anticiparme.

-¿Si?-respondió una voz femenina conocida para mi.
-¿Qué cojones haces con el teléfono de Nix?-le exigí a Michelle.

Si, era ella, mi ex compañera de clase. La guarra que se metía con Ira o conmigo siempre. De la que me separó Nix el día que nos conocimos por que yo estaba a punto de pegarle.
¿Qué hacía en casa de Nix? Y a esas horas. Eran las once de la mañana.

-¿Quién eres? Me suena tu voz.-preguntó.
-Soy la novia de Nix.
-¿Te conozco?
-Si. Pero mejor me conocerás cuando te rompa la nariz de un puñetazo.-espeté.
-¡¿Vivienne?!

Entonces escuché la voz de Nix que murmuraba algo y le quitó el móvil.

-¿Dónde estás Brit?
-¡¿Qué mierda hace esa ahí?!
-Te he preguntado primero.
-Me es igual. ¿Qué pinta Michelle en tu casa? ¿Y porqué coge tu teléfono?
-¿Estás celosa?
-¡No me jodas Nix!
-¿Dónde has ido?-insistió.

Aquello era una estupidez. No íbamos a llegara ningún lado con aquella conversación.

-¿Va todo bien?-intervino Alex, el chico coreógrafo.
-Si.-asentí.
-¿Quién es ese? ¿Dónde y con quien estás?
-¿Celoso?-contraataqué.
-Hija de....
-De mis padres. –le corté- Adiós.-colgué.
-Sigamos ensayando.-sonreí.

Se encogió de hombros y caminamos hacia el espejo. Y entonces fue cuando le vi entrar. Me paré de golpe.

-Tú, fuera.-señaló a Alex.
-Me suenas...¿tú no eres..?-inquirió dándose la vuelta Alex.
-Soy un hombre con poca paciencia.

Mi compañero me miró y yo suspiré.

-¿Nos dejas solos? Tenemos que hablar... –le pedí.
-Claro. Como veas. Nos vemos otro día.
-Si. Lo he pasado genial. Gracias.-le guiñé un ojo.
-Lo mismo digo.

Salió y cerró la puerta. No es que quisiera hablar con él. Pero era necesario. Parecía que estuviese peleada con el mundo y tenía que solucionarlo. No quería huir mas. Aunque estuviese enfadada con él, era mi tío, me había criado a su lado y merecíamos hablar.
Me senté en el suelo y él junto a mi, apoyados en el espejo.

-¿Vas a ser sincero conmigo?-le pregunté.
-....Si....
-Bien...Pues... Empieza...
-Yul...Yo...
-Empieza por Romeo. –sugerí.
-De acuerdo...-se revolvió el pelo nervioso- Romeo...Es mi mejor amigo...Y es...No se...algo especial al mismo tiempo... De vez en cuando nos acostamos... Aunque normalmente lo hacemos con chicas... Pero...Claro.. Últimamente la edad se nota y no ligamos tanto...-sonrió con suficiencia- Así que bueno...
-No te entiendo..-admití.
-Es que es raro...No se como explicártelo por que ni yo lo entiendo.

Apoyó su cabeza contra sus rodillas flexionadas y se quedó así unos segundos, en silencio.

-Siento no habértelo dicho antes...Pero...-alzó la vista y me miró- ¿Qué te decía? Para mi eras mi sobrinita, mi niña... No se suele ir explicando la vida sexual a los sobrinos... Yo de verdad no sabía que sentías algo mas por mi...
-¿Me hablas enserio?
-Si... Te lo juro... Romeo me lo decía pero yo no lo creía. No se... eras mi princesa...Mi niña caprichosa... Mi pequeña diva...

Aparté la mirada de él, pero me agarró la barbilla para que le mirase.

-Lo sigues siendo... Te quiero mas que a nadie. Yo no tengo hijos... Y no diré que para mi eres como mi hija, pero si algo parecido... Y al mismo tiempo... Me quería morir todo este tiempo que no estuviste... Y cuando me dijiste que ese tipo es tu...tu...
-Mi novio.-le terminé la frase.
-Eso...-torció el gesto- Sentí algo... No se como expresarlo... ¿Le quieres?
-Supongo.
-¿Supones?-alzó las cejas- ¿Dónde está el anillo que te regalé?-agarró la cadena del phoenix- ¿Y esto? ¿Es por mi....?

Negué con la cabeza. Me puse en pié y de nuevo me dirigí a mi bolsa. Saqué su anillo con la cadena y se lo entregué.

-Mi novio...Nix... Bueno...Su nombre completo es Phoenix... Así que...Él me regaló esto...Y tu anillo ya no...
-¿Ya no me quieres?-en su tono de voz había alarma.
-No se lo que siento...Pero... Es lo mas lógico ¿no crees tito?-me mordí el labio- Tengo que ir al baño... He de ducharme...
-Claro...ve....-murmuró.
-Tardaré un rato... Una media hora... Quizá sea mejor que te marches...
-Te espero.
-¿Seguro?
-Si... Quiero que sigamos hablando.
-Vale...

Salí a paso ligero y fui directa al baño. Allí me desnudé, me metí bajo la ducha y con rapidez me enjaboné.
Al salir, la secretaria de Kate me vio y me pidió que la acompañase un minuto. Que tenía unas cosas que contarme. La seguí y entramos en la piscina. Se la veía apurada. Me comentó un tema y luego fue corriendo a hablar con un chico que había allí.

Miré mi reloj, había pasado ya mas de media hora. Yu me estaría esperando. Me dispuse a marcharme pero justo cuando me iba a alejar de el borde de la piscina, alguien me empujó y luego saltó dentro conmigo.
Aturdida salí a flote para respirar pero unas manos me agarraron la cabeza y me hundieron, diciéndome antes:

-¡¡Sal de la vida de Irae ya!!
Volver arriba Ir abajo
moebizarre
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 966
Edad : 25
Localización : GDL
Fecha de inscripción : 28/03/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Dom Jun 14, 2009 6:23 pm

changos!!
era ivan de seguro!!
ahh!!!
deja a vivi en paz!!
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Lun Jun 15, 2009 6:42 pm

Capítulo 70: ***REUNIÓN FAMILIAR 2ª part*** (Iván)




Apenas unos segundos pasaron para que el socorrista se lanzara a separarme de Vivi. Dejé de hacer presión en su cabeza para que saliese a flote antes que el chico llegase a nosotros. Solo quería asustarla. A pesar de todo seguía siendo mi prima...Y aunque había pensado en pasarme mas, cuando la tuve así en frente...Todo era distinto. Hacía un año que no la veía...Y.... ¡Joder! Nos habíamos criado juntos.
Aunque nunca nos habíamos llevado bien, éramos familia y nos soportábamos.

Vivi se agarró a la orilla, tosiendo y escupiendo agua nerviosa. Yo salí y me quedé mirando como el chico la ayudaba a salir y la cubría con una toalla.
Entonces ella vino hacia mi y me metió un empujón enfadada.

-¡¿Que crees que haces niñato?!

Inspiré profundamente para situarme de nuevo. Luego la sujeté del brazo y apreté con fuerza. Ella gimoteó por que le hacía daño así que aflojé un poco.

-Eh chico, déjala en paz.-el socorrista y otro allí presente se me encararon.
-Tenemos que hablar.-la miré a ella.
-¿Pretendes que después de esto hable contigo Iván?
-Si.-suspiré- Debemos hablar.

Miró hacia el suelo enfurruñada.

-Ya me has dicho lo que querías ¿no?
-Ya...Pero... Creo que es mejor que hablemos.

Se quedó pensativa uno momento.

-Vale. Hablemos.-dijo cansada- Pero espera, tengo que arreglar un asuntillo y cambiarme. –dijo lo de cambiarse con énfasis- Espérame aquí. No te muevas.
-De acuerdo.

Me quedé allí y noté como la gente me miraba mal.

-¿Qué?-pregunté al socorrista- ¿Te pongo?
-Imbécil... ¿De que vas eh? ¿Quién te crees que eres?
-¿El que se folla a tu madre?-sonreí con maldad.

Corrió hacia mi y me agarró de la camiseta.

-¡Hijo de puta repite eso!-gritó.
-¿Por qué te describes? –me lo estaba pasando genial.

De pronto apareció allí mi tío Yu. ¿Qué pintaba él en aquel lugar?

-¡Suéltale!-se metió amenazando al que me sujetaba por la camiseta.

Este me soltó y yo sonreí.

-Cagado.-le avasallé.
-Nos vamos gallito.-Yu tiró de mi sacándome de la piscina.

Una vez en los pasillos le paré.

-¿Qué haces aquí?-inquirí.
-No, la pregunta es ¿qué haces tú aquí? ¿No estas en un internado?
-No me lo recuerdes... He venido a ver a Vivi. Tenía que hablar con ella...
-¿Tú también?
-¿Has venido por Viv?
-Si.-asintió apesadumbrado- ¿Tus padres saben que estás aquí?
-No realmente. Aunque tampoco les he mentido. Les he dicho que iba a ver a mis amigos. Y bueno, Vivienne en cierto modo...-hice una mueca.
-Pues me temo que te vas a tener que ir ya. Yo llegué primero.
-Ni de coña. Yo no puedo salir otro día. ¿Recuerdas que estoy en un colegio de curas? El que se va eres tú.
-Iván no me toques las pelotas.
-Ni tú a mi.
-¡He dicho que te vas y punto criajo!

Mientras discutíamos escuchamos a alguien gritar el nombre de mi prima. Ambos miramos y nos encontramos a mis tíos Kiro y Strify allí, al otro extremo del pasillo, mirando a Vivi que estaba en medio con mi hermana.

Nos quedamos todos en silencio. Aquello era realmente de locos. En un momento habíamos coincidido allí sus padres, mi tío Yu, mi hermana y yo. Para seguir con la racha la voz de Luca irrumpió en aquel silencio.

-Irae te he dicho que...-no terminó la frase y se quedó como nosotros.
-Esto...¿Reunión familiar?-intenté romper el hielo.

Yu me metió una colleja y yo me quejé.

-Auu. ¿Qué? Parece que hay que sacar número para hablar con ella.
-Nosotros nos vamos...-dijo Yu tirando de mi- Hay cosas mas importantes ahora que nuestras charlas...-se acercó a Vivi y le besó la mejilla.

Ella ni se inmutó.

-Te llamaré.-le dije despidiéndome con un leve movimiento de cabeza- Irae, ¿vamos?-me dirigí a mi hermana.
-Si... Supongo que si... –respondió triste.

Al final salimos de allí mi hermana, Luca, mi tío y yo. Una vez en la calle Yu nos dijo si queríamos que nos llevase a algún lado.

-No... Es que tengo que ir a un sito...-balbuceó Lukita nervioso- Luego voy yo al cole. Se llegar...Gracias...
-¿Y a ti princesa?
-No...Yo..También tengo cosas que hacer...

Le di un toque en el brazo.

-¿Dónde vas?
-No tengo por que decírtelo. Te recuerdo que soy yo la mayor.
-Pero...
-¿Y tú quieres que te lleve o tampoco?
-Ni de coña.-respondí.
-Vale. Pues ahí os quedáis.

No pregunté pero sabía que se iban juntos esos dos. Yo me encaminé hasta la parada del autobús. No sabía bien donde ir. Lo de el juzgado al final se había adelantado y a las diez ya había salido de aquel sitio. Ver la cara de Dalia cuando la incapacitaban de por vida me hizo sentir extraño. La verdad no me alegró tanto como pensaba.
Necesitaba distraerme. Necesitaba sexo. Pero...¿Con quien? Para las de mi clase se suponía que estaba en Nueva York... Y como era menor me iba a ser imposible entrar a ningún lugar de “esos”.

Me di cuenta que me iba a tener que joder y volver sin haber hecho nada al convento... Pero antes recordé una de las cosas que me había mantenido en vela durante toda la noche. La llamada de Sam. ¿Veía? El estómago se me revolvió. Necesitaba respuestas. Decidí ir a verla. Sabía que sus padres no me querían ni ver, pero había pensado en llamarla cuando estuviese cerca para que se inventase algo.

Aunque mi perspectiva cambió cuando me choqué con una chica, rubia, ojos grises y que estaba muy buena.

-Perdón. –me disculpé- ¿Estás bien? No me gustaría estropear un bombón como tú.-esbocé mi mejor sonrisa.
-Este bombón sigue intacto. –se mordió el labio.
-Menos mal. ¿Te gustaría tomar algo conmigo?
-¿Ni siquiera me has preguntado el nombre y ya pretendes que tomemos algo juntos?
-La verdad es que tu nombre me importa poco. –fui sincero- Pero si quieres saber el mío, te lo diré para que tengas algo que decir a parte de “mas” cuando terminemos en la cama.- me jacté.
-¿Eres adivino?-sonrió con picardía.
-No, soy Iván.-me burlé.
-Y yo Caitlín. Aunque me puedes llamar Cat. Lo digo para que tú también tengas algo que decir cuando estemos en esa situación.

Aquello tenía muy buena pinta... No la iba dejar escapar.
Pero con la aparición de Caitlín olvidé por completo el asunto de Sam. Es mas, me olvidé de ella y solo pensé en la oportunidad que tenía delante de los ojos.
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Lun Jun 15, 2009 6:43 pm

Capítulo 71: ***HAGÁMOSLO*** (Luca)





Cuando entré allí y me encontré con media familia de Irae mirando a Vivi me sentí fuera de lugar. Yo que quería decirle un par de cosillas a esa... A Vivienne, y me encontraba con todo eso. Si abría la boca me mataban. Eran muchos contra mí.
Por suerte Yu dijo que era mejor que nos marchásemos y salimos de allí, él, Iván, Irae y yo. Una vez fuera, se ofreció a llevarnos a algún lado pero rehusamos su propuesta. Yo quería pasar tiempo con mi niña.

En cuanto se marchó, nos fuimos nosotros dos.
Como tía Irene había pedido el permiso para sacar a Iván ese día, le pedí que también lo pidiera para mi y como mi madre estuvo de acuerdo, pude tener un día libre.

Caminamos de la mano un rato, en silencio. Estaba claro que estaba así por Vivi.

-¿Qué pasa? ¿Has hablado con ella?
-No... No he tenido tiempo... han llegado todos... –volvió a enfrascarse en sus pensamientos.

Me jodía ver que hasta cuando no estaba Vivi delante me la robaba. Por que Irae pensaba en ella continuamente. Me paré en seco y la abracé sin darle tiempo a reaccionar. Luego presioné mis labios contra los suyos y ella abrió los ojos volviendo en si.

-Hola, me presento, soy Luca, tu novio. –dije separándome y tendiéndole la mano a modo de saludo.

Con eso le arranqué una sonrisa.

-Lo siento...
-Que nombre tan raro tienes.-continué.
-¡Va Luca!-me zarandeó.
-¿Te llamas como yo?-hice teatro.

Hinchó las mejillas como una niña pequeña y se cruzó de brazos.

-¡Nooo! Ya no podemos ser novios...-musité- Ahora tú eres la enana.-me burlé- ¿A que edad has retrocedido? ¿A los seis años?

Continué caminando y ella corrió tras de mi. Al llegar a mi lado me agarró de la mano de nuevo y yo sonreí. Una idea acababa de pasar por mi cabeza.
Sin darse cuenta terminamos yendo al colegio. Al llegar a la esquina antes de llegar aminoró el paso y me miró con el ceño fruncido.

-¿Qué hacemos aquí? Pensé que pasaríamos el día juntos... Tienes permiso en el centro...-comentó defraudada.
-Lo se. –le di un pico- Los del centro piensan que no habrá nadie en la habitación de tu hermano y mía hasta la noche... –dejé caer.

Su expresión cambio a una indescriptible.

-¿No quieres? Yo se como entrar sin que nos vean... En la verja, por la parte de atrás... Hay un agujero... Y... –alcé las cejas- En mi cuarto podremos estar solos... No tenemos otro sitio en el que tengamos intimidad...En tu casa imposible...¿Dónde entonces?

Metí mi mano bajo su camiseta acariciando su espalda y acerqué mis labios a su oído.

-No haremos nada que no quieras....Pero...Quizá podríamos repetir lo de la última vez...Ya sabes...

Contuvo el aliento y se sonrojó.

-Per favore... Bella... Dolce... Ho bisogno di te...-le puse ojitos y recé para que mi estrategia funcionase.

Realmente necesitaba un “desahogo”. Con Iván en el cuarto no podía desahogarme solo...Y esa era mi oportunidad para hacerlo y con Irae...

-Ok...

La guié hasta mi “descubrimiento” y entramos por el patio posterior. Luego fuimos por la puerta de atrás, la del mantenimiento y vigilando no ser vistos subimos por las escaleras hasta la puerta de mi cuarto. Entramos y me apresuré a cerrarla y poner el escritorio delante para vetar el paso. No quería interrupciones.

-Ven...-le hice una señal.

Caminó lenta hasta llegar a mi y pasó sus brazos por encima de mis hombros.

-Ti amo...-tarareó.
-Yo mas...-mis manos acariciaron su pelo y luego pasaron directamente a su cintura, donde agarrando la tela de su suéter, la elevaron hasta sacársela por la cabeza.

Su piel blanca destacaba del sujetador negro. Bajó la mirada avergonzada. No entendía como podía sentir vergüenza cuando era perfecta. Entonces ella fue la que me quitó mi camiseta y lentamente pasó sus dedos por mi pecho. Me estremecí al notar el contacto. Parecía que dibujase algo, pero no sabía qué. Su cara era de plena concentración.

-¿Qué haces?-inquirí curioso.

Esbozó una sonrisa.

-Nada... Comparar... Recuerdo tu pecho antes...Y ahora es tan...distinto...todo...-pasó sus manos por mi estómago trabajado por las horas de gimnasio- Es tan extraño...

Fruncí el ceño preocupado y ella pareció notarlo.

-Me gusta... Me gusta...mucho...

El corazón se me aceleró.
No esperé mas y la besé. Sin darnos cuenta nos fuimos desnudando, hasta quedarnos ambos en ropa interior. Nuestras manos iban y venían. Se perdían el uno en el otro, sin parar, sin descanso. Acariciándonos, proporcionándonos placer.

Nos tumbamos en mi cama para estar mas cómodos y, colocándome sobre ella, imité lo que hice la otra vez. Pero... Nuestros cuerpos no se iban a conformar con eso. Era extraño, por que sentía que iba a explotar de placer, pero al mismo tiempo quería mas. No quería simplemente frotarnos con ropa. Yo quería estar en ella. Ya, en aquel momento. Dentro de su cuerpo. Notar que era mía completamente.
Además, por las reacciones de su cara y su cuerpo, parecía estar pasando por lo mismo que yo.
Nos frotábamos con furia, con descontrol, queriendo mas y mas. Nuestras respiraciones acompasadas y agitadas eran lo único que se escuchaba. Reprimíamos los gemidos con besos para no hacer ruido.

Llegó un punto en el que no aguanté mas y me aparté de encima suyo, sentándome apoyando la espalda contra el cabezal de la cama. Ella se sentó sobre mí, con sus piernas una a cada lado de mi cadera y cogiendo mi cara entre sus manos introdujo su lengua en mi boca.

Aquello empeoró la situación. Me dolía mi sexo por la erección que tenía. Encima ella comenzó a moverse lentamente sobre mí y aquello me hizo jadear sin poder evitarlo.
Se nos estaba yendo de las manos. Yo sabía que allí no podíamos hacer nada, y ella no parecía darse cuenta de el peligro en el que estaba.
La alerta general llegó cuando noté algo acariciando mi pene y dirigí mi mirada directamente a la zona. Era su mano. Alcé la vista para mirarla a ella y mas roja no podía estar. Ni siquiera miraba.

-Ha...Hagámoslo... –balbuceó.

La notaba temblar sobre mi, sin dirigirme la mirada. Estaba muerta de miedo y en aquel momento me di cuenta que yo también. ¿Quería que lo hiciésemos? ¿Yo y ella? Todo lo que me había parecido sencillo hasta aquel momento, las veces que lo había deseado...Todo cambió.

Yo no era mas que un crío de dieciséis años, sin ninguna experiencia y seguramente de eyaculación precoz. ¿Iba a estar a la altura?
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Lun Jun 15, 2009 6:43 pm

Capítulo 72: ***INTRUSO*** (Irae)



Al momento de haber dicho que lo hiciésemos ya me arrepentía. ¿Qué pensaría de mi? Era yo la que le había dicho que hasta los diecisiete nada, e iba y le cogía la...Bueno su...
Solté su sexo. ¿Qué se suponía que hacía?

Encima, él se quedó quieto, no reaccionó y eso me incomodaba mas. Me sentía estúpida.
Mi corazón palpitaba frenéticamente por la vergüenza. Me bajé de encima suyo y me comencé a vestir. Luca continuaba KO.

-Yo...-comenzó y le miré- Siento... Yo... –parecía estar cavilando algo- Irae...
-Tranquilo... No se en que pensaba...-respondí abrochando mis pantalones.
-Hombre espero que pensaras en mi...-sonrió, parecía volver a ser él mismo- Irae...Para...-me sujetó la mano- Perdona por haberme quedado así... En blanco...Es que...Solo es que no lo esperaba... No esperaba que tú... Bueno... Y cuando me lo has dicho... Pues... –frunció el ceño- Simplemente me has pillado por sorpresa.
-He metido la pata...
-¡No! Quieres hacerlo conmigo, eso es...¡genial!-exclamó.

En su rostro vi una expresión que hacía tiempo que no veía. La de el Luca niño. Como el que se ponía feliz cuando le regalaban algo que ansiaba.

-Pero, creo que este no es el lugar...
-Lo se... Yo... –suspiré- He perdido el control...No volverá a pasar...
-¡No me digas eso!
-No volverá a pasar hasta la fecha de el pacto que hicimos.

Abrió la boca exageradamente.

-No digas eso... Joder... Ahora me siento mas gilipoyas por no haber aprovechado la oportunidad...

Le di una colleja como acto reflejo.

-¿Qué? Irae...Ya hemos esperado mucho ¿no crees?- tiró de mi y se abrazó a mi cintura- Quiero que estemos juntos... Quiero estar contigo...
-Y yo pero...
-¡Basta ya de perjuicios! ¡Tienes dieciocho años! Parece que hayas nacido hace doscientos... –se quejó.

Aquello me hizo sentir mas vergüenza. Tenía razón... Me entristecí ante el concepto que tenía mi Lukita de mi...

-Perdón...No quería decir eso...Yo....-inspiró profundamente- Yo te quiero tal y como eres... Y si quieres esperar a estar preparada lo entiendo...Pero...Lo que no quiero es que esperes a que yo esté preparado, por que lo estoy hace mucho.

Aquello no me sonaba muy convincente. En mi interior le veía como un niño aun. No siempre, pero para mi lo continuaba siendo. Y lo de preparado...Tal como había reaccionado no me daba aquella impresión.

-Será mejor que me marche ya.- zafé de sus brazos para continuar vistiéndome.
-Ira...Te juro que lo haremos en un lugar mucho mas adecuado... Mas bonito... Mas íntimo... No quiero esto...No así... Si lo hubiésemos echo ahora...Habría sido algo rápido, con miedo a que nos pillasen... No... Así no.
-Claro... Como digas...- solo tenía ganas de irme para dejar de pasar vergüenza por lo que había echo-¿Me acompañas fuera? No quiero que me pillen...
-Si... Espera...

Se puso la ropa y me llevó hasta la “salida” secreta. Allí me despedí con un beso frío y me marché. Al llegar a casa, vi a mi madre en el sofá. Nada más verme leyó en mi cara que algo sucedía y se acercó a mi.

-¿Qué pasa cielo?
-Nada...

Pasó su mano por mi nuca y atrayéndome hacia ella me abrazó.

-Te conozco bien. Dieciocho años mas nueve meses que estuviste dentro de mi barriga.

Tragué saliva con dificultad y me mordí los labios para no llorar.

-Ven, vayamos a tu cuarto.-me cogió la mano y me arrastró hasta allí.

Nos sentamos en la cama y me quedé en silencio.

-¿Sabes? Cuando estaba embarazada de ti, no pensé que fueses a ser así.-comentó sonriendo. –Pensé que sacarías algo mas de mi carácter.

La miré llena de curiosidad y olvidando mis problemas un rato.

-Sinceramente me lo hiciste pasar mal. –se llevó la mano al vientre- no podía dormir, me pateabas a todas horas, de día de noche... Me pasaba las noches paseando por casa... El pobre de P...-se calló de golpe.
-¿Qué? Sigue.-la incité.
-Que él se quedaba despierto conmigo todas las noches... Cantaba a mi barriga... Intentaba ayudarme en cuanto podía...
-¿Él? ¿Quién? ¿Papá? ¿Cantando?

Vi la duda en su rostro. Se debatía en algo.

-Bueno, a lo que iba, que para el carácter que tenías dentro, me saliste muy flojucha.-esbozó una sonrisa forzada.
-Mamá... ¿Quién es él? –le estaba preguntando pero me imaginaba la respuesta- Es... Pedro...

Abrió mucho los ojos. No se lo esperaba.

-Niña...¿Cómo...?
-Era él...¿Verdad? Entonces...¿Él estuvo contigo cuando estabas embarazada?

Suspiró.

-En fin... Si... Él...Pedro... –pronunció su nombre de una forma especial.
-Tú y él... Él me dijo que salisteis un tiempo...Pero...Entonces...Si él estaba contigo cuando estabas embarazada...¿Y papá? ¿Dónde...? Porque...mi padre es Shin ¿no?-comencé a temer, aquello no pintaba bien.
-Si, si, tu padre es Shin.-se apresuró a responder.
-No lo entiendo...
-Mierda...No había venido a hablar de esto...Nos hemos ido de tema... Se trataba de averiguar que te sucedía, no de contarte mi vida íntima.-gruñó para si misma.
-Quiero saber mas... Yo...Pedro me quiere mucho... y yo a él... Siento algo especial...
-Lo se...
-Por favor...Cuéntame...
-No puedo...Es algo que le prometí en su día a tu padre.. No creo que deba. Lo que importa es que tu padre es Shin y él te quiere mas que a nada. Lo pasado pisado. ¿De acuerdo?
-Tengo derecho a saber...-me quejé.
-No te confundas. Es algo que nos incumbe a nosotros. No a ti. Tú sabes lo que tienes que saber.

Fruncí el ceño pero supe que no iba a obtener mas información ese día. Mejor dejar mi persuasión para mas adelante.

-Cielo, ¿qué sucede?
-Mamá....Es que yo... Tengo ganas de...-comencé.
-¿Ganas de...?-alzó las cejas.
-De....-la lengua se me trababa.
-Vamos Irae, no seas como tu padre.
-De ir al baño.-mentí y me escabullí.

No me atrevía a decirle que tenía ganas de hacer el amor con Luca y que estaba liada, que no sabía que hacer. Me quedé en el baño un rato. Sabía que con lo terca que era ella, esperaría para que continuásemos, pero cuando salí ya se había puesto a hacer cosas.

Había vuelto para el juicio de Iván, pero en dos días volvía a marcharse. La echaba de menos. No me gustaba que se fuera de gira, ni ella ni papá, nunca me acostumbraba.
Cené a desgana y cuando me metí en la cama aquella noche, me di cuenta que no dormiría... La imagen de Luca, la de Vivi, la de mi madre, todo apareció en mi mente.
No había conseguido hablar con Vivi. Apenas había dicho hola cuando apareció todo el mundo. Y las palabras de aquella mujer, que decían que Vivi jugaba conmigo, me herían al recordarlas. En mi interior no lo creía... Al verla me había dado cuenta que era mi Vivi... No había cambiado tanto..¿no?

Un ruido me alertó. Tenía la ventana un poco abierta y cuando destapé mis ojos vi una silueta adentrándose en mi cuarto por allí. Me estremecí y me acurruqué llena de miedo en mi cama. ¿Quién era y qué quería? Quería gritar pero el miedo me paralizaba. Ni un sonido salía de mis cuerdas bocales.
Volver arriba Ir abajo
moebizarre
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 966
Edad : 25
Localización : GDL
Fecha de inscripción : 28/03/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Lun Jun 15, 2009 7:29 pm

quien crres q sea irae??
el coco??
jajaja!!!
yo creo q es Luca..q le va a dar matarile..
Dr.Maligno
Volver arriba Ir abajo
nixita
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 986
Edad : 23
Localización : cn mi shini
Fecha de inscripción : 24/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Lun Jun 15, 2009 11:39 pm

waaaaaaaaaaaaaaaaa
kirina has posteado muy pokitooooooooooo
mañana kiero recompensaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
no aguantooooooooooooooooooo


NIX KIERE UN CAP DE KIROO Y STRIFY!!!!
DIOS DIOS DIOS... KE HABRAN HABLADO CON VIVI
DIOS DIOS DIOS... KIEN ENTRO EN EL CUARTO DE IRA
DIOS DIOS DIOS... SIGUELO XKE SI NO NIX MUEREEEEEEEEEE


PD: no nix el personaje.. si no nix yo xDDDDDDDDDDDD
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Mar Jun 16, 2009 7:06 pm

Capítulo 73: ***¿ME SUELTAS?*** (Vivi)



Al entrar por la ventana de Irae me arañé la pierna con un rosal que había en el jardín. Jadeé por el escozor pero continué hasta estar dentro. Todo estaba a oscuras y en un completo silencio. Aunque por suerte, la luz de la luna se filtraba e iluminaba tenuemente la estancia, poco, pero era de gran ayuda. Caminé con lentitud y cautela hasta donde estaba su cama y una vez allí me arrodillé.

-¿Ira?-susurré.

Noté como las sábanas se agitaron bruscamente.

-¿Ira estas despierta?

Tras unos segundos respondió.

-¿Vi...Vivi?

Sonreí aliviada.

-Si. Soy yo.

Hizo ademán de incorporarse pero la detuve.

-Tengo...Tenemos que hablar. –dije al tiempo que me metía en la cama con ella.

Desde pequeñas cuando teníamos cosas importantes que decirnos, lo hacíamos así. Ambas tumbadas y abrazadas de manera que nos sentíamos mas respaldadas. Pero no contaba con que todo había cambiado, y en cuanto notó mi presencia en el colchón se empotró mas contra la pared dejando una cierta distancia entre nosotras. Suspiré pero no forcé la situación.

-Has venido a verme...Hoy... No lo esperaba...-me sinceré.
-Ni yo...
-Ira... –pensé bien lo que iba a decir- Yo...
-¿Dijiste que no querías saber nada de mi? ¿Es cierto que estás jugando conmigo...?

Sus palabras me chocaron.

-¡No!-exclamé y al mismo tiempo me llevé la mano a la boca por el grito- ¿De donde has sacado eso? –murmuré.
-Me lo dijo ella...
-¿Ella?
-Si...Una mujer...
-¿Qué mujer?
-Tu manager creo. Una mujer el día de la gala... Y tu carta...
-¿Mi carta? ¿Mi manager? –la cabeza comenzó a darme vueltas. No entendía nada. ¿De qué hablaba?

Entonces se sentó y se me quedó mirando.

-¿Enserio no sabes de que hablo?-inquirió.
-No...-apunté temblorosa.

Salió de la cama de un salto y encendió la luz. Luego me hizo levantar y de debajo de el colchón sacó una hoja de papel.

-Esta carta... Tú me enviaste una carta para despedirte..-dijo con amargura.
-Si...No pensé que fuese para tanto..Si que sabía que te enfadarías por haberme ido pero...

Me la tendió sin mirarme.

-¿Te parece que no tengo motivos para enfadarme?

La desplegué y comencé a leer.

“ Hola Irae. Quiero decirte que me largo. No aguanto mas todo esto. Estoy cansada de todos. De mis padres, que se creen los mejores y los dueños de mi vida, de Yu, que no es mas que un puto marica y de ti, que no haces mas que lloriquear por las esquinas y depender de mi. Quiero mi vida. Quiero olvidaros a todos y tener lo que merezco. Y con vosotros no lo conseguiré nunca. Por eso me voy. Para poder ser yo y no fingir mas.
Espero que me entiendas, ya que tu misma sabes el gran peso que puedes llegar a ser. Bye primita.”

El pecho se me oprimió y dejé de respirar. ¡Aquellas palabras eran horribles! ¡Yo jamás lo había escrito!
Horrorizada posé mi vista en mi Irae y vi la tristeza y el enfado que habían en ella. ¡Claro! ¡Por eso tanto rencor! ¿Quién había escrito aquello? Mi mente viajó atrás y la cara de el “traidor” apareció.

-¡Nix!-grité.
-¿Nix?
-Yo, yo no escribí eso. Lo juro, mi carta era otra. Yo no hice eso. Yo no pienso eso. ¡¡Yo nunca haría una cosa así!! ¡¡Me conoces!! –los nervios se me habían crispado mas, estaba al borde de un ataque de histeria.

¿Y si Irae no me creía? Hasta ahora había creído en aquellas mentiras. ¿Qué pasaba si no le podía demostrar la verdad? Aquello me abrumó. Comencé a caminar por su habitación, a grandes pasos, llorando y sin fijar mi vista en nada concreto. No hasta que sus manos me agarraron de los hombros y me pararon. Sus ojos azules conectaron con los míos y sin mas me dio un pico.

Dejé de llorar, dejé de andar, dejé hasta de pensar. Durante unos minutos que se me antojaron una eternidad reinó el silencio en aquella estancia. A penas eran audibles nuestras respiraciones. Una sonrisa se dibujó en el rostro de mi niña y luego hizo una mueca.

-Hola Vivi. Me alegro de volver a verte...-susurró y se me abrazó- Te he echado de menos prima....

Sus palabras volvieron a hacer salir mis lágrimas. Pero ahora de felicidad. Sentí tal alivio en mi, que las piernas me fallaron y me arrodillé en el suelo, con la cara entre las manos.

-Shhh.... Vivi...Ya está... No...No...No llores.-gimoteó.

Menuda escena, las dos llorando.

-Pues...no...no...llores tú...-sollocé.
-Yo...no...no lloro...-le temblaba la voz.

Ambas sonreímos. Me cogió del brazo y me ayudó a ponerme en pie. Luego gateó por la cama hasta meterse dentro y palmeó el colchón. Sin pensarlo la seguí y me metí con ella. Nuestros cuerpos se entrelazaron, dejándonos muy juntas, notando cada parte de nuestros cuerpos. Aferré mis manos a su pelo, con miedo a que se evaporase.

-¿Por qué...?-comencé.
-¿Por qué?
-Si... ¿Tan fácil? Me has creído sin mas...
-No... Te he creído por que te conozco... Por que ... –suspiró- Por que te quiero y te echaba de menos y en mi interior nunca quise creer la carta pero... Solo tenía eso... Y ahora... Tú me has dicho que es mentira,...Y te he visto derrumbarte...
-Soy buena actriz...-puntualicé- ¿No crees que te haya podido engañar ahora?

Se apartó un poco de mi, para poder mirarme. Continuábamos con la luz encendida.

-Eres buena actriz pero te llevo viendo llorar y montar numeritos desde que nací. Se distinguirlo.

Aquello me reconfortó. Volví a ceñirme a su cuerpo y a respirar el olor a almendras dulces que emanaba de su pelo. Cuantos recuerdos... Cuanto la había extrañado...
Entonces recordé la carta y la rabia se acumulo en mi pecho. ¡Nix! ¡Mi propio novio me había echo aquello! Me revolví entre sus brazos para soltarme y ella se quejó.

-¿No te quedas?
-No. Tengo que arreglar algo...
-Pero Vivi...
-Me tengo que ir. Mañana te llamo. ¿Vale?

Apretó sus manos en mi espalda para impedirme marcharme.

-Irae...
-Vivi, quiero que te quedes.
-Lo se, yo también pero esto es importante.
-¿Es por tus padres?-inquirió.

¡Mis padres! ¡Lo había olvidado! Mi visita a Irae aquella noche era de pasada. Mi intención era ir ha hablar con mis padres. Cuando Yu, Luca, Irae e Iván se habían marchado de la discográfica para dejarnos hablar tranquilos, apareció Nix y la cosa se torció, así que, nadamás verle aparecer, sabiendo que Nix no querría que hablase con ellos, les dije que por la noche iría a casa.
De ese modo Nix no se enteró de nada de lo de mis padres y yo me quedé mas tranquila.
Bueno... Discutimos por la guarra esa que estaba en su casa cuando la llamé y él estaba celoso de el coreógrafo con el que había pasado la mañana.

Después de la pelea me marché en dirección a mi casa, pero al final había pensado que estaría bien pasar por la habitación de Irae y aclarar nuestras cosas.

En ese momento, despues de reconciliarme con Irae y enterarme de lo que me había echo Nix con la carta, estaba demasiado aturdida para ir a mi cita con mis padres. Mas emociones seguidas me matarían.

-Si y no... –respondí- ¿Me puedes hacer un favor?
-El que quieras menos soltarte.
-Mmmm...Me temo que entonces son dos favores.

Sus cejas se arrugaron.

-Me tienes que soltar.-puntualicé- y luego llamar a mis padres y decirles que me ha surgido algo...Pero que iré a verles mañana... A la misma hora... ¿De acuerdo?
-Primero, eso son dos órdenes, no favores...-protestó- Y segundo...¿Por qué no les llamas tú?
-Por que...Por que no me atrevo... Cuando hable con ellos no quiero que sea por teléfono... Así no puedo ver sus caras y adivinar que es lo que piensan... Me siento mas insegura...Además tu misma dijiste que no querían saber nada de mi... Y vi que no tienen fotos mías ya por ningún lado...
-Lo que dije...Lo que dije fue por que estaba enfadada...No te odian...Lo siento..
-Pero lo de las fotos es cierto... Es cierto que me quieren olvidar...
-No es así... Es...

No sabía que decirme y eso me dolía.

-Es igual... ¿Lo harás?

Exhaló con pesadez pero asintió.

-Gracias.-le besé la frente- Ahora...¿Me sueltas?
-Mmmmmm....No.

Abrí la boca exageradamente y luego sonreí.

-Bien si no quieres por las buenas...-trasladé mis manos a su cuerpo y comencé a hacerle cosquillas. Ella se retorció entre carcajadas al mismo tiempo que se tapaba la boca para no despertar a su familia.

-Me rindo...-jadeó.

Me soltó y yo salí con rapidez.

-Hasta mañana princesa.-le guiñé un ojo y volví a salir por la ventana.

Hacía una noche preciosa, la luna resplandecía mas de lo que me había fijado. El aire me pareció mas fresco, mas agradable, hasta lo sonidos que cualquier otro día me hubiesen dado miedo me parecieron fascinantes. Estaba feliz porque volvía a sentir que no estaba sola.

Pero... lo que me esperaba en casa de Nix iba a borrarme la sonrisa de la cara.
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Mar Jun 16, 2009 7:06 pm

Capítulo 74: ***VOLVER*** (Vivi)




Al llegar a casa de Kate, no me hizo falta buscar a Nix, me estaba esperando sentado en una silla junto a la mesa.

-¿Dónde has estado? ¿Te parece bonito esto? Eres mi novia, ¿te lo recuerdo? No puedes ir y venir a tu antojo. Me tienes que avisar y preguntar.
-¡Ja! ¿Estarás de broma no?
-¿Me ves reír? No me toques los cojones Brit, no me hagas cabrear...
-Mira, aquí la que está cabreada soy yo. ¿Por que cambiaste las cartas que te di el año pasado para Irae y para mis padres? Por que seguro que la de ellos también la cambiaste.-apunté.
-¿De que hablas?
-Ya me has escuchado.
-Yo no cambié nada.
-Tengo pruebas. He hablado con Irae.
-¿Que has echo qué? ¿Por que cojones no me haces caso? ¡¡Te dije que te alejaras de tu familia! ¿Estas sorda?
-¡Es mi familia! ¡Y me quieren! ¡Todos quieren que vuelva! ¡Todos me vinieron a buscar hoy para hablar conmigo! Yu me dijo que me..
-¿Yu? ¿Te dijo que qué? –la vena de el cuello se le hinchó, y eso era una mala señal.
-Pues que me quiere, que quiere que vuelva....

Me agarró por el brazo y apretó con mucha fuerza.

-Suéltame...Me haces daño...-me quejé.
-¿Qué coño intentas con ese? ¿Te pone aun? ¿Eh? ¿Quieres que él te folle? –sus ojos estaban llenos de ira.
-No...Suéltame anda...-intenté que me dejase pero apretó mas.
-¿De que vas? ¿Quieres ser una puta? Como lo es Krise, ¿no?
-¡Basta!-le pisé con el tacón y de ese modo logré zafar.
-¡Hija de perra!

Corrí hasta mi cuarto pero no me dio tiempo a cerrar la puerta y me tiró del pelo. Grité asustada pero él me agarró entonces por la cintura y me elevó del suelo.
Comencé a patalear y él me llevó de arrastras hasta mi cama, donde me lanzó.
Tras ponerse sobre mi me agarró del cuello con una mano y con la otra de una de mis manos.
Estaba a punto de llorar, me sentía impotente. ¿Qué estaba haciendo? Mi cuerpo temblaba de miedo.
Sabía lo que venía a continuación, y no podía creer encontrarme en aquella situación. Siempre, cuando lo veía en las noticias, pensaba que yo jamás sería una de esas, que no me dejaría, y sin embargo, allí estaba, paralizada, aterrorizada.
Cerré los ojos con fuerza, no quería verle, no quería sentir, quería desaparecer, pero tras unos segundos notando sus manos aferrándose a mi cuello, noté como aflojaron y en su lugar, algo cálido, suave, recorrió el sitio que habían ocupado.

Abrí los ojos y le vi besando mi cuello. Con un cuidado inimaginable hacía unos segundos para mi, sus manos acariciaron mi cintura y mis caderas. Luego, entraron bajo mi camiseta y noté sus yemas dibujando mis pechos. Me estremecí. Estaba aturdida.

Sus labios se trasladaron a los míos y me besó con ternura. Mi corazón comenzó a tranquilizarse. No es que no tuviese miedo, pero sin duda la cosa pintaba mejor. Con agilidad me quitó los pantalones y la ropa interior y lentamente me penetró.
Volver a sentirle dentro me hizo sentir extraña de nuevo. No me acostumbraba a aquella primera impresión. Sus embestidas eran lentas al principio, pero aceleraba el ritmo paulatinamente. El placer me recorrió cada músculo, cada diminuta parte de mi.
Al final llegué al orgasmo y él unos minutos después. Dejó su cuerpo sobre el mío. Yo volví a pensar. Me daba asco a mi misma. ¿Cómo podía haber disfrutado haciendo el amor con él cuando unos segundos antes me estaba tratando fatal? Además, no habíamos aclarado nada de lo de las cartas. ¡Las cartas!
Con todas mis fuerzas le aparté y él me miró pensativo.

-¿Dónde vas? –inquirió- Este es tu cuarto.

No le respondí. Salí de allí y fui directa a la ducha. Me sentía sucia. Froté con fuerza bajo el agua toda mi piel y me puse a llorar. Nada más escuchar el sonido de la puerta abrirse supe que era él. Contuve el aliento hasta que habló.

-Perdona... Es que antes perdí los nervios... Solo pensar que puedas tener algo con ese viejo...

No respondí.

-Brit.. Enserio... Me he portado como un capullo...Lo siento... Perdóname... Yo te quiero...
-¿Qué hiciste con las cartas?-inquirí sin mas.
-¿Qué cartas?
-Las que te di...Las cambiaste...
-No. Yo no cambié nada. Mi madre me pidió que se las entregase a ella, que ella se encargaría de que les llegase a tu familia...-explicó-¿Qué ha pasado con esas cartas?

El alma se me cayó a los pies. Kate...Ella... Ella... Siempre iba en contra de mi familia...Ella... Ella me había demostrado últimamente que no le importaba una mierda yo como persona...Ella...Entonces no había sido Nix...Él no... Eso me alivió.

-¿Qué pasa Brit?-abrió la mampara y se me quedó mirando preocupado.
-Las...Las cambió... Irae...Irae recibió una horrible... Ella...
-¿Cómo?
-Y mis padres seguramente también... Ellos...-mi voz comenzó a temblar.
-Ei, ei, tranquila.-me sujetó y me ayudó a salir- Lo siento.... No sabía que hizo eso... No puedo creerlo...
-¡Lo hizo! ¡Ella!-grité.

Me puso una toalla sobre los hombros y me abrazó.

-Seguro que todo tiene una explicación...
-¡No! ¡Ella quiere mi dinero! A ella solo le importa que triunfe y ganar dinero.-escupí.
-Esto lo vamos a aclarar ahora mismo. –salió del baño y entró a la habitación de su madre.

Yo corrí tras él y cuando llegué la tenía cogida por los hombros mientras le gritaba de todo.

-¡Niñata estúpida! Hice lo mejor. Si querías triunfar era necesario.-se justificó.
-¡Te odio! ¡Estás loca! ¡No quiero saber nada de ti! ¡Déjame en paz!- me lancé sobre ella para pegarle pero Nix me paró.
-No vale la pena. Mejor nos vamos.
-¿Cómo?-preguntó ella.
-Que nos marchamos. Yo no puedo vivir bajo el mismo techo que la persona que le está jodiendo la vida mi novia.

Miré a Nix alucinada.

-Veámonos. Recoge tus cosas, yo voy a por las mías.
-¡No os podéis ir! ¡Eres mi hijo! ¡Y tú trabajas para mi!
-¡Ya no!-me negué.

Corrí a mi habitación y después de vestirme hice mi maleta. No lo cogí todo ya que no tenía nada que apreciase demasiado. Todas mis verdaderas cosas estaban en casa de mis padres.

En media hora Nix cogía mi maleta y la suya y salíamos de aquella casa.

-Lo siento..Lo siento..No sabía nada...De verdad...Lo siento Brit...-se disculpó continuamente.
-No...Yo...Yo también lo siento... Te he echado las culpas a ti....

Meneó la cabeza y sonrió.

-Es lógico... Era de esperar que pensases eso...No importa...

Fuimos a un hotel y después de dejar las cosas, me decidí a decirle lo que pensaba.

-Nix... Yo... Quiero volver con mis padres...Mañana he quedado con ellos... Así que si arreglamos las cosas....Viviré con ellos... Ese es mi sitio...
-¿Qué?
-Eso... Quiero volver con ellos... A mi casa...
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Mar Jun 16, 2009 7:07 pm

Capítulo 75: ***SER SINCERO*** (Iván)


-La verdad es que tu nombre me importa poco. –fui sincero- Pero si quieres saber el mío, te lo diré para que tengas algo que decir a parte de “mas” cuando terminemos en la cama.- me jacté.
-¿Eres adivino?-sonrió con picardía.
-No, soy Iván.-me burlé.
-Y yo Caitlín. Aunque me puedes llamar Cat. Lo digo para que tú también tengas algo que decir cuando estemos en esa situación.

Me reí. Me caía bien.

-Bueno, ¿me invitas a tomar algo o era solo fanfarroneo?-inquirió.
-Te invito.

Entramos en el primer bar que encontramos y pedimos unas coca colas.

-¿Cuántos años tienes?-pregunté.
-Dieciocho. ¿Tú?
-También.-mentí.
-Ajá. Y ¿dónde ibas? –se interesó.
-¿Cómo?
-Antes de chocar conmigo.

Entonces lo recordé, ¡Sam!. De nuevo me había olvidado de ella.

-Me tengo que ir...-comenté.
-¿Ya? Acabamos de entrar.
-Si. Es que... Iba a ver a una amiga.
-¿Me dejas tirada por una amiga? En cualquier momento la puedes ir a ver.
-Es que hace mucho que no nos vemos...Digamos que ando ocupado últimamente.
-Bueno, tu verás. Tú te lo pierdes.
-¿Me das tu número?-le pedí.
-¿Me llamarás o es para quedar bien?
-Te llamaré.-sonreí.
-Bien.

Me ,lo apuntó y tras pagar salí del bar. Por una parte me sentía imbécil al dejar una chica así. Era mi oportunidad para follar, pero el echo de pensar que Sam podía ver, me quitaba cualquier otro pensamiento.
Caminé con las manos en los bolsillos y al llegar a la esquina antes de su casa la llamé.

-¡Hola!-exclamó.
-¡Hola colega! ¿Te apetece ir a dar una vuelta conmigo?
-¿Ahora?
-Si, estoy fuera por lo del juicio. Estoy en la esquina antes de tu casa. Pon alguna excusa y ven. ¿Vale?
-Ok. En un momento estoy allí.

Me apoyé contra la pared y esperé. Al poco rato la vi aparecer y sonreí. Iba de nuevo en plan pastelito, y algo me desconcertó. Su pelo ya no era negro. Me acerqué y la cogí de la mano.

-¿Qué te has hecho en la cabeza?
-Jaja. ¿Me queda mal? Le pedí a mi madre que me lo tiñese...
-¿Por qué? Si era precioso...
-Ya...Pero mira... A mi no me gustaba...
-Pero si no te lo veías...-cerré los ojos sabiendo que la había cagado de nuevo- Lo siento, quiero decir..
-No te preocupes. ¿tan mal me queda?
-No...Eres igual de guapa que antes, pero se me hace raro.
-Bien, pues ya te acostumbrarás. ¿Vamos a por mi ropa?
-No, no podemos ir a mi casa. Por un día que vayas así no creo que pase nada. ¿No?
-Jo... Odio ir así...
-Lo se...Pero...
-Así aun parezco mas pequeña de lo que soy...
-Pequeña lo pareces igual jajajajaja.

Me pegó en la pierna con el palo que utilizaba para guiarse.

-¡Auuu!
-Imbécil...-comenzó a caminar.
-¡Espérame!-la seguí y la agarré de la mano- Va, cierra el palito, yo te guío.

Bufó.

-¿Dónde vamos?
-Me apetecen chuches. –comenté divertido.
-¡Que morro tienes! Jajajajaja.

Pasamos la tarde juntos por el centro comercial y luego nos sentamos a tomar algo.

-Así que ya no dejarán trabajar en la enseñanza a Dalia.
-No, ya no.-respondí.
-Estarás contento.
-Bah, realmente a mi me es igual. O sea... Si, por que ya que yo pringo en el puto colegio, que ella se joda también.
-Bueno, lo que importa es que te olvides de ella ya... Pasa página.
-Si... Pero es difícil cuando me tengo que pasar los días encerrado.
-Bueno...Pero... –suspiró- Lo que tienes que hacer es buscarte una novia, pero una decente.

Me eché. a reír.

-Hablo en serio.-instó.
-Lo se, ¿me ves con novia?
-No, verte no te veo, soy ciega.-hizo una mueca.
-Ja...Ja...Ja...Me parto.
-Enserio Iván. Con ella podrás...Bueno podrás acostarte, y no te meterás en líos. Piénsalo.
-Visto así...Pero siempre con la misma...Me aburriré...
-Eres de lo que no hay...
-¡Ei!-recordé de golpe- ¡¡¿Qué coño fue la llamada del otro día?!!
-Jajajaja. Has pasado la tarde conmigo y ni te has acordado.
-Es que se me ha ido. No entiendo, ¿ves? ¿Me ves?
-No, no te veo.-torció el gesto.
-¿Entonces? Me viste las...Bueno, las revistas...
-Parece mentira. Te conozco mejor yo a ti que tú a mi. Era fácil saber que tenías revistas de esas. Es que cuando me senté en tu cama, noté el papel de unas revistas y deducir de que eran no fue difícil. Solo te quería gastar una broma.

-Pues me has tenido comiéndome la cabeza, que lo sepas.
-Ya veo, si ni te acordabas.
-Por que soy un despistado.
-No, por que siempre piensas en lo mismo. –terció.
-No siempre.
-¿Seguro?-alzó las cejas.
-A menudo...-cedí- Pero esta vez es porque cuando estoy contigo me olvido de todo. Eres una mala influencia.

Meneó la cabeza y sonrió.

-¡Ah! Hoy he conocido a una chica.-le comenté.
-Ves, siempre lo mismo.-me sacó la lengua.
-Pues no te lo cuento.-me enfurruñé.
-No, venga, cuéntame.
-No.-me negué.
-Ivánnnn.-tanteó la mesa hasta hallar mi mano- Va, cuéntamelo.

Cedí. Su carita de buena me podía. Me era tan sencillo ser sincero con ella. Contarle todo cuanto pasaba por mi cabeza...

-Pues he conocido a una chica cuando iba hacia tu casa. Creo que le he gustado.
-Le gustas a todas, seguro.
-Bueno, eso es cierto.-fanfarroneé- Pero digo que me cayó bien. No se, era simpática. Era...
-Estaba buena.-me interrumpió.
-Si. Eso también.

Noté una expresión extraña durante apenas unos segundos en su cara, aunque al momento sonrió y me incitó a continuar explicándole.
En aquel momento no entendí lo que había sido aquello, solo con el paso del tiempo me daría cuenta.

Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Mar Jun 16, 2009 7:07 pm

Capítulo 76: ***AYUDA*** (Luca)




Aquella noche soñé con Irae. Como para no soñar con ella después de lo que habíamos estado a punto de hacer. Sin duda era nuestro momento. Ambos estábamos preparados. Yo... Me había quedado paralizado al principio al no esperar que fuese ella quien lo pidiese, pero no le fallaría de nuevo.

Quería que fuese algo especial, algo bonito... Quería que Ira tuviese un gran recuerdo... Por la mañana me levanté temprano y fui a las duchas. Mientras dejaba que el agua resbalase sobre mi piel continué pensando en como planear mi primera vez con mi chica... Pero estaba claro que solo no podría... Necesitaba al menos la ayuda de que me dejasen salir del colegio...Y dinero..Y...La primera persona que me vino a la mente fue mi padre... Pero...¿Contárselo a mi padre? Apoyé mi cabeza sobre el frío de las baldosas de la ducha y cerré los ojos.

Una sensación extraña me recorrió el cuerpo. Me sentía observado. Abrí los ojos y miré a mi alrededor, pero no había nadie. No le di mas importancia. Estaba demasiado abrumado por todo como para pensar en tonterías.

Salí y me enrollé la toalla a la cintura. Luego volví a mi cuarto e Iván continuaba durmiendo. Me vestí y bajé a el aula de ordenadores. Abrí mi correo y escribí lo siguiente:

“Papá...necesito tu ayuda.... No le digas a mamá que te he escrito esto...Digamos que es un tema de hombre a hombre... Espero tu respuesta. Besos a todos.”

El día se me hizo largo. Hasta que por la tarde, recibí una llamada. El conserje vino a buscarme para avisarme. Fui a secretaría y atendí.

-¡Ciao bambino!

Sonreí.

-Ciao papa. ¿Cómo va todo por allí?
-Echándote de menos. Tu hermana se aburre. Va lloriqueando por las esquinas.
-Ya será menos.
-Bueno, quizá haya exagerado, pero tu madre si que va lloriqueando por las esquinas.
-Eso si me lo creo. Jejeje.-me carcageé.
-¿No nos echas de menos ni un poquito?
-No. Os echo de menos mucho.-me sinceré.
-Pues vuelve.
-No puedo...Ahora...Ahora mas que nunca me tengo que quedar...
-Ya veo...¿Qué es eso que me tienes que pedir?

Miré a mi alrededor.

-Necesito ayuda con...
-¿Con?
-Mi...mi primera vez..-dije en un susurro apenas audible.
-¿Con que?
-Mi..mi primera vez...-musité.
-.....
-¿Papá?
-Joder...Pensé que al ser niño no me haría falta explicarte esto..Que me libraba...Que solo le tocaría a mamá con Chiara...Que con la de pelis porno que dan por la tele este tema lo tendrías claro...
-¡Claro que lo tengo claro!-espeté nervioso.

El cura me miró serio.

-Perdón...-me disculpé por mi tono.
-¿Decías Luca?
-No era a ti...
-Ah.¿Y si lo tienes todo claro para que me pides ayuda?
-No tengo ni dinero...Ni sitio... Ni permiso para salir de aquí...
-Ah....Eso... Luki...¿Con quien quires...?
-...
-¿Luca?
-I...Irae...
-¡¡Ni hablar!!
-Papa... La quiero...Y ella tiene ya dieciocho años... No seas tú como mamá...
-Ya hijo pero es que si tu madre se entera me castra...La conoces...
-Pero...¿Por qué se tiene que enterar? Vamos... Es importante...Irae también quiere... El otro día casi...
-¿Qué casi? ¿No se supone que estas en el colegio?
-Si...
-¿No jodas que fue en el colegio?
-....
-¡Joder! No pensé que Ira fuese tan...Atrevida... Menudas son las mujeres... Cuando les interesa algo... Por muy “tímidas” que sean...
-Estas hablando de mi novia...-le recordé.
-Lo se hijo. Lo siento...
-¿No me vas a ayudar?
-Que remedio...Eres sangre de mi sangre y con dieciséis casi diecisiete años ya te veo mas que preparado. Pero, tienes que escuchar lo que te voy a decir.
-No..Por favor...No lo hagas...
-No te ayudo entonces...
-Papá...
-Tu mismo...

No, no quería pasar por aquélla situación... No...

-Di...Dilo....-acepté.
-Cuando lo hagas, utiliza el preservativo. Y ten mucho cuidado por que a ellas les duele la primera vez. No seas un bruto. Aunque tengas ganas de hacerlo sin parar, de forma bruta, piensa en ella. Imagina que te meten a ti algo como tu “amiguito” por cierta parte....

Rechiné los dientes al pensar en el dolor.

-Basta...
-Es que es muy importante, y sobre todo, no pienses solo en ti. Tócale en ciertas partes, ya sabes su zona sensible, por que si no solo sentirá dolor y es un recuerdo para toda la vida.

Me quedé mudo. Tenía que estar mas rojo que un tomate. Era humillante para mi.

-Jajajajajajajajajajajaja. Te juro que hubiese dado cualquier cosa para verte la cara en este momento. Mi padre me lo hizo a mi, tenía que joder a mi hijo yo.-se jactó.
-Estar con mamá tantos años te ha hecho ser igual de “oportuno”. ¿Verdad?
-Debe ser eso. Jajajaja.
-Mira, si te quieres burlar cuelgo. Paso...Ya me las arreglaré...
-¡No! Espera, te ayudaré. ¿Qué necesitas?
-Permiso de salida del colegio, dinero y que reserves algo por mi... A mi me pedirían el DNI...-dije en voz bajita para que el cura no me escuchase.
-¿Y un helicóptero no quieres?-comentó con ironía.
-No creo que fuese cómodo hacerlo en un helicóptero la primera vez.-me burlé.
-Bueno, pues... Déjame ver... Mañana te digo algo. ¿De acuerdo?
-Mañana....
-¿Cuándo quieres?
-¿Dentro de un rato?
-Si has esperado dieciséis años, esperarás un día.
-Vale...-acepté de mala gana.

De nuevo otra noche sin dormir. Cada vez veía mas cerca mi “gran día”. Aunque ahora a los nervios se me añadió el miedo al dolor que Irae pudiese sentir... No quería hacerle daño...Bajo ningún concepto...

Y como había dicho, al día siguiente me llamó con las novedades. Aquel viernes sería mi momento... Nuestro momento... Aquel fin de semana Irae y yo avanzaríamos un gran paso en nuestra relación...
Estaba a punto de vivir uno de los momentos mas importantes de mi vida junto a la persona que mas amaba. ¿Saldría todo bien?
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Mar Jun 16, 2009 7:08 pm

Capítulo 77: ***SIN PALABRAS*** (Vivi)




-Nix... Yo... Quiero volver con mis padres...Mañana he quedado con ellos... Así que si arreglamos las cosas....Viviré con ellos... Ese es mi sitio...
-¿Qué?
-Eso... Quiero volver con ellos... A mi casa...

No pude leer su expresión. Solamente se quedó serio y sin decir nada se marchó. Yo me desnudé, quedándome en ropa interior y me metí en la cama. Esperándole. Pero no volvía y me comencé a sentir mal. ¿Por qué me sentía así? Él me había tratado fatal hacía a penas un rato. Recordar el miedo que había pasado al verle venir hacia mi, al agarrame del pelo, lanzarme contra la cama, sujetarme por el cuello.... Me estremecí. Temía a ese Nix...Cualquier persona en mi situación se hubiese ido, no hubiese seguido al lado de una persona como él... Pero al mismo tiempo... Al mismo tiempo cuando me trataba bien, cuando era el Nix “bueno”, me sentía a salvo...¿Cómo era eso posible? ¿Estaba loca? Sentía que le necesitaba... Me había acostumbrado a él...

Comencé a dar vueltas en la cama, preocupada. No volvía... Me incorporé y cogí mi móvil. Eran las cinco de la mañana, pero aun así llamé a mi niña.

-¿Si?-me atendió su voz al momento.
-¿No dormías?
-No. No puedo... Estaba pensando en ti.

Era tan mona, tan inocente. Sonreí.

-¿Quieres quedar conmigo hoy?
-¡Claro! ¡¡Claro!!
-Shhh, no grites que despertarás a tus padres.
-Jajajajaja. Tienes razón.
-Bien, quedamos en...Mmm Quiero que hablemos, que me pongas al día de todo...Yo ahora estoy en un hotel..
-¿En un hotel? ¡¿Por qué?!
-Digamos que la de las cartas fue Kate...Mi manager... Me he ido de su casa. Quiero volver con mis padres.
-¡Si! ¡Por fin todo será como antes!
-Bueno... No te adelantes Irae...
-Si, ya verás. –insistió ilusionada.
-Eso espero...-yo también tenía esa esperanza.

Ese día lo pasamos juntas. Nix no regresó al hotel. Estaba preocupada pero los nervios por haber quedado con mis padres me hacían olvidarle. ¿Qué iba a suceder? ¿Me aceptarían? ¿Pelearíamos?
Mi prima me invitó a cenar, y cuando entré en su casa se me paró el corazón. Allí estaban mis padres. Cuando me vieron sus caras se tensaron. Todos los allí presentes enmudecieron.

-Pa...Papi...La he invitado a cenar...-comentó Irae a Shin.
-Ah...Claro...-miró a mis padres esperando alguna respuesta pero se podía cortar la tensión con un cuchillo.

Me sentí tan fuera de lugar, tan sola en aquel momento que pensé en irme, pero la mano de Irae sujetó la mía y la presionó con fuerza, como si adivinase mis pensamientos y me quisiera hacer saber que estaba conmigo.

-Yo...Esto...-carraspeó mamá- Íbamos a hacer unos macarrones con bechamel... Y de postre hay crepes.... tu postre fa...
-Favorito.-terminé la frase sin darme cuenta.
-Si.-sonrió-Si quieres venirte a cenar con nosotros...

Asentí ya que no me salía la voz. Irae soltó mi mano y yo tanteé para asirla de nuevo. Ella me abrazó y susurró:

-Ánimo... Esto tienes que hacerlo sola...Has huido demasiado tiempo... Todo irá bien... Cualquier cosa me llamas o vienes...Vas a estar aquí al lado...

Me besó en la mejilla y me mordí el labio. Ellos dos caminaron hacia la puerta y como no me movía Ira tuvo que empujarme levemente. Les seguí y cuando entramos en “nuestra” casa, sentí como un gran escalofrío me bajaba por la columna. Tenía mas miedo que cuando Nix me trataba mal... Esto era mil veces peor para mi.
Llevaba tanto huyendo que... Era complicado.

Me senté en una silla mientras ellos entraban en la cocina y comenzaban a cocinar. Ninguno habó, ni ellos ni yo. Cuando todo estuvo listo me puse a poner la mesa, pero papá me paró sujetando mis manos para quitarme las cosas.

-Ya lo hago yo...-con el contacto ambos nos miramos a los ojos y él me soltó al instante.

Era horriblemente difícil para los tres.

Me aparté y miré al suelo. Me dolía ver que le incomodaba tocarme...A mi padre... El que siempre había estado pegado a mi...Que no me dejaba sola ni a sol ni a sombra....Que me había querido mas que a cualquier cosa... El que me había permitido todos los caprichos... Mi padre...
La cena transcurrió igual de silenciosa. Tan solo me atreví a decir que estaba todo muy bueno y ellos asintieron.

Después me ofrecí para fregar y recoger pero tampoco me dejaron. Me sentía inútil... Me sentía desesperada. ¿Iba a ser así para siempre? ¿Les había perdido?

-Bueno...Yo...Mejor me voy...-musité cogiendo mi bolso.

Eran las once de la noche.

-Espera.-me paró mamá.

Me giré y papá había desaparecido. Al momento apareció y cuando vi lo que traía en sus manos, las lágrimas acudieron a mis ojos al instante. Era mi pijama... Mi pijama favorito. El que usaba mas a menudo antes de mi huida a EEUU hacía ya mas de un año.
No pude evitar que las lágrimas resbalasen por mis mejillas, pero también en silencio.
Papá tomó mi mano y me condujo hasta mi cuarto. Allí dejó el pijama sobre mi cama y tras salir cerró la puerta.

¿Qué quería? ¿Qué me lo pusiera? ¿Qué me quedase? No tardé ni un minuto en cambiarme y cuando terminé me asomé temerosa. ¿Se habrían ido a dormir? Todo aquello era tan raro...
Pero no, allí estaban, en el pasillo, esperando. Entonces entraron a su cuarto y miraron la cama.
Les entendí. Caminé lenta hacia allí y me tumbé. Ambos ocuparon un sitio, cada uno a un lado dejándome a mi en el centro y sin mas se me abrazaron y los tres nos pusimos a llorar.

No nos hacían falta las palabras para entendernos, y nuestra forma de comenzar a “arreglar” las cosas fue así, en silencio, sin nada que objetar ni reprochar. Aunque sabía que por la mañana las conversaciones llegarían y no las podríamos evadir.

Intenté no pensar en ello. No pensar en nada mas que en sentir el olor, el calor, el contacto con sus cuerpos. Sentir como me abrazaban como habían echo siempre. Volver a sentirme querida. Volver a sentir que para alguien era lo mas importante. Por que sabía que ellos darían sus vidas por mi, del mismo modo que yo la daría por ellos. Por que ellos eran mi familia, mi verdadera razón para vivir, para continuar adelante. A ellos les debía todo.

¿Cómo podía haber huido de ellos? ¿Cómo podía haber pasado tanto tiempo alejada de mi familia?

Cuando me desperté por la mañana sonreí al ver como estábamos. Papá, como siempre, espatarrado en la cama, con toda la sábana liada a su cuerpo y profundamente dormido, ajeno a cualquier cosa. Mamá estaba algo encogido, como si tuviese frío, claro, estaba destapado. Y yo aovillada en el centro. Como sabía que si tocaba a mamá lo despertaría, decidí abrazarme a papá ya que no se daría cuenta, y no se si como actor reflejo o como que, posó su brazo sobre mi y susurró mi nombre.

Sin palabras había ido todo bien, pero...¿Qué pasaría cuando se despertasen y hablásemos?
Volver arriba Ir abajo
moebizarre
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 966
Edad : 25
Localización : GDL
Fecha de inscripción : 28/03/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Mar Jun 16, 2009 8:53 pm

waa!!
kirina q bonito!!!
ese nix me da mala espina...lo reitero..
wiiiii sam quiere con ivan wiiii...
luca nada de ganooosooo..
jajaja
esa kate...merece morir!!! Matar
Volver arriba Ir abajo
nixita
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 986
Edad : 23
Localización : cn mi shini
Fecha de inscripción : 24/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Miér Jun 17, 2009 4:29 pm

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
kirina siento que te amoooooooooooo!
dioooooooooooos
sighuelooooooooooooooooooooooooo
eso ivaaaaaaaaaaaaaaaaaaan..! sam kiere contigooo..!


lucaaaaaaaa tu papa te hace sufrir xDDDDDD
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Miér Jun 17, 2009 6:17 pm

Capítulo 78: ***EL VESTIDO***(Irae)




Por la mañana, en cuanto me desperté tuve intenciones de ir a casa de mis tíos y ver que tal le había ido a Vivi con ellos, pero me abstuve. Desayune y caminé nerviosa. Tenía que ir a clase, era jueves y ya había estado faltando estos días. No me podía permitir quedarme en casa.
De mala gana preparé mi bolso y salí de casa, subiendo a mi coche. Arranqué y conduje hasta la universidad.

Para variar no tenía amigas. Si en el instituto no había tenido era mas que razonable que en la universidad, donde acuden cientos de personas por clase me fuese mas difícil. Las clases fueron un tostón. En la clase de Eco casi me duermo. Fue horrible.

Pero por suerte nada es eterno y sonó el timbre. Salí de allí y vi algo raro. La gente corría o se dirigía a prisa hacia la salida. ¿Qué pasaba?
Seguí a la multitud y cuando llegué a fuera, había un corro de gente impresionante. Habían acorralado a alguien. Tenía que ser famoso por que si no, no era entendible, y cuando escuché a alguien gritar “Krise” me falló la rodilla y casi me caigo.

Claro, Vivi, seguro me había ido a buscar. Pensé con rapidez. Tenía que sacarla de allí, pero...¿Cómo?

Agarré mi móvil e hice lo primero que se me vino a la cabeza.

-¿Si?-respondió Yu.
-¿Dónde estás tío?
-¿Yo? ¿Por?
-Vivi está en problemas. Ha venido al campus y la han acorralado. No se que hacer. Esta sola sin guardaespaldas.-mi voz sonaba a alarma.
-¡Voy para allá! Estoy cerca.

Pero mi preocupación iba en aumento. No aguantaría mucho allí metida, por poco que tardase mi tío, no llegaría a tiempo. Como pude me comencé a meter entre la gente, empujando y sintiendo como me empujaban. Noté varios tirones de pelo, pellizcos y patadas. ¿Estaban locos o que? Pero logré llegar a casi el centro y me la encontré con una cara de susto increíble. Estiré mi brazo tanto como pude y logré cogerla de la mano. Me miró y cuando me reconoció sonrió forzadamente.
Intenté tirar de ella pero era imposible. No se movía un ápice.

Sin pensármelo dos veces me tiré sobre ella, envolviéndola con mis brazos y mi cuerpo. Como yo era mas alta, no me costaba mucho. La gente comenzó a enfadarse y a darme algún que otro golpe.

-¡¿Qué haces?! ¡Vete!-me gritó Vivi.
-Ni en broma.-me negué.
-¡Irae te ordeno que te vayas! ¡Soy tu prima mayor!
-Me iré cuando quiera. No eres mi madre.-la apreté con mas fuerza contra mi.
-¡Déjame!-espetó.
-¡No!

Forcejeó conmigo y al ella moverse y los de fuera empujar, me dieron un golpe en el costado, cerca de las costillas y jadeé de dolor.
Mi prima se quedó quieta al escucharme quejarme.

-¿Irae?
-....-no pude contestar.
-Me cago en....-Suéltame por favor cielo...-me rogó- Por favor... No quiero que te hagan mas daño...

Me negué. Bajo ningún concepto la iba a soltar.
Pero de pronto la gente comenzó a dispersarse. Unos pocos seguían a nuestro alrededor gritando, pidiendo autógrafos y demás, pero la gran mayoría se apartó. Sentí otro golpe, pero esta vez en la pierna y volví a gemir por el daño.

-¡¡HIJOS DE PUTA DEJADME EN PAZ!!-explotó ella.

Se deshizo de mi y yo me arrodillé. Me había dado justo detrás de la rodilla.
Empujó a la que me acababa de pegar.

-¿De que coño vas?
-¡Un autógrafo!-pidió.
-¡Que te firme tu abuelo!-espetó- ¿Estas loca? ¡Le has hecho daño!
-Que mas da. ¿Quién es ella? Nadie.-farfulló la chica.
-¿Qué no es nadie? ¡¡Tú si que no eres nadie!!

Se agachó a mi lado y cogió mi cara entre sus manos. Yo tenía el ceño fruncido por que aun me dolía, y su mirada estaba llena de preocupación.

-Nos vamos. –me tomó de la mano y me puse en pie.

Noté la mirada de aquellas chicas sobre nosotras. Cuando miré hacia donde se había marchado la gente, me di cuenta de que Yu estaba allí. Por eso todo el mundo había ido en su dirección.

-Vivi...-musité.
-¿Dime?

Ya ambas corríamos. Quería decirle que Yu estaba allí, que había ido a ayudarla, pero pensé que era mejor callarme...No liar mas las cosas.
Al llegar a mi coche subimos y arranqué a toda prisa.

-¿Puedes conducir?-inquirió.
-Si.-respondí.

Cuando llegamos a mi casa me sentí a salvo. Ya había pasado todo.
Me senté en mi cama con cuidado ya que el costado me dolía y suspiré.

-¿Cómo se te ocurre ir a buscarme sin guardaespaldas?-le pregunté.
-No esperaba esa reacción...No me acostumbro...
-¡Pero no puedes salir sola sin “camuflarte”! Te has convertido en un personaje público...Como nuestros padres. Parece mentira que no conozcas este mundillo...
-Si tienes razón pero...

Suspiré.

-¿Te han hecho mucho daño?-se sentó junto a mi y me levantó la camiseta-¡Joder!-se asustó.
-¿Qué?-pegué un bote.
-Te han dado un buen golpe...Te han dejado morado...

Miré y vi que tenía razón. Una mancha amoratada comenzaba a difuminarse cerca de mis costillas. Y dolía.

-En fin...Supongo que ya se irá...-comenté.
-Lo siento...
-No ha sido tu culpa.
-Si lo ha sido.
-Que no.

Sonreímos. Ninguna cedería.
Después de eso me estuvo contando que había hablado con sus padres y que todo estaba “bien”. Bueno, que ellos le habían dicho de volver a vivir en casa y de olvidar lo ocurrido. Pero me dijo que tenía temas que resolver primero. Como con Nix, su novio, con la discográfica, su manager... Quería dejar a Krise atrás.
No tardó en marcharse y yo me tumbé en la cama. Mi móvil sonó y atendí sin moverme.

-Ciao bella.-dijo de manera sensual Luca.
-Hola.-se me puso cara de tonta, como siempre.
-¿Qué haces mañana?
-¿Mañana?
-Si.
-Pues ir a clase, y nada mas en especial...¿Por?
-Por que tienes la noche ocupada.
-¿Cómo?
-Que tienes una cita conmigo.

Entonces sonó el timbre.

-Un momento...Acaban de picar.

Me levanté y fui a abrir ya que Hayley no salía de su cuarto para abrir ni aunque fuese para ella.

-¿Irae?-un repartidor preguntó por mi.
-Si...Yo..
-Esto es para usted.

Me tendió un paquete y se fue. Volvi a mi cuarto y cogí el teléfono de nuevo.

-Te ha llegado mi regalo veo.
-¿Es tuyo?
-Si.

Lo abrí rápidamente y un vestido gótico, color negro, corto, muy corto, con la parte de arriba simulando un corsé en color negro y rojo quedó ante mis ojos. Ahogué un grito de sorpresa. Era precioso.

-¡Luca!
-Antes que te enfades conmigo por gastarme el dinero y demás, tengo que decirte que es para nuestra cita y que es un regalo para los dos. Ya que tu te lo pones pero yo lo disfruto.

Me puse roja y eso que no le tenía delante.

-Mañana a las ocho te pasaré a buscar. Mañana cambiaré nuestras vidas.
-Luca...De..de..¿De que...?...¿De que hablas?-tartamudeé.
-Lo sabes bien amore.... Si no quieres que “pase”, mañana cuando te recoja no te pongas ese el vestido... Ponte cualquier otra cosa. De ese modo sabré si tengo que cambiar los planes...

El corazón se me desbocó. Claro que sabia a que se refería. ¿Estaba preparada?
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Miér Jun 17, 2009 6:17 pm

Capítulo 79: *** PARA SIEMPRE***(Luca)




Por fin era viernes... Tenía permiso para saltarme las clases ese día y salir del colegio. Iván refunfuñó celoso.

-¿Qué cojones tienes que hacer esta noche fuera de aquí?-inquirió.
-Cosas mías...
-Espero que no con mi hermana.-me advirtió.

No respondí. No me gustaba mentir, pero si le decía que si me machacaba.

-Yo me voy yendo ya...-agarré mi mochila y salí del cuarto sin responder a las mil preguntas que me lanzó Iván.

Una vez en la calle, me subí a un bus que me acercaría al hotel donde llevaría a cavo mi “plan”. Al bajar, fui directo a una farmacia. Estaba mas que nervioso. Tenía que comprar algo básico para aquella noche...Y nunca había comprado de eso... Tragué saliva y entré.
Me acerqué a las estanterías y me quedé mirando las miles de clases que habían. De sabores, tallas, anti alérgicos... ¿Cuáles cogía?

Descarté los de sabores. No tenía pensado hacer que Irae me hiciese...Bueno... Que Irae tuviese que probar el sabor. Ella estaría tan nerviosa o mas que yo... Y era mejor ir a lo simple... Con el tiempo ya practicaríamos cosas nuevas...Pero por el momento era mejor no adelantarse.

Sin darme cuenta me había puesto rojo solo de pensar aquello. Cogí unos normales y fui al mostrador.

-¿Solo esto?
-S...Si...-ni siquiera le miraba a la cara.
-Ya veo. ¿Es la primera vez?-inquirió.

Levanté la cabeza de golpe. ¿Tanto se me notaba? No respondí, me daba vergüenza.

-Mira, lo digo por que quizá necesites algún lubricante, o aceites afrodisíacos... –susurró.

Al menos era discreto.

-Es...Esto está bien... –contesté- Nada mas...

En cuanto pagué salí corriendo de allí. Luego fui al hotel. Había mirado por Internet un sitio especial en el que perder la virginidad con ella, y lo había encontrado. Era un hotel con habitaciones ambientadas. Es decir, temáticas. Tenían un catálogo en el que escoger la que querías y la que me gustó para nosotros fue una ambientada en el espacio. Por lo que se veía en la página web estaba chula. Al entrar fui a la recepción y me miraron de arriba abajo.

-¿Tiene reserva?
-Si. A nombre de Luca Ruggiero.-comenté.
-Bien. –tecleó en el pc- ¡Ah! Bienvenido señor Ruggiero. –sonrió la chica- Tenemos todo preparado para esta noche. Además en el cuarto hemos dejado el traje que pidió y el sistema de audio está listo con la canción que escogió.
-Gracias.
-Aquí tiene la llave.

Me subí al ascensor y piqué al número 9. Por mucho que había visto a través de su web la habitación, cuando abrí la puerta aluciné. Era como entrar en otra dimensión. Al cerrar la puerta, me encontré trasportado al espacio exterior. Todo, las paredes, el suelo, el techo, todo estaba lleno de miles de estrellas incandescentes y planetas, que se movían lentamente o parpadeaban débilmente. Era realmente espectacular. Parecía que flotases en la inmensidad de la nada.

No había mas luz en aquella estancia que la de las estrellas, pero precisamente eso creaba un ambiente íntimo, precioso. La cama se atisbaba ya que el color de las sábanas era blanco. Sobre ella había un mando con el que se accionaban unas luces que rodeaban una puerta que de no ser encendidas no se apreciaba. Era la del baño. Apreté el botón y entré. Había un yacuzzi enorme, la pared frontal estaba llena de espejos y una pared que separaba el wc.

Sin duda mi padre se había dejado muchísimo dinero en aquello. Se lo tendría que agradecer bien.

Pero entonces me puse a pensar...¿Y si Irae no aceptaba? ¿Y si no se ponía el vestido? ¿Qué haría con todo aquello?
Me pasé el resto del día nervioso, y sobre las siete me puse el traje. Una camisa blanca con chaqueta negra y corbata del mismo color medio desabrochada.

Salí del hotel y fui en taxi hasta una calle antes de la de la casa de Irae. Había quedado allí con el chofer... Había alquilado una carroza negra, tirada por caballos negros, estilo antiguo. Me veía ridículo haciendo todo aquello, pero la quería impresionar, quería demostrarle todo lo que era capaz de hacer por ella. Quería que fuese como una película.

Entonces le dije que aparcase frente a la puerta y fui a llamar al timbre. Me costaba respirar por los nervios. Si seguía así me pondría a sudar y eso no era bueno. Todo tenía que ser perfecto.

El que me abrió la puerta fue su padre. Suerte la mía...

-Hola Luca...-alzó la vista sobre mis hombros- Espero que no intentes embaucarla con eso. ¿No estarás intentando comprar a mi hija no?
-No...Yo... Solo...
-¿Solo que?-estaba muy serio.
-Papá, es para mi.-apareció mi niña.

La miré de arriba abajo. Llevaba un abrigo negro hasta las rodillas. No podía ver su vestido...

-Lu...Qué...¿Eso?-señaló la carroza.
-Es nuestro transporte... Hay que evitar contaminar ¿no?...-intenté hacerme el gracioso.

Tendí mi mano y ella la tomó. Le temblaba.

-Hasta...Hasta mañana papi...-susurró.
-¿Cómo que hasta mañana? De eso nada señorita. Te quiero en casa a las doce.- se impuso.
-Hasta mañana...-repitió ella y tiró de mi hacia la carroza.

Sonreí ante la idea que no hubiese acatado aquella orden y al llegar a la carroza la ayudé a subir. Cerré la puerta y se puso en marcha.
Ella miraba sus rodillas y no decía nada.

-Amore...-susurré.

Me miró con el miedo en la cara.
Agarré su barbilla y la besé. Ella sonrió y rozó su nariz contra la mía. Luego se apartó levemente de mi para desabrochar los botones de su abrigo y dejarme ver que llevaba mi regalo puesto. Nos cogimos de la mano y no dijimos nada mas hasta llegar al hotel.
La ayudé a bajar y cuando entramos la recepcionista me guiñó un ojo. Hice como si no lo hubiese visto y subimos al ascensor.

Antes de subir, saqué del bolsillo de mi chaqueta un lazo negro.

-Tengo que taparte los ojos...

Ella asintió y se dejó hacer.

-Quiero que sepas que la cena será luego... O sea... Que he pensado que era mejor que...
-No me expliques nada... No hace falta. Todo es perfecto como tu creas.-me cortó.

Me quitó un peso de encima la verdad. Yo había pensado que ninguno de los dos cenaríamos a gusto sabiendo lo que venía luego, y por eso, era mejor invertir el proceso.

La dirigí hasta que entramos en la habitación, y tras quitarle la venda de los ojos, la abracé por la espalda.

-¿Quieres ir a las estrellas? ¿M acompañas?

Se quedó paralizada. Mirando a su alrededor alucinada.
La solté y me puse frente a ella, me quité la corbata y la dejé caer al suelo. Luego me desabroché la camisa e hice lo mismo. Miré su cara, la cual veía tenuemente por la escasa luz y la vi sonreír. Pasó sus manos sobre mi pecho desnudo y fue bajando hasta llegar a mi cintura. Luego se apartó un poco, se puso de espaldas a mi y apartó el pelo de su espalda, dejando al descubierto la cremallera que abrochaba su vestido. Automáticamente la bajé despacio y luego lo deslicé hasta que cayó al suelo. Como acto reflejo se llevó las manos a sus pechos. No llevaba sujetador. Su piel blanquísima destacaba en aquella semi oscuridad. Me quité los pantalones para estar en igualdad de condiciones. Me quedé con mis boxes negros y sonreí.

Estiré la mano pero ella no despegó sus brazos de su torso. Pensé rápido y opté por volver a su espalda e ir caminando detrás de ella, “obligándola” así a caminar hacia la cama. Se tumbó boca abajo y yo a su lado.

-Tranquila...-susurré.

Yo no estaba tranquilo precisamente, pero tenía que aparentarlo.

Besé su cuello con delicadeza mientras mis dedos recorrían el camino de su columna.

-Ti amo... Sei la mia vitta... Sei la mia donna...

Así su cintura y le hice voltearse, quedando boca arriba. Mi mano fue hacia su ropa interior y acarició la fina tela negra. Soltó un leve gemido y cerró los ojos.
Cuando se la quité, la observé entera, desnuda por fin ante mi mirada y, si ya estaba excitado, aquello terminó de “alegrar” mi cuerpo.

Con movimientos rápidos de mis dedos, comencé a masajear su zona sensible, viendo como su cuerpo temblaba y arqueaba la espalda, gimiendo y mordiéndose el labio para intentar evitarlo.

Con la mano libre, presioné el botón del mando que conectaría la canción que había escogido para mi niña. No era un grupo que a mi me gustase, pero sabía que a ella le encantaba. Y la verdad era preciosa para aquel momento.
Era “Pensando en ti” de Mago de OZ.

http://www.youtube.com/watch?v=oxpPTOgEL90

Cuando escuché las primeras notas mi cuerpo se estremeció. Había llegado el momento. Además ella adivinó enseguida que canción era y me miró de una manera extraña. ¿Qué pasaba? Sin mas se puso a llorar.

La letra comenzó.

“Hay veces que...
mi alma baila tangos con la soledad
y necesito de tabla, tu amor
para asirme a ella en mi tempestad.”


-¿Qué...Qué pasa? –inquirí.

Meneó la cabeza.

-Que te quiero....-con sus brazos me rodeó el cuello y me besó.

“Pensando en ti
paso el día pensando en ti.
Enséñame a escuchar tus labios
a leer el sol
llévame...
a donde los sueños fabrican tu voz.” Continuó la canción.

No pude evitarlo y por mi mejilla resbaló también una lágrima.
Sin mas, me coloqué entre sus piernas y con cuidado me coloqué el preservativo.
Estaba tan nervioso que no quise hacer mas “preliminares”. Si me entretenía mas era capaz de cagarla en algo.

-Pre...¿Preparada?-inquirí con la voz temblorosa.
-Si...

Poco a poco comencé a introducir mi miembro en su sexo, notando como su interior lo apretaba. El placer recorría a oleadas mi cuerpo, nublándome el pensamiento. Noté perfectamente cuando llegué al “tope” de mi Irae. O sea, donde estaba su virginidad. Acerqué mi cara a la suya y comencé a besarla, introduciendo mi lengua en su boca y entrelazando mis dedos con los suyos.

Con un leve empujón sentí pasar ese tope y un pequeño grito ahogado salió de su garganta. Retrocedí para volver a entrar en ella con cuidado. Aquello era mas complicado de lo que había imaginado. Controlarme para no dejarme llevar y ser mas “bruto” era muy difícil.

-Ti amo...Ti amo.....-repetí una y otra vez.

Me sentía abrumado por mil sensaciones. Parecía que flotase en medio del universo y al mismo tiempo me sentía dentro de ella. Era mía, en aquel momento era solo mía. De nadie mas. Nuestras respiraciones entrecortadas se disolvían con la canción, pero la melodía terminó y todo quedó en un auténtico silencio, en el que ya solo se escuchaban nuestros jadeos. Quería llevarme aquel recuerdo conmigo.
De repente pude notar como todo llegaba a su fin. Un placer indescriptible se acumulaba en mi entrepierna y me mareaba. La vista se me nublaba. Empujé con bastante fuerza sin querer, y Irae clavó sus dedos en mi espalda.
Entonces me desplomé al lado de ella, agotado y con el corazón saliéndoseme del pecho. Al momento Irae se aferró a mi, entrelazando sus piernas con las mías y apoyando su cabeza en mi pecho y musitó:

-Me quiero quedar aquí para siempre...




Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Miér Jun 17, 2009 6:18 pm

Capítulo 80: ***FAVORES*** (Vivi)





Al final, hablar con mis padres no me había resultado tan difícil. Es decir, si, al principio no sabíamos como empezar, pero enseguida todo fluyó. Nos unían lazos demasiado fuertes.

-¿Vas a volver? –inquirió papá temeroso.
-No...Todavía...Tengo cosas que arreglar. Cosas importantes...
-¿Importantes?¿Cómo de importantes?
-Pues...-tragué saliva- Como un novio...-murmuré.

Ambos me miraron con la boca abierta.

-No me gustan las bromas Yulia.-me recordó papá.
-No bromeo... Quiero... Quiero que sepáis que hay cosas de este año que quiero dejar atrás, como la discográfica, como Krise...Pero Nix... Él es distinto...No es tan fácil dejarle...
-Pues yo te enseñaré Es tan sencillo como llamar y mandarlo a tomar por culo. ¿Me dejas a mi?-papá se había puesto en pié.

Mamá también se levantó y le sujetó del hombro.

-Es mayor para decidir con quien quiere estar...Mejor con uno de su edad...¿Por qué es de tu edad no?
-Si, si.-me apresuré a decir.
-Al menos no nos tenemos que preocupar de...-no terminó la frase.
-De Yu.-dijo papá apretando la mandíbula.
-¡Ei!-me quejé- No digáis eso... Aunque..Si... No tenéis que preocuparos mas por él... Es solo mi tío...

Los dos se sentaron algo mas relajados.

-Bien...Pues queremos conocerle.-insinuó mamá.
-¿Queremos?-inquirió papá.
-Si, QUEREMOS.-recalcó mirándole serio.
-Pues si tú lo dices...Queremos...-dijo a desgana mi padre.
-Si...algún día...Ya...ya veremos...-mencioné.
-¿Dónde vives? ¿Con quien? –se interesaron.
-Vivía con Kate...Mi manager... Pero justo antes de ayer me fui de su casa... Me enteré que ella fue la que cambió las cartas que os dejé..
-Esa hija de puta....-bramó papá- Se las verá conmigo... ¿De que cojones va? ¡Se estaba aprovechando de ti! ¡Te separó de nosotros!
-No...papá...La que se separó fui yo... Y ella aprovechó el momento...
-Es lo mismo. La demandaremos.
-¿Qué alegaréis? ¿Secuestro? Me fui por propia voluntad. Dejadme a mi con esto. Enserio...No os metáis...
-Pero...
-Respetadme...
-De acuerdo...-cedió mamá.
-Por mi parte no hay acuerdo.
-Papá...
-Ni papá ni nada. Mira Vivi, cuando te marchaste, cuando huiste de esa forma, me demostraste que no eres para nada madura, que no sabes nada de la vida... Que eres una niñata caprichosa... Yo..Nosotros lo hemos pasado muy mal...-comenzó.

Me callé de golpe. Escuché atentamente. Estaba diciéndome la verdad de lo que sentía, de lo que pensaba.

-Yulia.... No sabes el año de mierda que hemos pasado...
-Ya..Pero..la carta esa no era mía...
-Es igual... Aunque no hayas escrito eso, el resultado es que te marchaste sin decírnoslo a la cara... Nos abandonaste... Sabías que para nosotros eras lo mas importante del mundo... Joder Vivi... Hemos pasado por millones de cosas realmente jodidas... Pero la peor de mi vida no fue ni cuando casi me muero cuando me atropellaron...La peor de todas a sido este puto año...

Se me hizo un nudo en la garganta. Me sentía una mierda.

-Pero...Sabemos que no toda la culpa es tuya...Nosotros tenemos la mitad...Por mil razones... Así que...Esta vez...Si quieres empezar las cosas bien...Si quieres que intentemos ser una familia de nuevo....
-Si, si...-dije con un hilo de voz.
-Pues... Van a haber normas... Cosas que cambiar....

Claro, era obvio, lógico.

-Vale... Tenéis razón... Pero cuando arregle mis asuntos...
-Una semana.
-¿Qué?
-Que tienes una semana. Luego te quiero aquí. En casa, viviendo con nosotros de nuevo.
-Una semana... Bueno... Vale... Una semana. –acepté.

No quise hablarles de mi madre, de preguntarles por mi verdadera madre. No era el momento, pero era algo que no había olvidado.

Cuando me marché de casa me sentí mucho mas ligera, mas relajada. Otro asunto solucionado.
Me bajé del bus tres paradas antes para ir andando hasta el hotel. No había avisado a Nix de que me quedaba a dormir en casa de mis padres...Y no le había visto desde que se marchó enfadado...
Sentir el aire fresco me ayudó a serenarme. Tenía que pedirle perdón, y explicarle bien las cosas...Legar a un acuerdo...

Subí en el ascensor y no paré de tamborilear los dedos contra el espejo. Estaba demasiado nerviosa. ¿Qué Nix me encontraría en el cuarto?

Lo que no imaginaba es que no lo encontraría solo. Al abrir la puerta escuché gemidos...De Nix...De Nix y de alguien mas...caminé incrédula hacia dentro hasta que me paré a la punta debajo de la cama. Aquello no podía ser real. Michelle estaba montada sobre él, moviéndose rítmicamente, completamente desnuda.

Nix me miró pero no le cambió la expresión ni nada. Simplemente continuó con lo que hacía como si fuese lo mas normal del mundo. Mis pies parecían clavados en el suelo. No sabía que hacer. Quería irme pero por otro lado no era capaz de moverme. Cualquiera al ser descubierto así diría algo como “no es lo que parece” o cualquier excusa... Pero Nix...Nix no dijo nada hasta que no llegó al orgasmo. Entonces, sonrió y dijo:

-¿Ya has decidido volver?

Michelle sonrió y levantándose desnuda se metió en el baño.

-¡¡¿Qué es esto?!!-espeté.
-Pues esto es tu novio follándose a otra. ¿Alguna duda?
-Nix...¿Cómo....?
-¿Cómo he podido? ¡No me vengas con gilipoyeces! ¡No seas hipócrita! Te has marchado. ¿No volvías con tus papis? ¿Qué haces aquí?

No pude evitarlo y comencé a llorar, de rabia, impotencia, de dolor.

-Yo...
-Tú, tú, siempre tú. Date cuenta que no todo gira a tu alrededor. O estas segura de las cosas o las pierdes. ¿Creías que me quedaría tan tranquilo esperándote toda la puta noche hasta que decidieses aparecer? Vamos, ni siquiera me avisaste. Pues me traje a una amiga.

-¡¡Eres un hijo de puta!! ¡¡Como tu madre!!-grité.

Al momento me arrepentí y al verle venir corriendo hacia mi, hice lo mismo pero hacia la salida. Llegué al ascensor antes que él y las puertas se cerraron. En cuanto llegué a la calle me subí a un taxi y huí de allí.

Pero el destino me tenía un encuentro que jamás hubiese imaginado. Mientras el taxi estaba parado en un semáforo, alguien picó en el cristal de mi ventanilla. Me sequé las lágrimas con el dorso de la mano y miré a ver quien era.

La cara de Iván estaba allí. Frunció el ceño y me hizo señas para que bajase la ventana.

-¿Qué pasa Vivi?
-Nada que le interese a un mocoso.-respondí.
-Ya veo. ¿Quieres que hablemos?
-¿Por qué? Ni siquiera te caigo bien. Y me has intentado ahogar en la piscina.

Suspiró.

-Por eso mismo. Te lo debo. Va, que me siento culpable. Déjame compensarte. Que me has pillado en mi día de buen samaritano. Y además me aburro.
-Deberías estar en el colegio de curas.
-Ts.. y “estoy”. Hemos salido de “excursión” ¡Yuju!-miró hacia la acera donde había un grupo de adolescentes con un par de curas.
-Vamos, me harías un favor si nos escapamos un rato. Me aburro.
-Se supone que el que me debe un favor eres tú, no yo.-alegué.
-Bueno... Luego te deberé dos. ¿Si? Va prima.

Sin darme cuenta había dejado de llorar. Realmente no me haría mal pasar un rato con él. ¿No? Realmente había extrañado hasta a Iván.

-Señorita, el semáforo está cambiando. ¿Se baja o sigue?
-Me bajo.- saqué mi monedero y pagué.
-Buena decisión. –me tomó de la mano y nos marchamos corriendo de allí.
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Miér Jun 17, 2009 6:18 pm

Capítulo 81: ***EXTRAÑO*** (Iván)




Corrí agarrando con fuerza la mano de mi prima, esquivando a la gente. La verdad hacía tiempo que me quería hacer una escapadita, y esta era una buena oportunidad. Además, aun tenía que aclarar cosas con Vivi, y este era el momento.

De repente noté que ella tiraba hacia detrás, frenándome. La miré e iba medio asfixiada. Miré a mi alrededor y al ver que ya no habían ni curas ni compañeros, paré en seco y ella chocó contra mi espalda.

-¡Joder!...-jadeó doblándose- ...me...Casi...Casi...me....ahogo...-con la boca abierta cogía grandes bocanadas de aire.
- Jajajaja. Pensé que estarías en mejor forma. ¿No bailas?
-Si...Pe...pero...No...no entreno...para hacer...los cien metros libres. –estaba roja y se apoyaba con las manos en las rodillas.
-Jajajajajajaja. Que flojucha. Bueno...Mmmm. ¿Dónde vamos?
-No se...-se incorporó, ya no lloraba.
-¿Llevas dinero encima? ¿Tarjetas de crédito?
-Si...Tarjetas si.
-Bien, entonces la mejor opción es un hotel.

Alzó las cejas y me miró expectante.

-No es para lo que crees que es. Solo es para que hablemos. En mi casa no se puede, sabrían que me escapé, en la tuya tampoco por el mismo motivo y porque no siquiera si vives de nuevo con los tíos, y no tenemos mucho mas donde escoger.

No dijo nada, me continuó mirando raro.

-Joder Vivi, ¿por qué todos pensáis así de mi?
-¿Hace falta que te responda?
-Pues vale. Pero tu no eres mi tipo.-aclaré molesto- Mira, solo quería que hablásemos, pero visto lo visto, paso. Adiós.-di media vuelta y comencé a andar en sentido contrario sabiendo que me seguría..

Al momento la tenía a mi lado caminando con la cabeza agachada.

-Vamos... Todo en esta vida tiene solución.-pasé mi brazo sobre sus hombros y la apreté hacia mi- No te pongas triste...

La verdad que hasta aquel momento no me había fijado en lo mucho que la quería. Me dolía verla mal. Y eso que toda la vida me había “caído mal” por como trataba a mi hermana, pero por lo visto mi corazoncito también tenía un hueco para ella.

Entramos en el primer hotel por el que pasamos y ella reservó. No me pidieron el DNI ya que aparentaba los dieciocho. Era muchísimo mas alto que ella y además, era guapo. Combinación perfecta.
Al llegar a la habitación, me eché en la cama y sonreí.

-Esto si es un buen colchón y no la mierda del convento/infiero ese.
-¿Tan malo es?-se sentó a mi lado.
-Bah... No es tampoco del tercer mundo pero podría ser mejor por el dineral que pagan mis padres.
-Menuda suerte hemos tenido...-se dejó caer hacia detrás, quedando tumbada a mi lado, mirando al techo.
-Ya ves...Yo en un centro de locos...
-Y yo en hoteles...De hotel en hotel...
-No te quejes... Prefiero los hoteles.-comenté.
-Yo preferiría estar donde estas tú...Eso significa que se preocupan por ti...
-Ui si, se preocupan de que no les de mas dolores de cabeza.
-Sabes que no es solo eso...
-Ya...Pero no lo admitiré nunca.
-Lo se. Lo peor es saber que tenemos la culpa de lo que nos pasa...Que nos lo buscamos nosotros mismos...
-Eso ni lo menciones. Tú alega siempre que es culpa de los otros, principalmente de los padres. –bromeé.
-Esa táctica ya no funciona...no con esta edad.
-Ts, a mi aun si. Les hago sentir un poco mal. Y bueno. Al tema, ¿por qué llorabas?

Todo se quedó en silencio. No respondió. Giré la cabeza para observarla y una lágrima resbalaba por su mejilla.

-Esto...¿Qué pasa Vivi? Ei...

No soportaba ver llorar a las mujeres.

-Él...Él...Lo he encontrado...-comenzó- Lo he encontrado hace un rato....
-¿A quién?
-Nix...
-¿Nix?
-Mi...Mi novio...
-¿Y?
-Se...Se...Se estaba follando a otra...

Mudo me dejó. No me lo esperaba. Me incorporé para mirarla mejor y ella se tapó la cara con las manos.

-¿Estas segura? Mira que las mujeres sois... Vamos que os montáis pelis...
-Me...Me quedé plantada frente a la cama mirando.-aclaró y volvió a su llanto.
-Joder...¿Y te dijo algo? ¿Te fuiste al momento?
-Me...Me dijo que...que...que, que quería...Que... Se estaba tirando a otra por que no le llamé para...Para decirle que no dormiría en el hotel...con él...Que no pretendiese que me esperase....

Apreté la mandíbula. ¿Esos tíos existían enserio? Vale, yo no era el ideal de novio, pero no me ataba a nadie para no tener que dar explicaciones. Era libre y no hacía daño a nadie. O al menos para mi las cosas estaban claras.

-¿En que hotel está?-inquirí serio.

Se secó con las manos la cara y se sentó. Le temblaba la barbilla.

-No...No quiero que hagas nada...Además... ¿Porqué tendrías que hacerlo? –ya le costaba un poquito menos hablar- No se que hago aquí...Contándote esto...
-Pues por que somos familia. Me arrodillé frente a ella y acaricié su mejilla aun húmeda-Sabes, estás muy buena y eres guapísima. No entiendo como ese hijo de puta se ha fijado en otra.- declaré con sinceridad.
-No mientas...Antes dijiste que no era tu tipo...
-Es que.... Bueno, no volveré a decirte nunca lo buena que estas. Se supone que te odio, que nos odiamos. Mejor que siga siendo así. Hay cosas que es mejor no repetirlas. Enana.-sonreí y logré que lo hiciera ella también.
-Eres un imbécil...-me la devolvió.
-¿Perdón? ¿Qué dices? Es que desde aquí arriba no te escucho.- me metí con ella.
-¡¡Sabes hablar!! Eres un bebé superdotado.
-Eso de superdotado dalo por echo.-aproveché el doble sentido.
-¡Niñato!
-¡Malcriada!
-¡Estúpido!
-¡Payasa!

Me dio un empujón haciéndome caer hacia detrás, contra el suelo.

-¡Te has pasado!-me levanté riendo.

Vivi se arrastró por la cama intentando llegar al cabezal pero me lancé sobre ella y comencé a hacerle cosquillas. Pero todo el panorama cambió de pronto. Mejor dicho, cambió cuando me di cuenta en la postura que nos hallábamos. Ella bajo mi cuerpo y yo entre sus piernas, con nuestras caras a escasos centímetros.

Paré de golpe. Sin poder evitarlo me había excitado y ella lo notó. Miró entre nuestros cuerpos incrédula. Pensé que me metería una patada o algo y cerré los ojos para prepararme. En cambio, entrelazó sus brazos en mi cuello y unió sus labios a los míos. Cuando los noté la miré sin entender nada. Nos quedamos unos segundos mudos y luego ella deslizó una de sus manos por parte de mi espalda y luego la metió bajo mi camiseta... Me estremecí. ¿Debía pararla? Aquello era muy extraño. ¿Vivi y yo? ¿Yo y Vivi?
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Miér Jun 17, 2009 6:18 pm

Capítulo 82: ***TORBELLINO*** (Iván)



-¿Follamos o sigo sin ser tu tipo?-inquirió directamente.
-Eres mas que mi tipo.-pasé mi lengua por la comisura de su boca- ¿Estás segura de esto? Sabes que es por despecho... Y que yo lo haré por que estoy cachondo y hace un tiempo que no tengo sexo.-aclaré.
-Lo se. Lo se todo. Pero ahora solo quiero hacer esto. ¿Quieres o no?
-¿Tú que crees?- rocé mi entrepierna abultada en los pantalones entre sus piernas y ella sonrió.

Nunca hubiese imaginado tirarme a mi “prima”. Ella, que iba de diva, que siempre iba de superior, en aquel momento estaba debajo de mi cuerpo, y en breves momentos estaría acostándome con ella.
Todas las chicas con las que había estado eran o niñas de mi edad o la profe. Nunca había estado con una...Bueno, digamos que jamás me había acostado con una tía que estuviese tan buena.

Me quité la camiseta con rapidez y ella se quitó su suéter. Sonreí ante lo que se me acababa de ocurrir. Salí de la cama y me quedé en pie mirándola.

-¿Qué pasa?
-No me apetece hacerlo en la cama. Demasiado clásico. Ven.

No se quejó. Se levantó y vino hacia mi. Con sus manos desabrochó mis pantalones, bajándolos, luego las pasó sobre mis boxes, haciéndome gemir.
Al mismo tiempo desabroché su sujetador, dejando su pechos a mi vista. Tracé un círculo con mi dedo en ellos y se le puso la piel de gallina.
Luego, bajé su ropa interior hasta quitársela, pero, sin quitarle la falda. La pegué a la pared, elevé su pierna con mi mano derecha y tras sacar mi miembro de mis boxes, lentamente lo introduje en su sexo, hasta sentirme dentro por completo. Entonces, la elevé del suelo, sujetándola con fuerza por sus muslos y ella asiéndose a mis hombros y comencé a embestir con todas mis fuerzas en su interior. Los gemidos de Vivi eran realmente altos. No se cortaba un pelo. Sus ojos estaban en blanco y su boca entreabierta. Sus labios...Su lengua...Me encantaban. No lo pensé dos veces, le comí la boca. Mi lengua jugueteó con la suya. Nuestros jadeos se hicieron mas costosos. Era complicado besarnos haciendo el amor en aquella postura, y realmente cansado. Muy cansado. Paré y salí de ella, depositándola de nuevo en pie. No la solté por completo ya que sus piernas temblaban y tardó unos segundos en mantenerse en pie por si sola. Acto seguido me senté en el suelo, apoyando mi espalda contra la pared y Vivi entendió el mensaje. Se sentó sobre mi miembro y ella misma llevó el ritmo. Aquello era la gloria. El placer inundaba mi cuerpo. Casi había olvidado lo bien que se sentía uno haciéndolo. Sus perfectos pechos quedaban a la altura de mi cara. La acerqué a ellos, besándolos, lamiéndolos, para luego sujetarlos con mis manos y jugar con ellos.

Mi prima sonrió, y aquello me hizo sentir mejor aun. Ya no lloraba, ya no tenía aquella expresión de tristeza y de odio. Había conseguido que dejase de pensar en sus problemas, en el cabronazo que tenía por novio. Ahora solo pensaba en el placer que yo le estaba proporcionando. Yo también sonreí y ella comenzó a moverse mas de prisa. Con mas ganas, con mas ímpetu. Su piel ardía, los dos sudábamos, y mi cuerpo sentía oleadas indescriptibles de placer, de gozo que me hacían jadear y gemir sin control.

Entonces se levantó y caminó de gatas por el suelo, alejándose de mi, con la malicia y el deseo de mas dibujado en la cara.

-¿Quieres jugar?-inquirí divertido.
-No, la verdad jugar no quiero.-respondió.

La imité y me acerqué a ella, pero se subió a la cama y pasó hacia el otro lado entre risitas.

-Te voy a coger y luego será peor...-le advertí.
-¿Peor?
-Si... Por que me vas a suplicar que te folle...
-¿De verdad?-arqueó las cejas- ¿Crees que un crío como tú me hará suplicarle?
-Dalo por echo.

Verla así, con tan solo la mini falda puesta, con el resto de su piel al descubierto, con la sensación de estar dentro de ella aun en mi...Me encendió si es posible mas.
Corrí y cuando la conseguí atrapar por una de sus muñecas, la abracé por la espalda y una de mis manos fue directamente a su sexo, comenzando así a acariciarlo con rapidez y precisión. Sus rodillas se doblaron y soltó un gritito que me hizo reír.

-Te lo advertí.-mencioné.

Su respiración volvió a agitarse y sus gemidos volvieron.

-Pa...pa...para...Qui...quiero que..aghhh...que...ugh...lo...hagam...
-¿Quieres correrte mientras lo hacemos eh?
-S...ahh...si...

Mis dedos se movían cada vez mas rápido. Sabía que pronto ella llegaría al orgasmo.

-I...Iv...
-Shh... Vamos...Termina...-le ordené.
-N...No...No...quiero...
-Jajajajaja.

Pero cuando noté que era el momento, saqué mis dedos de allí y ella se arrodilló en el suelo. Me miró sin entender y yo puse cara de loco.

-¿A que quieres mas?-pregunté.
-Si ...esperas que te suplique...-intentaba recobrar su aliento- ...lo llevas claro...

Y así, tal como estaba de rodillas, se puso frente a mi y asiendo mi sexo entre las manos comenzó a lamerlo. Me apoyé a la pared por que fue tal la avalancha de sensaciones que me sentí mareado unos segundos. Sus ojos me miraban de vez en cuando, cosa que me turbaba mas. Pero cuando estaba todo a punto de terminar, me hizo “jaque”. Me dejó con las ganas y se sentó sobre la cómoda. con las piernas abiertas.

-No pienso suplicarte nada. –esbozó una sonrisa triunfal.

No tuve que meditarlo. A grandes zancadas me acerqué a ella y con decisión volví a penetrarla.
Ambos terminamos al momento.

Tras media hora tumbados en la cama en silencio para reponer fuerzas, me sonó el estómago. Tenía hambre, no habíamos comido y eran ya las cinco de la tarde.
Ella se rió.

-¿Qué te hace tanta gracia?-inquirí.
-Tú. Espera.-se volvió hacia el teléfono y pulsó un solo número- Hola, si, quería pedir algo de comer. Si, un segundo- tapó el auricular y se dirigió a mi- ¿Qué te apetece?
-Mmmm... No se... pollo con patatas.
-Bien.-volvió a hablar al teléfono- Si, pollo con patatas fritas. Bien. Gracias.

Colgó y me miró atenta, estudiándome. Luego se vistió con rapidez.

-¿Qué? ¿Y tu no comes?
-No. Yo me voy.
-¿Te vas?
-Si.
-¿Por?
-Por que así tiene que ser. Esto ha estado genial Iván. Enserio, gracias. No sabes hasta que punto me has ayudado. No lo olvidaré.
-Olvidarme es imposible.-respondí sensual.

Meneó la cabeza y puso los ojos en blanco.

-Hablo en serio. Ahora tengo las cosas mucho mas claras.
-¿A si? ¿En respecto a que?
-Pues a ...Nix.

Bufé.

-Lo vas a mandar a tomar por culo. ¿No?
-No y si...
-¿A que te refieres?
-Nada...Cosas mías. Tú no te preocupes. Eso si, esto no se lo cuentes a nadie. Lo que hemos hecho esta tarde no ha pasado nunca. ¿Entendido?
-¡Entendido!-bromeé poniendo mi mano en mi frente como si fuese un soldado.
-Pues nos vemos... Que te vaya bien en el “convento”.-me sacó la lengua.
-Y a ti por ahí abajo. Intenta que no te pisen.
-¡Adiós!
-Bye!

Y así pasó, como un torbellino. Como era Vivi. Como era yo. Habíamos sido como dos huracanes que chocan y luego se alejan. Había estado genial. Una experiencia inolvidable. Y allí, estirando sobre las sábanas, completamente desnudo me eché a reír. Sin duda era el puto amo. Me lo había pasado de puta madre.
Volver arriba Ir abajo
nixita
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 986
Edad : 23
Localización : cn mi shini
Fecha de inscripción : 24/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Miér Jun 17, 2009 7:38 pm

OKEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYY


IVAN Y VIVI?? VIVI E IVAN?? NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
SIGUELO KIRINAAAAAAAAAAAAAAAAA
Volver arriba Ir abajo
strify_cute_strify
Se Esta Viciando
Se Esta Viciando
avatar

Cantidad de envíos : 99
Fecha de inscripción : 27/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Jue Jun 18, 2009 12:54 pm

kirinaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
este super geniaaaaaaaaaal
sorry por no comentarte
antes pero no he dejado de
leer ni un solo capi me encanta
siguelooooooooooooooooooooo
ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh
jajajajajaja besitos cuidate y
gracias por escribir muack
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   

Volver arriba Ir abajo
 
Nuevas Tentaciones
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 5 de 11.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6 ... 9, 10, 11  Siguiente
 Temas similares
-
» NUEVAS PREGUNTAS INEGI 2010.
» Buenas nuevas! La revista a punto de caramelo.
» 29-ABRIL-5 Nuevas Revelaciones sobre "Breaking Dawn"
» 11-ABRIL.-NUEVAS Fotos de Robert, Kristen y el cast en la fiesta del sábado!
» 25-ABRIL-NUEVAS Fotos de Robert y Kristen filmando 'Breaking Dawn' en el Caribe (22/04/2011) + Video * REEDITATO*

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Cinema Bizarre Venezuela  :: Fan Fics fuera de tematica-
Cambiar a: