Foro Oficial De La Banda Cinema Bizarre En Venezuela
 
ÍndiceRegistrarseConectarse
Enlazanos









Comparte | 
 

 Nuevas Tentaciones

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3 ... 9, 10, 11  Siguiente
AutorMensaje
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Nuevas Tentaciones   Mar Mayo 26, 2009 4:58 pm

Pongo este fic aquí por que aunque salen los bizarros, no son los protagonistas.
Para las que no hayais leido nada mio antes, esta es la "tercera parte" de mi fic Tentación y Tentados que estan en la sección de fan fics de cb. Pero se puede leer perfectamente sin haberse leido antes esas dos.
Es como aparte. Se entiende todo.

En fin, ya me callo. Espero que os guste.

_____________________________________________________________________________


Capítulo 1: *** LA LLUVIA***( Vivi)





Su piel empapada por la lluvia se pegaba a la mía intensamente. Su olor, el olor a humedad y a su piel...Me hacían enloquecer. No podía creer estar viviendo aquello. Notaba el peso de su cuerpo sobre mí, moviéndose rítmicamente y jadeando. Yo intentaba mantener los ojos abiertos para verle la cara, pero las sensaciones que mis sentidos estaban experimentando no me lo permitían. Notaba mi corazón palpitar desbocado, las gotas de sudor que pasaban de su cuerpo al mío, y un enorme placer, que jamás antes había sentido mezclado con algo de dolor al notar su sexo dentro del mí, rozando la parte mas sensible de él y notando como mis pechos con mis pezones erizados, se apretaban contra su cuerpo, mandando pequeñas oleadas de placer de punta a punta de todo mi ser.
Hundió su cabeza en la almohada y profirió un pequeño grito al mismo tiempo que empujaba con mas fuerza. Aferré mis manos a su espalda apretándole con todas mis fuerzas y....

Para llegar a esa parte de la historia falta mucho.
............................
................................
........................................
..................................................
........................................................
................................................................

Me desperté al sonar el timbre y notar que alguien me tocaba el brazo. Entreabrí los ojos y era mi prima. Bostecé y me froté los ojos.

-¿Otra vez durmiendo? Te van a volver a expulsar ...Y si te expulsan de nuevo de clase será durante todo un mes.-me recordó.
-Ya..ya lo se.
-Pues no lo parece.-estaba muy seria.

Miró a su alrededor y luego volvió su mirada al suelo.

-Lo siento...Prometo no liarla mas. No voy a dejarte sola.-comenté poniéndome de puntillas y dándole un beso en la mejilla.

¿Quién era ella y por que le había dicho aquello?
Primero me presentaré. Soy Yulia Vivienne, una chica modosita, normalita, y bastante inteligente.
...........
..............
Empecemos de nuevo. Soy Yulia Vivienne, en ese momento tenía diecinueve años, pelo rubio con mechas fucsias, medía 1’65 (cosa que no ha cambiado) y a pesar de mi altura, tenía un buen cuerpo y era muy guapa. De ojos azules como mi madre y la estatura de mi padre. Y en cuanto a los estudios... Repetí un curso cuando era mas pequeña y aun así seguía siendo la peor de la clase. Puede también que influyese mi comportamiento un tanto... “diferente” al del resto.
Vivía con mis padres, Kristian y Sebastian. Si, dos hombres. Son mas conocidos como Kiro y Strify, dos de los componentes de el grupo Cinema Bizarre.
No soy adoptada, si no que por lo que sabía en aquel entonces, lo que me habían contado, era que mi verdadera madre no quería saber nada de mi. Por eso me han criado mis dos padres, de los cuales los dos se acostaron con ella a pesar de ser gays y he ahí el dilema. Para mi, mi madre era es y será Strify. No le gusta que le llamé mamá, aunque ya se a acostumbrado. ¿Quién era mi padre biológico? No lo sabía. Nunca me lo habían querido decir, ni yo saberlo. Prefería pensar que era hija de ambos.

En cuanto a mi prima, Irae, tenía dos años menos que yo, pero ella por el contrario a mi, la habían adelantado un curso. Era muy lista. Incluso la habían querido avanzar otro curso pero ella se negó. Tenía el pelo largo, liso y castaño hasta la cintura y llevaba flequillo. Su cara era la de un angelito. También tenía los ojos azules y una mirada dulce como ninguna. Era blanquita y su sonrisa cautivaba a cualquiera. Era idéntica a su padre, mi “tío” Shin, otro de los componentes de Cinema Bizarre, pero en morena en vez de rubia. El que si que era idéntico a él era Iván, el hermano gilipoyas de Irae. Pero de carácter Ira era la copia de su padre. O sea, realmente no era mi prima de sangre, pero siempre había considerado a Shin como a un tío, igual que a Yu y Romeo. Los componentes del grupo.

Era una chica muy tímida, emocionalmente inútil e ingenua. Vamos, lo que en una clase se suele llamar tonta y a la que la gente margina. Siempre había tenido problemas para integrarse. No se por que pero solía ser el centro de burlas y bromas pesadas. Desde la guardería había sido así. Y por eso yo, la defendía de todo y todos. La quería mucho. Era como una hermana para mi pero con la ventaja de no serlo. Es decir, si fuese mi hermana tendría que compartir todo, desde cosas materiales hasta el afecto de mis padres, y eso era algo que yo no toleraba. Lo mío era mío, de nadie mas. No compartía.
Si hubiese sido mi hermana de sangre seguramente la hubiese odiado por ese simple echo, pero al no serlo, la quería mas que a nada. Y si me expulsaban de clase un mes significaba que tendría que aguantar un mes a los gilipoyas de clase.
Si mi amiga Eli hubiese ido a nuestra misma clase, no habría habido problema por que ella también la defendía, pero ella iba un curso por delante nuestro. Ella no había repetido.

-Vamos que llegaremos tarde a la clase de música.-me apresuró Ira.

Bufé. Odiaba la clase de música. ¿Por qué? Puede que convivir con dos músicos, y con un entorno rodeado de música sea la respuesta. Y no por que no me gustase o se me diese mal, al contrario, entendía bastante, o al menos muchísimo mas que la mayoría de mis compañeros. Bueno, la única que me superaba, pero como en todo lo relacionado con los estudios era mi prima. Así que me aburría muchísimo en esas clases.
Cuando entramos mi pesadez aumentó . Ya no quedaban sitios al final del aula. Así que nos teníamos que sentar en primera fila.

-Eso te pasa por dormirte en clase y salir la última...-murmuró mi primita.

La miré con cara de odio y ella desvió la mirada arrastrándome de la mano hasta dos asientos en primera fila.
Obviamente el profesor pidió a Irae que nos deleitase con una de sus composiciones al piano.
Si, ella tocaba el piano. Desde pequeña se apasionó por este instrumento. Por lo visto un antiguo componente del grupo de mis padres, Luminor, le regaló su primer teclado. Yo a penas me acordaba de él. O sea, si, por las fotos y por algunas cosas concretas, pero hacía muchos años que no teníamos contacto con él. No personal. Sabíamos que estaba en otro grupo que había montado él y que le iba bien junto con su novio, un tal Hackett.
Ella tocaba el piano y el violín. Yo en cambio tocaba la guitarra y no por que me entusiasmase, si no por que mi tío Yu la tocaba... Y bueno...él... Lo adoraba. Estaba enamorada..... A pesar de la gran diferencia de edad, me encantaba. Desde pequeña moría por él. Y su forma de tratarme... Yo estaba segura que él también sentía algo por mi.
La melodía del piano dio pie a mas fantasías.

-Señorita Yulia, señorita Yulia. ¡¡Yulia Vivienne!!-gritó el profesor.

Di un salto en el asiento y presté atención de golpe.

-¿En que esta pensando? Si no presta mas atención la tendré que expulsar.

Otra vez esa palabra. Refunfuñé por lo bajo.

-Perdón señor Diermissen. Ya presto atención.
-Eso espero.

Irae retomó la melodía y el profesor sonrió ampliamente. Entonces escuché varias risitas desde el fondo y algún insulto que no me gustó nada hacia mi prima.
La pobre se puso nerviosa y se equivocó. Cerré los puños con fuerza. Había reconocido la voz así que no me hizo falta girarme para saber quien había sido.
Al terminar la clase Irae recogió sus cosas con rapidez. Sabía que si le decía lo que tenía pensado acer se pondría en contra y se enfadaría, así que no le comenté nada.

-¿No vienes?-preguntó.
-No... Esto... Ve tirando tú. Tengo que preguntar unas cosillas. A tí te estan esperando el largirucho, Hayley y tú padre.
-¿No vienes con nosotros? Luego tendrás que ir en bus.-me recordó.
-Tranquila. Ve.-insistí.
-Vale. Hasta mañana.
-Hasta mañana.

Guardé entonces mis cosas y corrí tras de Michelle, una de las que se habían reido y metido con Irae. Cuando la alcancé en las taquillas la empujé y le sujeté de un gran mechón de pelo haciendo que inclinase la cabeza.

-¡¡Ahh!!-se quejó.
-La proxima vez que utilices esa boca de zorra que tienes para meterte con mi familia, piénsa en que puede que termines con una boca mucho peor. De buzón.-sonreí.
-¡Ayuda!-gritó.

No había nadie mas allí así que no me preocupó. O eso pensé yo. De pronto alguien me agarró de la cintura y tiró de mi con fuerza separándome del suelo y de Michelle.

-¿Por que no te metes con alguien de tu tamaño?-inquirió una voz arrogante.

Cuando me soltó y le miré me topé con un chico de pelo negro y algo largo, por el cuello escalado y ojos verdes, mucho mas alto que yo y bastante fuerte.

-Por si estas ciego, ella es mas alta que yo.-la señalé.
-Por eso digo. Métete con los de parbularios.-dijo con sarcasmo.

Michelle se puso a reir.

-¡Tú ríete que te parto la boca!-gruñí.
-Deja de hacer el tonto y lárgate.-me exigió el tío ese.
-¡Que te jodan!-contesté.
-¿Cómo?
-Pues eso, que te jodan, que te den por culo, que te peten, que te follen. ¿Sigo?-dije con ironía.
-Anda y vete antes de que me cabree.-sugirió.
-¡Ja! ¡¡Que miedo!!-simulé temblar.

El muy cabrón me empujó haciéndome tambalear. Eso me enfureció mas. Conté hasta tres, no para tranquilizarme si no para coger fuerza, y arremetí contra él.. Yo era bajita pero con mala leche. Como no se lo esperaba perdió el equilibrio y yo aprobeché para meterle un puñetazo.
Michelle gritó y salió corriendo. Y yo me separé al instante para esquivar algún posible golpe. Pero no, simplemente me miró sorprendido.

Me di la vuelta y comencé a caminar hacia la salida.

-¡Ah!-giré mi cabeza levemente- La proxima vez métete con alguien de tu tamaño.-me burlé.
Al llegar a la salida me di cuenta que llovía. Y de que manera. Sonreí complacida. Con mi movil marqué el número que deseaba y esperé a escuchar su voz.

-¿Sí?-respondió Romeo.
-¿Está el tío Yu?-le pregunté.
-Claro preciosa. Un momento.

Ellos dos también vivían juntos, pero no eran pareja. Eran amigos.

-Hola Yul. ¿Qué quieres?
-Es que está lloviendo... Y el tito Shin se ha ido ya... Y me tengo que volver sola a casa...
-Ahora mismo voy.

Colgué contenta y me apoyé contra la paret a esperar. Al momento apareció el mismo chico que antes y se apoyó a mi lado.

-¿Qué haces?-inquirí borde.
-¿Y tú?
-No te importa.
-Lo mismo digo.

Miré al suelo esperando que se marchase. Pero no. No tenía intencion alguna.

-¿Cómo te llamas?-preguntó.

Le ignoré.

-Con ese caracter seguro que estás mas sola que la una. Por eso te han dejado tirada hoy. ¿Verdad?

Aquello me rebentó. Pero justo apareció el coche de Yu. Comencé a bajar las escaleras hacia él pero el chico me sujetó de la mano.

-¡Eh! ¿Eres muda o que?

En un abrir y cerrar de ojos Yu había aparecido a nuestro lado y sujetó la muñeca al desconocido apretando con fuerza.
Los tres estábamos bajo la llubia pero el tiempo parecía haberse detenido.

-Deja a mi Yul en paz.

Sentí un escalofrío al escuchar aquello. El chico soltó mi mano y Yu pasó su brazo por encima de mis hombros llevándome hacia el coche.
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Mar Mayo 26, 2009 4:59 pm

Capítulo 2: ***SOLO A ÉL*** (Vivi)



-¿Quién era ese?-preguntó mientras arrancaba el coche y yo me abrochaba el cinturón.
-No lo se. Estaba amenazando a una de mi clase por meterse con Ira y apareció de la nada. La ha “defendido”. El muy capullo me metido un empujón. Pero yo no me he quedado quieta.-sonreí.
-¿De nuevo en problemas? Tienes a tus padres y a los de tu prima amargados. Cada vez que te metes en líos terminas expulsada, y eso quiere decir, cole nuevo para ti e Ira. ¿Cuántos van ya?
-La gente es subnormal. Nadie me entiende...-me quejé.

Suspiró.

-Yo si te entiendo, pero creo que el mundo no está preparado para ti. –esbozó una sonrisa- Eres como una bomba de relojería, como un terremoto, un tsunami, un...
-¡Vale! ¡Me ha quedado claro!-fruncí el ceño- ¿Y tú me quieres?
-Sabes que si.
-Pues no lo creo.
-¿Te recuerdo en la de líos que me he metido por ti enana?-enarcó una ceja.
-...Tocada...Jajajajaja-me reí divertida.

Durante la charla se me pasó el enfado con aquel chaval irritante. En aquel momento solo podía pensar en Yu...En observar cada movimiento, cada gesto.

-¿Puedo ir a cenar a tu casa?-le pregunté.
-Mmmmmm.....-se mordió el labio inferior pensativo- Mejor que no...
-¿No quieres estar conmigo? ¿No me dejas ir a tu casa a cenar? ¿Tienes una cita? ¿Es eso? ¿Vas a follarte a alguna niñata? ¿O esta vez será de tu edad? ¿O es con Romeo con quien quieres pasar un buen rato?-espeté enfadada.
-No, no es eso Yul.
-¡Y una mierda! ¡Pues para el coche! ¡Me quiero bajar! ¡Te odio!-le grité.
-Ei, ei. Tranquila. Por favor, escucha.
-¡Que pares! ¡Me quiero bajar!-comencé a intentar abrir la puerta con el coche en marcha pero obviamente los seguros estaban puestos.
-¡¡Yul!! ¡¡Vale!! ¡¡Ven a cenar!!-espetó nervioso.

Paré de golpe y sonreí.

-Bien.
-Creo que deberías ir al psicólogo....Tienes doble personalidad y a veces me das miedo.-comentó mirando hacia la carretera seriamente.
-Me lo han dicho varias veces. Pero yo no lo creo. ¿De verdad piensas que estoy loca? ¿Eh? ¿Piensas eso? ¿Tú?

Meneó la cabeza con rapidez. Se volvía a poner nervioso.

-No, no. Solo ha sido un comentario. No lo creo no.

Me comportaba así con todo el mundo por que me funcionaba. O sea, los numeritos montados en el coche en ese momento eran todos calculados. Es decir, sabía que con esa actitud ponía histérica a la gente y cedían ante todo. Desde pequeña me iba bien de esta manera, así que me aprovechaba. Me encantaba manipular así a mis padres, a mis tíos, a Yu...Sobretodo a Yu.
Con la única que no podía era con mi tía Irene. Ella era diferente. Con ella terminaba discutiendo y la mayoría de veces perdía yo, aunque luego todos me consolaban a mi.

-Pero no tan rápido. Primero llama a tus padres, y en manos libres, quiero escuchar lo que dicen que ya no me fío ni un pelo de ti.-me ordenó señalando su móvil.

Bufé. Ya no colaba eso. Siempre le decía que llamaba pero mentía, y por ello mis padres y él habían discutido mas de una vez, y de dos... Pero siempre se terminaban perdonando.
Marqué el número de mi madre y esperé a que respondiese.

-No Yulia Vivienne.-contestó sin que yo hubiese articulado palabra.
-¿Cómo has sabido que era yo?-inquirí.
-Tu tío Shin me ha llamado y me ha dicho que no volvías con ellos. Así que al ver el número de Yu he sabido que eras tú. Y además, por algo soy tu padre. ¿No?


Me reventaba que me conociese tanto.

-Déjame quedar a pasar la tarde y cenar en casa de los tíos...-rogué con voz infantil.
-No Vivi. Te quiero en casa ya.
-¡Por favor!
-¡Que no!
-Si no me dejas le diré a papá que fuiste tú quien le rompiste el cd firmado por t.a.t.u.-le amenacé.

Yu me miró arqueando las cejas.

-Eso es un golpe bajo. Me prometiste que no dirías nada... Fue un accidente. –contestó.
-Lo se. Me eché las culpas a mi para que no se enfadase contigo. Pero los favores con favores se pagan.
-Vivi, sabes que esto que haces no está bien.
-Ya, pero es lo que hay. Soy así. Ya me conoces. ¿No?-le devolví la jugada.
-....

Yu meneó la cabeza. Hizo ademán de hablar pero puse mi dedo índice sobre sus labios para que no lo articulase palabra.

-¿Mamá?
-Vale...-respondió a desgana- Pero esta te la guardo... No me esperaba esto de ti...
-¡Adiós!-me despedí.
-¡A las diez en casa!
-¡A las once! ¡Adiós!-colgué.
-Me parece fatal lo que acabas de hacer.-me reprendió mi tío.
-¿El que? Solo miro por mis intereses.
-Sabes que eso le ha dolido a Strify.
-Bah, pero luego cuando vuelva a casa le hago un par de mimitos y punto. Se le pasa. Además, ¡tengo diecinueve años! Creo que ya soy mayor para volver a la hora que quiera. Me tratan como si fuese una cría de diez.
-No te quejes que no te molesta. Si no te gustase como te tratan ya te habrías quejado.
-Tienes razón.-asentí- Es que son tan monos... Me los quiero mucho a mis padres, y si, me encanta que me traten así. Además a ellos les hace felices. Piénsalo bien, si fuese una chica centrada, madura, como Irae, papá y mamá lo pasarían peor. A ellos siempre les ha gustado que sea así.
-Jajaja. Pues si, realmente creo que tienes razón en eso. Hasta a mi me confundiría si dejases de ser como eres.
-Ves.

Al llegar a su calle, aparcó muy cerca de la portería. Pero no teníamos paraguas y seguía lloviendo a cántaros. Así que corrimos hasta entrar, aunque nos mojamos mas.
El pelo me chorreaba. Bueno, yo en general estaba empapada.

-Te he dejado el coche echo un asco....-musité.
-Es igual. Lo pagarán tus padres, como siempre que me los estropeas. Ya no es la primera vez. De peque me vomitaste.-se encogió de hombros.
-No me recuerdes esas cosas. Yo no vomito.- elevé la cabeza como si a mi eso nunca me hubiese pasado.
-Jajajaja. Va, entra.- abrió la puerta y entré.

Al pasar al comedor y ver todo apagado me di cuenta que Romeo no estaba.

-¿Estamos solos? ¿Y el tío?-inquirí.
-Ah... Nada, hemos discutido un poco y se ha ido. Supongo que luego volverá.
-¿Discutido? ¿Por qué?
-Por nada. No te preocupes.- me acarició el pelo- Estás empapada, ven que te doy algo de ropa mía para que de mientras se seque la tuya.

Le seguí hasta su cuarto y esperé de pie a que me diese su ropa.
¡¡Su ropa!! Olería a él. Un escalofrío pasó por mi columna. Estaba claro que Yu sentía algo por mi. Seguramente él había echado a Romeo para quedarse solo conmigo. Seguro que lo del coche de negarse había sido una estrategia para hacerse el duro, pero era el momento perfecto para que sucediese. ¡¡Para que sucediese “eso”!!

Llevaba toda la vida reservándome para él. Mi virginidad no se la iba a entregar a cualquiera. No. Solo a él.
Había rechazado todas las citas que me habían propuesto hasta aquel entonces. Yo solo podía ser de mi Yu. Y sentía dentro que estaba en lo correcto. Mi corazón me decía que él me quería.
Y este era el momento. Los dos mojados por la lluvia...Solos.... ¿Qué mejor escena?

-Toma, ponte esto. Mientras yo me cambio en el baño. Cuando termines sal al comedor.

Me dio una camiseta negra de las suyas y unos piratas. Asentí y cerró la puerta.
Estaba claro que era una indirecta. Me había dicho “sal al comedor”.
Era el momento, me tenía que arriesgar. Me desnudé y tras contar hasta cincuenta un par de veces para relajarme o al menos tranquilizarme un poco salí y me encaminé al comedor.
Yu me esperaba sentado en el sofá y cuando me vio....
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Mar Mayo 26, 2009 5:00 pm

Capítulo 3: ***EL NIÑO*** (Irae)




Vivi no iba a volver a casa conmigo. Salí a paso ligero del instituto. No me gustaba estar allí. Me sentía diferente a toda aquella gente que me rodeaba. Nadie me comprendía. En la salida alguien me agarró del brazo. Me giré bruscamente pero cuando vi la cara de Eli me tranquilicé.

-¿Dónde está Viv?
-Ha dicho que se queda, que tenía que hacer algo.-respondí.
-Ah. No me había comentado nada.
-A mi tampoco.-me encogí de hombros.
-En fin, ¿qué tal el día?
-Bien, como todos... Yul se ha dormido en clase, pero por suerte no la han visto.
-¿Piensas que va a aprobar el curso?
-No lo se. Espero que si.
-Como la expulsen de nuevo yo ya no me cambio de instituto aunque se arrodille y suplique. He perdido la cuenta de cuantos van.-se quejó.
-Bueno... Yo si me iría con Vivi.

Meneó la cabeza.

-¡Ira!-me llamó una voz mas que conocida.
-Me voy. ¡Hasta mañana!-me despedí de ella.
-Adiós.

Bajé las escaleras que separaban la salida de la calle y llegué hasta donde me esperaban mi hermano, mi padre y mi hermana.
Le di un beso a Iván, otro a Hayley y abracé a mi padre como siempre.
Para tener catorce años, Iván era ya tan alto como yo. Hayley había salido a mamá. O sea no tan alta como yo o Iván.
Aunque estaba segura que Iván crecería mucho más. Él iba a ser como papá. Era una copia idéntica a él. Veía fotos de cuando papá tenía su edad y eran idénticos. Aunque Iván no estaba tan extremadamente delgado como papá en aquella época.
Al llegar a casa, Hayley que tenía once años, le hizo una pregunta a papá que casi lo mata del susto.

-¿Me puedo quedar a dormir mañana en casa de Erik?

Iván comenzó a reír y yo le di un codazo.

-No.
-¿Por qué? ¡Quiero quedarme en su casa a dormir! Es mi novio.
-Por eso mismo.-respondió.
-¡Porfiiiiiiiiii!
-Ui, creo que me llaman por teléfono.-cambió de tema intentando librarse de la conversación.
-¡Papi el teléfono está aquí y no suena!-se quejó ella.
-Si, creo que lo escucho. ¿No lo escucháis chicos?-nos miró a mi y a mi hermano.
-Si. Sin duda está sonando.-mintió Iván para ayudarle.
-Si... Está sonando Hayley...-murmuré.
-¡No! ¡Sois unos mentirosos! –salió corriendo cabreada y se encerró en su cuarto.

Papá se dejó caer en el sofá y suspiró.

-¿Por que no puede ser como tú?-me miró.
-Por que si todo el mundo fuese como Irae las empresas de condones se arruinarían por que no venderían.-se burló mi hermano con una gran sonrisa.

Agaché la cabeza avergonzada por lo que acababa de decir.

-¡¡Iván!!-le reprendió papá.
-Jajajajajaja.

Me sacó la lengua, luego me abrazó y me besó la frente.

-Sabes que lo digo en broma. Mas te vale no echarte novio por que lo mato. Y hablo en serio.- luego, dirigiéndose a papá dijo-Y a ese tal Erik lo vigilaré de cerca.

Él también se fue a su habitación, así que nos quedamos papá y yo. Me tumbé en el sofá recostando la cabeza sobre sus rodillas y nos pusimos a ver un rato la tele.

-¿Hoy no tienes clases?-le pregunté.
-No. Las han cancelado por que están arreglando el aula, por el tema de la acústica. Así que tengo una semana de fiesta.-respondió.

Papá trabajaba dando clases de batería en una escuela de música. Todos los del grupo de Cinema Bizarre se dedicaban a otras cosas ahora, pero el grupo no lo habían disuelto, solo que hacían muchos menos conciertos, mas bien esporádicamente. Por ello cada uno se dedicaba a otras cosas.

El tío Kiro era diseñador de ropa. Sobretodo diseñaba para los nuevos grupos de la compañía de Tilo, y el tío Strify era modelo de revistas, en la tele e incluso en pasarelas.
Los tíos Yu y Romeo se dedicaban a componer canciones para otros grupos.

Sobre las seis me levanté del sofá y fui a mi cuarto. Me senté frente al piano y comencé a tocar lo primero que me vino a la cabeza.
Cuando tocaba el tiempo parecía detenerse, pero no lo hacía, y cuando me di cuenta mi madre ya había llegado a casa. Eran las ocho. Noté que alguien me observaba y al girarme la vi apoyada en la puerta.

-Cada día lo haces mejor.-me dedicó una sonrisa.
-Gracias. Hola.-la saludé.
-Hola.

Se señaló la cara y yo me levanté a darle un beso.

-¿Qué ha pasado con tu hermana? Está enfadada.
-Ya... Cosas de papá. Habla con él.

Asintió.

-Dentro de una hora cenamos.
-Vale.

Salió y se dirigió al cuarto de Iván. Él era su “preferido” por decirlo de alguna manera. O sea, sus caracteres eran parecidos, y se llevaban muy bien. Yo en cambio era mas compatible con mi padre. Y Hayley... Era una mezcla. No sabría decir a quien se parecía mas.
Me tumbé en la cama después de poner la mini cadena a todo volumen y con el pc portátil sobre las piernas encendí el messenger y al instante se me abrió una ventanita de Nevin, un compañero mío de clases de música a las que iba en el conservatorio los lunes y miércoles por la tarde y sábados por la mañana.

NEVIN dice:
Hola Irae. ¿Qué tal el día?

Loving in Hell dice:
Bien. Como siempre. ¿Y el tuyo?

(Loving in Hell era mi nik en el messenger)

NEVIN dice:
No muy bien. Hoy no te he visto. XD

Me mordí el labio y sonreí. Siempre decía cosas así. No me gustaba ser egocéntrica ni nada pero me parecía que le interesaba algo...Un poco...O mucho quizá. Cuando estaba con él me sentía incómoda. Algo rara.
Entonces miré mi correo y vi uno de Luca. Me lo había enviado a las cuatro y media de la tarde. Bufé. A esa hora debía de estar en clase. ¿Qué hacía enviándome emails? Lo abrí..

Ciao bella. Se supone que estoy en clase de informática. Así que como estaba pensaba en ti (como siempre) he pensado en enviarte esto. No te enfades que ya atiendo al profesor. Hasta la noche.

We used to swim the same moonlight watersoceans away from the wakeful day- my fall will be for you -my fall will be for youmy love will be in youif you be the one to cut mei'll bleed foreverScent of the dea before the waking of the worldbrings me to theeinto the blue memory- my fall will be for you -...Into the blue memoryA siren from the deep came to mesang my name my longingstill i write my songs about that dream of mineworth everything i may ever beThe child will be born againthat siren carried him to mefirst of them true loverssinging on the shoulders of an angelwithout care for love n' lossBring me home or leave me bemy love in the dark heart of the nighti have lost the path before methe one behind will lead meTake mecure mekill mebring me homeevery wayevery dayjust another loop in the hangman's nooseTake me, cure me, kill me, bring me homeevery way, every dayi keep on watching us sleepRelive the old sin ofadam and eveof you and meforgive the adoring beastRedeem me into childhoodshow me myself without the shelllike the advent of mayi'll be there when you saytime to never hold our love- my fall will be for you -...



-Mi caída será por ti-
Mi caída será por ti
Mi amor estará contigo
Si eres tú la persona que me cortara
Sangrare por siempre

La fragancia del mar antes del despertar del mundo
Me lleva hacia ti
Dentro del triste recuerdo

-Mi caída será por ti-
Mi caída será por ti
Mi amor estará contigo
Si eres tú la persona que me cortara
Sangrare por siempre

Dentro del triste recuerdo

Una sirena de las profundidades
Canto mi nombre y mi anhelo
Aun escribo mis canciones acerca de aquel sueño mio
Vale la pena todo lo que pueda llegar a ser

El Niño nacerá de nuevo
Esa sirena lo llevo hacia mi
El primero de sus amores verdaderos
Cantando sobre los hombros de un ángel
Sin importarle el amar o perder

Llévame a casa o déjame ser
Mi amor en el oscuro corazón de la noche
He perdido el camino frente a mí
El que esta a mis espaldas me guiara

Tómame
Cúrame
Asesíname
Llévame a casa
De cualquier forma, todos los días
Tan solo otra vuelta al lazo del verdugo

Tómame, cúrame, asesíname, llévame a casa
De cualquier forma, todos los días
Yo sigo observándonos dormir

Revive el viejo pecado de Adán y Eva
Tuyo y mio
Perdona a la adorada bestia

Regrésame a mi niñez
Muéstrame a mi mismo sin escudo
Como la llegada de mayo
Yo estaré ahí
Cuando tú lo digas
Nunca es tiempo para sostener nuestro amor

-Mi caída será por ti-
Mi caída será por ti
Mi amor estará contigo
Si eres tú la persona que me cortara
Sangrare por siempre



Era una de las canciones de Nightwish. “ Ghost love score”. Y la había escogido a drede. No era al azar. El corazón se me aceleró al leer ciertas partes de la letra.
“El Niño” “El primero de sus amores verdaderos” “Mi amor en el oscuro corazón de la noche” “Tómame. Cúrame. Asesíname” “Revive el viejo pecado de Adán y Eva .Tuyo y mío” “Perdona a la adorada bestia” “Yo estaré ahí Cuando tú lo digas” “Mi caída será por ti. Mi amor estará contigo. Si eres tú la persona que me cortará, sangraré por siempre”.

No desistía. Para tener quince años era muy persistente. Siempre habíamos sido amigos. Desde pequeños. Teníamos una relación especial, pero... No podía pasar nada mas. O al menos no aun. Él era muy pequeño. A veces me convencía a mi misma de que debía verle de otra manera. Como a un hermano,. Además estaba muy lejos de mi, nada menos que en Italia. A penas nos veíamos una vez al mes, y eso si teníamos suerte. En aquel momento hacía tres meses que nada...
Pero otras veces pensaba que podía esperarle. Esperar a que creciese... Total, un par de años no era tanto. Llevábamos toda la vida así. Pero el terror a que encontrase alguna chica allí hacía que me doliese el estómago.
Estaba muy liada. Muy confundida. No era mi novio, no era mi amigo, no era mi hermano...¿Qué era?
Justo en aquel momento comenzó a sonar esa canción en mi mini cadena y yo cerré los ojos para dejarme llevar por lo que sentía. Por lo que veía en mi mente.
Luca... La última vez que le había visto llevaba el pelo castaño claro medio despeinado, algo mas bajito que yo, delgado pero fuerte, aunque su cuerpo aun era de un niño, y con esa sonrisa pegadiza y su carácter jovial y divertido. Por ese motivo no entendía por que yo le gustaba. Si éramos el día y la noche. Yo era aburrida mas bien, seria, tímida...

Escuché el sonido del messenger y abrí los ojos.

NEVIN dice:
¿Te has evaporado?

Loving in Hell dice:
No, perdona, es que estaba mirando el correo.

NEVIN dice:
¿Mañana te veré en clase no?

Loving in Hell dice:
Claro

NEVIN dice:
¿Te gustaría que después fuésemos a comer juntos? ¿Un McDonalls?

Loving in Hell dice:
No se... Le preguntaré a mis padres.

NEVIN dice:
¿Le preguntas todo a tus padres? Tienes diecisiete años...

Loving in Hell dice:
Por eso mismo.

NEVIN dice:
De acuerdo. Si hace falta voy a hablar con tu padre. ¿Crees que se tomará mal si le pido tu mano?

Loving in Hell dice:
Puede que lo mates de un infarto... Y mi madre y mi hermano te matan a ti. Pero si quieres morir joven.

Me reí divertida por la conversación. Por el messenger me costaba menos ser mas abierta, y no contenía mis emociones ya que nadie me veía.

NEVIN dice:
Porfaaaaaaaaaaaaaaa. Va, que solo será comer. No te estoy pidiendo una cita ni nada formal. ¿No te atreves? Si ya me conoces....

Fruncí el ceño pensativa. ¿Qué hacía? Pensé en Vivi. ¿Qué haría ella? No tuve que esperar una respuesta.

Loving in Hell dice:
De acuerdo. Vamos a comer mañana.

Poco me imaginaba lo que iba a conllevar aquello...
Volver arriba Ir abajo
moebizarre
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 966
Edad : 25
Localización : GDL
Fecha de inscripción : 28/03/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Mar Mayo 26, 2009 6:40 pm

waaa!!
q emocion!!!
esa yul ni quien la viera tan atrevida!!!
continua! ahh!!!
Volver arriba Ir abajo
nixita
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 986
Edad : 23
Localización : cn mi shini
Fecha de inscripción : 24/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Miér Mayo 27, 2009 12:27 am

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
continualoooooooooooooo
me volvere adicta a todos tus fiiic..! dime ke tienes otros
asi de CB pliiiiiiiiiizz.:! deoox deox deooooooooooooooooox
esta yull esta mas pasada ke nuncaa
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Miér Mayo 27, 2009 5:26 pm

jajajajajaja XDDD bueno, tengo remixes o sea, shorts fics, pero todos de temática...ejem...muy muy subida de tono sobre los Cb que me van encargando la gente XD Por ejemplo con Kiro y Strify, o Yu y Strify, o Shin y Yu...Etc...imaginad de que tratan XDDD S8i estais interesadas en leerlos me avisáis y os digo donde los cuelgo. Por que en este foro hay muchas muy jovencitas para leer eso XD Así que por PM me lo pedís y os digo donde.
Volver arriba Ir abajo
nixita
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 986
Edad : 23
Localización : cn mi shini
Fecha de inscripción : 24/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Miér Mayo 27, 2009 6:47 pm

me encantAriaaa.... pro posteaaaaaaaaaaaaaaaa XDDDDDDDDDDD
Volver arriba Ir abajo
moebizarre
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 966
Edad : 25
Localización : GDL
Fecha de inscripción : 28/03/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Jue Mayo 28, 2009 10:29 pm

kirina postea!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Vie Mayo 29, 2009 2:59 pm

Capítulo 4: ***EL PRINCIPITO*** (Luca)



Me estiré desperezándome en la silla. Me aburrían tantísimo las clases. Me costaba concentrarme, pero me estaba esforzando al máximo para aprobar todo con las mejores notas que podía.

-¡¡Luca Ruggiero!!¿Esas son maneras de estar en clase? ¿Y la educación?-me reprendió el profesor de informática.
-Perdón...
-¿Has terminado ya los ejercicios? Te veo tan relajado que quizá es que ya los has terminado.-alzó una ceja.
-No. Aun no...
-¿Pues a que esperas? Sabes que pongo nota. Así que tú mismo.

Volví la vista a la pantalla y suspiré. De pronto, una bola de papel impactó contra mi cabeza. Me giré de golpe preparado para matar al gracioso pero me encontré con que Dane, me hacía señas para que la mirase.
La señalé preguntándole así si había sido ella y asintió.

“CO-RRE-O” vocalizó en silencio.

Me señalé y asintió.
Abrí mi email y vi un correo suyo.

“Aquí te envío las respuestas a las preguntas.”

Efectivamente allí estaban. Me pensé si aceptarlas o no. Miré el reloj y quedaba media hora de clase. En media hora no me daría tiempo... Lo abrí y lo copié modificando algunas cosas.

“Gracias” le respondí.

Aun me quedaba un cuarto de hora de clase y ya no tenía nada que hacer. Nada... Apoyé mi cabeza en la mano y entrecerré los ojos. Enseguida la imagen de mi Irae apareció en mi mente. Era la mejor, la mas guapa, sin duda era perfecta.
Y al día siguiente la vería. Los nervios me revolvían el estómago. Hacía tres meses que no nos veíamos, pero mis padres me habían castigado por las malas notas... Pero en tan solo unas horas la tendría frente a mi.
Ella no sabía nada. Iba a ser una sorpresa. Íbamos mamá y yo. Pasaríamos allí desde el sábado hasta el martes. Papá se quedaba con Chiara, mi hermana de trece años.
A mi me quedaban aun cinco meses para cumplir los dieciséis. Me daba rabia que para Irae siguiese siendo un niño. Lo notaba en la forma de mirarme. Pero, la última vez que nos vimos noté que algo en su mirada había cambiado. Por momentos parecía distinta. Me gustaba.
Escribí la letra de una canción de Nightwish que sabía de memoria porque me recordaba a ella y le envié un correo.
Al salir de clase, Dane me paró con una sonrisa en la cara.

-¿Qué haces mañana? Podríamos quedar.
-Lo siento. Mañana me voy.
-¿Te vas?
-Si. A Berlín.
-¿Otra vez? Tiene que ser un rollo que tus padres te lleven de un lado a otro.
-Si...Un rollo...-contesté ocultando una sonrisa.

Caminamos hacía el aula de inglés y ella continuó parloteando. Era mona, a decir verdad era de las chicas mas guapas de clase, pero a mi no me interesaba.
Nadie, ni mis amigo sabían de la existencia de Irae. No quería que se burlasen de mi ni me fastidiasen. Bueno, uno si, mi mejor amigo, Kelso si, pero ya se había aburrido de decirme que era un pringado.

La clase de inglés era de las pocas que se me daban bien. Cuando terminó, Dane corrió a sentarse en mi mesa mientras yo recogía mis cosas.

-¿Cuándo vuelves? ¿Será solo el fin de semana?
-No, vuelvo el martes.
-Buf... Entonces no estarás para el trabajo que tenemos por parejas... La presentación es el lunes...

Abrí la boca al acordarme. Se me había olvidado por completo. Y yo iba con ella. La iba a dejar tirada. Me llevé las manos a la cabeza sin saber que decir.

-No te preocupes... Hablaré con la profe a ver si nos lo puede aplazar...-comentó.
-Lo siento...Se que te gusta exponerlo de las primeras... Lo siento...
-No pasa nada...Enserio.
-Joder... Soy un desastre.
-¡No! De verdad, ya está.

Suspiré y me quedé pensativo.

-Mmmm....¿Qué podría hacer para compensarte?-inquirí.
-Nada...
-¡Ya se! Te compro algo en Berlín, algún recuerdo. ¿Qué te parece?
-¿Seguro?
-Si.
-Vale.-sonrió- Nunca me han traído nada de allí.
-¿Qué quieres?
-Elígelo tú.-respondió.
-No. Por favor. Soy un chico...Se me da mal esto de pensar algo para una chica.-le pedí.
-De acuerdo, ¿un anillo?
-Vale. Pues te traeré un anillo.-me puse la mochila al hombro- Me tengo que ir, tengo que hacer las maletas. Nos vemos el miércoles.
-Ok. Pásalo bien.-se acercó y me dio un beso en la mejilla.

Al salir, mi madre estaba en la entrada. Agaché la cabeza e hice que no la veía. ¿Por qué me había venido a buscar? Le había dicho mil veces que no lo hiciera, que ya era mayor, pero no me hacía ni caso.
Además, me sentía avergonzado por un “pequeño” accidente que había sucedido hacía una semana...
Desde hacía un tiempo pasaban cosas en mi cuerpo...Vamos, que me excitaba con facilidad, y justo me pilló en el baño cuando me estaba masturbando... Del susto se me bajó la erección. Lo peor es que no se escandalizó ni salió, si no que sonrió y vino a darme un beso. Yo la aparté avergonzadísimo y enfadado y ella corrió a contárselo a mi padre.

“¡El niño se nos ha hecho mayor! Luca es ya un hombrecito. Se estaba masturbando en el baño.” Gritó desde el pasillo.

Quería que la tierra me tragase. Y para terminarlo de arreglar apareció mi padre sonriendo también y me dio la charla sobre el sexo... El peor día de mi vida. Y lo peor del todo era que desde ese día, me miraban como si hubiese echo un gran descubrimiento y parecían solo pensar en aquello.

-¡¡Luca!! ¡¡Lukitaaaaaa!! ¡¡Hijo!! ¡¡Eoo!! ¡¡Corasón!! ¡¡Aquí!!- exclamó.

Para que no diese mas la nota fui hacia ella.

-Hola mamá...
-Hola cielinnn. ¿Preparado para irnos?
-Si...
-Bien. He hablado con la tía Irene.
-¡¿No habrás metido la pata no?!-me puse nervioso- ¡Ira no puede saber que voy!
-Tranquilo. No, no le he dicho nada.
-Uf....Menos mal...
-Nos esperará en el aeropuerto y te llevará hasta el conservatorio de música. Se ve que Irae ha quedado con una amiga para comer, muy cerquita de allí, así que le darás la sorpresa allí.
-Vale.

Esa noche no pude dormir. Solo de pensar que pasaría cuatro días con sus tres noches con Irae...Uf... Si si, noches. Desde pequeños dormíamos en la misma habitación. Hasta ese momento era algo normal, que no me había supuesto nada fuera de lo común, pero ahora... Con mis nuevas sensaciones... Con mi cuerpo que parecía estar en una batidora de hormonas, pensar en aquello era ver el cielo.
A la mañana siguiente el avión salió puntual. En mi bolsillo llevaba un regalito que le había comprado a Ira. Era un colgante. Lo palpé para asegurarme que seguía allí y si.
La tía Irene se puso muy contenta al vernos. Era mi madrina. Con ella venía Hayley e Iván. No me llevaba muy bien con él. Parecía vigilarme continuamente. Además imponía. Era un año menor que yo pero me superaba en altura y cuerpo. Yo a su lado parecía su hermano pequeño.
Era otra de las cosas que no me gustaban. Hasta Irae era mas alta que yo.
Pero eso cambiaría ¿no? ¡Tenía que cambiar!
El coche paró frente a un McDonalls.

-Aquí es. Aquí estarán. Entra, esperamos a que nos hagas un señal para irnos. Por si acaso no están.-dijo mi madrina.

Asentí. Notaba que las rodillas me temblaban. Cogí aire y entré.
Y al momento me olvidé de respirar. Alí en una mesa estaban Irae y... Y un rubio alto... Riendo los dos, con una confianza como si se conociesen de siempre. Además él la miraba de una manera que no me gustaba nada. Apreté la mandíbula y salí de allí. Estaba claro que estaba ocupada. ¡Con un principito! Abrí la puerta del coche y entré.

-¿Qué pasa?- todos me miraban.
-No estaba.
-¿No?
-No. Marchémonos.
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Vie Mayo 29, 2009 2:59 pm

Capítulo 5: ***EL GOLPE*** (Vivi)




Justo en el momento en el que Yu alzó la vista y se me quedó mirando mi corazón se detuvo. El tiempo parecía inerte. Me estremecí ante la mirada atenta de él. No pestañeaba. Parecía hipnotizado. Me sentí extraña. Me sentí “desnuda”. Vale, lo estaba, pero desnuda en sentido mas profundo. Era como si temiese algo, pero tenía que ser valiente.
Di un paso mas hacia Yu y entonces el ruido de la puerta nos hizo salir a ambos de el trance. Miramos hacia la entrada del comedor y allí estaba Romeo.
Yu volvió a mirarme, luego a Romeo, así dos o tres veces y de repente se puso en pié y antepuso su cuerpo entre la mirada de Romeo y de mi desnudez.

-Increíble. –denoté en la voz de Romeo enfado.
-No es... Esto no es...-intentó decir Yu.
-¿No es qué? ¿No está desnuda? ¿Me lo estoy imaginando? ¡¡Ya se!! ¡¡Tengo rayos X y veo bajo la ropa!!-la ironía llenó la estancia.
-Ve a vestirte.-me ordenó Yu.

Tragué saliva y no me moví un milímetro.

-¿Estas sorda Yul?-inquirió Ro.
-No... Estabamos mojados por la lluvia...Me estaba cambiando...Yo pensaba que él estaba en el baño y venía al comedor a por mi mochila que allí tengo los tampones... Y necesitaba uno...Y... Cuando le vi me quedé paralizada por la vergüenza...-mentí.

Tenía que sacar a Yu de aquel apuro. Sabía que se podía meter en problemas si se enteraban de la verdad.

Ante la vista de todos nuestra posible relación estaba mal vista, y no quería que lo pasase mal.
-Siento el malentendido...-musité con voz apenada.

El teatro se me daba de miedo.

-No tienes que disculparte. Aquí el malpensado es Romeo.-terció- Ve a vestirte que te llevo a tu casa.
-Pero me iba a quedar a cenar...
-Ya pero no va a poder ser. Tengo que hablar ciertas cosas con él.-le señaló.
-No, no. Quedaos. Yo me largo. Ya os dejo tranquilos y solos. Total, ya solo os queda la mitad de la faena. Uno de los dos ya está en pelotas.
Yu se fue hacia él y le metió un empujón.

-¡Repite eso!-espetó.
-¿El qué? ¿Qué sois unos cerdos?

Le metió un puñetazo y Romeo se tambaleó.

Yo metí un respingo asustada. Aquello estaba yendo demasiado lejos.

-¿Qué eres un pederasta?-continuó.

Yu le metió otro puñetazo, pero esta vez Romeo se lo devolvió.

-¡¡Yu!!-grité.
-¡¿Qué esa niña es una puta psicótica manipuladora?! ¿Eso no quieres escucharlo?

Supe que aquello que había dicho iba a causar algo horrible. Sabía hasta que punto me defendería Yu de cualquiera, incluso de Romeo su mejor amigo, por eso me llevé las manos a la boca y entrecerré los ojos.
Yu se abalanzó con tal ímpetu que lo tumbó en el suelo y comenzó a pegarle por todos lados. Y Romeo como no, se defendía.
Corrí a separarlos pero fue Yu quien me empujó sin querer y todo mi cuerpo voló hacia detrás, empotrándose contra el armario. Mi cabeza rebotó y caí hacia delante impactando contra la mesita del comedor y quedando luego a cuatro patas en el suelo. Enseguida sentí un enorme mareo y algo húmedo chorreando por mi cara. El sabor a metal se me esparció por la boca y comencé a sentir el mareo. Los brazos me flaquearon y perdí las fuerzas, pero esta vez mi cuerpo no cayó al suelo, si no que unas manos me sostuvieron por la cintura y luego perdí el conocimiento.

Cuando volví a abrir los ojos escuchaba voces distorsionadas y veía borroso. Romeo estaba a mi lado con la cara descompuesta presionando algo contra mi frente. Me dolía muchísimo la cabeza. Parecía que me estuviesen dando mil puñetazos sin parar.

-¿Qué...?-intenté pronunciar.
-¡Tranquila! ¡Todo va a ir bien!.-exclamó Ro- ¡¡Yu trae de una puta vez la bata!!

Entonces apareció con una bata negra y fina.

-Ahora te vamos a sentar lentamente. –me avisó Ro.

Me di cuenta que estaba tumbada en algo blando y aun desnuda. Estaba en el sofá. Los fuertes brazos de Romeo me incorporaron mientras Yu pasaba la fina prenda por mis brazos.
Luego, Romeo me ayudó a ponerme en pié, aunque mas bien me sujetó como a un muñeco ya que no lograba mantenerme erguida. Yu me ató la bata y entonces me cogió en brazos.

Rápidamente salimos los tres de casa y me metieron en el coche de Yu. Romeo conducía y mi tío me sujetaba el trapo en la frente.
Los párpados se me cerraban y notaba el mareo de nuevo.

-Ei, ei...No, mantente despierta. Vamos Yul. Vamos campeona.

Se le veía lleno de pánico. Al llegar me volvió a llevar en brazos y nada más entrar en urgencias los médicos me subieron a una camilla y mis tíos desaparecieron de mi vista.
Volví a perder el conocimiento, pero esta vez por mas rato.

Al abrir mis ojos estaba ya en una habitación de hospital. Yu, al verme se acercó a prisa y me miró serio.

-¿Estás bien?
-Creo que si.-respondí- Me duele mucho menos la cabeza.
-Es por el medicamento. Te ha hecho efecto.-miró hacia la puerta-Voy a llamar a el doctor.

A las once de la noche me dieron el alta.
Salí caminando despacio y con la ayuda de Yu. Me habían dado ocho puntos en la parte derecha de la frente y tenía un gran morado en el ojo derecho. Estaba horrible. Al verme casi me da un paro cardíaco.

-¿Dónde está Romeo?-pregunté al no verle.
-Se ha marchado cuando el médico ha dicho que estabas bien.-estaba muy serio.
-¿A dónde vamos?-inquirí.
-A tu casa.
-...Pero papá y mamá....
-Lo se. –respondió secamente.

Estaba claro que se iba a llevar una buena bronca, o aun peor. No. Las cosas esta vez habían llegado a un punto preocupante. No quería que Yu cargase con las culpas. Además si se enteraban de lo sucedido, o sea de que Yu me había golpeado aunque fuese sin querer, lo mataban y él se dejaría, y si le decía alguna mentira igualmente le reprocharían que no me había cuidado.
Tenía que pensar con rapidez. ¿Pero qué?
Al llegar, paró el coche frente a la puerta.

-Lo siento...-me disculpé.

No respondió. ¿Estaba enfadado?

-No me acompañes. Yo les explicaré...
-Tengo que entrar.
-No, no tienes. Enserio, yo me ocupo...
-Vale. Adiós.-musitó.

Me sentí horrible. Me bajé del coche y vi como mamá me saludaba desde la ventana. Me tiré el pelo hacia delante de manera que cubriese el apósito de mi cabeza y caminé lentamente. Cuando el ruido del motor del coche desapareció, yo di media vuelta y salí corriendo, o al menos tambaleándome torpemente. Al mismo tiempo marqué el número de papá en mi móvil.

-¡¡Yulia!! ¡¿Dónde crees que vas?!- su voz denotaba que estaba saliendo corriendo de casa.
-He quedado con unos amigos para ir de fiesta. El tito Yu no me ha dejado así que me piro ahora. Mañana por la mañana vuelvo.
-¡¡Ni se te ocurra!! ¡¡Ven ya!!
-¡No! ¡Ya soy mayor para hacer lo que quiera! ¡Adiós!

No podía pasar la noche en casa. No me podían ver así después de volver con Yu. No sabía a dónde ir ni que hacer, pero no me detuve hasta que me subí a un taxi y vi la silueta de mi padre que se detenía al ver que no me podía alcanzar ya.
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Vie Mayo 29, 2009 3:00 pm

Capítulo 6: *** ¿QUÉ SOMOS?*** (Irae)



Me lo había pasado muy bien con Nevin. Tanto que el tiempo se me había pasado por alto. Llegué a casa a las siete de la tarde. Y cuando entré me encontré con mi madrina Ann. ¿Qué hacía allí?
Me quedé quieta, sorprendida frente a ella.

-¡¡Preciosaaaaaa!!-exclamó abriendo los brazos- ¿No vas a darle un gran abrazo a tu madrina?

Sonreí y la abracé.

-¿Cuando has venido? –inquirí mientras le abrazaba. Y entonces le vi.

El corazón se me aceleró. Allí estaba. Era él. Luca. En el sofá. Se me quedó cara de tonta.

-Hemos llegado esta mañana. Lukita quería darte una sorpresa, por eso no avisamos.

Entonces Luca se levantó del sofá y se dirigió hacia el pasillo de las habitaciones.

-¡Pero bueno! ¿No la vas a saludar?-le reprendió su madre.
-Hola.-saludó secamente y continuó andando.
-¿Que mosca le ha picado a este?-inquirió para si misma.

Yo estaba desconcertada. Al instante volvió y pasó ante mi, indiferente.

-¿Dónde vas?-pregunté.
-A dar una vuelta.
-Voy contigo.-me apunté.
-No. Voy solo.

Sin duda le pasaba algo. Me senté en una silla sin saber que pensar. ¿Qué podía haber pasado? La noche anterior habíamos hablado y no le había notado raro. ¿Que había cambiado?

Fui a mi cuarto y me tumbé en la cama. Me sentía mal por algo que ni siquiera sabía. Luca estaba allí, era él, y parecía odiarme. Ese no era mi Luca...
Una hora mas tarde escuché la puerta. Salí corriendo para hablar con él y justo cuando pasaba por la puerta de la cocina escuché:

“Luca que duerma con Iván o si no en el sofá, que ya se me ha echo hombre el chiquillo, el otro día lo encontré cascándosela en el baño. Jajajaja. Mas gracioso él. Ya decía yo que últimamente pasaba mucho tiempo en esa zona de la casa. Así que mejor que no duerma con Irae por que a lo mejor se asusta la muchacha. ” Dijo Ann.

Luca también escuchó aquello ya que nos habíamos quedado los dos parados allí en frente. Este mantuvo una expresión seria, en ningún momento enrojeció ni nada.

La imagen de Luca en esa situación me hizo sentir vergüenza y algo extraño. Luca ya... Ya sentía cosas así...Claro, tenía quince años, era normal...Pero... Yo le veía como un niño y...
Me llevé una mano a la boca sin saber como reaccionar y para evitar el mal rato me marché sin decirle nada.
A la hora de la cena todos charlaban menos nosotros dos, a menos que nos preguntasen.
Por la noche, en mi cama, no podía dormir. No sabiendo que Luca estaba allí. Estaba acostumbrada a que durmiésemos juntos en mi cuarto, además que le había echado de menos.
Me puse una bata y salí de puntillas para no despertar a nadie. Me asomé al salón pero todo estaba a oscuras. No veía nada.

-¿Luca? ¿Luca estás despierto?-susurré.

No obtuve respuesta. Volví a por mi móvil y con su luz enfoqué donde se suponía que estaría su cara y lo hallé despierto.

-¿Que haces aquí? Vete a dormir a tu cuarto.-espetó.
-Tenemos que hablar...
-No. Quiero dormir. Vete.

Iba a marcharme, pero no, esta vez me opuse.

-Yo quiero hablar contigo.-me senté en el borde del sofá y este se apartó de mi-¿Qué pasa? ¿Qué sucede? No me dices nada, vienes para sorprenderme y cuando te veo me tratas así...
-¿Quieres saber lo que pasa?
-Si...
-Pasa que te doy asco, que soy solo un crío salido de mierda, eso pasa. Que prefieres a rubios altos. Te van mas los príncipes a ti, y yo soy una rana.-expresó enfadado.
-¡No! ¿Por qué dices eso?
-Todo esto era una sorpresa. Fui al McDonalls donde comías con “unas amigas”. Y me encontré con que tenías una cita. Y cuando escuchaste a la bocazas de mi madre hablar con la tuya con respecto a mi... Bueno, con respecto a lo que ya sabes, te llevaste una mano a la boca por el asco. Claro, seguro que el al ser mas alto la tiene mas grande.

Me entraron ganas de llorar. Luca nunca me había hablado así. Además que me sentí fatal y avergonzada. Había ido a buscarme... Me había visto con Nevin.

-Él es solo un amigo...No tengo..No tengo nada...
-¿Y yo que soy? Ni siquiera me dijiste que salías con él.-me reprochó.

Suspiré y en ese instante mi madre encendió la luz del comedor.

-¿Qué haces aquí señorita? Estas no son horas de estar despiertos.
-Solo hablábamos.
-Ya lo se. Pero tenéis tiempo mañana. Vamos, a tu cama.

Miré a Luca triste por no poder explicarle y hacerle entender que lo sentía y que no tenía que preocuparse por Nevin.
Él tan solo se dio la vuelta y me ignoró.
Durante el día siguiente no me habló y volvió a marcharse solo. Yo pensé en qué podía hacer para arreglar las cosas pero nada....
Hasta que llegó de nuevo la noche. Esta vez tenía que obligarle a hablar conmigo de la manera que fuese.
Así que volví de nuevo al salón y este, se había levantado a por agua. Le intercepté antes de que se tumbase de nuevo.

-¿Vamos a desperdiciar estos días que estas aquí por esto o me vas a dejar explicártelo?-le pregunté.
-Esta todo claro.
-No, no hay nada claro.
-Para mi si.
-Pues para mi no. Si vienes conmigo a mi habitación a hablar....
-¿Qué?
-Hago lo que sea...-dije sin pensar.

Su cara se transformó. Soltó una pequeña carcajada y pasó por mi lado como si no me creyese.

-¿No me crees? Sabes que cumplo mis promesas.

Torció el gesto pensativo.

- Davvero? (¿de verdad?) -formuló con su italiano que tanto me gustaba.
-Si. Davvero.
-Querré un beso.-alzó las cejas.

Mi corazón se aceleró. Un beso... Sería mi primer beso... ¿Con Luca? ¿Dárselo a él?
Los latidos me empujaron a responder con un:

-De acuerdo.

Asintió y se encaminó hacia mi cuarto. Era mas listo que el hambre y me hizo gracia la propuesta que me había echo.
Cerré la puerta y nos sentamos.

-Lo siento...Yo... No se por que no te lo conté... No quería que te pusieras celoso...
-Es mejor mentir...¿no? No pensé que fueras así...
-Nevin es solo un amigo. Tú eres mas importante...
-Ya... Tan importante como un hermano pequeño.
-No. No te veo como mi hermano.
-Pf...
-Enserio... Ayer no me tapé la cara por asco.. No me dió asco lo que crees... Si no, me dió verguenza... Y no supe como reaccionar. Eso es todo... Me cuesta ver que...
-¿Que soy mayor? ¿Que tengo las mismas necesidades que tú?

Me ruboricé ante sus preguntas.

-Es que... Imaginarte haciendo eso...Pensando en vete a saber que mujeres... No se... Yo creía...
-No me imagino a ninguna mujer.-intervino- Te imagino a ti.

Me resvalé de la cama y me caí al suelo de la impresión.

-Ira, ya sabes lo que siento por ti... Pero ahora voy a hacerte la pregunta que nunca te he echo...Nuestra relación siempre ha sido rara...Pero nunca la hemos clasificado. Quiero que me digas que somos. ¿Qué somos tú y yo?
Volver arriba Ir abajo
moebizarre
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 966
Edad : 25
Localización : GDL
Fecha de inscripción : 28/03/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Vie Mayo 29, 2009 11:25 pm

Estupefacto Sorprendido Sorprendido WTF?
waa!! santo xielo!!
tremedo madrazo q se llevo Yul x caliente!!
Irae dale un bexito!!
Volver arriba Ir abajo
nixita
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 986
Edad : 23
Localización : cn mi shini
Fecha de inscripción : 24/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Sáb Mayo 30, 2009 8:22 am

aaaaaaaaaaa no habeis posteado maaaaaaaaaaaas
postea kirina me tienes maaaaaaaaaaaaaal
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Sáb Mayo 30, 2009 7:04 pm

Capítulo 7: ***O ÉL O YO*** (Ira)






Pestañeé repetidamente. Sus palabras retumbaban en mi cabeza pero mi cerebro no las parecía entender.

-¿Ciao?¿Estás bien?-preguntó tendiéndome la mano para ayudarme a levantar.
-S....ss...si.-la agarré y tiró de mi.

Era bajito y delgado pero tenía fuerza. Al ver los músculos de su brazo tensarse y notar el calor de su mano asiendo la mía, me imaginé la escena que mi madrina iba explicando a todo el mundo y una oleada de calor recorrió mi columna.
Una vez en pie, se cruzó de brazos y repitió la pregunta.

-¿Qué somos?
-Pues...Nosotros...

No sabía como continuar. Nunca me había planteado aquello. O al menos no teniéndole frente a mi esperando una respuesta. Estaba claro que si le decía que amigos, se enfadaría, si le decía hermanos mas aun, y si le decía que...novios... Me ruboricé con solo pensarlo. Me dio mucha vergüenza.

-A ver, veo que así no llegaremos a ningún lado.

Le miré seria y llevé mis manos a mi espalda para que no se notase que me temblaban.

-Se que estás nerviosa...Se que te estoy poniendo en una situación difícil... A mi... A mi también me cuesta todo esto... También me da vergüenza... – me conocía mejor de lo que pensaba, estiró el brazo y puso su mano con la palma mirando hacia arriba, yo deposité la mía que aun temblaba allí y el la envolvió con sus dedos- No quiero obligarte a nada... Piensa en ello...Pero antes del martes me gustaría que me dieses una respuesta....

Se acerco a mi y sin darme tiempo a reaccionar unió sus labios a los míos durante un segundo y dándome pico.

-Lo prometido es deuda.-alegó sonriendo- No quiero irme pero por otro lado tengo ganas de llegar a mi casa y poder “pensar en ti” solo en mi cama o su defecto el baño.-me sacó la lengua y se marchó de la habitación.

La cara me ardía de la vergüenza. Me la tapé con las manos y sonreí. Luego me tumbé en la cama y me abracé a la almohada. Pero el calor no desaparecía. Estaba excitada. Nunca me había pasado, no en aquella magnitud. Era la primera vez que sentía mi piel arder y desear que la acariciasen de esa manera. Y en mi cabeza solo estaba Luca...Luca, Luca, Luca.....

No podía dormir. Imposible. Me destapé y abrí la ventana. Pero nada. Así que de puntillas fui al baño y me di una ducha con el agua fría. Eso era lo que solía hacer la gente ¿no?

Pues a mi no me funcionó. Al salir seguía en mi mente. Y el contacto de sus labios... Quería mas de él. Quería mas de Luca.

-Relájate Ira... –susurré para mi misma.

Me envolví en un toalla y al abrir la puerta me encontré a Luca con una toalla en la mano y a punto de entrar.
Nos miramos mutuamente. Él me miró de arriba abajo y yo me centré en la parte de su cuerpo que mas me alertó. Su entrepierna... Estaba...¿Abultada?
Se tapó con la toalla corriendo.

-Lo siento...Yo...No sabía que estabas... ¿Qué haces duchándote a estas horas?-inquirió.
-Esto...Pues...Creo...Creo que lo mismo que tú...-respondí.

Abrió la boca incrédulo y luego se la tapó para no reír.

-Lo siento... Es que no me lo puedo creer. Es gracioso que tú me digas eso... Creí que inventarías cualquier cosa antes de admitir eso.-comentó.
-Y yo también lo pensaba...Pero en estos momentos no se me ocurría nada que inventar... Hoy... No puedo pensar con claridad...
-Ya veo... Pues mejor que me cedas el baño por que si no , no puedo llegar a imaginar que puede pasar... es demasiado raro todo esto...-manifestó.

Asentí saliendo junto a él pero sin llegar a rozarnos.

-Esto...No...Bueno no hagas “mucho ruido”...ya sabes... Que si mi madre o mi padre te pillan...

Frunció el ceño y su expresión cambió a la de “asco”.

-No pienso hacer nada de lo que piensas. Solo iba a ducharme para que esto-se señaló el pantalón- se baje. Solo eso. ¿Crees que estoy siempre....?
-Ah...Bueno...Lo siento...

Me fui rápidamente a mi cuarto y cerré la puerta.
De poco había servido el baño. Pasé muy mala noche. Pensando y pensando en todo aquello los nervios me atacaron el estómago y el calor cada vez subió mas. Comencé a encontrarme mal y sobre las tres de la mañana vomité. No me dio tiempo a llegar al baño y lo hice en el pasillo. Me arrodillé en el suelo mientras tosía.

El primero que apareció allí alertado por el ruido fue Luca y al verle aparecer le grité que se marchase.

-Pero Ira...-intentó agarrarme del brazo pero yo me aparté ariscamente.
-¡¡Déjame!!

De la impotencia me puse a llorar. No quería que me viese así. Entonces llegó mi madre.

-Ve a dormir Luca, yo me ocupo.-le dijo y él obedeció.

Una vez me ayudó a limpiarme y a acostarme de nuevo, se sentó en la cama y me puso el termómetro.

-Estás ardiendo. Seguro que tienes fiebre. ¿Cuánto hace que te encuentras mal? No habías dicho nada.
-No se... Hace un rato...
-Seguro que te han sentado mal las hamburguesas del McDonalls.
-Si...Seguro...
-¡Estás a 39!-espetó alarmada- Mejor despierto a tu padre y te llevamos al hospital.
-No... Déjame dormir...
-¿Segura? Mejor vamos en un momento y...
-¡No!-me negué.
-Vale...Tranquila...
-Luca...Luca me ha visto en el pasillo con el vomitado...
-Si. ¿Y?
-Nada...

Sonrió dulcemente y me acarició la cara.

-Luca y tú sois como hermanos, no creo que pase nada por que te haya visto. Al contrario, creo que estará muy preocupado. No ha pasado nada horrible, solo has vomitado. Enserio, no es el fin del mundo.

Asentí. Me dio un medicamento para la fiebre y se marchó. Me quedé dormida hasta que a las nueve mamá vino a ver como estaba y me dio de nuevo el medicamento.

-Te ha bajado la fiebre. Pero aun tienes, así que hoy te quedarás en la cama.
-Pero Luca se va el martes...
-Si, pero no te pienso dejar salir así. Hoy no te levantas y punto. Seguro que lo entiende.

Suspiré apesadumbrada y triste. Me daba miedo enfrentarme a aquella respuesta que le debía, pero quería pasar el máximo tiempo con él.

Al rato, apareció en mi habitación con esa carita de angelito.

-Hola enfermita. ¿Cómo te encuentras bella?
-Mejor... Oye..Siento...-intenté disculparme.
-No pasa nada. Pero no vas a dejar de gustarme por que te vea tirada en el suelo. Me gustas de todas las maneras.

Su sonrisa era perfecta.

-Por mi culpa no podemos salir...
-Bueno, pero hay muchas cosas que se pueden hacer en “un letto”.(una cama)-dijo con picardía.

Le di un golpecito en el brazo y se echó a reír.

-Ira, teléfono para ti.-mi hermana Hayley entró con el teléfono en la mano- Es un tal Nevin.

Luca lo cogió.

-Yo se lo doy.-expuso y Hayley se marchó.

Me lo dio y seriamente dijo:

-O él o yo.
-¿Cómo?

Se puso en pie.

-O cuelgas o me voy.
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Sáb Mayo 30, 2009 7:04 pm

Capítulo 8: ***WEIGEL*** (Vivi)



Cuando le conté todo a Eli alucinó.

-¡¡Te has puesto en pelotas delante de tu tío Yu!! ¡¡Estas loca!!-exclamó riendo.
-Si, pero bueno, no ha terminado bien la cosa... Nos interrumpieron...Si no...Yo creo que “pasaba”.
-¿De verdad? ¿Él hizo algo...?
-La forma en la que me miró...
-¡¡Bua!! ¡¡Entonces la próxima vez cae!!-me animó.
-Si, eso creo. Aunque como algo de esto-me señalé la cara- llegue a los oídos de mis padres se enfadará conmigo a parte de que no me dejaran verle...
-Joder, pero da mucho morbo esto. Conociéndote no se te escapa.
-Jajaja. No, te aseguro que no. Auuu.-me vino de pronto un dolor de cabeza increíble.
-¿Qué pasa?
-Creo que el efecto de la medicación se está yendo.-murmuré.
-Deberías dormir.
-Ya, pero son ya las cinco. Será mejor que vuelva a mi casa. Así no sospecharán.
-¿Qué vas a hacer con el asuntillo?
-Pregunta mejor qué vamos a hacer.
-Eh. A mi no me metas.
-Si. Me vas a acompañar y diremos que me caí al salir de la discoteca y me acompañaste al médico. Y como buena amiga me llevas a casa.

Frunció el ceño y meneó la cabeza.

-Lo que hay que hacer por tenerte como amiga.-se quejó.

Pero me acompañó.

Mi madre casi se desmaya al verme y papá se puso histérico.

-¡¡Nos vas a matar de un infarto!! ¡¡Te podías haber matado!! ¡¡¿Habías bebido?!! ¡Seguro que mucho! ¡Con tu edad nosotros no hacíamos esas cosas! ¡!Éramos mucho mas responsables!-recitó casi sin respirar mi padre.

Entonces mi madre le miró de una manera extraña y alzó las cejas.
No entendí que se estaban diciendo sin hablar, pero no siguió dándome la tabarra. Me dejaron ir a mi cuarto y me eché a dormir, o a intentarlo. El dolor continuó hasta que a las tres horas mis padres llamaron a un doctor que me visitó en casa y me recetó calmantes.

-No puedes seguir así hija... Vamos de susto en susto... Siempre pasa algo que nos altera...
-Es lo que tiene tenerme como hija. Haberme cambiado cuando nací.-solté enfadada- Todo lo hago mal. ¿No?
-No estoy diciendo eso...Solo que tienes que intentar madurar un poco...Tienes diecinueve años...
-No quiero ser un muermo gracias.
-Eres imposible... No se a quien has salido...
-Creo que a los dos.-sonreí.

Suspiró y me dio un beso en la mejilla.

-Estás castigada sin paga hasta nueva orden.-dijo.
-¡¡Noooo!!-grité y del mismo grito hice que me doliese mas.

El día siguiente lo pasé intentando convencer a mis padres para que me perdonasen y intentando darles pena. Y como siempre, conseguí mi propósito. Eran tan débiles.
Lo malo llegó el lunes. No quería ir a clase con la cara así. Me negué, pero entre los dos me llevaron de arrastras prácticamente.

-No puedes faltar mas o te expulsan.-formuló mi padre.
-Pero me duele...
-Eso haberlo pensado antes de escaparte de casa.

Me planté en el instituto con mi zapatos de tacón, mis pantalones pitillo y mi camiseta rosa bajo una chaqueta por las rodillas de color negra, un gorro y unas gafas de sol.
Al entrar en clase todo el mundo me miró. Me senté rápidamente en mi sitio y agaché la cabeza esperando que nadie se fijase demasiado. Menudo día me esperaba...
Encima Ira no venía a clase por que el enano de Luca había venido a Berlín.

Nuestro tutor entró en clase y todo el mundo comenzó a cuchichear.
Alcé levemente la vista por encima de las gafas de sol y junto a él habían un chico y una chica. Me fijé bien y le reconocí. ¡Allí estaba el chico que me había plantado cara en viernes en el pasillo!

-Buenos días a todos y todas.-saludó el profesor- Hoy tenemos a dos nuevos alumnos en nuestra clase. Nix y Psique Weigel. Son mellizos y se han mudado hace poco a Berlín. Espero que les acojáis como dios manda.

Todos dijeron un si conjunto.
Lo que me faltaba, al capullo aquel en mi clase.

-Veamos, Psique, tu te sentarás al lado de Mandy.-la señaló para que supiese donde sentarse- Y tú al lado de ella.-cuando vi que me señaló me tensé.
-¿Dónde, al lado de Britney Spears? –se burló.

Toda la clase comenzó a reírse.

-Señorita, ¿qué hace con gafas y gorro en clase? Es de mala educación. ¿Nadie se lo ha dicho nunca?-me reprendió el profesor.

Me quité ambas cosas dejando caer el pelo por mi cara pero igualmente se me veía y todos se quedaron en silencio de golpe.

-¿Qué le ha pasado?-inquirió.
-Un pequeño accidente.-respondí.
-Joder, pues si llega a ser grande terminas en cuidados intensivos. Jajajajaja.-se jactó uno de mis envidiosas compañeras y las risas volvieron a resonar.- La gran diva con la cara marcada.

Me levanté enfadada.

-¿Quieres sufrir tú también un pequeño accidente como el mío?-le amenacé-Además, a mi me quedan bien hasta los morados.
-Uuuuuuuuuuuuuuuuuu.-coreó la clase.
-¡Shhhhh! ¡Ya está bien.! Siéntense. –nos ordenó el tutor.

Me senté y me dejé resbalar un poco en la silla quedando medio estirada y con los brazos cruzados.
Al momento me pasó una notita mi nuevo compañero de mesa.

“Cómo te llamas?”

Le devolví la nota en blanco. Pero él insistió.

“¿Sabes? La verdad es que puedo imaginar como te has hecho eso.”

“Deslúmbrame” contesté.

“Pues creo que te has tropezado con tu propio ego y te has metido una ostia del cojón.”

“Creo que te van a echar de clase en tu primer día.” Escribí teniendo ya un plan en la cabeza.

Me miró alzando las cejas y yo llevé mi mano a su pierna, subiéndola con agilidad hasta su ingle y comenzando a tocar su parte sensible del cuerpo. En unos segundos, lo que tardó en agarrar mi mano para apartarla de allí y mirándome como si estuviese loca, su miembro se puso duro.

-¡¡Cerdo!!-grité en medio de clase y me aparté con cara de asustada.

Todos nos miraron y Nix quería matarme con la mirada.

-¡¡Me a comenzado a tocar bajo la mesa!! ¡¡Me estaba metiendo mano!!-le acusé con la voz temblorosa y con los ojos humedecidos.
-¡¡No!! ¡¡Yo no!!

Se levantó nervioso y todo el mundo vio su erección.

-¡¡Haga el favor de salir de mi clase!!

Salió y dio un portazo.

-¿Está bien señorita Yulia? ¿Necesita ir al baño a recomponerse de este desagradable incidente?
-Si, por favor...-pedí.

Encima me libraba de una clase muermo. La jugada perfecta.

-¡Yo la acompaño!-se prestó voluntaria la nueva.

¿Qué pretendía esa tía? Si había sido a su hermano al que acababan de echar.

-Bien. Vayan.

Al salir la chica enseguida me preguntó:

-¿Estás bien?
-Si. Ya estoy mejor.-contesté fingiendo estar compungida.
-Me alegro, por que quería encargarme yo de que no lo estuvieses.- me empujó contra la pared y me sujetó por los hombros.

No sabía en que lío me acababa de meter. Esos dos hermanos me iban a cambiar la vida para siempre.
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Sáb Mayo 30, 2009 7:04 pm

Capítulo 9: ***NUEVA EXPERIENCIA*** (Iván)



Esa profesora me tenía amargado. Era una puta novata. Tenía veintisiete años y era el primer año que daba clases.
Era una basura como educadora. Todo el mundo hacía lo que quería con ella, copiaban y sus clases eran un desmadre. Yo era el único que atendía.
Eso por no hablar de las notas. Casi todo el mundo suspendía menos yo, y no por que fuese un lumbreras.
Ese día el jaleo era impresionante. Así que me limité a mirar por la ventana.

-Chicos... por favor... Callad... Esto...

Así se pasaba los días. Estaba claro que la iban a echar. Ya la habían avisado varias veces. En cierto punto me daba pena. La miré y la observé detenidamente.
Tenía un buen cuerpo, aunque no sabía sacarle partido a lo que dios le había dado. Llevaba siempre su pelo castaño claro recogido en una coleta y no se maquillaba nunca. Además era mas bajita que yo.
Vale, eso no es difícil ya que soy bastante alto y no aparento mi edad...

Entonces una idea pareció en mi cabeza. Podía ayudar a esa “pobre mujer” a espabilarse...Y si al mismo tiempo sacaba algo que me beneficiase a mi mejor que mejor.
Una sonrisa se dibujó en mi cara con tan solo imaginarlo. Alcé la mano.

-¿Si Iván?

Intenté hablar pero con el ruido era imposible, así que me levanté y fui hacia su mesa.

-Quería preguntarte si te importaría darme clases de repaso. Es que necesito ayuda para entender unas cosillas de este tema. –la tuteaba por que así la pondría nerviosa.
-Bueno, yo...Es que no es mi trabajo...
-Ya, pero... Si no me ayudas suspenderé...Y creo que soy tu único aprobado en clase... No me gustaría que te echasen por mi culpa... O sea si suspendo también yo...

La vi como se asustaba. Estaba claro que pensaba como yo. Sabía que la iban a echar.

-De acuerdo. Pero solo por esta vez. ¿Dónde quedamos? En el colegio no puedo, no está permitido.
-Mmmmmm....-me quedé pensativo- no lo se... Es que mi casa está invadida. Han venido familiares y no hay sitio.
-Pues..No se....
-¿En tú casa?

Vi como le temblaba un poco el labio inferior y se lo mordió para evitarlo. Eso significaba que estaba nerviosa. Estaba ganando terreno.

-Aunque claro, si es mucha molestia para tu marido o hijos....
-No, no tengo marido ni hijos...No es eso.
-¿Vives sola?
-Si.
-Ah. Bueno, si no te parece bien quedamos en una biblioteca.- todo mi plan marchaba perfectamente.
-En esos sitios hay que estar en silencio... No podré explicarte...Vale, en mi casa. Mira, quedamos aquí.- escribió en un papel una dirección- A las seis.
-Gracias Dalia.-dije su nombre adrede.

Volví a mi sitio y comencé a pensar en el siguiente paso.
Llamé a mi padre para decirle que no me pasase a recoger.

-Hoy le tocaba a tu tío. Pero veo que solo va a tener que ir a recoger a Hayley.
-Si. Es que me van a dar unas clases de repaso para un examen.
-Vale. ¿Quieres que te vaya a buscar cuando termines?
-Vale. Yo te llamo.
-De acuerdo.

A las seis me presenté en casa de Dalia. Llamé al timbre y enseguida me abrió.

-Sube.-me dijo por el interfono.

Como vivía en un segundo, subí por las escaleras. La puerta estaba abierta. Al entrar un olor a bizcocho me hizo entrar hambre.
Me asomé a la cocina y allí estaba ella sacándolo del horno.

-¿Cocinando?
-¡Oh! No. Simplemente he preparado algo para merendar.
-Ah. Huele bien.
-Gracias. Pasa y deja las cosas en el comedor.

Dejé la mochila en el sofá y me quité la chaqueta de cuero negra. Su casa era exactamente como ella. Sosa.
Habían muchas fotos de su familia, pero no parecía tener novio ni nada parecido. Era de esperar. Y de repente algo me rozó la pierna. Miré a mis pies y allí estaba el gato. Típico.
Me agaché y lo acaricié un par de veces. Sin duda necesitaba mi ayuda. De lo contrario sería una solterona amargada toda su vida.
Y bueno, yo hacía un par de meses que no follaba con nadie.
Tampoco es que tuviese muchísima experiencia en el asunto, o sea, hacía medio año que no era virgen, pero desde que dejé de serlo con una amiga, descubrí un mundo nuevo y que molaba. Ahora solo podía pensar en eso. Era raro como de la noche a la mañana el centro de mi vida se había convertido en la palabra “sexo”.
Pero encontrar tías con las que acostarme me resultaba difícil. Mis padres aun no me dejaban salir por las noches y aunque lo hiciesen, con catorce años no me dejaban entrar en ningún lado. Por ello había recurrido a intentarlo con las de mi clase, pero solo lo había conseguido con dos. Y bueno, la verdad que hacerlo con vírgenes no me gustaba. Ello requería tener tacto e ir despacio, y a mi lo que me apetecía era todo lo contrario.
Así que bueno, mi lista era corta, una amiga y dos compañeras.
Esto sería nuevo. Una nueva experiencia. Ella tenía veintisiete años.
Cuando entró en el comedor me la quedé mirando serio. Vale, no iba a ser muy diferente. Tenía pinta de mojigata. Seguro que no había visto una polla en su vida.

-¿Comenzamos?-inquirió.
-Claro.-sonreí.

Saqué el libro y comencé a fingir que no sabía algunas cosas. Ella con toda la paciencia del mundo me las explicó mil veces. Cuanto mas la miraba mas me gustaba. Y mas me ponía cachondo. Era extraño pero no era tan simple como pensaba.

-Voy a por el bizcocho así meriendas algo y descansamos unos minutos. . ¿Vale?
-De acuerdo.

Era el momento de comenzar con mi plan. Me levanté y me puse frente a un mueble a fingir que miraba las fotos.
Cuando volvió se acercó.

-Son mis padres.-sonrió.
-No tiene novio. ¿No?
-No... Ya no.

¡Bien! Había tenido. Eso era bueno, aunque quizá no quería decir nada.

-¿Qué pasó?
-A veces conocerse demasiado bien no es bueno...
-¿Llevabais mucho tiempo?
-Nueve años...

Vale, no era virgen.

-Pero no se ni por que te hablo de esto.- torció el gesto- ¿Vamos a merendar?
-No me apetece bizcocho...
-¿A no? Lo siento...Pensé que te gustaría... ¿Qué quieres? Tengo mas cosas. –fue a girarse pero la agarré del brazo.

Se quedó inmóvil de golpe. Yo me acerqué sin soltarla y me quedé a escasos centímetros de su cara.

-Lo que quiero no está en la cocina... Dalia...–me pasé la lengua por los labios.
-Yo..Esto... No...

No esperé mas. La abracé y comencé a besarla. Cuando notó mi lengua en su boca se estremeció e intentó separarse, pero no la dejé. Continué con mas fervor.
Luego comencé a lamer su barbilla y me dirigí a su cuello.

-Pa...Para...Iván....-puso sus manos en mi pecho y empujó con fuerza pero no la suficiente.

Continué mientras con la mano izquierda apretaba su muslo.

-I....Iván...ahh...para... No...Iván....-tartamudeó pero hice caso omiso- ¡Iván no!-gritó y me dio un rodillazo en la entrepierna.
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Sáb Mayo 30, 2009 7:04 pm

Capítulo 10: ***PARA LA PEQUEÑA DIVA*** (Vivi)




¿De que iba aquella? La empujé. Era algo mas alta que yo, pero tampoco me llevaba mucho. Luego me sacudí con la mano donde me había tocado y alcé las cejas.

-Creo que no te he entendido. Y la próxima vez que quieras tocarme me pides permiso.

Sus ojos verdes me miraban con asco y agresividad.

-¿Quién te crees que eres?
-La mejor.-respondí.
-He visto lo que le has hecho a mi hermano.
-Se la debía, además de que él se lo ha buscado.
-Yo solo aviso una vez. Métete conmigo o con Nix y tu “perfecta” piel se va deshidratar de lo que vas a llorar. –me amenazó.
-Te tengo tanto miedo como a tu hermano. Ah, y no quiero que os acerquéis a mi. Respetad mi espacio vital.

Me alejé de ella y me fui al patio. Me senté en las escaleras y le escribí un mensaje a Yu.

“MIS PADRES NO SE HAN ENTERADO DE NADA. NO METAS LA PATA. ¿SIGUE RO ENFADADO? PUEDO LLAMARLE.”

“MENOS MAL. NO TE PREOCUPES POR ROMEO. ¿QUÉ TAL ESTÁS TÚ? ¿ESTÁS EN CASA?”

“NO, ESTOY EN CLASE. ME HAN OBLIGAODA IR MIS PADRES...Y ME ENCUENTRO MAL...ME DUELE LA CABEZA... ENCIMA EL CHICO DEL OTRO DÍA SE A INTENTADO PROPASAR CONMIGO.”

Sonreí ante la perspectiva de la reacción de Yu con lo último que le acababa de decir.
Ni dos segundos tardó en llamarme.

-¡¿Qué ha hecho que?!
-Es nuevo en mi clase y me ha intentado meter mano bajo la mesa...-mentí.
-Me cago en...-murmuró- Ese niñato de mierda...
-Tranquilo, el profe lo ha pillado. Lo castigarán.
-De acuerdo...Pero si necesitas que yo..
-No, tranquilo.

Había conseguido mi propósito. Que Yu estuviese preocupado y pensando en mi durante ese día y puede que mas. No quería meterle en mas problemas de los necesarios, por eso no le había dejado venir a defenderme ni me había inventad algo mas gordo.
Sonó el timbre que anunciaba el cambio de clase.

-Tengo que colgar, empieza la clase.-comenté.
-De acuerdo. No vemos preciosa. Y ten cuidado... Ahora tienes que reposar.
-Claro. Adiós.

Volví a clase. Tocaba historia. La odiaba. ¿Qué me importaba a mi la vida o los sucesos de hacía medio siglo? Lo que me interesaban eran cosas mas actuales, mas relacionadas con mi vida, no con la de los demás. Me senté y me di cuenta que Nix se había sentado con la puta de Michelle. Esta ya se lo estaba intentando ligar.
Me compadecí de él.
Las clases ese día se me hicieron eternas. Sin Irae a la que molestaba todo el rato me aburría mucho mas. ¿Qué estaría haciendo? La verdad no me gustaba Luca por que sabía que le gustaba a Irae. Y me daba miedo pensar que me la quitasen. Ella era mía. Por eso me había encargado de que todos los chicos que habían ido detrás de ella desde pequeñas se mantuviesen alejados. Ella nunca llegó a saber nada de ellos, al contrario, yo le hacía creer que la odiaban, de este modo ni se paraba a pensar.
Pero con Luca... Era mas complicado... Tenían una relación que me hacía poner mala. Tan íntima, tan... Me enfadaba solo de pensarlo.

Al terminar el día, papá me vino a buscar.

-¿Qué tal te encuentras?-se interesó.
-Mal. Lo he pasado fatal... Por obligarme a venir...
-Lo hacemos por ti... Si no terminas este curso no podrás ir a la escuela de artes escénicas.
-Lo se...
-Hablando de eso, hoy no irás a clases de baile.
-¿Cómo?
-Eso. Tienes que hacer reposo. El médico ha dicho que durante una semana mínimo no podrás bailar.
-¡No es justo!
-Lo que no es justo es lo que tú haces.

Resoplé y me enfurruñé. Al llegar me encerré en mi cuarto.
Me puse a bailar con la música flojita para que no sospecharan. Ya que no me dejaban ir a clases, pues al menos ensayaría en casa.
Luego me puse a mirar video clips y pasos de baile. Estaba preparando mi coreografía. La necesitaría para entrar en la escuela de artes escénicas que quería. Era de las mejores de Alemania. Tenían tres. Una de ellas en Berlín.
Al año siguiente si aprobaba la prueba de selección entraría. Era mi sueño.
Desde pequeña hacía clases de baile y moría por él. Era lo que le daba sentido a mi vida.
Lo era todo. Era algo superior a mi, que no puedo llegar a reflejar con mis palabras.


Sobre las siete, mamá me llamó. Hice como si no le hubiese escuchado y continué mirando unos video clips con unos pasos que me gustaban, intentando imaginar una coreografía en que estuviesen incluidos o modificándolos a mi manera.

-Vivi.-mamá entró en mi cuarto- ¿Es que no me escuchas?
-No. ¿Me has llamado?
-Si. Te han traído esto.-se acercó y me dio un ramo de flores.

Me quedé helada. Si me pinchaban no me hallaban sangre. ¿Flores? ¿A mi? ¿Quién?
Tenía que ser un error.

-¿De quién?-pregunté.
-No se. Tiene una tarjeta. Tu padre quería abrirla pero no le he dejado.

Las cogí y abrí la tarjeta. Casi se me sale el corazón cuando vi lo que había en ella.

-¿De quien son?-inquirió.
-No se. Se han debido de equivocar.-tiré la tarjeta a la basura.
-Pues ponía que eran para ti.
-Vale, es una broma de los de mi clase. Paso de ellos.
-¿Seguro? ¿No tendrás algún amigo especial...?
-No. No lo tengo.
-¿Y amiga?-se sentía tan incómodo como yo.

Alcé las cejas.

-Tampoco.
-Vale..Tenía que preguntar...
-Lo se.
-En fin, me voy a ver si tu padre me hace algo de caso.

En cuanto salió volví a coger la tarjeta. No me lo podía creer. Esto era mas de lo que esperaba. Me tumbé en la cama y me puse a pensar.
Era tan irreal que me parecía un sueño. Aquello quería decir algo. Seguro.
¿Qué hacía? ¿Le llamaba? ¿O esperaba que me llamase él?

Estaba claro que era una señal. Me estaba confirmando lo que yo ya sabía. Yu estaba enamorado de mi. No a cualquiera se le regalan flores. Su manera de disculparse por lo del golpe era perfecta.
¡Me quería!

Acaricié la tarjeta con mis dedos y la puse de nuevo ante mis ojos.
Leí en voz alta para convencerme mas.

“PARA LA PEQUEÑA DIVA. PERDÓN POR LO OCURRIDO”

Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Sáb Mayo 30, 2009 7:09 pm

Capítulo 11: ***¿DIAS TRANQUILOS?*** (Luca)



Se quedó con el teléfono en la mano unos segundos y luego se lo llevó al oído. Yo me levanté entristecido y enfadado y cuando caminaba hacia la puerta escuché:

-Estoy ocupada Nevin. Ya nos veremos.

Luego escuché el sonido de colgar. Me paré frente a la puerta y de espaldas a ella.

-Has dicho que eligiera...Ahora no te puedes ir...-musitó.

Sonreí espontáneamente, volví a su lado y me senté en su cama.

-No es nada para mi.-me repitió.
-Ya...Pero cuando os vi...Te reías...Lo pasabas bien...
-Claro. ¿Quieres que me encierre en casa y no tenga amigos? Sabes que no es que tenga muchos... ¿Quieres que esté seria siempre? ¿Qué no me lo pase bien si no es contigo?-inquirió.
-No... No quería decir eso...Yo...-tartamudeé.
-Ya lo se...-me acarició la cara y me miró de una forma dulce, tierna, y no se por que no me gustó- Se que no eres egoísta... Nevin es un simple amigo, no te pongas mal por esto.

Me aparté bruscamente.

-¿Qué pasa?
-No me vuelvas a tocar así. No me vuelvas a hablar así.
-Pero...¿Qué pasa?
-No eres ni mi madre ni mi hermana. No me vuelvas a tratar así. Me da asco.-me levanté y me marché.

Había tenido muy poco tacto la verdad, pero me había sentido fatal. Aquella manera de tratarme..No, no me gustaba.
A medio día mamá se fue con los tíos y con Hayley a dar un paseo. Antes de marcharse me dijeron que cuidase de Irae. Que vigilase que estaba bien.
Iván se había ido a casa de un amigo por la cual cosa estábamos solos.
Según avanzaba la tarde peor me sentía. Seguramente, conociéndola estaría preocupada, triste... Pero yo al mismo tiempo estaba enfadado. Me sentía raro.
De pronto mi teléfono comenzó a sonar.

-¿Pronto? (“¿diga?”)
-Ciao Luki.
-¿Papá?
-¿Qué tal?
-Bien...Mamá no está.
-Lo se. No llamo para hablar con ella. Dime, ¿qué tal las cosas por ahí?
-Bien.
-No me suena a bien. Mamá me ha dicho que te nota raro...¿Qué pasa?
-¡Sabía que esto era cosa suya! No me pasa nada. Dejadme tranquilo.
-Luca, no me hables así. Y si tu madre me ha llamado es por que está preocupada. ¿Es por algo relacionado con...?
-¿Con?-me daba miedo ya sus preguntas.
-Bueno, con que hayas descubierto el...Bueno... la sexualidad...
-¡Me tenéis cansado! ¡Me masturbo desde los doce años! ¡Lo que pasa es que no me habíais pillado! La única diferencia es que ahora me apetece mas que nunca, ya está, pero no es nada nuevo. ¡Dejadlo ya!

Se quedó callado de golpe.

-Hijo... Si quieres... Bueno... Podemos buscar alguna solución si te apetece mucho hacerlo pues...
-¿Qué tengo que hacer para que os olvidéis? Yo puedo encargarme de mi cuerpo solo. Si quiero... Si quiero sexo lo buscaré yo, no necesito tu ayuda. Y mucho menos la de mamá... Dejad el tema por favor...

Colgué. Lo que me faltaba para cabrearme mas. Me levanté y me dirigí al baño, pero me detuve en la puerta de Irae. Me asomé y esta dormía. Entré sigilosamente y me arrodillé a su lado.
Respiraba pausadamente. Parecía una princesita. Apoyé mi frente a la suya. No podía estar enfadado con ella. Era superior a mi. Pero al estar así, su aliento chocaba en mi cara y al cerrar los ojos me fui dejando llevar lentamente hasta rozar sus labios con los míos. Abrí los ojos con cautela para ver si seguía durmiendo y si.
Decidí arriesgarme un poco mas. Pasé la punta de mi lengua lentamente por la comisura de sus labios pero enseguida paré. Si me seguía dejando llevar terminaría con su mano en mi mejilla.
Además no era ético. Ella dormía, no era algo consentido.
Salí de allí y me pasé la tarde viendo la tele. Menudo viaje. Había ido por cuatro días y, el primero me enfadaba con ella y el segundo se ponía mala y volvía a enfadarme con ella.. Y penándolo bien, me di cuenta de que no tenía motivos. Si Irae me había dicho que no sentía nada por el principito, era por que no sentía nada. Ella no mentía, era una persona honesta. Y yo era un celoso...

No podían seguir así las cosas. No. No se lo merecía. Al día siguiente me encargaría de hacerla pasar buenos momentos. Y le pediría perdón por mi comportamiento de crío.
Aquella noche tampoco dormí bien. A decir verdad paseé bastante por la casa. Pero al despertarme por la mañana, me encontré a Irae desayunando en silencio.

-¿Por qué no me has despertado? Yo ahí en el sofá durmiendo...
-Por que se te veía descansar... Creo que lo necesitas... Te he escuchado deambular por casa esta noche...
-Ah...Bueno...Pero...
-¿Quieres leche? –se levantó pata ir a prepararla.
-Ya voy yo. Tú desayuna. ¿Ya te encuentras bien?
-Si. –sonrió.

Me calenté la leche y me senté a su lado. Aun dormían todos pero en unos minutos se despertarían. Eran las siete menos diez de la mañana del lunes.

-Oye...Lo siento...-me disculpé.
-¿Por qué? ¿Por celoso? ¿Por lo que me dijiste ayer? ¿Por entrar en mi cuarto ayer por la tarde y aprovecharte de que dormía?

Hice ademán de hablar pero me quedé en silencio con la boca abierta. ¿Estaba despierta? ¡Se había dado cuenta!

-S...Supongo que por todo...si...

Sonrió tímidamente y meneó la cabeza.

-Te perdono por todo menos por lo último.
-Ah...Yo...-no sabía que inventarme.
-No tengo que perdonarte lo último.
-¿Cómo?-seguía teniendo fiebre, seguro.
-Las otras cosas, como hablarme mal o no creerme son desagradables para mi... Me ponen mal... Por eso acepto tus disculpas, pero lo otro..Bueno...No me disgustó...-las mejillas se le encendieron.
-¿Te gustó?-me alegré ante esa perspectiva.
-Pero eso no quiere decir que puedas volver a hacerlo. –añadió seria.
-Vale...-le saqué la lengua.
-Buenos días chicos.-saludó Shin.

Se acercó a su hija y le besó la frente.

-Parece que no tienes fiebre.
-Ya...Pero no me termino de encontrar bien...
-¿Vas a ir a clase?
-No... Mejor me quedo a reposar.-comentó afligida.
-De acuerdo. ¿Quieres venir conmigo? Podría enseñarte el colegio donde trabajo y algunas cosas, así no te aburres en casa metido todo el día.-me propuso Shin.

Me quedé pensativo. Pero los ojos exageradamente abiertos de Irae me indicaron que dijese que no.

-Esto..No, mejor me quedo. Tengo que...Que...-no se me ocurría nada.
-Tiene que conectarse para enviarle un trabajo a su profesora. Y primero lo tiene que terminar.-me salvó mi chica.
-Ah, Ok.

Una vez desayunaron se marcharon todos. Mamá se fue con Irene para ver a un viejo amigo o algo así. Uno del grupo de Irene. Marc creo.

Y Hayley e Iván a sus respectivos colegios. Así que nos quedamos solos. En silencio, en una situación incómoda. ¿Quería decir algo el echo de que había querido que nos quedásemos solos en casa? ¿Tendríamos los dos últimos días tranquilos o nos pelearíamos mas?
Volver arriba Ir abajo
moebizarre
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 966
Edad : 25
Localización : GDL
Fecha de inscripción : 28/03/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Sáb Mayo 30, 2009 11:05 pm

waa!!
chicos estan jugando con fuego!! Estupefacto Sorprendido
Volver arriba Ir abajo
Jesska
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 588
Edad : 23
Localización : im zimmer den der haus
Fecha de inscripción : 05/04/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Dom Mayo 31, 2009 12:23 am

se van a quemarrr
Volver arriba Ir abajo
nixita
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 986
Edad : 23
Localización : cn mi shini
Fecha de inscripción : 24/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Dom Mayo 31, 2009 1:00 am

aaaaaaawew
me eeeeeencaaaaaantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
sali en la fiiic,, pro soi hombreee.. hahaha NIIIX!
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Dom Mayo 31, 2009 7:01 am

jajajajajajajaja XDD pues no fue intencionado jajajajaja hace ya meses que empecé este fic XD jajajajajaja XD eres hombre jajajajajajajajjajaja XDDD
Volver arriba Ir abajo
nixita
Fanatic@
Fanatic@
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 986
Edad : 23
Localización : cn mi shini
Fecha de inscripción : 24/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Dom Mayo 31, 2009 3:53 pm

hahaha deos.. y como depaso me meti con la divaaa.
hahahahahahaha me senta un poco mal XDDD.. pro me da
risaa.. hahhahaha.. kirina postea plisss.. ke ya kiero ver
ke pasa con mi version hombre,,., hahahahaahha
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Dom Mayo 31, 2009 7:23 pm

UU' no creo que te guste mucho tu version hombre mas adelante jaja XD pero bueno! Ahora en un ratis posteo que se me blokeó el word y no reiniciaré hasta que me vaya a ir a dormir. XD Asi que en una media hora posteo mas.
Volver arriba Ir abajo
I_Love_Kiro
Ya canta en la ducha
Ya canta en la ducha


Cantidad de envíos : 382
Fecha de inscripción : 01/02/2009

MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   Dom Mayo 31, 2009 8:10 pm

Capítulo 12: ***SEGUIR EL EJEMPLO*** (Iván)




Me había anticipado a su reacción. Sabía que era una posibilidad, por lo cual en cuanto lo noté venir me aparté de tal forma que su rodillazo “impactó” por así decirlo en mi ingle y no en mi sexo. Claro que igualmente me hizo daño, pero no el mismo que si hubiese acertado en la diana. Ni una milésima parte.
Me tiré al suelo y fingí que me moría de dolor. Al principio se quedó quieta, sin hacer nada.

-¡Me muerooooooo! ¡Me dueleeeeeeeeeee! ¡¡Ahhhhhhhhhhhhh!-me quejé.

Entonces se arrodilló a mi lado.

-Yo...Lo siento...Yo...Perdón... No quería...
-Me duele mucho...-lloriqueé.
-Va, va, a ver, estírate...
-No puedo..No...Ahhhh.....

Estaba echo un ovillo adrede. En cuanto su mano se posó en mi estómago, la agarré y con rapidez la bajé hasta mi sexo.

-Mejor ahí.-sonreí dejando de fingir.

Abrió mucho los ojos e intentó soltarse pero no la dejé. Mantuve su mano en donde quería y ella se quedó congelada. Aunque la dejó abierta, sin llegar casi a tocar lo que yo pretendía. Sabía que ese era el momento para dejar el papelito de niño herido y pasar al de chico dominante.

-¿A caso no lo has hecho nunca? Vamos, ¿no sabes que hay que hacer?-inquirí.

De pronto con sus dedos rodeó mi pene y yo sentí un enorme placer en todo el cuerpo. Pero las cosas no iban a salir como yo esperaba... O al menos no tan fácilmente. El placer comenzó a cesar a medida que sus dedos apretaban mas y mas fuerte. La miré y ella tenía los ojos cerrados al mismo tiempo que hacía fuerza.

-Esto...Me..me haces daño...-murmuré confuso.

Mi mente comenzó a pensar a toda prisa. No podía dejar que se saliese con la suya. Si me marchaba de aquella casa sin conseguir mi propósito lo tenía jodido. Me había metido en un buen lío. Ella podría contarlo o hacer que me expulsaran... En cambio...Si conseguía que se acostase conmigo la tendría yo a ella dominada. Si fuera otra persona, tanto hiciera una cosa como otra saldría yo perdiendo, pero en este caso, ella era incapaz de mentir, así que no le quedaría mas remedio que callarse.

Tenía que actuar. Y lo hice. La besé de nuevo y como reacción dejó de estrangular mi sexo e intentó apartarse, pero esta vez no lo iba a conseguir.
La empujé hacia detrás y cayó de espaldas al suelo. Me puse sobre ella con una pierna a cada lado de su cadera y de este modo no la dejé moverse apenas.
Los pasos eran claros, no podía quedarme en simples besos ya que volvería a negarse y no pretendía violarla. Mi mano fue directa a entre sus piernas y se metió entre su ropa hasta traspasar su ropa interior. De golpe se envaró al sentir el contacto de mis dedos con su sexo y yo continué. No tardó en jadear y yo sonreí.

-Pa...para...-pidió.
-No.-negué- Te va a gustar. A los dos nos va a gustar.

Le lamí el cuello sin perder el compás de mis dedos mientras ella se retorcía entre mi cuerpo gimiendo. Me hacía gracia y me encantaba ver a las mujeres tan indefensas cuando les tocaba su punto débil.

-Esto lo hago por ti...Tienes que aprender a defenderte... En clase ni dios te hace caso...O cambias o te echarán... Te veía muy mojigata y tonta para ser profe, aprende y marca terreno.-comenté.

Pero paré en seco cuando vi que se había puesto a llorar. Me quedé pasmado sin saber como reaccionar.

-¿Qué....?-inquirí.

No obtuve respuesta, así que me dispuse a levantarme. No quería que aquello terminase así. No. ¿Qué cojones estaba haciendo? Me di asco a mi mismo. Aunque solo los cinco primeros segundos, ya que me agarró con tal fuerza que me tumbó sobre ella al instante y me comenzó a besar mientras sus piernas se ceñían a mi cintura. ¿Qué había cambiado? No lo sabía ni me importaba. Continué hasta el final. Y que final... Nunca había echo el amor con nadie así. O sea, repito que mis anteriores únicas tres veces habían sido con chicas/niñas/compañeras, no con mujeres propiamente dichas.
Cuando terminamos se sentó y se tapó la cara con ambas manos.

-¿Qué pasa-le pregunté.
-Está mal esto que he hecho... eres un crío...
-No lo soy. Creo que te lo he demostrado.-me jacté.
-Si lo eres... No se que me ha pasado...
-Pues que te he follado.
-¡Iván!-su cara era severa.

Se levantó y se fue a su habitación. Salió al minuto con una bata puesta.

-Perdóname...-musitó.
-¿Qué te perdone?
-Si. Esto no debería haber pasado.
-No, te equivocas. Esto ha pasado por que tenía que pasar. –opiné.
-No. Tienes catorce años...Por el amor de dios... Esto...Esto...-estaba a punto de llorar.

Vi que precisamente no la había ayudado. Ahora estaba mas insegura que nunca. Me vestí y ella me acompañó a la puerta.

-Mira...Se que debería disculparme-dije- pero no pienso hacerlo.

Me miró triste y llena de remordimientos.

-No te voy a dejar tranquila.
-Por favor Iván. Déjalo. Yo soy tu profesora. Mejor hagamos que esto nunca a pasado.
-Pero es que si ha pasado. Y me ha encantado. No pienso desperdiciarlo.
-¡Iván! ¡Vale ya!
-No. Mira, ya ha pasado. ¿No? Pues ya. Ahora aunque lo repitamos ya no importa. Lo que estaba mal era que lo hiciésemos, pero ya lo hemos hecho. -me estaba liando hasta yo solo.
-¿Qué dices?
-Que...Que me ha gustado hacerlo contigo. Y que quiero que lo repitamos. Y se que a ti también. Tú has querido.

Suspiró.

-Si ha pasado esto... Mira, rompí con mi novio hace dos meses... No lo he podido superar...Y...Ha pasado esto por que...Bueno, por que me has pillado con la guardia baja... No volverá a pasar...y... Por favor, no se lo cuentes a nadie... Me pueden denunciar y meterme a la cárcel por esto...
-Me es igual por que te has dejado. Lo que mi importa es que lo has hecho. Y quiero que repitamos.
-No. Entiéndelo ya. No va a volver a pasar. Búscate a una de tu edad...
-Es aburrido con las de mi edad. Ya lo he probado.

Frunció el ceño.

-¿Se puede saber a que te dedicas? ¡Eres muy pequeño!
-Pero la tengo grande ehh.-bromeé.

Se llevó una mano a la sien y cerró los ojos.

-Vete por favor...
-Vale. Pero ten por seguro que mañana, y pasado, y así todos los días voy a estar buscándote... Acabo de descubrir que me gusta el sexo con adultos. Y como me va a ser imposible encontrar a nadie mas con quien hacerlo, tú has sido la elegida. Deberías sentirte afortunada.

Quiso hablar pero antes que o hiciese le di un pico y dije:

-Hasta mañana, nena.

Me marché de allí sonriendo. Estaba claro que seguir el ejemplo y la forma de hablar de mi padrino Marc era genial. Él siempre había sido mi modelo a seguir, dejando de lado su homosexualidad claro está. Quería ser como él, y aquel fue mi primer paso. Ser Marc quería decir conseguir lo que quisiese. Coger sin pedir permiso lo que me apeteciese, arriesgándome y por tanto transformándolo en un juego con mucho morbo.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Nuevas Tentaciones   

Volver arriba Ir abajo
 
Nuevas Tentaciones
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 11.Ir a la página : 1, 2, 3 ... 9, 10, 11  Siguiente
 Temas similares
-
» NUEVAS PREGUNTAS INEGI 2010.
» Buenas nuevas! La revista a punto de caramelo.
» 29-ABRIL-5 Nuevas Revelaciones sobre "Breaking Dawn"
» 11-ABRIL.-NUEVAS Fotos de Robert, Kristen y el cast en la fiesta del sábado!
» 25-ABRIL-NUEVAS Fotos de Robert y Kristen filmando 'Breaking Dawn' en el Caribe (22/04/2011) + Video * REEDITATO*

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Cinema Bizarre Venezuela  :: Fan Fics fuera de tematica-
Cambiar a: